/ viernes 24 de junio de 2022

Agresiones con ácido, un mal del que no se habla en México

Las víctimas de ataques se vuelven propensas a tener cuadros de depresión, ansiedad y en algunos casos hasta pensamientos suicidas

Los diputados de Puebla deben legislar a favor de las mujeres que son víctimas de ataques con ácido u otras sustancias corrosivas porque estas agresiones atentan contra la identidad de las afectadas, quienes se vuelven propensas a tener cuadros de depresión, ansiedad y en algunos casos hasta pensamientos suicidas, coinciden especialistas en la atención a este tipo de hechos y una de las involucradas, Esmeralda Millán, quien en 2018 sufrió un ataque por parte de su expareja.

Tras la agresión con ácido que sufrió una mujer en la zona de Angelópolis a finales de mayo, volvió a cobrar relevancia en la agenda pública el tema de las personas del sexo femenino que han sido víctima de estas agresiones.

Uno de los casos más conocidos en Puebla fue el sufrido por Esmeralda Millán la mañana del 2 de diciembre del 2018, cuando salió de su casa en compañía de su mamá para dirigirse al baño de vapor.


Apenas unos metros fuera del inmueble, fue acorralada por cuatro hombres, entre ellos el padre de sus hijos, para ser agredida. Sobre Esmeralda fue vertida una sustancia que en ese momento desconocía que era ácido, pero que, sin embargo, la comenzó a dejar sin aire.

Posterior al ataque, la mamá de Esmeralda la trasladó a un hospital, donde le dieron un baño para intentar aminorar el impacto de la sustancia, pero al ponerse en contacto la piel y el agua comenzó a arderle de manera fuerte, por lo que detectaron que el ataque había sido con ácido.

En entrevista con El Sol de Puebla, la mujer, ahora de 27 años de edad, compartió que el padre de sus hijos era un hombre violento, que la agredió física, mental, emocional y verbalmente durante el tiempo que pasaron juntos.

Esmeralda Millán fue agredida en 2018 cuando salió de su casa en compañía de su mamá. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla


“Con él viví todo tiempo de violencias, tanto física, psicológica, como verbal. Fueron varias cuestiones en las que me orillaron para alejarme de él, porque mi hijo ya veía pues las agresiones que tenía hacia mí y yo dije no, mejor terminar de tajo con eso”, comentó.

Narró que a los 17 años quedó embarazada de su primer hijo y fue ahí donde la violencia comenzó, porque su expareja le hacía comentarios para aislarla de su familia y la engañaba con otras mujeres.

Años después al nacimiento de su primer bebé quedó embarazada por segunda ocasión, debido a que el hombre la forzó a tener intimidad, situación que le dejó una gran huella, que le costó mucho asimilar.


Esmeralda recordó que conforme pasaron los años su hijo mayor comenzó a darse cuenta de las agresiones físicas en su contra y en muchas ocasiones intentó intervenir para evitar que la golpeara, por lo que decidió separarse del padre de sus hijos para evitar que los infantes crecieran en ese ambiente.

Narró que después de eso el sujeto intentó regresar con ella en varias ocasiones y al no obtener respuesta la amenazó diciéndole que, si no era de él, no sería de nadie.

A casi cuatro años de la agresión, las marcas físicas y emocionales siguen vigentes en la mujer, quien considera que el hecho arruinó su vida y ya nunca volverá a ser igual. Explicó que lleva tres meses sin trabajo y la desesperación la consume porque debe mantener a sus dos hijos.


“A raíz de este ataque me afectó todo, en lo emocional porque me dan pésimas depresiones, quiero encerrarme y no saber de nada, pero pienso en mis hijos. Si busco trabajo me cierran las puertas y me encierro otra vez”, señaló.

Compartió que constantemente tiene depresiones muy fuertes y sus hijos a veces son víctimas de burlas por parte de sus compañeros en la escuela.

Ante eso, hizo un llamado a la gente para que alguien le dé empleo y le permita cubrir los gastos de sus hijos.

AGRESIONES OCASIONAN ANSIEDAD Y DEPRESIÓN


Las agresiones ocasionan en las víctimas miedo, angustia, ansiedad y depresión, por lo que es fundamental el acompañamiento de las redes de apoyo por parte de los familiares, amigos y conocidos, asentó la doctora de la UPAEP, Dulce María Pérez Torres.

