/ lunes 8 de marzo de 2021

Las mujeres deben quitarse el techo de cristal: Karen Flores, la primera Directora General de la Caminex

La directiva asegura que la evolución del entorno laboral alrededor del sector ha sido diametral

En la industria minera, las mujeres han picado piedra para ganarse su lugar desde los tiros de las minas, hasta los puestos directivos y, actualmente, ya no existe ningún impedimento para que ellas encuentren el trabajo de sus sueños en una industria que hasta hace algunos años era de pantalones largos, dice Karen Flores, la primera Directora General de la Cámara Minera Mexicana (Camimex).

En entrevista con El Sol de México, la directiva asegura que la evolución del entorno laboral alrededor del sector ha sido diametral. “Hay un mito antiguo de que las mujeres no podíamos pararnos en una mina, porque la mina se secaba. Esto mantuvo alejadas por muchos años a las mujeres de la industria; sin embargo, este tema cambió”.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

-¿Cuál es la evolución en la participación de la mujer en actividades operativas y administrativas?

-Ha habido un avance muy significativo. En la minería actualmente 60 mil mujeres trabajan en el sector, eso significa 16 por ciento de la plantilla laboral, y aunque puede sonar a un número bajo, esperamos equilibrarlo y creemos que va a ser mucho antes de lo que las estadísticas nos marcan. La parte más interesante es el crecimiento que se ha tenido en los últimos cinco años. Hablamos de un crecimiento, entre un cinco y un siete por ciento en la plantilla laboral de mujeres.

“Más allá de eso también, están en diversas secciones, desde el ámbito operativo, el ejecutivo. Aproximadamente, 9.5 por ciento de la plantilla laboral de mujeres en la minería ocupan puestos directivos; 10 por ciento, es supervisión; y también hay mujeres en la parte operativa, manejando camiones, supervisando tajos y dirigiendo operaciones mineras y pues eso es algo muy interesante y gratificante y este crecimiento exponencial va a mantener la tendencia y antes de lo esperado vamos a equilibrar la balanza.

-¿Se acabó la resistencia?

-Eso es cosa del pasado. Hoy en día está muy claro que la minería no tiene género. Es una industria multidisciplinaria, donde muchas podemos aportar, no solamente aquellos que por formación se dedican al estudio de la tierra.

“En la parte de la academia, las mujeres que hoy ocupan la matrícula de estudiantes en carreras de ciencias de la tierra asciende a 35 por ciento. Hace 10 años ese porcentaje no llegaba ni a cinco por ciento. Creo que ese es un mensaje muy poderoso. Las jóvenes tienen claro que la minería es una carrera en la que podemos aportar. Nos interesa transmitir eso”.

-¿Cuál es el objetivo de la Camimex en materia de equidad de género?

-Más que un porcentaje de crecimiento el plan se trata de asegurarnos que recibamos las mismas oportunidades y que como sucede con empresas afiliadas a Camimex, tengamos políticas que permitan que esas condiciones se den.

-¿Qué falta en la lucha de género?

-Creo que las barreras que aún existen son las barreras de atreverse. Son barreras o techos de cristal que por muchos años estuvieron y que hoy en día ya no están ahí. Tenemos que brincarlos, y en vez de verlos como barreras, veámloslos como escalón para subir en nuestra carrera profesional.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music




En la industria minera, las mujeres han picado piedra para ganarse su lugar desde los tiros de las minas, hasta los puestos directivos y, actualmente, ya no existe ningún impedimento para que ellas encuentren el trabajo de sus sueños en una industria que hasta hace algunos años era de pantalones largos, dice Karen Flores, la primera Directora General de la Cámara Minera Mexicana (Camimex).

En entrevista con El Sol de México, la directiva asegura que la evolución del entorno laboral alrededor del sector ha sido diametral. “Hay un mito antiguo de que las mujeres no podíamos pararnos en una mina, porque la mina se secaba. Esto mantuvo alejadas por muchos años a las mujeres de la industria; sin embargo, este tema cambió”.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

-¿Cuál es la evolución en la participación de la mujer en actividades operativas y administrativas?

