/ martes 28 de abril de 2020

Convenciones, ferias y expos, en zonas de riesgo por pandemia

La contingencia causó la cancelación o la reprogramación de cientos de ferias y convenciones en el país, lo que provoca un daño económico de 90 millones de dólares en marzo y abril

El coronavirus limitó a los empresarios, directores y emprendedores a no dar abrazos, saludos, besos y apretón de manos docenas de veces al día, y también les canceló sus convenciones, ferias y exposiciones donde conversaban, analizaban sus planes de inversión o firmaban nuevos contratos.

“Si en 2009 considerábamos a los efectos de la influenza A-H1N1 sobre la economía como una gripa, ahora sí podemos decir que el daño del coronavirus es una neumonía cuata o sea muy fuerte”, cuenta Jaime Salazar Figueroa, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR).

Salazar Figueroa, quien es socio y director general de UBM México, vio cómo durante un par de semanas en 2009 se paralizó la economía mexicana para frenar la influenza A-H1N1, un padecimiento que afectó a más de 70 mil mexicanos ese año.

La influenza A-H1N1 cayó cuando la economía mexicana sufría por la crisis financiera e inmobiliaria por la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers en Estados Unidos, recuerda el expresidente de la Asociación Mexicana de Profesionales en Ferias y Exposiciones Comerciales (Amprofec).

México batalló aquel año por sus exportaciones enviadas a Estados Unidos, pero la actividad económica y las cadenas de suministro locales siguieron funcionando, recuerda el encargado de organizar la Expo Eléctrica Internacional, una de las seis mejores convenciones industriales en México.

La recuperación económica se dio en seis meses, dice el empresario. La organización de reuniones fueron interrumpidas de abril a mayo de 2009, pero en junio las ferias y exposiciones empresariales regresaron a su normalidad y hacia diciembre ya se había restablecido el negocio, cuenta el exdirector general de Expo Reforma, recinto de Ferias y Exposiciones de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México.

Hoy el impacto por las medidas establecidas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para evitar un contagio del coronavirus en el corto plazo es tremendo y en el largo plazo será probablemente el doble, anticipa.

De principio, la emergencia sanitaria por Covid-19 golpea más a las micro, pequeñas y medianas empresas que a las grandes compañías.

En marzo de 2020, cuando el coronavirus golpeaba fuertemente a España e Italia, cambiaron de fecha o cancelaron de definitivamente su celebración 300 ferias y exposiciones en Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Mérida, Cancún y otros destinos turísticos del país, según el Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones.

Ninguno de los 54 mil expositores, compradores y participantes de la ferias y exposiciones pudo concretar algún negocio en esas convenciones.

Y las empresas organizadoras de esos eventos donde llegan los empresarios y millonarios a trazar sus negocios perdieron más de 60 millones de dólares.

Esa fue la primera parte del daño de la pandemia de coronavirus, como la declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Las expectativas para el mes de abril de 2020 eran menores, porque la Semana Santa y de Pascua reducen de manera natural la celebración de ferias y exposiciones en México”, comenta Jaime Salazar.

Se cancelaron y fueron pospuestas 150 ferias y exposiciones en abril de 2020. Ahí participan 25 mil personas y se perdieron entre 25 y 30 millones de dólares adicionales. El daño total a la industria es de 90 millones de dólares.

“El coronavirus afectó la salud de la economía, ya que marzo es un mes donde (con la primavera) inicia la nueva temporada que incentiva el mercado interno”, comenta José Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM.

El economista calcula que una centena de eventos, como convenciones y exposiciones de empresarios, la Liga MX y la Liga Mexicana de Beisbol, fueron canceladas por la emergencia sanitaria. Se espera que algunos eventos se realicen después de julio de 2020.

La convenciones, como cualquier otra actividad masiva, fueron suspendidas en todo el mundo / Foto: Cuartoscuro

Jaime Salazar Figueroa, presidente de COMIR, recuerda que los dos eventos más icónicos para la industria de ferias y exposiciones, que cambiaron de fecha de celebración, fueron el Tianguis Turístico de México y la Convención Nacional de Comercio de Llantas.

El gobierno de Yucatán invirtió más de 430 millones de pesos en la organización del Tianguis Turístico México, un evento en el que más de mil 200 touroperadores, agencias de viaje, hoteles y aerolíneas compran las mejores experiencias de viaje para paseantes extranjeros. En este evento se muestran las bondades turísticas de México.