A casi cuatro años de la agresión, las marcas físicas y emocionales siguen vigentes en Esmeralda. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

La especialista puntualizó que antes de cualquier ataque la persona comienza a tener miedo y angustia porque constantemente es amenazada con que buscarán la forma de hacerle daño. Una vez que ocurrió el hecho se puede sufrir ansiedad, depresión y falta de motivación para llevar a cabo cualquier actividad cotidiana que antes se realizaba con normalidad.

La doctora Dulce María expuso que las redes de apoyo son fundamentales para ayudar a contener los sentimientos de las personas afectadas, pasar el proceso en búsqueda de justicia y recibir respaldo con especialistas para que la víctima logre salir adelante.

Incluso, aseveró que si no hay apoyo de terceros las probabilidades de tener pensamientos suicidas son mayores.

De igual forma, consideró que las personas más cercanas a quien fue víctima de este tipo de hechos deben tomar terapia debido a que también se ven afectadas.


“Cuando hay una huella física fuerte las mujeres van a entrar en un estado de ansiedad, hay un miedo y angustia constante porque el agresor está amenazando (…) cuando sucede el evento la persona va a tener depresión, que suele ser un trastorno en donde la persona pierde la motivación para hacer las actividades que hacía antes de esta situación tan dolorosa”, informó la especialista.

Ante esto, hizo un llamado a los diputados locales a legislar para disminuir la violencia en contra de las personas del sexo femenino en toda la entidad, pero con especial énfasis en los ataques que son planeados para destruir la vida de alguien.

DEBEN TIPIFICARSE COMO DELITOS


La abogada María Citlalli Vizcaya Zamudio explicó que estos ataques no están tipificados como delitos y son considerados en la ley como lesiones con agravantes, situación que ocasiona haya gran impunidad en los casos existentes.


Señaló que esta modalidad de agresión no es nueva, pero actualmente resuena más en el país por las denuncias que se han hecho recientemente mediante redes sociales.

Desde su óptica, se tiene que tipificar como delito porque son un tipo de violencia que atenta contra las mujeres y las deja marcadas de por vida.

“La razón por la que se tiene que tipificar no solo es por la gravedad de las lesiones y sus consecuencias, sino porque es un tipo de violencia en contra de la mujer”, indicó.

NÉSTOR CAMARILLO PROPONE HASTA 21 AÑOS DE CARCEL


Recientemente el diputado local y dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Néstor Caramillo Medina, presentó al Congreso de Puebla una reforma con la que busca castigar hasta con 13 años de cárcel a quien agreda a una persona del sexo femenino con el uso de esas sustancias corrosivas.

De acuerdo con la propuesta, Néstor Camarillo busca adicionar el artículo 309 bis al Código Penal del Estado de Puebla, que plantea imponer penas de siete a 13 años de prisión y una multa de 300 a 700 Unidades de Medida y Actualización (UMAS), equivalente de 28 mil 866 pesos a los 67 mil 354 pesos, para quien lesione a una mujer usando cualquier sustantiva corrosiva.

Asimismo, las penas aumentarían hasta dos terceras partes cuando exista o haya existido una relación de parentesco, sentimental, afectiva, laboral o de confianza entre el agresor y la víctima.

Esto significa que las personas responsables de los ataques podrían pasar de 11 a 21 años privadas de su libertad y las multas económicas serían de 500 a mil 160 UMAS, lo que representa de 48 mil 110 pesos hasta 111 mil 615 pesos.

Asimismo, el dictamen asentó que el personal de salud deberá notificar al Ministerio Público todos los casos de lesiones por agentes químicos que reciban para atención médica y los ministeriales tendrán la obligación de garantizar la reparación del daño proporcional a la gravedad del mismo.

En entrevista con El Sol de Puebla, sentenció que los legisladores están obligados a buscar la forma de sancionar estos hechos que marcan para siempre la vida de las mujeres afectadas.


“Estoy convencido de que algo se debe de hacer, algo tenemos que hacer. Es por eso que presentamos esta iniciativa, en donde agregamos un artículo al Código Penal para sancionar con prisión a cualquier persona que dañe con cualquier corrosivo”, comentó.

FUNDACIÓN CARMEN SÁNCHEZ, UNA AYUDA PARA VÍCTIMAS


Ante la falta de atención e información por parte de las autoridades en el país para atender este tipo de agresiones, Carmen Sánchez, quien fue víctima de un ataque con esta modalidad en 2014, en colaboración de Ximena Canseco, crearon la primera fundación para acompañar a las mujeres víctimas de estos hechos.

La fundación lleva por nombre Carmen Sánchez en honor a la fundadora, fue creada en diciembre del 2020 y busca visibilizar este tipo de agresiones, ayudar y gestionar diversos servicios que pueden necesitar las mujeres.


