imagotipo

“Truena” colector en Yaonáhuac a un mes de estrenarlo

  • Fausto Hernández
  • en Estado

YAONÁHUAC, Pue.- Apenas inaugurado el mes pasado, el colector pluvial que fue gestionado y construido por el actual Ayuntamiento que preside Fortino Salazar Morelos causó estragos, ya que donde desemboca se deslavó dejando de esta manera vulnerable tanto el barranco como un tramo de la carretera federal 129 Amozoc-Nautla.

Lo noche del lunes de la actual semana policías municipales y personal de la Comuna acudieron para constatar el agujero que se formó y que tiene unos ocho metros de profundidad por aproximadamente cuatro de ancho y que equivale a varios metros cúbicos que se excavaron por el agua de lluvia, cuyo alud se deslizó ya convertido en lodo.

Hasta el momento el área solo está acordonada con conos y dos señales de apartado de lugares, así como la cinta que indica peligro en el sitio siniestrado.

Desde las primeras lluvias registradas hace un par de semanas se percibió un desgajamiento leve de la barranca, pero no pasó a mayores, situación que tomó a la ligera el gobierno municipal a pesar de que el colector, que fue edificado con concreto hidráulico y que fue cerrado con un andador peatonal, ya que cruza por parte de la carretera nacional, no tiene salida hasta el río Los Berros, que es donde desembocarían los residuos de la lluvia.

Por este motivo el agua pluvial cae a presión a la barranca que es propiedad privada, de ahí que se produjo un deslave de dimensión considerable y que se ubica cerca de los linderos de este municipio con la comunidad de Ilita, perteneciente a Tlatlauquitepec.