imagotipo

Muere sepultado por alud de lodo en Ajalpan

  • Iván Rodríguez Fierro
  • en Estado

AJALPAN, Pue.- Un trabajador quedó sepultado por un alud de barro que le cayó encima cuando cargaba un camión de carga con ese producto, pese a que sus compañeros trataron de desenterrarlo se dieron cuenta que ya había fallecido, por lo que dieron parte a las autoridades que tras varias horas de trabajo lograron rescatar el cuerpo de este hombre de 46 años de edad.

Everardo Torres Trujillo, de 46 años de edad, originario de Ajalpan, encontró la muerte, cuando ayer por la mañana trabajaba como cualquier día en los bancos de barro, los cuales se encuentran en la colonia Santa Cecilia del barrio de Coculcó de esta ciudad, dedicándose desde hace varios años a la elaboración de teja.

Tras salir de casa desde antes de las 06:00 horas para evitar el fuerte calor del medio día, este hombre se dirigió a la zona en donde escarban para sacar este material y llenar camiones de volteo, el cual se encargan de repartirlo a quienes elaboran teja y otros artículos en esa misma zona, en donde de igual manera se elabora tabique.

Al ubicarse en una zona profunda a llenar un camión, él y su compañero empezaron a escarbar, sin percatarse que a escasos 4 metros arriba, la tierra se encontraba inestable, debido a las últimas lluvias, por lo que de un momento a otro una parte se vino abajo, logrando hacerse a un lado su compañero, mientras que él quedaba sepultado.

Leer más: Mueren tres esquiadores en avalancha en Alpes franceses

Personas que trabajaban cerca señalaron que escucharon un ruido y vieron como el polvo se levantó, por lo que de inmediato se imaginaron lo que había sucedido, por lo que trataron de rescatarlo con palas, pero al encontrar parte de su cuerpo y ver que ya estaba muerto, dieron parte a las autoridades municipales de lo ocurrido.

Después de varias horas, los habitantes de la zona se ofrecieron apoyar a los elementos de Bomberos, para poder escarbar en el lugar y poder extraer el cuerpo, sin dejar de ponerle atención a la parte alta que seguía por momentos desprendiéndose, logrando sacarlo después de varios minutos de trabajo, para ser identificado por su hijo y esposa que se encontraban en el lugar.

El cuerpo fue trasladado al anfiteatro de Tecamachalco, mientras que las autoridades locales, señalaron que se haría una revisión en esa zona, para ver cómo están trabajando, ya que se pretende no tener otra situación como esta, sabiendo que diariamente docenas de personas llegan a sacar barro sin ninguna medida de protección.