imagotipo

Continúan dos hospitalizados tras tiroteo en campo deportivo

  • Silvia Campos
  • en Estado

ACATZINGO DE HIDALGO, Pue.- Luego del tiroteo que se registró la tarde del domingo 12 de junio del presente año en la unidad deportiva de este municipio que dejó como saldo cuatro muertos y 13 lesionados, dos de ellos aún se encuentran hospitalizados, informó el director de Seguridad Pública Municipal (SPM), Jesús Jiménez Juárez.

Explicó que de los 13 lesionados, 11 ya fueron dados de alta pero dos aún se encuentran recuperándose de las lesiones por impacto de arma de fuego que recibieron durante el ataque durante un partido de beisbol de la liga local.

Señaló que luego de los trágicos sucesos, la Fiscalía General del Estado (FGE) realiza diligencias en torno a los hechos ocurridos en el municipio de Acatzingo, asimismo, comunicó que las autoridades municipales han mantenido comunicación constante con las víctimas.

Finalmente, el director de Seguridad Pública, Jiménez Juárez, mencionó que la FGE es la instancia encargada de realizar las investigaciones pertinentes.

 

LOS HECHOS

El pasado domingo 12 de junio, poco antes de las 16:30 horas, al menos tres camionetas arribaron a la unidad deportiva de Acatzingo, donde se llevaba a cabo un partido de beisbol.

De dos vehículos descendieron varios sujetos armados con rifles AK-47 y abrieron fuego en repetidas ocasiones en contra de un equipo de beisbol y parte de los asistentes en las gradas.

Luego de la agresión, los sicarios se dieron a la fuga con rumbo a la Novena Sección de esta cabecera municipal, donde presumiblemente provocaron otra balacera que dejó al menos tres lesionados.

El ataque ocurrió mientras dos equipos estaban disputando una final de beisbol de la liga local, entre las comunidades de La Candelaria Portezuelos, del municipio de General Felipe Ángeles, y Santiago Acozac, perteneciente a Los Reyes de Juárez, ambos de Puebla.

En la zona quedaron cerca de 60 cartuchos de bala percutidos en el campo de juego; testigos señalaron que los espectadores echaron hacia abajo la malla ciclónica que delimitaba el campo, en un intento por escapar de los disparos.

Los lesionados fueron trasladados e ingresados a hospitales particulares de la cabecera municipal de Acatzingo; una de las víctimas mortales falleció en el campo deportivo y tres más al interior de los nosocomios.