/ sábado 27 de noviembre de 2021

Al menos 500 niños han ingresado al HNP por quemaduras

La atención hospitalaria de un paciente en calidad de gravedad puede oscilar entre los 60 mil y 100 mil pesos diarios

En lo que va del año, al menos 500 niños han ingresado al Hospital del Niño Poblano (HNP) por quemaduras de leves a graves, algunos incluso con diagnóstico de gran quemado. La atención hospitalaria de un paciente en calidad de gravedad puede oscilar entre los 60 a 100 mil pesos diarios; algunos pacientes llegan a requerir más de un mes de tratamiento.

Isauro Emmanuel Rendón Oliva, especialista en Cirugía Plástica y Reconstructiva y director nacional de Vinculación Institucional de la Asociación Mexicana de Quemaduras A.C compartió que en pacientes pediátricos, la mayor incidencia por quemaduras se da por escaldadura (líquido caliente), seguido por quemaduras por electricidad y pirotecnia, aunque también, hay registro de quemaduras provocadas por violencia intrafamiliar.



En este sentido, refirió que el 85 por ciento de los accidentes por quemaduras son prevenibles, ya que solo el 15 por ciento de estos se presentan de manera fortuita. “Muchas veces nosotros provocamos los accidentes, principalmente en la cocina: no nos fijamos cuando calentamos el agua, la sopa o el café. No nos fijamos que los mangos de los sartenes están al paso de la cabeza de los pequeños. No les enseñamos que no deben jugar con los contactos eléctricos o que deben morder las extensiones”, aseguró.

DIAGNÓSTICO DE GRAN QUEMADO

El doctor Emmanuel Rendón, quien además cuenta con una subespecialidad en Caumatología, es decir, que se encarga del manejo del paciente quemado crítico, destacó que la piel es el órgano más grande que tenemos en el cuerpo, por ello, una quemadura se clasifica de acuerdo a la extensión de la misma y, dependiendo de ello, se define si el paciente es diagnosticado como gran quemado.

“En el caso de los pacientes adultos, cuando se compromete más del 20 por ciento de la superficie corporal, está considerado como un gran quemado y ¿qué es un 20%?, por ejemplo, una pierna representa un 18% y un brazo representa un 9%. Si sumamos dos brazos quemados, una pierna y parte del abdomen, al hacer la sumatoria de todas las partes quemadas vamos a definir si es un gran quemado o no”, explicó.


Sin embargo, en el caso de los niños y pacientes de la tercera edad, después de un 10 por ciento de superficie corporal quemada ya son considerados como grandes quemados, ya que, además de la extensión de la quemadura se debe considerar la profundidad, ya sea de primer, segundo o tercer grado.

“La quemadura de primer grado solo afecta la primera capa de la piel. Las quemaduras de segundo grado ya afectan la epidermis y la dermis. La de tercer grado afecta la epidermis, la dermis, el tejido celular subcutáneo y también puede afectar músculo; además, se ha descrito una quemadura de cuarto grado la cual afecta músculos, hueso y llega a la carbonización de las estructuras” detalló.

LUIS ÁNGEL LLEVA 15 CIRUGÍAS QUIRÚRGICAS

El 10 de abril de este año, Luis Ángel, originario del municipio de Teziutlán, se sumó a la estadística tras sufrir quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo a causa de una descarga eléctrica. El menor de cinco años de edad se encontraba jugando en la azotea de su casa y mediante un tubo, generó contacto con unos cables de alta tensión que atravesaban cerca de su domicilio.

Luis Ángel fue atendido en primera instancia en el Centro de Salud con Servicios Ampliados (CESSA) de Teziutlán donde realizaron reanimación y manejo avanzado de la vía aérea para posteriormente ser trasladado a la Unidad de Quemados anexo al Hospital del Niño Poblano.

El percance le provocó quemaduras en cara, cuello, genitales y extremidades inferiores, hecho que requirió un total de 15 intervenciones quirúrgicas que involucraron aseos, desbridación (remoción del tejido muerto para mejorar el proceso de cicatrización), escarectomias (incisiones cutáneas) y aplicación de aloinjertos.



Debido a la gravedad de las lesiones, Luis permaneció 35 días en terapia intensiva y 42 días en terapia intermedia, dando un total de 77 días de estancia intrahospitalaria. Tras la intervención del equipo multidisciplinario del Hospital del Niño Poblano, Luis fue dado de alta el 25 de junio tras una evolución favorable.

MAYOR INCIDENCIA DE QUEMADURAS EN PERSONAS DE ESCASOS RECURSOS

De acuerdo al “Modelo Integral para la prevención de accidentes en grupos vulnerables” que presentó la Secretaría de Salud federal (2017), los principales riegos de quemaduras se presentan en zonas rurales y de escasos recursos.