Ni siquiera en 2009, cuando México fue el foco del brote de influenza A-H1N1, ni tampoco cuando Acapulco vivió su peor etapa por la violencia entre el crimen organizado, fue cancelada o aplazada una de las ferias de turismo más importante de América Latina.

La misma suerte corrió Expo Seguridad Industrial, que costó unos 100 millones de pesos organizarla, así como la Feria Internacional de Franquicias, que requirió de una inversión de 850 millones de pesos para llevarla a cabo. Ambas exposiciones atraen a empresarios con el interés de comprar una marca ya consolidada en México.

QUIEREN AYUDA

Jaime Salazar Figueroa, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones, explica que ya había sobrevivido a la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019, cuando la economía se contrajo 0.1 por ciento. Pero la puntilla a la industria la viene a dar la crisis del coronavirus, porque los analistas ya estiman una reducción 4.5 por ciento del PIB para este año.

El empresario expone que la industria de reuniones está pasando por un mal momento, ya que no hay ninguna política de apoyos fiscales por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y nadie sabe qué hace ni el nombre de la titular de la Secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín.

Los gobernadores del PAN, PRI, PRD y hasta Morena han sacado adelante algunas iniciativas y apoyos para que las micro y medianas empresas sigan sosteniendo todas sus fuentes de empleo.

La gran mayoría de las Mipymes ya no cuentan con capital de trabajo suficiente para sortear las semanas o meses de una emergencia sanitaria por el coronavirus y la mala política económica trazada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, manifiesta Salazar Figueroa.

México es el único país que se está aislando para apoyar a su industria en América, ya que naciones como Chile destinaron más del 4.5 por ciento de su PIB para el rescate de los pequeños empresarios.

Éstos requieren de financiamiento barato, a largo plazo, así como de la exención del pago de impuestos, contribuciones federales y locales, dice el dice el organizador ferias y exposiciones en México.

“Debe privilegiarse la subsistencia de las micro, pequeñas y medianas empresas en tanto se resuelve la emergencia y posteriormente se les debe congelar una serie de contribuciones fiscales”, agrega Jaime Salazar.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

El coronavirus limitó a los empresarios, directores y emprendedores a no dar abrazos, saludos, besos y apretón de manos docenas de veces al día, y también les canceló sus convenciones, ferias y exposiciones donde conversaban, analizaban sus planes de inversión o firmaban nuevos contratos.

“Si en 2009 considerábamos a los efectos de la influenza A-H1N1 sobre la economía como una gripa, ahora sí podemos decir que el daño del coronavirus es una neumonía cuata o sea muy fuerte”, cuenta Jaime Salazar Figueroa, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR).

Salazar Figueroa, quien es socio y director general de UBM México, vio cómo durante un par de semanas en 2009 se paralizó la economía mexicana para frenar la influenza A-H1N1, un padecimiento que afectó a más de 70 mil mexicanos ese año.

La influenza A-H1N1 cayó cuando la economía mexicana sufría por la crisis financiera e inmobiliaria por la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers en Estados Unidos, recuerda el expresidente de la Asociación Mexicana de Profesionales en Ferias y Exposiciones Comerciales (Amprofec).

México batalló aquel año por sus exportaciones enviadas a Estados Unidos, pero la actividad económica y las cadenas de suministro locales siguieron funcionando, recuerda el encargado de organizar la Expo Eléctrica Internacional, una de las seis mejores convenciones industriales en México.

La recuperación económica se dio en seis meses, dice el empresario. La organización de reuniones fueron interrumpidas de abril a mayo de 2009, pero en junio las ferias y exposiciones empresariales regresaron a su normalidad y hacia diciembre ya se había restablecido el negocio, cuenta el exdirector general de Expo Reforma, recinto de Ferias y Exposiciones de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México.

Hoy el impacto por las medidas establecidas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para evitar un contagio del coronavirus en el corto plazo es tremendo y en el largo plazo será probablemente el doble, anticipa.

De principio, la emergencia sanitaria por Covid-19 golpea más a las micro, pequeñas y medianas empresas que a las grandes compañías.

En marzo de 2020, cuando el coronavirus golpeaba fuertemente a España e Italia, cambiaron de fecha o cancelaron de definitivamente su celebración 300 ferias y exposiciones en Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Mérida, Cancún y otros destinos turísticos del país, según el Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones.

Ninguno de los 54 mil expositores, compradores y participantes de la ferias y exposiciones pudo concretar algún negocio en esas convenciones.

Y las empresas organizadoras de esos eventos donde llegan los empresarios y millonarios a trazar sus negocios perdieron más de 60 millones de dólares.

