/ jueves 21 de octubre de 2021

Aurea Capital Markets: El arte de perder dinero

Un grupo financiero que comparte conocimiento de cómo funcionan los mercados de inversión en acciones, commodities, criptomonedas y otras divisas

El que sabe de invertir en valores sabe que para hacerlo bien tiene que hacerlo como el casino: tienes que estar dispuesto a perder a veces, asegura el emprendedor e inversionista bursátil Eduardo Abarca.

Sólo así, midiendo el riesgo y asumiéndolo de forma inteligente, es que uno va a ganar en más ocasiones de las que pierda.

"Te puedo dar toda la teoría pero en realidad lo que te da el conocimiento valioso es la práctica. Personalmente cuando más he aprendido es cuando he perdido, porque este es un negocio en el que no siempre ganas. Aquí el trabajo es ganar más veces de las que pierdes", platica.

Algo sabrá él, que convirtió su pasatiempo en una profesión redituable y luego en una empresa propia que transacciona con capitales de millones de dólares diariamente: Aurea Capital Markets.

Esta empresa fundada por Eduardo y su socio Miguel Orea es un grupo financiero mexicano que tiene como finalidad impulsar las inversiones por medio de la inclusión a los mercados y la educación financiera; esto, a través de herramientas como el e-learning y el brokering.

Mediante una escuela online y presencial a la que han llamado SFX Trading, el equipo de Eduardo y Miguel enseña a todo aquel interesado en mercados de inversión en acciones, commodities, divisas, criptomonedas, futuros e índices.

Foto: Roberto Hernández

Mediante un curso de dos años que puede ser tomado a la distancia o en el corporativo de Aurea Capital Markets se busca que los alumnos adquieran conocimientos que les permitan realizar análisis fundamentales de los mercados bursátiles y las noticias y eventos que les impactan, gestionar el riesgo y el capital, así como desarrollar estrategias de inversión avanzadas.

La idea de fondo, explica, es democratizar el conocimiento en inversiones en mercados globales y que requiere de múltiples horas de ensayo y error, y que por lo general permanece en nichos cerrados de especialistas.

Así, se pretende que los alumnos se conviertan en brokers de inversión profesionales o inversionistas exitosos gracias a una educación especializada.

El concepto ha tenido especial eco entre jóvenes de entre 20 y 30 años que buscan la independencia económica sin tener que perseguir un sueldo como asalariado, así como la libertad de trabajar a sus tiempos y horarios.

"En general te diría que a la academia llegan todos aquellos que quieren hacer crecer su dinero. Con educación se puede invertir con conocimiento y no apelando a la suerte (...) al día de hoy en ninguna universidad con las carreras de economía, finanzas o negocios internacionales lo enseñan", explica Eduardo.

"Créeme que este negocio tiene mucha lógica. No tienes que ser un genio, tener una maestría o un doctorado en algo para entenderlo".

DE AMATEURS A PROS

Tanto Eduardo como su socio Miguel pretenden construir una opción educativa con la que ellos no contaban cuando iniciaron en el mundo bursátil hace casi diez años.

Eduardo recuerda que en 2014 estudiaba arquitectura en la UNAM cuando un amigo le convenció de invertir en un curso multinivel en el que se aseguraba la enseñanza en temas bursátiles a jóvenes como él.

"Me mandaron una lista de varios videos y me llamó mucho la atención. A los cinco días ya me los había acabado. Había una falta de información y empecé a buscar en YouTube y en Internet sobre el tema y descubrí que todo lo que nos estaban 'enseñando' en los videos estaba incorrecto", recuerda.

Fue entonces cuando reparó por primera vez que en México, más allá de las fronteras de la Internet, la información educativa en español en torno al mercado bursátil era limitada, cuando no errónea o desactualizada.

Su incursión en las inversiones fueron 5 mil pesos en el mercado del oro. Ese dinero se convirtió en 11 mil pesos de un día para el otro, para luego perderlo todo en sólo segundos.

"Fue suerte, en realidad estaba sólo apostando. Duré triste una semana, podía haber usado ese dinero para comprar comida o pagar la renta, tenía que regresar, doblar la inversión y recuperar lo que había perdido como cuando vas a un casino".

Fue así que junto a amistades, entre ellas Miguel Orea, Eduardo comenzó un grupo de Whatsapp al que llamaron Materias Primas, por la intensa correlación entre las noticias globales en el precio del crudo. Los muchachos posteaban noticias y gráficas de mercados y compartían con la comunidad sus análisis y consejos de inversión.