Lo anterior debido a que el 17.86% de los hogares donde viven menores de 5 años, calientan el agua de baño en estufa; el 17.73% usa electricidad (resistencia eléctrica); y el 2.35% emplea fuego proveniente de anafre o leña. Otro de los riesgos se debe a que en el 8.84% de los hogares donde viven menores de 5 años, la cocina no está separada del resto de las habitaciones. En tanto, en el 2.35% de los hogares, se cocina a ras de suelo, y en el 19.04% se cocina a una altura menor a los 80 centímetros.

En este contexto, el doctor Isauro Emmanuel reconoció que, en efecto, el desarrollo económico que ha tenido la capital poblana ha permitido que estas quemaduras se vean menos en la ciudad, sin embrago, al interior del estado todavía hay una gran incidencia debido a que muchas personas calientan el agua en estufa o anafres, aunado a la preparación de grandes ollas de comida que suelen quedar a la altura de los menores.

“Tan solo una taza de café puede estar a más de 130 grados centígrados; esta taza puede generarle a un niño de 3 años una quemadura de más del 10 por ciento e incluso poner en riesgo su vida. En el caso de los adultos la piel es más madura, más espesa, tiene otras estructuras y puede soportar una mayor temperatura”, indicó.

PUEBLA CUENTA CON TRES UNIDADES PARA ATENCIÓN DE PACIENTES QUEMADOS

Actualmente la entidad poblana cuenta con tres unidades hospitalarias de atención a pacientes quemados: la unidad pediátrica de quemados anexa al Hospital del Niño Poblano, que cuenta con un equipo de profesionales especialistas en el manejo del quemado pediátrico; la unidad de quemados en el Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, que es una unidad mixta donde tratan adultos y pacientes pediátricos; y la unidad de quemados del Hospital de Traumatología y Ortopedia de los Servicios de la Secretaría de Salud, donde brindan atención especializada a pacientes adultos.

SSA CUENTA CON TECNOLOGÍA MEXICANA Y ALEMANA

Emmanuel Rendón Oliva, además de desarrollarse en el ámbito particular, también es Jefe de Servicio de Cirugía Reconstructiva en la unidad de quemados del Hospital de Traumatología y Ortopedia de los Servicios de Salud del Estado de Puebla.

Compartió que actualmente la dependencia de salud cuenta con tecnología avanzada de origen mexicano y también de procedencia alemana, lo que ha permitido acelerar la recuperación de los pacientes y reducir la estancia intrahospitalaria.

Este sentido, el especialista destacó la inversión que la Secretaría de Salud ha realizado en este tipo de tecnologías, debido a que al estado le cuesta atender entre 60 y 100 mil pesos diarios a un paciente con diagnostico de gran quemado. Ejemplo de ello, son los pacientes que resultaron lesionados tras la explosión en San Pablo Xochimehuacan, quienes incluso han requerido más de 80 injertos de piel.

“En los Servicios de Salud del Estado contamos con tecnología de punta para el manejo de estas quemaduras. Tenemos cultivo de queratinocitos criopreservados que es lo último que hay en injertos; son células cultivadas que son muy caras y que las tienen en la Secretaría de Salud, y eso es algo que tenemos que reconocer”, indicó.

Además, cuentan con membrana absorbible de tetrapolimero (Suprathel) que está diseñada para el manejo avanzado e inteligente de las quemaduras de segundo grado y superficial. “Cuando son más profundas las lesiones tenemos que usar sistemas más avanzados en el manejo de heridas como cultivos celulares, membranas inteligentes y apósitos inteligentes para terapia de presión negativa que también hay en la Secretaría”, destacó.

Por último, indicó que si bien ha tenido pacientes que han sufrido quemaduras importantes en su rostro, mediante la intervención con esta tecnología han quedado sin ninguna secuela, sin embargo, aseguró que el mejor tratamiento para la quemadura siempre será la prevención.



En lo que va del año, al menos 500 niños han ingresado al Hospital del Niño Poblano (HNP) por quemaduras de leves a graves, algunos incluso con diagnóstico de gran quemado. La atención hospitalaria de un paciente en calidad de gravedad puede oscilar entre los 60 a 100 mil pesos diarios; algunos pacientes llegan a requerir más de un mes de tratamiento.

Isauro Emmanuel Rendón Oliva, especialista en Cirugía Plástica y Reconstructiva y director nacional de Vinculación Institucional de la Asociación Mexicana de Quemaduras A.C compartió que en pacientes pediátricos, la mayor incidencia por quemaduras se da por escaldadura (líquido caliente), seguido por quemaduras por electricidad y pirotecnia, aunque también, hay registro de quemaduras provocadas por violencia intrafamiliar.