Esa fue la primera parte del daño de la pandemia de coronavirus, como la declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Las expectativas para el mes de abril de 2020 eran menores, porque la Semana Santa y de Pascua reducen de manera natural la celebración de ferias y exposiciones en México”, comenta Jaime Salazar.

Se cancelaron y fueron pospuestas 150 ferias y exposiciones en abril de 2020. Ahí participan 25 mil personas y se perdieron entre 25 y 30 millones de dólares adicionales. El daño total a la industria es de 90 millones de dólares.

“El coronavirus afectó la salud de la economía, ya que marzo es un mes donde (con la primavera) inicia la nueva temporada que incentiva el mercado interno”, comenta José Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM.

El economista calcula que una centena de eventos, como convenciones y exposiciones de empresarios, la Liga MX y la Liga Mexicana de Beisbol, fueron canceladas por la emergencia sanitaria. Se espera que algunos eventos se realicen después de julio de 2020.

La convenciones, como cualquier otra actividad masiva, fueron suspendidas en todo el mundo / Foto: Cuartoscuro

Jaime Salazar Figueroa, presidente de COMIR, recuerda que los dos eventos más icónicos para la industria de ferias y exposiciones, que cambiaron de fecha de celebración, fueron el Tianguis Turístico de México y la Convención Nacional de Comercio de Llantas.

El gobierno de Yucatán invirtió más de 430 millones de pesos en la organización del Tianguis Turístico México, un evento en el que más de mil 200 touroperadores, agencias de viaje, hoteles y aerolíneas compran las mejores experiencias de viaje para paseantes extranjeros. En este evento se muestran las bondades turísticas de México.

Ni siquiera en 2009, cuando México fue el foco del brote de influenza A-H1N1, ni tampoco cuando Acapulco vivió su peor etapa por la violencia entre el crimen organizado, fue cancelada o aplazada una de las ferias de turismo más importante de América Latina.

La misma suerte corrió Expo Seguridad Industrial, que costó unos 100 millones de pesos organizarla, así como la Feria Internacional de Franquicias, que requirió de una inversión de 850 millones de pesos para llevarla a cabo. Ambas exposiciones atraen a empresarios con el interés de comprar una marca ya consolidada en México.

QUIEREN AYUDA

Jaime Salazar Figueroa, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones, explica que ya había sobrevivido a la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019, cuando la economía se contrajo 0.1 por ciento. Pero la puntilla a la industria la viene a dar la crisis del coronavirus, porque los analistas ya estiman una reducción 4.5 por ciento del PIB para este año.

El empresario expone que la industria de reuniones está pasando por un mal momento, ya que no hay ninguna política de apoyos fiscales por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y nadie sabe qué hace ni el nombre de la titular de la Secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín.

Los gobernadores del PAN, PRI, PRD y hasta Morena han sacado adelante algunas iniciativas y apoyos para que las micro y medianas empresas sigan sosteniendo todas sus fuentes de empleo.

La gran mayoría de las Mipymes ya no cuentan con capital de trabajo suficiente para sortear las semanas o meses de una emergencia sanitaria por el coronavirus y la mala política económica trazada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, manifiesta Salazar Figueroa.

México es el único país que se está aislando para apoyar a su industria en América, ya que naciones como Chile destinaron más del 4.5 por ciento de su PIB para el rescate de los pequeños empresarios.

Éstos requieren de financiamiento barato, a largo plazo, así como de la exención del pago de impuestos, contribuciones federales y locales, dice el dice el organizador ferias y exposiciones en México.

“Debe privilegiarse la subsistencia de las micro, pequeñas y medianas empresas en tanto se resuelve la emergencia y posteriormente se les debe congelar una serie de contribuciones fiscales”, agrega Jaime Salazar.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Policiaca

"Fue una bajeza", denuncian a jefe de policía de Huejotzingo por hostigamiento sexual

La afectada es una elemento de la corporación estatal que fue asignada a la demarcación

Local

Coronavirus pone pausa al amor de Paulina y Kevin

Ella no ha podido viajar a Alemania para formalizar su relación

Salud

“Tengo ganas de vivir”, Covid-19 le arrebata la vida a doctor que donó caretas a personal médico

Allegados destacan que le fue negado el servicio de salud en La Margarita y tras su peregrinar llegó a la clínica No. 8

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten

Finanzas

Pierde la CNBV al 19% de su personal

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores perdió en menos de un año a 327 colaboradores