imagotipo

Aplaude Diódoro Carrasco alza en precio del huachicol

  • Redacción
  • en Estado

PUEBLA, Pue.- El incremento en el costo de la gasolina robada en la Central de Abasto de Huixcolotla es una muestra de que la estrategia que se está aplicando en Puebla para combatir este delito, está funcionando, sostuvo el titular de la Secretaría de General de Gobierno (SGG), Diódoro Carrasco Altamirano.

Consideró que el hidrocarburo que se sigue comercializando en este mercado, tal y como lo documentó El Sol de Puebla en su edición de ayer, es el que los chupaductos tenían almacenado, pues manifestó que se tiene desplegado un operativo en todo el municipio con el que se busca impedir que se hagan nuevas perforaciones a los ductos de Pemex.

Comentó a esta casa editorial que cada vez es más costoso y riesgoso para los delincuentes obtener este producto y “ordeñar” las grandes cantidades como lo hacían en el pasado, debido a los operativos y vigilancia permanente que existe en el Triángulo Rojo, de ahí que incrementaron los costos en esta central de 7.50 a 11 pesos por litro de gasolina robada.

“Significa que cada vez les resulte más costoso a los robaductos robar gasolina porque el riesgo ante la seguridad, la vigilancia, los operativos, las auditorías, pues es mucho mayor, entonces aumentan el precio”, puntualizó.

Leer más: [VIDEO] Con dron captan convoy huachicolero; hacen fila para cargar combustible

Refirió que la estrategia que está aplicando la Federación, el Ejército Mexicano y el gobierno estatal está dividida en ejes u objetivos: que disminuya la oferta de combustible robado y que también baje la demanda del mismo.

Según el encargado de la gobernabilidad en el estado, el peligro o riesgo también aumenta para los consumidores del huachicol, ya sean particulares, transportistas, gasolineras e incluso empresas.

“Como es tan alto el riesgo pues le aumentan el precio o como pueden robar menos y sacar menos pues le aumentan”, recalcó.

En su edición del 16 de mayo, este medio de comunicación dio a conocer que a pesar de los operativos del ejército y el gobierno estatal para contener a los huachicoleros, la comercialización de gasolina robada continúa en la Central de Abasto de Huixcolotla, pero con una variante: el litro se vende a 11 pesos, es decir, 46.6 por ciento más caro de lo establecido a inicio de año.

Carrasco Altamirano argumentó que el incremento en las tomas clandestinas en Puebla se debe a que ahora este delito sí se denuncia, porque ahora se está trabajando de manera coordinada con la Federación  y porque ahora Pemex está proporcionando información que antes no se conocía.