En este sentido, refirió que el 85 por ciento de los accidentes por quemaduras son prevenibles, ya que solo el 15 por ciento de estos se presentan de manera fortuita. “Muchas veces nosotros provocamos los accidentes, principalmente en la cocina: no nos fijamos cuando calentamos el agua, la sopa o el café. No nos fijamos que los mangos de los sartenes están al paso de la cabeza de los pequeños. No les enseñamos que no deben jugar con los contactos eléctricos o que deben morder las extensiones”, aseguró.

DIAGNÓSTICO DE GRAN QUEMADO

El doctor Emmanuel Rendón, quien además cuenta con una subespecialidad en Caumatología, es decir, que se encarga del manejo del paciente quemado crítico, destacó que la piel es el órgano más grande que tenemos en el cuerpo, por ello, una quemadura se clasifica de acuerdo a la extensión de la misma y, dependiendo de ello, se define si el paciente es diagnosticado como gran quemado.

“En el caso de los pacientes adultos, cuando se compromete más del 20 por ciento de la superficie corporal, está considerado como un gran quemado y ¿qué es un 20%?, por ejemplo, una pierna representa un 18% y un brazo representa un 9%. Si sumamos dos brazos quemados, una pierna y parte del abdomen, al hacer la sumatoria de todas las partes quemadas vamos a definir si es un gran quemado o no”, explicó.


Sin embargo, en el caso de los niños y pacientes de la tercera edad, después de un 10 por ciento de superficie corporal quemada ya son considerados como grandes quemados, ya que, además de la extensión de la quemadura se debe considerar la profundidad, ya sea de primer, segundo o tercer grado.

“La quemadura de primer grado solo afecta la primera capa de la piel. Las quemaduras de segundo grado ya afectan la epidermis y la dermis. La de tercer grado afecta la epidermis, la dermis, el tejido celular subcutáneo y también puede afectar músculo; además, se ha descrito una quemadura de cuarto grado la cual afecta músculos, hueso y llega a la carbonización de las estructuras” detalló.

LUIS ÁNGEL LLEVA 15 CIRUGÍAS QUIRÚRGICAS

El 10 de abril de este año, Luis Ángel, originario del municipio de Teziutlán, se sumó a la estadística tras sufrir quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo a causa de una descarga eléctrica. El menor de cinco años de edad se encontraba jugando en la azotea de su casa y mediante un tubo, generó contacto con unos cables de alta tensión que atravesaban cerca de su domicilio.

Luis Ángel fue atendido en primera instancia en el Centro de Salud con Servicios Ampliados (CESSA) de Teziutlán donde realizaron reanimación y manejo avanzado de la vía aérea para posteriormente ser trasladado a la Unidad de Quemados anexo al Hospital del Niño Poblano.

El percance le provocó quemaduras en cara, cuello, genitales y extremidades inferiores, hecho que requirió un total de 15 intervenciones quirúrgicas que involucraron aseos, desbridación (remoción del tejido muerto para mejorar el proceso de cicatrización), escarectomias (incisiones cutáneas) y aplicación de aloinjertos.



Debido a la gravedad de las lesiones, Luis permaneció 35 días en terapia intensiva y 42 días en terapia intermedia, dando un total de 77 días de estancia intrahospitalaria. Tras la intervención del equipo multidisciplinario del Hospital del Niño Poblano, Luis fue dado de alta el 25 de junio tras una evolución favorable.

MAYOR INCIDENCIA DE QUEMADURAS EN PERSONAS DE ESCASOS RECURSOS

De acuerdo al “Modelo Integral para la prevención de accidentes en grupos vulnerables” que presentó la Secretaría de Salud federal (2017), los principales riegos de quemaduras se presentan en zonas rurales y de escasos recursos.

Lo anterior debido a que el 17.86% de los hogares donde viven menores de 5 años, calientan el agua de baño en estufa; el 17.73% usa electricidad (resistencia eléctrica); y el 2.35% emplea fuego proveniente de anafre o leña. Otro de los riesgos se debe a que en el 8.84% de los hogares donde viven menores de 5 años, la cocina no está separada del resto de las habitaciones. En tanto, en el 2.35% de los hogares, se cocina a ras de suelo, y en el 19.04% se cocina a una altura menor a los 80 centímetros.

En este contexto, el doctor Isauro Emmanuel reconoció que, en efecto, el desarrollo económico que ha tenido la capital poblana ha permitido que estas quemaduras se vean menos en la ciudad, sin embrago, al interior del estado todavía hay una gran incidencia debido a que muchas personas calientan el agua en estufa o anafres, aunado a la preparación de grandes ollas de comida que suelen quedar a la altura de los menores.

