imagotipo

Atlixquense fue obligado a firmar documento por la policía de Nicaragua

  • Miguel Ángel Domínguez
  • en Estado

Atlixco, Pue.- En una larga carta pública, cuya copia está en poder de este diario, el ambientalista atlixquense Salvador Tenorio Pérez aseguró que fue obligado por la policía de Nicaragua –país donde fue detenido por varias horas junto con tres de sus compañeros– a firmar un documento que eximía a esa corporación de la pérdida de sus bienes.

Dirigido “al pueblo nicaragüense, a la comunidad internacional, a las organizaciones y aliados con los que hemos trabajado en Mesoamérica”, el texto subraya que “gran parte de nuestras pertenencias y herramientas del Laboratorio Ambulante (como denominamos a nuestro autobús) no están”.

Tenorio expresó que “el Laboratorio Ambulante nos fue entregado a mí y a Eugenio Pacelli Chávez en el puente de Guasaule alrededor de las 22:00 horas del pasado lunes 27 de junio y estaba custodiado por al menos 10 elementos armados con AK47 de la Policía Nacional de Nicaragua”.

A un servidor, explicó en el comunicado, “me hicieron firmar un inventario incompleto realizado por la Policía Nacional sin otorgar una copia. El Laboratorio Ambulante fue entregado: sin freno de mano, las balatas de freno quemadas, sin gasolina, con dos choques (uno en cada defensa), el volante desarticulado y el protector del volante roto y el triplay parte de la parrilla superior dañado y las ecotecnologías que nos fueron entregadas se encuentran rotas como se muestra en las fotografías, y sin los papeles oficiales”.

El ambientalista comentó que el Laboratorio Ambulante es un medio en el cual “trasladamos herramientas de herrería, carpintería, papelería, electrónico, ecotecnias para uso y exhibición, artículos personales y artículos de cocina y despensa. Todas son para poder compartir con las comunidades los talleres de ecotecnologías que hemos realizado en 17 comunidades desde México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica”.

Por este medio, agregó, hacen pública la reclamación “de nuestros artículos que hasta el momento damos cuenta de que nos hacen falta. Seguimos inventariando el autobús ya que todos nuestros artículos fueron revueltos, mojados y dañados por mal trato”.

Cabe resaltar, expuso la carta, que los chips y memorias de los celulares de Salvador Tenorio y Daniel Espinosa fueron confiscados por los agentes de la Dirección General de Migración y Extranjería Miguel de la Llana, Samuel Bonilla, Luis, Anabelle y el chofer (cuyo nombre no registramos). “Luego de mostrarnos nuestros celulares con las memorias y chips dentro al sacarnos de Managua, nos fueron entregados en el puente de Guasaule sin ellos. Dejándonos en la frontera incomunicados”.

Tienen conocimiento, afirmó, que parte de sus pertenencias se encuentran fuera de las instalaciones de la Policía Nacional de Nicaragua en la colonia La Fonseca, Nueva Guinea, Región Autónoma del Atlántico Sur. “Del resto de artículos y herramienta desconocemos su paradero”.

Finalmente, hicieron “un llamado a su solidaridad para hacer donaciones a la Caravana Mesoamericana para el Buen Vivir, ya que no sabemos el paradero del 70 por ciento de nuestras pertenencias personales: computadoras portátiles, bicicletas, ropa, artículos de primera necesidad, celulares, memorias, cámaras y otros artículos”.

atlixquense2