imagotipo

Policías de Tlahuapan son baleados por al menos 60 hombres armados

  • Ascención Benítez
  • en Estado

SAN MARTÍN TEXMELUCAN, Pue.- Una nueva balacera entre delincuentes de combustible y policías municipales se registró en los límites de las comunidades de Guadalupito Las Dalias y Santiago Coltzingo que dejó como saldo seis patrullas dañadas por impacto de bala y se presume que al menos seis “huachicoleros” resultaron lesionados, cifra que no ha sido confirmada oficialmente.

Fue por la tarde de ayer jueves, que la Policía Municipal de Tlahuapan logró detener a dos personas que se encontraban perforando un ducto de Petróleos Mexicanos que atraviesa por dicha zona y había varios vehículos que transportarían el combustible, sin embargo, inmediatamente fueron rodeados por 60 sujetos armados quienes dispararon en repetidas ocasiones contra los uniformados para impedir que se llevaran a sus compañeros.

Los oficiales que iban a bordo de seis patrullas, tras verse rebasados por los huachicoleros y al ver que les disparaban a matar, respondieron la agresión, generándose una balacera en donde fue necesario que los uniformados salieran huyendo del lugar rumbo a la comunidad de Santa Cruz Moxolahuac, donde solicitaron el apoyo de los pobladores.

Leer más: [VIDEO] Con dron captan convoy huachicolero; hacen fila para cargar combustible

Fue ahí donde los policías constataron que las seis patrullas sufrieron daños por impactos de bala en vidrios, cabina y costados de los vehículos, mientras que afortunadamente ninguno de los oficiales fue lesionado, por lo que tuvieron que dejar cuatro camionetas y solo trasladarse en dos unidades vehiculares a la presidencia municipal de Tlahuapan, para documentar lo ocurrido.

Cabe mencionar que aunque no hay cifras oficiales se comenta que tras el enfrentamiento en los límites de Las Dalias y Coltzingo hay seis personas lesionadas, hecho que ha generado alarma en los vecinos de dichas comunidades, quienes piden a las autoridades federales, estatales y municipales redoblar la vigilancia para evitar que se sigan exponiendo sus vidas con el robo de combustible.