Adriana Reyes Flores, coordinadora de dicha fundación, expuso en entrevista con este medio de comunicación que es fundamental visibilizar las agresiones con cualquier tipo de sustancia corrosiva para que la sociedad conozca esta modalidad de agresión, que atenta contra la identidad de las mujeres.

“Forma parte del sentido de identidad de las mujeres. No es solo querer tener una cara bonita, porque nos reconocemos así mismas y somos parte de un todo, nuestro rostro, los ojos, y cuando el ataque se presenta todo esto cambia”, asentó Adriana Reyes.

Consideró que cuando los legisladores de Puebla y demás entidades federativas legislen y sancionen de manera ejemplar esta situación se mandará un mensaje a los agresores y eso facilitará el camino para que las víctimas encuentren justicia.

“La importancia radica en evitar que se sigan cometiendo este tipo de hechos (…) porque es un mensaje a la sociedad y entonces eso ayudaría a las víctimas, por un lado, en cuanto el acceso a la justicia, para que se les facilite el camino”, dijo la coordinadora de la fundación.

Especificó que llevan un conteo de los casos que tienen registrados a nivel nacional y en lo que respecta a Puebla tienen conocimientos de siete, desde el inicio de operaciones de la fundación, aunque no quiso ahondar en mayores detalles por la protección a los datos personales de las afectadas, quienes en muchas ocasiones prefieren mantener en secreto su caso.

Los diputados de Puebla deben legislar a favor de las mujeres que son víctimas de ataques con ácido u otras sustancias corrosivas porque estas agresiones atentan contra la identidad de las afectadas, quienes se vuelven propensas a tener cuadros de depresión, ansiedad y en algunos casos hasta pensamientos suicidas, coinciden especialistas en la atención a este tipo de hechos y una de las involucradas, Esmeralda Millán, quien en 2018 sufrió un ataque por parte de su expareja.

Tras la agresión con ácido que sufrió una mujer en la zona de Angelópolis a finales de mayo, volvió a cobrar relevancia en la agenda pública el tema de las personas del sexo femenino que han sido víctima de estas agresiones.

Uno de los casos más conocidos en Puebla fue el sufrido por Esmeralda Millán la mañana del 2 de diciembre del 2018, cuando salió de su casa en compañía de su mamá para dirigirse al baño de vapor.


Apenas unos metros fuera del inmueble, fue acorralada por cuatro hombres, entre ellos el padre de sus hijos, para ser agredida. Sobre Esmeralda fue vertida una sustancia que en ese momento desconocía que era ácido, pero que, sin embargo, la comenzó a dejar sin aire.

Posterior al ataque, la mamá de Esmeralda la trasladó a un hospital, donde le dieron un baño para intentar aminorar el impacto de la sustancia, pero al ponerse en contacto la piel y el agua comenzó a arderle de manera fuerte, por lo que detectaron que el ataque había sido con ácido.

En entrevista con El Sol de Puebla, la mujer, ahora de 27 años de edad, compartió que el padre de sus hijos era un hombre violento, que la agredió física, mental, emocional y verbalmente durante el tiempo que pasaron juntos.

Esmeralda Millán fue agredida en 2018 cuando salió de su casa en compañía de su mamá. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla


“Con él viví todo tiempo de violencias, tanto física, psicológica, como verbal. Fueron varias cuestiones en las que me orillaron para alejarme de él, porque mi hijo ya veía pues las agresiones que tenía hacia mí y yo dije no, mejor terminar de tajo con eso”, comentó.

Narró que a los 17 años quedó embarazada de su primer hijo y fue ahí donde la violencia comenzó, porque su expareja le hacía comentarios para aislarla de su familia y la engañaba con otras mujeres.

Años después al nacimiento de su primer bebé quedó embarazada por segunda ocasión, debido a que el hombre la forzó a tener intimidad, situación que le dejó una gran huella, que le costó mucho asimilar.


Esmeralda recordó que conforme pasaron los años su hijo mayor comenzó a darse cuenta de las agresiones físicas en su contra y en muchas ocasiones intentó intervenir para evitar que la golpeara, por lo que decidió separarse del padre de sus hijos para evitar que los infantes crecieran en ese ambiente.

Narró que después de eso el sujeto intentó regresar con ella en varias ocasiones y al no obtener respuesta la amenazó diciéndole que, si no era de él, no sería de nadie.