-Ha habido un avance muy significativo. En la minería actualmente 60 mil mujeres trabajan en el sector, eso significa 16 por ciento de la plantilla laboral, y aunque puede sonar a un número bajo, esperamos equilibrarlo y creemos que va a ser mucho antes de lo que las estadísticas nos marcan. La parte más interesante es el crecimiento que se ha tenido en los últimos cinco años. Hablamos de un crecimiento, entre un cinco y un siete por ciento en la plantilla laboral de mujeres.

“Más allá de eso también, están en diversas secciones, desde el ámbito operativo, el ejecutivo. Aproximadamente, 9.5 por ciento de la plantilla laboral de mujeres en la minería ocupan puestos directivos; 10 por ciento, es supervisión; y también hay mujeres en la parte operativa, manejando camiones, supervisando tajos y dirigiendo operaciones mineras y pues eso es algo muy interesante y gratificante y este crecimiento exponencial va a mantener la tendencia y antes de lo esperado vamos a equilibrar la balanza.

-¿Se acabó la resistencia?

-Eso es cosa del pasado. Hoy en día está muy claro que la minería no tiene género. Es una industria multidisciplinaria, donde muchas podemos aportar, no solamente aquellos que por formación se dedican al estudio de la tierra.

“En la parte de la academia, las mujeres que hoy ocupan la matrícula de estudiantes en carreras de ciencias de la tierra asciende a 35 por ciento. Hace 10 años ese porcentaje no llegaba ni a cinco por ciento. Creo que ese es un mensaje muy poderoso. Las jóvenes tienen claro que la minería es una carrera en la que podemos aportar. Nos interesa transmitir eso”.

-¿Cuál es el objetivo de la Camimex en materia de equidad de género?

-Más que un porcentaje de crecimiento el plan se trata de asegurarnos que recibamos las mismas oportunidades y que como sucede con empresas afiliadas a Camimex, tengamos políticas que permitan que esas condiciones se den.

-¿Qué falta en la lucha de género?

-Creo que las barreras que aún existen son las barreras de atreverse. Son barreras o techos de cristal que por muchos años estuvieron y que hoy en día ya no están ahí. Tenemos que brincarlos, y en vez de verlos como barreras, veámloslos como escalón para subir en nuestra carrera profesional.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music




Policiaca

Un muerto y ocho lesionados deja explosión de almacén de pirotecnia en Zacatepec

Los vulcanos controlaron el fuego y evitaron que la situación pasara a mayores.

Local

Personas transexuales discriminadas en el campo laboral

El 80 por ciento de mujeres transexuales no cuentan con un trabajo formal pues se enfrentan a actos discriminatorios

Local

Colocan "Árbol de la esperanza" con fotos de desaparecidos en Puebla

Familiares de personas desaparecidas en Puebla colocaron fotografías de las víctimas en un “árbol de la esperanza” en el zócalo de la capital

Sociedad

A un año de vacunación, faltan 25 millones de adultos

Mañana se anuncia la aplicación del refuerzo para mayores de 60 años, aunque algunas personas aún no tienen la primera dosis

Finanzas

Se duplican denuncias por fraude cibernético

La Dirección Científica ha recibido 15 mil reportes; 35 por ciento tiene que ver con fraude y extorsión

Política

Piden intervenir más dispositivos en la 4T: espionaje crece 500%

La mayoría de las solicitudes para la intervención de llamadas privadas provienen de la unidad encargada de investigar delincuencia organizada

Sociedad

Mujeres se abren camino en ingenierías

Aunque representan un tercio de la matrícula universitaria, hay egresadas en puestos ejecutivos

Mundo

Ómicron prolifera por el mundo y EU descarta gravedad

Ya está en un tercio de estados de EU; Dinamarca triplicó los casos de la variante en 48 horas

Cultura

Callejonedas nocturnas: Donde las leyendas cobran vida

Vive la experiencia de relatos misteriosos y divertidos mientras recorres las calles del centro