Foto: Roberto Hernández

El más veterano del grupo, en aquel entonces, no superaba los 25 años.

Con el tiempo y ante la demanda entre la pequeña comunidad inversionista amateur latinoamericana el grupo de Whatsapp se convirtió en uno de Telegram, luego en un foro de paga para aprender a invertir hasta llegar a la escuela en forma que es hoy.

"Nos fuimos haciendo de familia y los amigos de los amigos llegaban. Uno de los fundadores nos dijo, 'oigan, si todos estos cabrones que venden cursos le sacan cinco mil pesos a la gente y no les enseñan nada, por qué nosotros no vamos a cobrar si sí le vamos a enseñar'. Se vino el crecimiento exponencial y esto ya no era un hobby, pudimos ver el negocio en esto y empezamos estructurarlo en 2016".

Al día de hoy la academia contabiliza 14 mil alumnos en su historia, la mayoría de ellos de Colombia y Perú, así como de México, Argentina, Venezuela, Brasil y Europa.

"Nos encontramos que curiosamente teníamos más alumnos de otros países que de México. Simplemente querían ver lo que hacíamos y empezamos a crecer pero fuera del país por personas comunes y corrientes que querían conocer sobre el tema. Normalmente el alumno más común aquí en México son los que están trabajando en un banco y están aprendiendo esto".

Paralelo al crecimiento de la academia Eduardo y Miguel llevaban portafolios de inversión tanto de clientes como de estudiantes en plataformas de brokering radicadas en el exterior.

Producto de esta necesidad de sus clientes los socios fundaron Aurea Capital Markets, una promotora propia de inversión en México con la cual empezaron a captar recursos del público y a dispersarlos en portafolios de inversión.

"De ser educadores nos fuimos preparando para ser gestores de capital para terceros. En México no había brokers locales, todo (el dinero) se debía mandar a Estados Unidos o Europa", platica.

"Los brokers en Europa tardan en habilitar el dinero 72 horas en promedio. Cuando vas agarrando un volumen y un tamaño de empresa esto te empieza a entorpecer todo, esos tiempos son días y por ende dinero que le estamos dejando de pagar a los clientes, reduciendo sus ganancias".

Este nuevo broker se especializó en contratos por diferencias, mejor conocidos como CFDs, en los que los inversionistas depositan su dinero en activos que no son su propiedad, a diferencia de la compra de acciones empresariales. En este caso, los réditos provienen de la fluctuación que existe en el valor de compra-venta de dichos activos, que pueden ser pedazos de empresas, forex, commodities o índices.

Mientras que los CFDs son un vehículo muy conocido por inversionistas de todos los tamaños en Europa , Asía y EU, en México éste no está siendo abordado en gran medida. Para el emprendedor, esto se debe a un desconocimiento sobre cómo operar en él.

Según explica Eduardo, Wall Street mueve al día alrededor de tres billones de dólares por la compra-venta de papel empresarial, mientras que el mercado de CFDs puede ascender hasta los seis trillones de dólares por ser global y estar compuesto de diferentes tipos de activos, lo que da cuenta de su potencial.

Aurea Capital Markets es entonces uno de los pocos brokers en México en moverse dentro de este mercado, y el único en maridar esto con enseñanza abierta al público.

"Como grupo de empresas tratamos de cumplir las necesidades de los clientes. Ya que aprendiste a invertir con nosotros, que ya sabes manejar tu dinero, somos también el broker en México donde ya tienes una sede donde sabes dónde está tu dinero y puedes ir a tocar a la puerta.

"Para nosotros es un ganar-ganar y para los clientes les facilitamos y resolvemos sus necesidades, aprovechamos esa cercanía y toda esa falta de servicios como estos en México".

ESPECULADORES NO ADIVINOS

Según explica Eduardo la propuesta de valor de Aurea llega en buen momento. Por un lado plataformas abiertas para la inversión bursátil han democratizado el acceso a los mercados, tales como Robin Hood, eToro o Flink, mientras tanto durante la pandemia se ha visto un crecimiento exponencial del número de novatos en el mercado bursátil.

"La gente ha tenido que buscar alternativas para diversificar su dinero o ya ni siquiera para invertir, sino que lo hacen negocios que cerraron como otra manera de ingresar recursos. La pandemia obligó a la gente a ampliar su perspectiva de cómo usar cosas que ya existían y ahora les da mayor relevancia".

Eduardo ejemplifica esta renovada hambre por invertir con el surgimiento de las criptomonedas en las pláticas del gran público así como en la agenda de medios de comunicación durante los últimos dos años, a pesar de que su existencia se remonta lustros atrás.

