imagotipo

Barrio de Francia, en peligro latente por lluvias

  • Fausto Hernández
  • en Estado

Teziutlán, Pue.- Desde hace cinco años existe vulnerabilidad por un barranco al quedar un socavón en la parte baja de una banqueta y paralelamente porque se ha formado una zanja que con las precipitaciones pluviales ha crecido más, por ello urgió José Hernández Huerta, vecino del callejón Primero de Mayo del Barrio de Francia, la intervención de las autoridades municipales, encabezadas por el edil Edgar Antonio Vázquez Hernández.

Dicho ciudadano, en marzo pasado realizó una solicitud por escrito y en esta explicó el riesgo en el que se encuentran los habitantes por vivir en la parte baja de la zona, ya que al desembocar un colector pluvial de la calle Francisco Javier Mina el peligro es latente.

La estructura que representa riesgo se ubica pasando el parque El Fortín (frente al Centro de Verificación), y a pesar de que el tubo no llega hasta el arroyo de aguas negras, Protección Civil Municipal y el Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Teziutlán (Sosapatz) no le han tomado importancia al área que se siniestra en cada temporada de lluvias, pese a que un tramo de la banqueta hueca que carece de soporte y que está a la orilla de la barranca, tiene unos 100 metros de profundidad.

Y es que la zona desde los desastres de octubre de 1999 quedó vulnerable a pesar de que un deslave grande cortó la circulación al llevarse una parte de la carretera, sin embargo aunque fue construido un muro de contención con concreto hidráulico, parte de la barranca se ha ido erosionando por la caída del agua de lluvia que es captada por el colector pluvial, cuya tubería es de 50 pulgadas y los desechos son arrojados en el terreno accidentado.

Mayra López, vecina de la calle Francisco Mina, señaló que precisamente derivado de la obra ejecutada en 2011 por el Sosapatz, cuyo director en ese entonces era Hugo Marín Torres, la parte baja de la baqueta en unos dos metros lineales quedó vulnerable, y debido a que no se ha fracturado el fragmento de acera peatonal, ninguna autoridad ha hecho nada. “Están esperando a que suceda algo para que vengan y refuercen la banqueta”, indicó.

Por su parte Hernández Huerta recordó que antes existía un canal también conocido como Cuenta de Cantera, pero por la acumulación de basura y el pasto que la cubría se deslavó y el impacto fue fuerte, donde su padre fue sepultado en 1990; incluso un muro de contención que existía en la parte baja del terreno se destruyó y luego en 1999 otro alud destruyó casas de sus familiares y ahora su temor es que pueda presentarse otra eventualidad por la caída de tanta agua de lluvia.