/ lunes 10 de febrero de 2020

Trafican medicamentos en los tianguis de Puebla   

La comercialización de fármacos en Loma Bella y San Isidro se ha vuelto una práctica común que incumple con el artículo 226 de la Ley General de Salud

La venta ilegal de medicamentos no solo representa una violación a la Ley General de Salud, también, pone en riesgo la vida de quienes los consumen ante la incertidumbre de su procedencia, pese a ello, en los tianguis ubicados en Loma Bella y San Isidro, esta práctica se ha vuelto común.

En estos lugares se pueden encontrar puestos ambulantes que ofertan fármacos para tratar resfriados comunes hasta enfermedades crónicas como asma, Parkinson y esquizofrenia, medicamentos que, pese a ser de estricto control, ahí se expiden sin receta y sin regulación alguna.

De acuerdo al artículo 226 de la Ley General de Salud, refiere de manera textual que “no podrán venderse medicamentos u otros insumos para la salud en puestos semifijos, módulos móviles o ambulantes”, no obstante, en Puebla hay quienes no respetan la norma.

SIN LICENCIAS SANITARIAS

En un puesto de aproximadamente metro y medio de largo, situado en el tianguis de la colonia Loma Bella, se ofertan más de quinientas variedades de medicamentos, la mayoría de ellos, de distribución exclusiva de la Secretaría de Salud.

Al preguntar por un fármaco llamado Imipramina, el vendedor no duda en buscarla entre el centenar que tiene exhibidas en el suelo. La encuentra y asegura tener más en existencia. El medicamento es utilizado para tratar la depresión; su distribución debe ser bajo control médico, pero ahí se puede adquirir por no más de 50 pesos.

Cajas de Pramipexol, para la enfermedad de Parkinson; Prednisona, para el asma y afecciones pulmonares; Tamsulosina, para problemas prostáticos; y Olanzapina, para el tratamiento de esquizofrenia y episodios depresivos asociados con el trastorno bipolar, son algunas claves que también se pueden adquirir como cualquier otro producto que se oferta en la zona.

El señor que atiende el puesto no requiere promocionar a gritos el producto. Sentado en una pequeña silla, espera a que los clientes se acerquen por su propio pie para que tomen lo que necesitan y si no lo encuentra a primera vista, el vendedor les auxilia buscando en otras cajas donde tiene a resguardo el resto de la “mercancía”.

En caso de no tenerla, le pide a la persona apuntar el nombre del medicamento en un papel y regresar en la siguiente semana, pues asegura que en breve le llegará más.

La Ley General de Salud refuerza en el artículo 227 el tema de la distribución de medicamentos en el que, se especifica, que esta actividad solo se podrá realizar en establecimientos que cuenten con licencia sanitaria que los acredite como droguerías, farmacias o boticas autorizadas, sin embargo, al caminar por el tianguis de San Isidro también se puede encontrar otro puesto ambulante donde las personas tienen acceso fácil a una gran variedad fármacos con rangos de caducidad variables que pueden ir desde los dos meses hasta un año.

PENAS POR 9 AÑOS DE PRISIÓN Y 50 MIL DÍAS DE SALARIO MÍNIMO

Soluciones inyectables, tabletas, píldoras, gotas y jarabes, forman parte de las presentaciones que ofrecen en estos puestos y, aunque algunos traen inscrita la leyenda de “muestra médica no negociable” también los ofertan entre cinco, diez y quince pesos.

A pesar de que en 2013 surgió la iniciativa de hacer una modificación a la Ley General de Salud para sancionar penalmente a quienes se dediquen a estas prácticas, fue hasta 2015 que el pleno de la Cámara de Diputados aprobó la reforma al artículo 464 en el que establecieron penas de uno a nueve años de prisión y multa equivalente de 20 mil a 50 mil días de salario mínimo a quien “venda, ofrezca en venta o comercie muestras médicas”. Dicho dictamen sigue vigente en todo el país.

RIESGOS A LA SALUD Y EL AMBIENTE

Luis Daniel Ortigosa, jefe del departamento de insumos para la salud y servicios de atención medica de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios (DPRIS), indicó en entrevista con El Sol de Puebla que como primer aspecto es importante tener en cuenta que un medicamento caduco se convierte en automático en un residuo peligroso al adquirir características de toxicidad, por lo que ingerirlo, representa un gran riesgo para la salud.

Por tal motivo, Saúl Edgar Reyes Viñas, responsable estatal de farmacovigilancia, agregó que es importante que la ciudadanía no deseche los sobrantes ni los envases a la basura o drenaje, toda vez que esta práctica también representa un riesgo para el ambiente.