Foto: Roberto Hernández

Así, al día de hoy el broker de Aurea Capital Markets cuenta ya con 4 mil 300 clientes de todo el mundo que representaron sólo en octubre movimientos por 500 millones de dólares.

Es en este contexto que se necesita la mayor información posible sobre los mercados bursátiles, un mayor entendimiento sobre sus dinámicas y riesgos, así como de intermediarios confiables que faciliten las transacciones o el manejo de portafolios.

Producto de esto es que Aurea Capital Markets cuenta con el impulso para comenzar a abrir oficinas en Latinoamérica, plan de ruta que se debió posponer con la pandemia. Asimismo, pretenden dar el brinco para convertirse en una fintech para comenzar así con la emisión de tarjetas y cuentas propias.

De esta manera los socios buscan que la empresa se convierta en el principio y fin del proceso de aprendizaje y de inversión de los nuevos capitalistas en un mundo post pandemia.

"Es totalmente cierto que la gente cree que se va a volver rica de la noche a la mañana. Lo toman como si estuvieran apostando y en este negocio para entrar como operador de verdad tienes que tener claro que esta no es una carrera de 100 metros, sino un maratón.

"No te vas a parar a un estadio para apostar sin conocer a los equipos. La información sirve para especular con fundamentos. Aquí vas a ganar y vas a perder, lo que importa es que de diez operaciones que hagas ganes siete y que tengas fundamentos para hacer una planeación y no sólo lanzar la moneda al aire".



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El que sabe de invertir en valores sabe que para hacerlo bien tiene que hacerlo como el casino: tienes que estar dispuesto a perder a veces, asegura el emprendedor e inversionista bursátil Eduardo Abarca.

Sólo así, midiendo el riesgo y asumiéndolo de forma inteligente, es que uno va a ganar en más ocasiones de las que pierda.

"Te puedo dar toda la teoría pero en realidad lo que te da el conocimiento valioso es la práctica. Personalmente cuando más he aprendido es cuando he perdido, porque este es un negocio en el que no siempre ganas. Aquí el trabajo es ganar más veces de las que pierdes", platica.

Algo sabrá él, que convirtió su pasatiempo en una profesión redituable y luego en una empresa propia que transacciona con capitales de millones de dólares diariamente: Aurea Capital Markets.

Esta empresa fundada por Eduardo y su socio Miguel Orea es un grupo financiero mexicano que tiene como finalidad impulsar las inversiones por medio de la inclusión a los mercados y la educación financiera; esto, a través de herramientas como el e-learning y el brokering.

Mediante una escuela online y presencial a la que han llamado SFX Trading, el equipo de Eduardo y Miguel enseña a todo aquel interesado en mercados de inversión en acciones, commodities, divisas, criptomonedas, futuros e índices.

Foto: Roberto Hernández

Mediante un curso de dos años que puede ser tomado a la distancia o en el corporativo de Aurea Capital Markets se busca que los alumnos adquieran conocimientos que les permitan realizar análisis fundamentales de los mercados bursátiles y las noticias y eventos que les impactan, gestionar el riesgo y el capital, así como desarrollar estrategias de inversión avanzadas.

La idea de fondo, explica, es democratizar el conocimiento en inversiones en mercados globales y que requiere de múltiples horas de ensayo y error, y que por lo general permanece en nichos cerrados de especialistas.

Así, se pretende que los alumnos se conviertan en brokers de inversión profesionales o inversionistas exitosos gracias a una educación especializada.

El concepto ha tenido especial eco entre jóvenes de entre 20 y 30 años que buscan la independencia económica sin tener que perseguir un sueldo como asalariado, así como la libertad de trabajar a sus tiempos y horarios.

"En general te diría que a la academia llegan todos aquellos que quieren hacer crecer su dinero. Con educación se puede invertir con conocimiento y no apelando a la suerte (...) al día de hoy en ninguna universidad con las carreras de economía, finanzas o negocios internacionales lo enseñan", explica Eduardo.

"Créeme que este negocio tiene mucha lógica. No tienes que ser un genio, tener una maestría o un doctorado en algo para entenderlo".

DE AMATEURS A PROS

Tanto Eduardo como su socio Miguel pretenden construir una opción educativa con la que ellos no contaban cuando iniciaron en el mundo bursátil hace casi diez años.

Eduardo recuerda que en 2014 estudiaba arquitectura en la UNAM cuando un amigo le convenció de invertir en un curso multinivel en el que se aseguraba la enseñanza en temas bursátiles a jóvenes como él.

