/ miércoles 13 de octubre de 2021

El Juego del Calamar será real: Abu Dhabi planea parque de diversiones

Los organizadores informaron que debido a la contingencia sanitaria no se permitirá el ingreso de espectadores

El Juego del Calamar trasciende fronteras y ahora, aunque no lo creas, pasará de la pantalla a la realidad, aunque no lo hará en Corea del Sur como lo pinta la serie de Netflix, sino que llegará a los Emiratos Árabes Unidos en específico se realizará en Abu Dhabi.

Esta actividad fue anunciada en dicho país por el Centro Cultural de Corea y desde su lanzamiento a la fecha, ya existen 350 personas registradas.

De acuerdo con los organizadores, los competidores experimentarán la tensión que se vive en el programa televisivo, incluso serán divididos en grupos de 15 personas, aunque aún no está definido si podrán romper las reglas como sucedió en el drama de la plataforma de streaming.

Sobre las competencias que deberán seguir los concursantes, al igual que en El Juego del Calamar, se encuentra primero “Luz roja, luz verde” en el que deberán recorrer una distancia específica.

Cabe destacar que, en esta versión real de la serie, quienes pierdan no recibirán un disparo en la cabeza ni serán sometidos a una situación de sadismo o violencia, por lo que todos aquellos que quieran vivir esta experiencia no correrán ningún riesgo.

Nam Chan-woo, director del KCC, señaló que, aunque los juegos parecen brutales en la pantalla, esto sólo es con la finalidad de maximizar el elemento dramático pues son actividades con las que las niñas y los niños coreanos se han divertido desde siempre.

Otras competiciones que enfrentarán quienes se registren son el “Ddjaki”, que son los origami azules o rojos utilizados para reclutar a los competidores, el “Dalgona”, identificado por los espectadores como el juego de las galletas y no puede faltar el juego de las canicas, para cerrar con el popular juego coreano de El Calamar.

En la página web de dicho centro invitan a “disfrutar juntos y ganar valiosos premios” y los interesados podían registrarse a través de un formulario de Google, aunque el sitio ya indica que ya no se aceptan más respuestas, pues el periodo únicamente fue del 30 de septiembre al 6 de octubre.

Finalmente, tras el anuncio de los participantes, los seleccionados deberán deberán mostrar el pasaje verde del programa Al-Hosn, pues debido a la contingencia sanitaria no se permitirá la entrada a espectadores.

El Juego del Calamar trasciende fronteras y ahora, aunque no lo creas, pasará de la pantalla a la realidad, aunque no lo hará en Corea del Sur como lo pinta la serie de Netflix, sino que llegará a los Emiratos Árabes Unidos en específico se realizará en Abu Dhabi.

Esta actividad fue anunciada en dicho país por el Centro Cultural de Corea y desde su lanzamiento a la fecha, ya existen 350 personas registradas.

De acuerdo con los organizadores, los competidores experimentarán la tensión que se vive en el programa televisivo, incluso serán divididos en grupos de 15 personas, aunque aún no está definido si podrán romper las reglas como sucedió en el drama de la plataforma de streaming.

Sobre las competencias que deberán seguir los concursantes, al igual que en El Juego del Calamar, se encuentra primero “Luz roja, luz verde” en el que deberán recorrer una distancia específica.

Cabe destacar que, en esta versión real de la serie, quienes pierdan no recibirán un disparo en la cabeza ni serán sometidos a una situación de sadismo o violencia, por lo que todos aquellos que quieran vivir esta experiencia no correrán ningún riesgo.

Nam Chan-woo, director del KCC, señaló que, aunque los juegos parecen brutales en la pantalla, esto sólo es con la finalidad de maximizar el elemento dramático pues son actividades con las que las niñas y los niños coreanos se han divertido desde siempre.

Otras competiciones que enfrentarán quienes se registren son el “Ddjaki”, que son los origami azules o rojos utilizados para reclutar a los competidores, el “Dalgona”, identificado por los espectadores como el juego de las galletas y no puede faltar el juego de las canicas, para cerrar con el popular juego coreano de El Calamar.

En la página web de dicho centro invitan a “disfrutar juntos y ganar valiosos premios” y los interesados podían registrarse a través de un formulario de Google, aunque el sitio ya indica que ya no se aceptan más respuestas, pues el periodo únicamente fue del 30 de septiembre al 6 de octubre.

Finalmente, tras el anuncio de los participantes, los seleccionados deberán deberán mostrar el pasaje verde del programa Al-Hosn, pues debido a la contingencia sanitaria no se permitirá la entrada a espectadores.

Policiaca

Encuentran cadáveres de las otras dos víctimas de la explosión en el Barrio de San Matías

Personal de rescate localizó bajo los escombros los cuerpos de Griselda, de 44 años de edad, y de Roberto, de 28 años

Local

Concluye conflicto en el Humboldt: colegio y fundación logran acuerdo

La embajada Alemana en México y el Secretario de Educación estatal intervinieron para terminar con el conflicto por el uso de las instalaciones

Local

Presentan diputados de Morena iniciativa para legalizar aborto

La iniciativa busca dejar de castigar al personal médico que colabore en el aborto de manera consensuada

Sociedad

Crecen los permisos para comprar armas de fuego

Durante la primera mitad de la 4T se concedieron 16 mil 150, 31% más que en el primer trienio de Peña Nieto

Finanzas

Millonarios mexicanos, más ricos en pandemia

El patrimonio de los acaudalados en México aumentó 11%, mientras la pobreza aumentó en el país y la región

Finanzas

Caen exportaciones de Pemex en 2021

Planea cancelar las ventas externas en 2023 y destinar todo el petróleo al Sistema Nacional de Refinación

Mundo

Argentina considera no pagar al FMI

Dudas del gobierno han impactado en los mercados, con los bonos a la baja y aumento del riesgo país

Gossip

Muere Diego Verdaguer a los 70 años, víctima de Covid

El cantante argentino fallecío la noche de este jueves en Los Ángeles, California

Mundo

Presidenta promete refundar Honduras

Será un Estado “democrático y socialista”, afirma; recibe un país “en bancarrota” y en pobreza