“Tan solo una taza de café puede estar a más de 130 grados centígrados; esta taza puede generarle a un niño de 3 años una quemadura de más del 10 por ciento e incluso poner en riesgo su vida. En el caso de los adultos la piel es más madura, más espesa, tiene otras estructuras y puede soportar una mayor temperatura”, indicó.

PUEBLA CUENTA CON TRES UNIDADES PARA ATENCIÓN DE PACIENTES QUEMADOS

Actualmente la entidad poblana cuenta con tres unidades hospitalarias de atención a pacientes quemados: la unidad pediátrica de quemados anexa al Hospital del Niño Poblano, que cuenta con un equipo de profesionales especialistas en el manejo del quemado pediátrico; la unidad de quemados en el Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, que es una unidad mixta donde tratan adultos y pacientes pediátricos; y la unidad de quemados del Hospital de Traumatología y Ortopedia de los Servicios de la Secretaría de Salud, donde brindan atención especializada a pacientes adultos.

SSA CUENTA CON TECNOLOGÍA MEXICANA Y ALEMANA

Emmanuel Rendón Oliva, además de desarrollarse en el ámbito particular, también es Jefe de Servicio de Cirugía Reconstructiva en la unidad de quemados del Hospital de Traumatología y Ortopedia de los Servicios de Salud del Estado de Puebla.

Compartió que actualmente la dependencia de salud cuenta con tecnología avanzada de origen mexicano y también de procedencia alemana, lo que ha permitido acelerar la recuperación de los pacientes y reducir la estancia intrahospitalaria.

Este sentido, el especialista destacó la inversión que la Secretaría de Salud ha realizado en este tipo de tecnologías, debido a que al estado le cuesta atender entre 60 y 100 mil pesos diarios a un paciente con diagnostico de gran quemado. Ejemplo de ello, son los pacientes que resultaron lesionados tras la explosión en San Pablo Xochimehuacan, quienes incluso han requerido más de 80 injertos de piel.

“En los Servicios de Salud del Estado contamos con tecnología de punta para el manejo de estas quemaduras. Tenemos cultivo de queratinocitos criopreservados que es lo último que hay en injertos; son células cultivadas que son muy caras y que las tienen en la Secretaría de Salud, y eso es algo que tenemos que reconocer”, indicó.

Además, cuentan con membrana absorbible de tetrapolimero (Suprathel) que está diseñada para el manejo avanzado e inteligente de las quemaduras de segundo grado y superficial. “Cuando son más profundas las lesiones tenemos que usar sistemas más avanzados en el manejo de heridas como cultivos celulares, membranas inteligentes y apósitos inteligentes para terapia de presión negativa que también hay en la Secretaría”, destacó.

Por último, indicó que si bien ha tenido pacientes que han sufrido quemaduras importantes en su rostro, mediante la intervención con esta tecnología han quedado sin ninguna secuela, sin embargo, aseguró que el mejor tratamiento para la quemadura siempre será la prevención.



Local

BUAP oferta más de 3 mil lugares para alumnos de nivel medio superior y superior

Podrán ocupar los lugares los aspirantes que no alcanzaron cupo durante el proceso de admisión 2022

Automotriz

¿Qué es un cinemómetro y cómo funciona?

Sensores como el cinemómetro suelen ser más utilizados al ser más sencilla su aplicación en las rutas

Local

Eduardo Rivera asegura que hay coordinación entre gobiernos ante presuntos narcomensajes

En los presuntos narcomensajes se anuncia un toque de queda en la ciudad para el fin de semana

Finanzas

Conoce los gastos que más deducen los contribuyentes en México

Aunque son 10 tipos distintos de gastos que pueden deducir los contribuyentes en México, cuatro de ellos concentran el 85.8 por ciento

Policiaca

Ejecutan a balazos a un mototaxista en Acatzingo

El hecho provocó una fuerte movilización policiaca en la carretera de acceso al municipio de Acatzingo

Sociedad

Con nuevo plan de la SEP, alumnos de secundaria memorizarán obras de la 4T

Se pedirá a los maestros que dejen de poner calificaciones a las tareas, puntaje por asistencia o por trabajos extraordinarios

Gossip

Plácido Domingo regresa a México trás

Pese a la ola de señalamientos en su contra, el tenor se presentó con éxito en la Arena Ciudad de México este martes

Deportes

'Tenemos ocho jugadores lesionados', justifica Larcamón ante la falta de triunfos del Puebla

A decir del argentino, La Franja brinda motivos para creer, a pesar de las ocho notables ausencias

Local

Busca PRD sumar a Movimiento Ciudadano en alianza rumbo al 2024

El dirigente del PRD en la entidad reiteró la inexistencia de un rompimiento entre él y el secretario general del partido