"Me mandaron una lista de varios videos y me llamó mucho la atención. A los cinco días ya me los había acabado. Había una falta de información y empecé a buscar en YouTube y en Internet sobre el tema y descubrí que todo lo que nos estaban 'enseñando' en los videos estaba incorrecto", recuerda.

Fue entonces cuando reparó por primera vez que en México, más allá de las fronteras de la Internet, la información educativa en español en torno al mercado bursátil era limitada, cuando no errónea o desactualizada.

Su incursión en las inversiones fueron 5 mil pesos en el mercado del oro. Ese dinero se convirtió en 11 mil pesos de un día para el otro, para luego perderlo todo en sólo segundos.

"Fue suerte, en realidad estaba sólo apostando. Duré triste una semana, podía haber usado ese dinero para comprar comida o pagar la renta, tenía que regresar, doblar la inversión y recuperar lo que había perdido como cuando vas a un casino".

Fue así que junto a amistades, entre ellas Miguel Orea, Eduardo comenzó un grupo de Whatsapp al que llamaron Materias Primas, por la intensa correlación entre las noticias globales en el precio del crudo. Los muchachos posteaban noticias y gráficas de mercados y compartían con la comunidad sus análisis y consejos de inversión.

Foto: Roberto Hernández

El más veterano del grupo, en aquel entonces, no superaba los 25 años.

Con el tiempo y ante la demanda entre la pequeña comunidad inversionista amateur latinoamericana el grupo de Whatsapp se convirtió en uno de Telegram, luego en un foro de paga para aprender a invertir hasta llegar a la escuela en forma que es hoy.

"Nos fuimos haciendo de familia y los amigos de los amigos llegaban. Uno de los fundadores nos dijo, 'oigan, si todos estos cabrones que venden cursos le sacan cinco mil pesos a la gente y no les enseñan nada, por qué nosotros no vamos a cobrar si sí le vamos a enseñar'. Se vino el crecimiento exponencial y esto ya no era un hobby, pudimos ver el negocio en esto y empezamos estructurarlo en 2016".

Al día de hoy la academia contabiliza 14 mil alumnos en su historia, la mayoría de ellos de Colombia y Perú, así como de México, Argentina, Venezuela, Brasil y Europa.

"Nos encontramos que curiosamente teníamos más alumnos de otros países que de México. Simplemente querían ver lo que hacíamos y empezamos a crecer pero fuera del país por personas comunes y corrientes que querían conocer sobre el tema. Normalmente el alumno más común aquí en México son los que están trabajando en un banco y están aprendiendo esto".

Paralelo al crecimiento de la academia Eduardo y Miguel llevaban portafolios de inversión tanto de clientes como de estudiantes en plataformas de brokering radicadas en el exterior.

Producto de esta necesidad de sus clientes los socios fundaron Aurea Capital Markets, una promotora propia de inversión en México con la cual empezaron a captar recursos del público y a dispersarlos en portafolios de inversión.

"De ser educadores nos fuimos preparando para ser gestores de capital para terceros. En México no había brokers locales, todo (el dinero) se debía mandar a Estados Unidos o Europa", platica.

"Los brokers en Europa tardan en habilitar el dinero 72 horas en promedio. Cuando vas agarrando un volumen y un tamaño de empresa esto te empieza a entorpecer todo, esos tiempos son días y por ende dinero que le estamos dejando de pagar a los clientes, reduciendo sus ganancias".

Este nuevo broker se especializó en contratos por diferencias, mejor conocidos como CFDs, en los que los inversionistas depositan su dinero en activos que no son su propiedad, a diferencia de la compra de acciones empresariales. En este caso, los réditos provienen de la fluctuación que existe en el valor de compra-venta de dichos activos, que pueden ser pedazos de empresas, forex, commodities o índices.

Mientras que los CFDs son un vehículo muy conocido por inversionistas de todos los tamaños en Europa , Asía y EU, en México éste no está siendo abordado en gran medida. Para el emprendedor, esto se debe a un desconocimiento sobre cómo operar en él.

Según explica Eduardo, Wall Street mueve al día alrededor de tres billones de dólares por la compra-venta de papel empresarial, mientras que el mercado de CFDs puede ascender hasta los seis trillones de dólares por ser global y estar compuesto de diferentes tipos de activos, lo que da cuenta de su potencial.

Aurea Capital Markets es entonces uno de los pocos brokers en México en moverse dentro de este mercado, y el único en maridar esto con enseñanza abierta al público.