A casi cuatro años de la agresión, las marcas físicas y emocionales siguen vigentes en la mujer, quien considera que el hecho arruinó su vida y ya nunca volverá a ser igual. Explicó que lleva tres meses sin trabajo y la desesperación la consume porque debe mantener a sus dos hijos.


“A raíz de este ataque me afectó todo, en lo emocional porque me dan pésimas depresiones, quiero encerrarme y no saber de nada, pero pienso en mis hijos. Si busco trabajo me cierran las puertas y me encierro otra vez”, señaló.

Compartió que constantemente tiene depresiones muy fuertes y sus hijos a veces son víctimas de burlas por parte de sus compañeros en la escuela.

Ante eso, hizo un llamado a la gente para que alguien le dé empleo y le permita cubrir los gastos de sus hijos.

AGRESIONES OCASIONAN ANSIEDAD Y DEPRESIÓN


Las agresiones ocasionan en las víctimas miedo, angustia, ansiedad y depresión, por lo que es fundamental el acompañamiento de las redes de apoyo por parte de los familiares, amigos y conocidos, asentó la doctora de la UPAEP, Dulce María Pérez Torres.

A casi cuatro años de la agresión, las marcas físicas y emocionales siguen vigentes en Esmeralda. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

La especialista puntualizó que antes de cualquier ataque la persona comienza a tener miedo y angustia porque constantemente es amenazada con que buscarán la forma de hacerle daño. Una vez que ocurrió el hecho se puede sufrir ansiedad, depresión y falta de motivación para llevar a cabo cualquier actividad cotidiana que antes se realizaba con normalidad.

La doctora Dulce María expuso que las redes de apoyo son fundamentales para ayudar a contener los sentimientos de las personas afectadas, pasar el proceso en búsqueda de justicia y recibir respaldo con especialistas para que la víctima logre salir adelante.

Incluso, aseveró que si no hay apoyo de terceros las probabilidades de tener pensamientos suicidas son mayores.

De igual forma, consideró que las personas más cercanas a quien fue víctima de este tipo de hechos deben tomar terapia debido a que también se ven afectadas.


“Cuando hay una huella física fuerte las mujeres van a entrar en un estado de ansiedad, hay un miedo y angustia constante porque el agresor está amenazando (…) cuando sucede el evento la persona va a tener depresión, que suele ser un trastorno en donde la persona pierde la motivación para hacer las actividades que hacía antes de esta situación tan dolorosa”, informó la especialista.

Ante esto, hizo un llamado a los diputados locales a legislar para disminuir la violencia en contra de las personas del sexo femenino en toda la entidad, pero con especial énfasis en los ataques que son planeados para destruir la vida de alguien.

DEBEN TIPIFICARSE COMO DELITOS


La abogada María Citlalli Vizcaya Zamudio explicó que estos ataques no están tipificados como delitos y son considerados en la ley como lesiones con agravantes, situación que ocasiona haya gran impunidad en los casos existentes.


Señaló que esta modalidad de agresión no es nueva, pero actualmente resuena más en el país por las denuncias que se han hecho recientemente mediante redes sociales.

Desde su óptica, se tiene que tipificar como delito porque son un tipo de violencia que atenta contra las mujeres y las deja marcadas de por vida.

“La razón por la que se tiene que tipificar no solo es por la gravedad de las lesiones y sus consecuencias, sino porque es un tipo de violencia en contra de la mujer”, indicó.

NÉSTOR CAMARILLO PROPONE HASTA 21 AÑOS DE CARCEL


Recientemente el diputado local y dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Néstor Caramillo Medina, presentó al Congreso de Puebla una reforma con la que busca castigar hasta con 13 años de cárcel a quien agreda a una persona del sexo femenino con el uso de esas sustancias corrosivas.

De acuerdo con la propuesta, Néstor Camarillo busca adicionar el artículo 309 bis al Código Penal del Estado de Puebla, que plantea imponer penas de siete a 13 años de prisión y una multa de 300 a 700 Unidades de Medida y Actualización (UMAS), equivalente de 28 mil 866 pesos a los 67 mil 354 pesos, para quien lesione a una mujer usando cualquier sustantiva corrosiva.

Asimismo, las penas aumentarían hasta dos terceras partes cuando exista o haya existido una relación de parentesco, sentimental, afectiva, laboral o de confianza entre el agresor y la víctima.

Esto significa que las personas responsables de los ataques podrían pasar de 11 a 21 años privadas de su libertad y las multas económicas serían de 500 a mil 160 UMAS, lo que representa de 48 mil 110 pesos hasta 111 mil 615 pesos.