A decir de Reyes Viñas, las farmacias cuentan con contenedores bajo el rótulo de SINGREN (Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envases y Medicamentos) en los que se deben depositar los residuos de medicamento con el objetivo de evitar un fin inadecuado.

Al preguntarles cual es el porcentaje de medicamentos que se venden de manera ilegal en el estado, indicaron que dichos datos que no son de su competencia toda vez que eso corresponde a otra instancia.

“No tenemos esos datos y, en el supuesto que los hubiera, esa es competencia del área judicial, a nosotros nos compete la vigilancia de los establecimientos que se encuentran dentro de los padrones”, señaló Daniel Ortigosa.

A la par dijeron desconocer la existencia de personas que se dedican a estas prácticas de venta ilegal de medicamentos y de usuarios que los compran en lugares no autorizados, sin embargo, indicaron que en las páginas oficiales de la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) y DPRIS existe un apartado de denuncia donde se pueden dejar los datos del establecimiento o lugar que incurra en alguna mala práctica

“En la página de Cofepris y Depris hay un apartado de denuncia, ahí el usuario puede ingresar, dejar los datos… y se tomen cartas en el asunto sobre el establecimiento o el lugar que estén mencionado y se estén realizando esas prácticas indebidas”, mencionó.

Mientras las denuncias llegan a las dependencias correspondientes, cada ocho días los dueños de los puestos ambulantes seguirán ofertando a la vista de todos los medicamentos de dudosa procedencia.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol de Puebla

Regístrate al Whatsapp Noticias


La venta ilegal de medicamentos no solo representa una violación a la Ley General de Salud, también, pone en riesgo la vida de quienes los consumen ante la incertidumbre de su procedencia, pese a ello, en los tianguis ubicados en Loma Bella y San Isidro, esta práctica se ha vuelto común.

En estos lugares se pueden encontrar puestos ambulantes que ofertan fármacos para tratar resfriados comunes hasta enfermedades crónicas como asma, Parkinson y esquizofrenia, medicamentos que, pese a ser de estricto control, ahí se expiden sin receta y sin regulación alguna.

De acuerdo al artículo 226 de la Ley General de Salud, refiere de manera textual que “no podrán venderse medicamentos u otros insumos para la salud en puestos semifijos, módulos móviles o ambulantes”, no obstante, en Puebla hay quienes no respetan la norma.

SIN LICENCIAS SANITARIAS

En un puesto de aproximadamente metro y medio de largo, situado en el tianguis de la colonia Loma Bella, se ofertan más de quinientas variedades de medicamentos, la mayoría de ellos, de distribución exclusiva de la Secretaría de Salud.

Al preguntar por un fármaco llamado Imipramina, el vendedor no duda en buscarla entre el centenar que tiene exhibidas en el suelo. La encuentra y asegura tener más en existencia. El medicamento es utilizado para tratar la depresión; su distribución debe ser bajo control médico, pero ahí se puede adquirir por no más de 50 pesos.

Cajas de Pramipexol, para la enfermedad de Parkinson; Prednisona, para el asma y afecciones pulmonares; Tamsulosina, para problemas prostáticos; y Olanzapina, para el tratamiento de esquizofrenia y episodios depresivos asociados con el trastorno bipolar, son algunas claves que también se pueden adquirir como cualquier otro producto que se oferta en la zona.

El señor que atiende el puesto no requiere promocionar a gritos el producto. Sentado en una pequeña silla, espera a que los clientes se acerquen por su propio pie para que tomen lo que necesitan y si no lo encuentra a primera vista, el vendedor les auxilia buscando en otras cajas donde tiene a resguardo el resto de la “mercancía”.

En caso de no tenerla, le pide a la persona apuntar el nombre del medicamento en un papel y regresar en la siguiente semana, pues asegura que en breve le llegará más.

La Ley General de Salud refuerza en el artículo 227 el tema de la distribución de medicamentos en el que, se especifica, que esta actividad solo se podrá realizar en establecimientos que cuenten con licencia sanitaria que los acredite como droguerías, farmacias o boticas autorizadas, sin embargo, al caminar por el tianguis de San Isidro también se puede encontrar otro puesto ambulante donde las personas tienen acceso fácil a una gran variedad fármacos con rangos de caducidad variables que pueden ir desde los dos meses hasta un año.