"Como grupo de empresas tratamos de cumplir las necesidades de los clientes. Ya que aprendiste a invertir con nosotros, que ya sabes manejar tu dinero, somos también el broker en México donde ya tienes una sede donde sabes dónde está tu dinero y puedes ir a tocar a la puerta.

"Para nosotros es un ganar-ganar y para los clientes les facilitamos y resolvemos sus necesidades, aprovechamos esa cercanía y toda esa falta de servicios como estos en México".

ESPECULADORES NO ADIVINOS

Según explica Eduardo la propuesta de valor de Aurea llega en buen momento. Por un lado plataformas abiertas para la inversión bursátil han democratizado el acceso a los mercados, tales como Robin Hood, eToro o Flink, mientras tanto durante la pandemia se ha visto un crecimiento exponencial del número de novatos en el mercado bursátil.

"La gente ha tenido que buscar alternativas para diversificar su dinero o ya ni siquiera para invertir, sino que lo hacen negocios que cerraron como otra manera de ingresar recursos. La pandemia obligó a la gente a ampliar su perspectiva de cómo usar cosas que ya existían y ahora les da mayor relevancia".

Eduardo ejemplifica esta renovada hambre por invertir con el surgimiento de las criptomonedas en las pláticas del gran público así como en la agenda de medios de comunicación durante los últimos dos años, a pesar de que su existencia se remonta lustros atrás.

Foto: Roberto Hernández

Así, al día de hoy el broker de Aurea Capital Markets cuenta ya con 4 mil 300 clientes de todo el mundo que representaron sólo en octubre movimientos por 500 millones de dólares.

Es en este contexto que se necesita la mayor información posible sobre los mercados bursátiles, un mayor entendimiento sobre sus dinámicas y riesgos, así como de intermediarios confiables que faciliten las transacciones o el manejo de portafolios.

Producto de esto es que Aurea Capital Markets cuenta con el impulso para comenzar a abrir oficinas en Latinoamérica, plan de ruta que se debió posponer con la pandemia. Asimismo, pretenden dar el brinco para convertirse en una fintech para comenzar así con la emisión de tarjetas y cuentas propias.

De esta manera los socios buscan que la empresa se convierta en el principio y fin del proceso de aprendizaje y de inversión de los nuevos capitalistas en un mundo post pandemia.

"Es totalmente cierto que la gente cree que se va a volver rica de la noche a la mañana. Lo toman como si estuvieran apostando y en este negocio para entrar como operador de verdad tienes que tener claro que esta no es una carrera de 100 metros, sino un maratón.

"No te vas a parar a un estadio para apostar sin conocer a los equipos. La información sirve para especular con fundamentos. Aquí vas a ganar y vas a perder, lo que importa es que de diez operaciones que hagas ganes siete y que tengas fundamentos para hacer una planeación y no sólo lanzar la moneda al aire".



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Finanzas

México y su impresionante adopción de las criptomonedas

México aparece como uno de los líderes latinos a la hora de pensar en la popularidad de las criptomonedas. Te contamos un poco más sobre esta situación.

Local

"Un engaño" el Programa de Estancias Infantiles, dicen regidores morenistas

Los cabildantes señalaron que necesitan una intervención a fondo y no solo un “brochazo”

Estado

Grupo armado acribilla a exregidor de Guadalupe Victoria

Trascendió que pudo tratarse de un ataque directo en contra del exfuncionario Jesús "N"

Política

Descentralización de secretarías sin avance; no saben cuándo se mudarán

López Obrador llega a mitad de su sexenio sin concretar la reubicación de las entidades federales

Finanzas

Licenciados buscan empleo sin alcanzarlo

De los 2.3 millones de desempleados reportados por el Inegi, 53 por ciento tiene licenciatura o preparatoria

Justicia

Juez ordena detener a exsocio de Oceanografía

La orden de aprehensión, por fraude a la empresa Desarrollo en Educación Especializada, también es contra el entonces abogado de Shipping Group

Sociedad

Insabi asume su error: 4T compró medicinas que ya no se fabricaban

Atribuyen el error a que no se actualizaba desde 2014 el Compendio Nacional de Insumos Médicos

Cultura

La Tía Tiliches: Una extraña dama de finos modales, amable y servicial

Era “la estrella” en su recorrido diario por las calles de la ciudad y siempre estaba dispuesta a ayudar

Local

Con déficit, presencia de la Guardia Nacional en Puebla

El estado ocupa la posición 12 con mayor número de elementos desplegados