Asimismo, el dictamen asentó que el personal de salud deberá notificar al Ministerio Público todos los casos de lesiones por agentes químicos que reciban para atención médica y los ministeriales tendrán la obligación de garantizar la reparación del daño proporcional a la gravedad del mismo.

En entrevista con El Sol de Puebla, sentenció que los legisladores están obligados a buscar la forma de sancionar estos hechos que marcan para siempre la vida de las mujeres afectadas.


“Estoy convencido de que algo se debe de hacer, algo tenemos que hacer. Es por eso que presentamos esta iniciativa, en donde agregamos un artículo al Código Penal para sancionar con prisión a cualquier persona que dañe con cualquier corrosivo”, comentó.

FUNDACIÓN CARMEN SÁNCHEZ, UNA AYUDA PARA VÍCTIMAS


Ante la falta de atención e información por parte de las autoridades en el país para atender este tipo de agresiones, Carmen Sánchez, quien fue víctima de un ataque con esta modalidad en 2014, en colaboración de Ximena Canseco, crearon la primera fundación para acompañar a las mujeres víctimas de estos hechos.

La fundación lleva por nombre Carmen Sánchez en honor a la fundadora, fue creada en diciembre del 2020 y busca visibilizar este tipo de agresiones, ayudar y gestionar diversos servicios que pueden necesitar las mujeres.


Adriana Reyes Flores, coordinadora de dicha fundación, expuso en entrevista con este medio de comunicación que es fundamental visibilizar las agresiones con cualquier tipo de sustancia corrosiva para que la sociedad conozca esta modalidad de agresión, que atenta contra la identidad de las mujeres.

“Forma parte del sentido de identidad de las mujeres. No es solo querer tener una cara bonita, porque nos reconocemos así mismas y somos parte de un todo, nuestro rostro, los ojos, y cuando el ataque se presenta todo esto cambia”, asentó Adriana Reyes.

Consideró que cuando los legisladores de Puebla y demás entidades federativas legislen y sancionen de manera ejemplar esta situación se mandará un mensaje a los agresores y eso facilitará el camino para que las víctimas encuentren justicia.

“La importancia radica en evitar que se sigan cometiendo este tipo de hechos (…) porque es un mensaje a la sociedad y entonces eso ayudaría a las víctimas, por un lado, en cuanto el acceso a la justicia, para que se les facilite el camino”, dijo la coordinadora de la fundación.

Especificó que llevan un conteo de los casos que tienen registrados a nivel nacional y en lo que respecta a Puebla tienen conocimientos de siete, desde el inicio de operaciones de la fundación, aunque no quiso ahondar en mayores detalles por la protección a los datos personales de las afectadas, quienes en muchas ocasiones prefieren mantener en secreto su caso.

Policiaca

Termina herida mujer que celebraba su cumpleaños en Avenida Juárez

De acuerdo con las autoridades policiacas, la lesionada acudió al bar Don Chingón ubicado en la calle 29 Sur y avenida Juárez.

Finanzas

La capital poblana registra uno de los peores desarrollos sostenibles del país

El municipio de Puebla se colocó hasta el lugar 41 de las 63 zonas que se incluyeron para el análisis del estudio.

Local

En Polanco y Centro Histórico de CDMX promoverán el chile en nogada

Desde la zona de jirafas de Africam Safari darán el arranque de la temporada de chiles en nogada

Política

“Corcholatas” de Morena pregonan la unidad y muestran su fortaleza en Coahuila

Morena asegura que la Cuarta Transformación llegará a Coahuila en el 2023

Mundo

Líderes del G7 se burlan de Putin por su imagen de hombre fuerte

"Tenemos que demostrar que somos más duros que Putin", dijo el primer ministro británico, Boris Johnson

Mundo

Rusia intensifica ataques contra Ucrania durante reunión del G7

Cerca de cuatro explosiones agitaron el centro de Kiev durante la madrugada, este es el primer ataque de este tipo en la ciudad en semanas

Local

Productores de Zacatlán, los más beneficiados en apoyos por daños al campo

La segunda alcaldía que registró el mayor número de receptores de apoyos por desastres climatológicos fue Acatzingo

Política

Ataques a mi hijo son una cobardía, si el problema es conmigo: AMLO

En redes sociales han difundido imagen del hijo del presidente, de 15 años, acompañada de burlas sobre el peso y la figura del adolescente

Local

Reubicarán juzgados de lo Penal y Civil en Tepeaca

El Poder Judicial resolvió que esta nueva adecuación hará que Tepeaca se desempeñe como segunda sede regional, acompañando al distrito de Puebla capital