/ sábado 7 de mayo de 2022

¿Tu celular está hackeado? Estas son las señales

México es el país de Latinoamérica más atacado por hackers, con más de 156 mil millones de intentos en 2021: Fortinet

Las amenazas cibernéticas son cada vez mayores y el riesgo de que un smartphone sea vulnerado es latente. Con casi 124 millones de smartphones activos, de acuerdo con datos de la consultora The Competitive Intelligence Unit (The CIU), México es un país atractivo para los ciberdelincuentes.

Datos de Fortinet señalan que México sufrió más de 156 mil millones de intentos de ciberataques en 2021, lo que convierten al país en el más atacado de Latinoamérica. Pero más allá del aumento de ciberataques resulta importante para los usuarios saber detectar si han sido víctimas de una vulneración.

Te puede interesar: Ómicron, el virus que puede afectar a tu computadora: así puedes evitarlo

La compañía de ciberseguridad ESET dio a conocer algunas señales frecuentes para saber si un teléfono inteligente fue o no hackeado.

“Los signos más comunes de que un dispositivo ha sido comprometido son que la batería se agota más rápido de lo habitual, experimenta picos en su uso de datos de Internet, aunque sus hábitos de navegación no han cambiado, su función GPS o Internet (ya sea Wi-Fi o datos móviles) se puede habilitar o deshabilitar por sí mismo, y se abren ventanas emergentes que despliegan anuncios o aplicaciones desconocidas sin que el usuario lo autorice”, indicó Lukas Stefanko, investigador de malware de ESET.

¿Cuántas veces los usuarios de smartphones no se han quejado de que la batería de su equipo dura menos o que los datos se les acaban mucho más rápido? Éstas serían señales de un hackeo, de acuerdo con la firma de ciberseguridad.

Otra señal de que puede haber un virus informático en el teléfono es que las aplicaciones o el sistema operativo, que anteriormente funcionaban bien, comienzan a exhibir un comportamiento extraño, que incluye iniciarse repentinamente, cerrarse o fallar por completo y mostrar errores inesperados.

El registro de mensajes o llamadas extrañas a contactos, así como el bloqueo repentino de un dispositivo, son las señales más claras de un hackeo al teléfono, añadió Stefanko.

Cuando se han detectado este tipo de situaciones, lo más recomendable es eliminar la amenaza, ya sea a través de la instalación de un antivirus con capacidad de escanear el dispositivo para detectar los programas maliciosos y borrarlos, o bien hacerlo de forma manual, detectando la aplicación maliciosa y desinstalarla.

“La extracción manual suele ser posible, pero considerablemente más complicada. Eliminar una aplicación maliciosa no siempre es sencillo, porque el malware a menudo incluye mecanismos de prevención codificados para evitar o dificultar que los usuarios logren desinstalarlo”, señaló ESET.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Ahora bien, las formas de infectar un teléfono son muy variadas, van desde el envío de correos electrónicos o mensajes con links o archivos maliciosos que al darles clic o descargarlos pueden infectar el dispositivo.

Los ciberdelincuentes también suelen recurrir al uso de aplicaciones falsas que se hacen pasar por legítimas, advirtió la empresa especializada.

Las amenazas cibernéticas son cada vez mayores y el riesgo de que un smartphone sea vulnerado es latente. Con casi 124 millones de smartphones activos, de acuerdo con datos de la consultora The Competitive Intelligence Unit (The CIU), México es un país atractivo para los ciberdelincuentes.

Datos de Fortinet señalan que México sufrió más de 156 mil millones de intentos de ciberataques en 2021, lo que convierten al país en el más atacado de Latinoamérica. Pero más allá del aumento de ciberataques resulta importante para los usuarios saber detectar si han sido víctimas de una vulneración.

Te puede interesar: Ómicron, el virus que puede afectar a tu computadora: así puedes evitarlo

La compañía de ciberseguridad ESET dio a conocer algunas señales frecuentes para saber si un teléfono inteligente fue o no hackeado.

