/ miércoles 11 de octubre de 2017

Trudeau intenta mantener a flote el TLCAN ante amenazas de Trump

Tras reunirse con el mandatario estadounidense en la Casa Blanca


El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, trató hoy de mantener a flote la "impredecible" renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en un encuentro con el presidente estadounidense, Donald Trump, quien volvió a amenazar con su terminación.

"Creo que los canadienses son conscientes de que el Gobierno estadounidense y el presidente Trump toman decisiones que sorprenden a la gente de vez en cuando, y eso es algo de lo que somos conscientes y para lo que estamos preparados", dijo Trudeau en una conferencia de prensa en la embajada de Canadá en Washington, tras reunirse con el mandatario estadounidense en la Casa Blanca.

En este sentido, el primer ministro canadiense reconoció que las negociaciones que comenzaron en agosto han sido "impredecibles en ocasiones", al comentar los tajantes mensajes de Trump en las redes sociales de retirada unilateral del pacto incluidos.

Subrayó, no obstante, su "optimismo" basado en que sabe "lo bueno que ha sido el TLCAN para millones de ciudadanos en EU, Canadá y México"

Pese a las buenas palabras de Trudeau, el gobernante canadiense se topó en su visita a la Casa Blanca con las reticencias de Trump.

"Creo que Justin (Trudeau) lo entiende, si no podemos hacer un trato, será terminado y eso estará bien", aseguró Trump, y poco después añadió que estaría dispuesto al alcanzar acuerdos separados con Canadá y México.

A su juicio, indicó el mandatario estadounidense, "es posible que no seamos capaces de lograr un acuerdo con uno o el otro. Pero mientras tanto, tendremos un acuerdo con uno de ellos".

Curiosamente, a la par que los dos líderes comentaban el TLCAN, los jefes negociadores de los tres países iniciaban hoy su cuarta ronda de conversaciones en Arlington (Virginia): el representante de Comercio Exterior, Robert Lighthizer; el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y a la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, que se prolongará al 17 de octubre.

Las dudas sobre el futuro del TLCAN, firmado en 1994 y que Trump ha calificado como un "desastre", han crecido en las últimas semanas tras las exigencias de Washington.

Entre ellas, la de aumentar la cuota de productos fabricados en EU y la cláusula "sunset", que obligaría a revisar el tratado de manera sistemática cada cinco años y haría que quedara suspendido si alguno de sus tres miembros no estuviera de acuerdo en extenderlo.

Para Monica de Bolle, experta del Instituto Peterson, la visita de Trudeau a Washington es una señal de que tanto Canadá como México se están preparando para una "explosión" en las negociaciones o, más probablemente, para que "queden en nada", lo que en última instancia puede llevar a que el TLCAN "se desmorone gradualmente" durante los próximos años.

"Si no hay una intención real de limar las diferencias de México y Canadá con Estados Unidos, estas negociaciones se harán eternas", afirmó a Efe la analista.

Por si fuera poco, la propia comunidad empresarial estadounidense ha mostrado su preocupación sobre el futuro del pacto comercial.

La propia Cámara de Comercio de Estados Unidos ha calificado de "altamente peligrosas" las propuestas del Gobierno de Trump y ha hecho sonar "las alarmas".

Trudeau viaja mañana a México para sostener un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto y tratar la evolución de las conversaciones, que se han marcado como fecha para un texto definitivo del nuevo pacto finales de año.

/eds


El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, trató hoy de mantener a flote la "impredecible" renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en un encuentro con el presidente estadounidense, Donald Trump, quien volvió a amenazar con su terminación.

"Creo que los canadienses son conscientes de que el Gobierno estadounidense y el presidente Trump toman decisiones que sorprenden a la gente de vez en cuando, y eso es algo de lo que somos conscientes y para lo que estamos preparados", dijo Trudeau en una conferencia de prensa en la embajada de Canadá en Washington, tras reunirse con el mandatario estadounidense en la Casa Blanca.

