/ lunes 20 de septiembre de 2021

Una pieza de Mozart le hace bien a los epilépticos

Escuchar al menos 30 segundos de la Sonata para dos pianos re mayor puede ser bueno para las personas con epilepsia resistente a la medicación

La música de Mozart, en concreto escuchar al menos 30 segundos de la sonata para dos pianos re mayor (K448), puede ser buena para las personas con epilepsia resistente a la medicación, según un estudio que publicó Scientific Reports.

Escuchar esa sonata "puede estar asociado" a picos menos frecuentes de actividad eléctrica asociada a la epilepsia, algo que ya habían indicado estudio previos, pero un equipo de la Escuela de Medicina Geisel (Estados Unidos) ha determinado el tiempo mínimo que hay que hacerlo y avanza una hipótesis sobre los motivos.

Los resultados de la investigación también sugieren que las respuestas emocionales positivas al K448 pueden contribuir a sus efectos terapéuticos.

El equipo plantea la hipótesis de que escuchar esa sonata durante tan solo 30 segundos puede activar redes cerebrales asociadas a respuestas emocionales positivas a la música y reguladas por el córtex frontal.

La activación de estas redes puede contribuir -sugieren- a la reducción de los picos de actividad eléctrica asociados a la epilepsia entre los que tienen epilepsia resistente a la medicación.

Su obra abarca todos los géneros musicales de su época / Foto: Archivo

Los investigadores usaron un electroencefalograma para medir la actividad eléctrica en los cerebros de 16 adultos con epilepsia resistente a la medicación mientras escuchaban una serie de cortes musicales de 15 o 90 segundos, incluido el K448.

Escuchar entre 30 y 90 segundos la música de Mozart, pero no los otros cortes musicales, se asociaba con una reducción media del 66,5 % en el número de picos de actividad eléctrica asociados a la epilepsia en todo el cerebro.

El estudio indica que esas reducciones eran mayores en las cortezas frontales izquierda y derecha del cerebro, que son zonas implicadas en la regulación de las respuestas emocionales.

Los investigadores también observaron que cuando los participantes escuchaban el final de secciones largas y repetitivas dentro de la sonata K448, un tipo de actividad eléctrica conocida como theta aumentaba en sus cortezas frontales.

Investigaciones anteriores han sugerido que la actividad theta puede estar asociada con respuestas emocionales positivas a la música.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

La música de Mozart, en concreto escuchar al menos 30 segundos de la sonata para dos pianos re mayor (K448), puede ser buena para las personas con epilepsia resistente a la medicación, según un estudio que publicó Scientific Reports.

Escuchar esa sonata "puede estar asociado" a picos menos frecuentes de actividad eléctrica asociada a la epilepsia, algo que ya habían indicado estudio previos, pero un equipo de la Escuela de Medicina Geisel (Estados Unidos) ha determinado el tiempo mínimo que hay que hacerlo y avanza una hipótesis sobre los motivos.

Los resultados de la investigación también sugieren que las respuestas emocionales positivas al K448 pueden contribuir a sus efectos terapéuticos.

El equipo plantea la hipótesis de que escuchar esa sonata durante tan solo 30 segundos puede activar redes cerebrales asociadas a respuestas emocionales positivas a la música y reguladas por el córtex frontal.

La activación de estas redes puede contribuir -sugieren- a la reducción de los picos de actividad eléctrica asociados a la epilepsia entre los que tienen epilepsia resistente a la medicación.

Su obra abarca todos los géneros musicales de su época / Foto: Archivo

Los investigadores usaron un electroencefalograma para medir la actividad eléctrica en los cerebros de 16 adultos con epilepsia resistente a la medicación mientras escuchaban una serie de cortes musicales de 15 o 90 segundos, incluido el K448.

Escuchar entre 30 y 90 segundos la música de Mozart, pero no los otros cortes musicales, se asociaba con una reducción media del 66,5 % en el número de picos de actividad eléctrica asociados a la epilepsia en todo el cerebro.

El estudio indica que esas reducciones eran mayores en las cortezas frontales izquierda y derecha del cerebro, que son zonas implicadas en la regulación de las respuestas emocionales.

Los investigadores también observaron que cuando los participantes escuchaban el final de secciones largas y repetitivas dentro de la sonata K448, un tipo de actividad eléctrica conocida como theta aumentaba en sus cortezas frontales.

Investigaciones anteriores han sugerido que la actividad theta puede estar asociada con respuestas emocionales positivas a la música.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Cultura

Tortas compuestas: una exquisita tradición en Puebla | Los tiempos idos

Conoce los lugares con más de un siglo de tradición que, hasta la fecha, utilizan en sus preparaciones recetas heredadas

Local

Existen elementos legales para la desprivatización del agua, asegura la ASA 

La Asamblea Social del Agua afirma que el Congreso del Estado tiene en sus manos la decisión de revertir el contrato

Gossip

“Algo debe de tener una canción si trasciende 40 años”: vocalista de Matute

Tras aplazar su gira por el cierre de actividades, Matute alista su concierto del 4 de noviembre en la Arena Ciudad de México

Gossip

Angelique Boyer descansará de la TV tras “Vencer el pasado”

Angelique Boyer interpreta a Renata, una profesionista que enfrenta la dificultad de recibir un trasplante

Gossip

Los Aguilar se reencuentran con su público

Su Jaripeo sin fronteras volvió a presentarse en la Arena Ciudad de México a dos años de su última fecha

Gossip

Ellos son los creadores del misterio en el show “¿Quién es la máscara?”

Cuatro vestuaristas trabajan con los productores en la creación de los personajes de ¿Quién es la máscara?, cuyo diseño implica imaginación y horas de trabajo

Gossip

Restos de Diana Negrete descansan junto a los de su padre, Jorge Negrete

La única hija natural de Jorge Negrete murió este viernes a los 79 años de edad