imagotipo

Acusan afectaciones por construcción de viviendas para damnificados por “Earl”

  • Heriberto Hernández
  • en Estado

HUAUCHINANGO, Pue.- Un grupo de vecinos de la junta auxiliar de Cuautitla se apostaron en el acceso principal al área donde se están construyendo más de 300 casas en las que se reubicarán igual número de familias damnificadas por los efectos de la tormenta tropical Earl, debido a que tienen incertidumbre por la posible merma en algunos servicios básicos ante el aumento de la población.

En el pliego petitorio que elaboraron los inconformes, incluyeron la reparación de su acceso, dado que con el tránsito constante de la maquinaria pesada éste se ha deteriorado.

El módulo de vivienda que se está construyendo en las inmediaciones de la junta auxiliar, se denominará, “Plácido Domingo”, pero esta mañana, cerca de las 7:00 horas, mujeres y hombres de Cuautlita se plantaron en las calles aledañas a la nueva colonia, con el fin de impedir que la constructora de las casas continuara con los trabajos, hasta que llegaran las autoridades municipales.

Las quejas de los inconformes se deben a que, según ellos, nadie les ha explicado cómo se darán a las familias que llegarán a habitar el módulo los servicios de agua, energía eléctrica y drenaje , por lo que temen sufrir de falta de agua, variaciones de voltaje en el servicio de energía eléctrica.

Una de las personas inconformes es, Isabel Días Lima, quien dio a conocer que las autoridades municipales admitieron que el abasto de agua tanto a la comunidad como a las nuevas viviendas debe ser atendido de inmediato, a través de la construcción de un tanque de captación más grande, para evitar la escasez.

Leer más: Con Calvin, descartan afectaciones iguales a las de Earl en Sierra Norte de Puebla 

Los paristas sugirieron la construcción de un tanque alterno que sirva a los nuevos colonos para que no les cause escases en el servicio a los actuales vecinos de Cuautlita.

Al mismo tiempo tocaron el tema del servicio de energía eléctrica, de la que dijeron, que hasta el momento no se han instalado nuevos transformadores para el módulo “Plácido Domingo”, y tampoco se han pavimentado las calles.

En el lugar demandaron la presencia del edil Gabriel Alvarado Lorenzo “y el mini gobernador”, al tiempo que añadieron, “no estamos en contra de quienes van a venir a vivir en este lugar, pero queremos que no nos dejen problemas con ellos”, recalcaron.

“SERVICIOS SERÁN ALTERNOS”: ALCALDE

Al lugar de los hechos arribaron algunos funcionarios municipales, como el secretario general del ayuntamiento, Eduardo Gutiérrez Alpizar, el secretario de gobernación municipal, Armando Aranda y el coordinador de Gabinete, José Ramón Herrera Zacatenco, entre otros, con el fin de entablar un dialogo con los inconformes.

Sobre el tema, el presidente municipal Gabriel Alvarado Lorenzo dijo a este medio de comunicación que los temas que se incluyeron en el pliego se están atendiendo desde hace algunas semanas atrás.

Señaló que entiende la preocupación de los inconformes, sin embrago añadió, que en el renglón de los servicios se dotarán al módulo de vivienda de manera “alterna”, es decir que no se afectarían los que ya están abasteciendo a la población de Cuauatlita.

Adelantó que se construiría un tanque de captación de agua, más grande, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se encargaría de la instalación de una red nueva de energía eléctrica para no afectar la que ya se encuentra y así se evitarían problemas de variación de voltaje.

También te puede interesar: Piden revalorar daños en escuela afectada por “Earl” en Huauchinango 

Indicó que en el asunto del sistema de drenaje, de igual manera se estará construyendo una red distinta, alterna a la que ya da el servicio a los pobladores actuales de Cuautlita.

Ante la demanda de “construcción de acceso alternos, eso no está contemplado en el presupuesto, el dinero para la vivienda viene bien etiquetado”, no se puede emplear en temas que no están considerados, expresó.

En cambio indicó que se estudiarán otras posibilidades de mejorar la calidad de vida de los lugareños de Cuautlita y anticipó que si se estuvieran haciendo trabajos por parte de la constructora que afectaran de manera negativa a la comunidad, se estaría interviniendo para que los vecinos no quedaran en un estado de indefensión.