En este sentido, el primer ministro canadiense reconoció que las negociaciones que comenzaron en agosto han sido "impredecibles en ocasiones", al comentar los tajantes mensajes de Trump en las redes sociales de retirada unilateral del pacto incluidos.

Subrayó, no obstante, su "optimismo" basado en que sabe "lo bueno que ha sido el TLCAN para millones de ciudadanos en EU, Canadá y México"

Pese a las buenas palabras de Trudeau, el gobernante canadiense se topó en su visita a la Casa Blanca con las reticencias de Trump.

"Creo que Justin (Trudeau) lo entiende, si no podemos hacer un trato, será terminado y eso estará bien", aseguró Trump, y poco después añadió que estaría dispuesto al alcanzar acuerdos separados con Canadá y México.

A su juicio, indicó el mandatario estadounidense, "es posible que no seamos capaces de lograr un acuerdo con uno o el otro. Pero mientras tanto, tendremos un acuerdo con uno de ellos".

Curiosamente, a la par que los dos líderes comentaban el TLCAN, los jefes negociadores de los tres países iniciaban hoy su cuarta ronda de conversaciones en Arlington (Virginia): el representante de Comercio Exterior, Robert Lighthizer; el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y a la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, que se prolongará al 17 de octubre.

Las dudas sobre el futuro del TLCAN, firmado en 1994 y que Trump ha calificado como un "desastre", han crecido en las últimas semanas tras las exigencias de Washington.

Entre ellas, la de aumentar la cuota de productos fabricados en EU y la cláusula "sunset", que obligaría a revisar el tratado de manera sistemática cada cinco años y haría que quedara suspendido si alguno de sus tres miembros no estuviera de acuerdo en extenderlo.

Para Monica de Bolle, experta del Instituto Peterson, la visita de Trudeau a Washington es una señal de que tanto Canadá como México se están preparando para una "explosión" en las negociaciones o, más probablemente, para que "queden en nada", lo que en última instancia puede llevar a que el TLCAN "se desmorone gradualmente" durante los próximos años.

"Si no hay una intención real de limar las diferencias de México y Canadá con Estados Unidos, estas negociaciones se harán eternas", afirmó a Efe la analista.

Por si fuera poco, la propia comunidad empresarial estadounidense ha mostrado su preocupación sobre el futuro del pacto comercial.

La propia Cámara de Comercio de Estados Unidos ha calificado de "altamente peligrosas" las propuestas del Gobierno de Trump y ha hecho sonar "las alarmas".

Trudeau viaja mañana a México para sostener un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto y tratar la evolución de las conversaciones, que se han marcado como fecha para un texto definitivo del nuevo pacto finales de año.

/eds

Doble Vía

San Judas Tadeo recibe a decenas de poblanos en su día

Personas con causas difíciles llegaron al lugar y otros más solo dieron gracias

Finanzas

Temor a un rebrote de Covid se apodera de los mercados

Noviembre será el mes de la verdad en la lucha contra el Covid, alerta el ministro de Finanzas alemán

Sociedad

Ciudadanos buscan vacuna contra influenza, pero no la encuentran

El IMSS tiene la meta de aplicar 14.4 millones de dosis contra la influenza en la temporada invernal

Mundo

Elecciones EU: Cierre fronterizo pasará la factura

Gestión del Covid-19 en la frontera con México puede restar votos a republicanos

Finanzas

Empresas de outsourcing piden evitar cacería de brujas

Desaparecer este esquema aumentará la informalidad y afectará las aportaciones al IMSS y el Infonavit

Mundo

Asesinato racial en Filadelfia reaviva disturbios

Dos días de caos por la muerte de un hombre negro a manos de la policía; Trump culpa a alcalde demócrata

Finanzas

Disruptores | Runa: Los Recursos Humanos se van a la nube

Runa, una plataforma fundada por Courtney McColgan, facilita el procesamiento de la nómina a través de la inteligencia artificial y mejora la eficiencia de estos departamentos