PENAS POR 9 AÑOS DE PRISIÓN Y 50 MIL DÍAS DE SALARIO MÍNIMO

Soluciones inyectables, tabletas, píldoras, gotas y jarabes, forman parte de las presentaciones que ofrecen en estos puestos y, aunque algunos traen inscrita la leyenda de “muestra médica no negociable” también los ofertan entre cinco, diez y quince pesos.

A pesar de que en 2013 surgió la iniciativa de hacer una modificación a la Ley General de Salud para sancionar penalmente a quienes se dediquen a estas prácticas, fue hasta 2015 que el pleno de la Cámara de Diputados aprobó la reforma al artículo 464 en el que establecieron penas de uno a nueve años de prisión y multa equivalente de 20 mil a 50 mil días de salario mínimo a quien “venda, ofrezca en venta o comercie muestras médicas”. Dicho dictamen sigue vigente en todo el país.

RIESGOS A LA SALUD Y EL AMBIENTE

Luis Daniel Ortigosa, jefe del departamento de insumos para la salud y servicios de atención medica de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios (DPRIS), indicó en entrevista con El Sol de Puebla que como primer aspecto es importante tener en cuenta que un medicamento caduco se convierte en automático en un residuo peligroso al adquirir características de toxicidad, por lo que ingerirlo, representa un gran riesgo para la salud.

Por tal motivo, Saúl Edgar Reyes Viñas, responsable estatal de farmacovigilancia, agregó que es importante que la ciudadanía no deseche los sobrantes ni los envases a la basura o drenaje, toda vez que esta práctica también representa un riesgo para el ambiente.

A decir de Reyes Viñas, las farmacias cuentan con contenedores bajo el rótulo de SINGREN (Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envases y Medicamentos) en los que se deben depositar los residuos de medicamento con el objetivo de evitar un fin inadecuado.

Al preguntarles cual es el porcentaje de medicamentos que se venden de manera ilegal en el estado, indicaron que dichos datos que no son de su competencia toda vez que eso corresponde a otra instancia.

“No tenemos esos datos y, en el supuesto que los hubiera, esa es competencia del área judicial, a nosotros nos compete la vigilancia de los establecimientos que se encuentran dentro de los padrones”, señaló Daniel Ortigosa.

A la par dijeron desconocer la existencia de personas que se dedican a estas prácticas de venta ilegal de medicamentos y de usuarios que los compran en lugares no autorizados, sin embargo, indicaron que en las páginas oficiales de la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) y DPRIS existe un apartado de denuncia donde se pueden dejar los datos del establecimiento o lugar que incurra en alguna mala práctica

“En la página de Cofepris y Depris hay un apartado de denuncia, ahí el usuario puede ingresar, dejar los datos… y se tomen cartas en el asunto sobre el establecimiento o el lugar que estén mencionado y se estén realizando esas prácticas indebidas”, mencionó.

Mientras las denuncias llegan a las dependencias correspondientes, cada ocho días los dueños de los puestos ambulantes seguirán ofertando a la vista de todos los medicamentos de dudosa procedencia.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol de Puebla

Regístrate al Whatsapp Noticias


Local

Encarecen en el sector privado la hospitalización por Covid-19

Cobran nosocomios particulares hasta 200 mil pesos al día

Policiaca

Acusan oficialmente a Eukid Castañón de amenazas contra regidora de Atlixco

La juez de la causa le impuso medida cautelar de prisión preventiva necesaria

Local

[Fotos] Llegan a México cenizas de migrantes poblanos fallecidos en EU por coronavirus

Arzobispo de Nueva York bendice los restos en emotiva ceremonia religiosa en la  Catedral de San Patricio

Futbol

El VAR también tendrá nueva normalidad en la Liga MX

También los árbitros tendrán que adaptarse a las nuevas medidas sanitarias en el balompié mexicano

Local

Apoyan a trabajadores del Corredor de la 14 Oriente en Cholula

Una despensa es lo que reciben a través del programa “Valores a tu Mesa”

Estado

Bala perdida mata a niño de 9 años cuando viajaba con sus papás

Un enfrentamiento entre grupos armados en la sección Quinta de la localidad de Santo Nombre provocó este deceso

Salud

Veneno de caracol marino podría combatir alzheimer y parkinson

Investigadores de la UNAM planean diseñar farmacos para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas y el dolor crónico

Local

Apelan regidores del G5 por reapertura total en vialidades del Centro

También exigieron a la alcaldesa que les presente su plan de reactivación económica

Mundo

Trump critica muro con México construido por sus simpatizantes

El presidente aseguró que el objetivo del grupo era perjudicar su imagen, ya que la barrera está a punto de derrumbarse