“Los signos más comunes de que un dispositivo ha sido comprometido son que la batería se agota más rápido de lo habitual, experimenta picos en su uso de datos de Internet, aunque sus hábitos de navegación no han cambiado, su función GPS o Internet (ya sea Wi-Fi o datos móviles) se puede habilitar o deshabilitar por sí mismo, y se abren ventanas emergentes que despliegan anuncios o aplicaciones desconocidas sin que el usuario lo autorice”, indicó Lukas Stefanko, investigador de malware de ESET.

¿Cuántas veces los usuarios de smartphones no se han quejado de que la batería de su equipo dura menos o que los datos se les acaban mucho más rápido? Éstas serían señales de un hackeo, de acuerdo con la firma de ciberseguridad.

Otra señal de que puede haber un virus informático en el teléfono es que las aplicaciones o el sistema operativo, que anteriormente funcionaban bien, comienzan a exhibir un comportamiento extraño, que incluye iniciarse repentinamente, cerrarse o fallar por completo y mostrar errores inesperados.

El registro de mensajes o llamadas extrañas a contactos, así como el bloqueo repentino de un dispositivo, son las señales más claras de un hackeo al teléfono, añadió Stefanko.

Cuando se han detectado este tipo de situaciones, lo más recomendable es eliminar la amenaza, ya sea a través de la instalación de un antivirus con capacidad de escanear el dispositivo para detectar los programas maliciosos y borrarlos, o bien hacerlo de forma manual, detectando la aplicación maliciosa y desinstalarla.

“La extracción manual suele ser posible, pero considerablemente más complicada. Eliminar una aplicación maliciosa no siempre es sencillo, porque el malware a menudo incluye mecanismos de prevención codificados para evitar o dificultar que los usuarios logren desinstalarlo”, señaló ESET.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Ahora bien, las formas de infectar un teléfono son muy variadas, van desde el envío de correos electrónicos o mensajes con links o archivos maliciosos que al darles clic o descargarlos pueden infectar el dispositivo.

Los ciberdelincuentes también suelen recurrir al uso de aplicaciones falsas que se hacen pasar por legítimas, advirtió la empresa especializada.

Local

Margaret Domínguez, la originaria de Tecamachalco con más de una década de trabajo en la NASA

Todo comenzó cuando un astrofísico de la NASA acudió a su universidad e invitó a varios alumnos a ser parte de un programa de verano

Policiaca

Las noticias policiacas de hoy 24 de junio en Puebla

Diversos hechos policíacos han ocurrido en territorio poblano

Local

Reprocha diputado que alcaldes no atienden la inseguridad en sus demarcaciones

Sobre la versión de que presuntamente el edil de Piaxtla abandonó el país y se fue a Estados Unidos, el representante popular pidió no caer en especulaciones

Futbol

“Ay Puebla, tú me vuelves loco”, el video grabado durante el Puebla vs América

El Grupo Maravilla lanza el audiovisual del tema; la agrupación cuenta en exclusiva cómo vivió el momento y las horas previas a la realización

Deportes

Jiménez marca en el Gradisca D’isonzo de Italia

La futbolista del Puebla sigue haciendo méritos para integrar la nómina que viajará al Mundial de India

Deportes

UPAEP se queda en el camino y sólo peleará por el tercer puesto en la ABE

Las Águilas caen en la semifinal ante el TEC Monterrey; ahora jugarán el duelo de consolación

Sociedad

Enfrentamiento armado deja una persona lesionada y destrozos en Apulco, Zacatecas

El enfrentamiento entre presuntos integrantes del crimen organizado ocasionó pánico entre los habitantes

Local

Margaret Domínguez, la originaria de Tecamachalco con más de una década de trabajo en la NASA

Todo comenzó cuando un astrofísico de la NASA acudió a su universidad e invitó a varios alumnos a ser parte de un programa de verano

Deportes

Todo se volvió negro: nadadora habla sobre el momento antes de desmayarse en una piscina

Anita Álvarez competía en el Campeonato Mundial de Natación cuando perdió el conocimiento dentro de la piscina