/ lunes 13 de septiembre de 2021

Ampliará oferta educativa, IBERO se alista para reinventarse

El rector de la universidad destacó que la resiliencia de toda la comunidad ha permitido superar la contingencia sanitaria

La Universidad Iberoamericana ampliará su oferta educativa, terminará de acreditar sus programas de estudio y consolidará el modelo híbrido durante el próximo año. Está lista para seguirse reinventando a pesar de la pandemia de la Covid - 19 y sus efectos, así lo sostuvo su rector, Mario Ernesto Patrón Sánchez en entrevista con El Sol de Puebla.

A escasos días de haber presentado su segundo informe de actividades, denominado “Juntos Transformamos Realidades”, el rector de la universidad jesuita destacó que la resiliencia de toda la comunidad IBERO ha permitido a la casa de estudios superar la contingencia sanitaria y aprovecharla como oportunidad de desarrollo.

“Durante estos años hemos construido capacidad para sobreponernos a la adversidad y por eso es que estoy convencido de que juntos transformamos realidades hacia adentro y hacia afuera, durante este tiempo, en la pandemia, muchas instituciones no lo han logrado”.

Calidad educativa, cuidado de la salud y de las finanzas: claves en la IBERO.

Mario Ernesto Patrón explicó que son tres factores los que han permitido a la universidad sacar el mejor provecho de la contingencia sanitaria: mantener la calidad académica y aumentar la capacidad de investigación institucional, cuidar de la salud y mantener viabilidad financiera.

En el primero de los rubros, dijo, la IBERO logró actualizar 23 de 39 planes de estudio para que correspondan mejor a la realidad social, consiguió mudar todos sus programas académicos a la educación en línea y construir un modelo de atención híbrido, que aprovecha lo mejor de la tecnología.

Presumió que la capacidad de investigación de la institución aumentó, ya que en este año se desarrollaron 27 proyectos, de entre los que destacan la producción de 60 mil caretas hospitalarias por parte del Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica para el personal del sector salud y la operación del comedor comunitario en Valle del Paraíso, una zona semi rural en la que se ofrecen alimentos calientes a población vulnerable (padres de familia desempleados, madres solteras y adultos mayores).

“Además de esa calidad académica, en donde no dimos ni un paso al costado y no dejamos de dar clases ni un solo día, en la siguiente dimensión, que es el cuidado de la salud, creamos una comisión de retorno seguro, construimos más de 29 protocolos de higiene y salubridad y diseñamos toda una estrategia de prevención de riesgos sanitarios y de capacidad de respuesta institucional frente a algún riesgo”.

Mario Ernesto Patrón resaltó que son más de 16 millones de pesos los que se han invertido para adecuar el campus y adquirir la tecnología necesaria para transitar, en un primer momento a la educación a distancia y ahora hacia un modelo híbrido.

Sobre el tercer eje, enfatizó que en todo momento ha habido viabilidad financiera en la institución, que se fijó como meta “que ni un solo estudiante se vaya por motivos económicos”, por eso se integró un Comité de Apoyo Financiero COVID que ha beneficiado a más de 200 familias de estudiantes, se amplió el financiamiento educativo becando al 59 por ciento de alumnos de de licenciatura y a siete de cada 10 de posgrado.

“Ha sido un año muy complejo, la pandemia nos ha enseñado que no hay que perder la perspectiva de horizonte pero esa perspectiva de horizonte, hay que actualizarla momento a momento. En la IBERO se ha podido resignificar porque hemos aprendido a hacer altos en el camino, cada vez que los necesitamos y además de esos altos en el camino, sintetizamos el aprendizaje y si es necesario modificamos nuestra estrategias”.

La calidad académica tiene pertinencia social.

El rector de la IBERO expresó que la institución refrendó su compromiso social al mediar en conflictos socioambientales como el cierre de la planta Bonafont y asesorando al Colectivo Voz de los Desaparecidos en la elaboración de una propuesta de ley.

Explicó que el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría se dedicó a acompañar la labor de quienes buscan a sus seres queridos, teniendo en cuenta que Puebla se encuentra en los primeros cinco lugares en desaparición de personas.

“Lo lograron los colectivos, hoy tenemos una ley de desaparición local, publicada en el Diario Oficial, que de alguna manera establece el marco de obligaciones que tiene el gobierno, pero también un marco de derechos que tienen los familiares de víctimas de desaparición. Es una ley que por sí sola no resuelve todo, pero si es un marco que otorga más prerrogativas y oportunidades de defensa”.

Añadió que a través del Instituto de Investigaciones en Medio Ambiente, la universidad se convirtió en la primera institución privada en Puebla en ser acreditada como un campus sustentable por la acreditadora internacional Green Metric, mientras que desde el Laboratorio de Economía Social y Solidaria se generan proyectos para dar paso a nuevas pautas de desarrollo regional.

“Si queremos formar jóvenes, sobre todo conscientes de la realidad pero también críticos sobre ella, pues es fundamental que a nuestra calidad académica le demos pertinencia social”.

La IBERO no va a parar de reinventarse.


Sobre el futuro de la institución, dijo que son grandes retos los que faltan por cumplir: construir un modelo educativo híbrido funcional para el largo plazo, terminar de actualizar los planes de estudio, generar equilibrio financiero y ampliar la oferta en los programas de formación profesional.

“Estamos ya en el diseño de nuevas ofertas de formación socio profesional.

Recientemente aprobamos un programa dual, con la Cámara de Comercio Alemana, de Ingeniería Metalúrgica, y un nuevo posgrado en justicia alternativa y resolución de conflictos”.

“La universidad no va a parar de reinventarse y seguir siendo pertinente frente a los nuevos signos de los tiempos. La crisis económica vino para quedarse un buen tiempo, si bien tenemos signos de recuperación, esta crisis nos acompañará al menos tres o cuatro años, la universidad debe seguir apostando a generar equilibrios financieros sin poner en riesgo la viabilidad económica y siendo solidaria con la economía de estudiantes”.

En conclusión, dijo, la IBERO en Puebla no solo está fuerte, sino que tiene perspectiva de horizonte y un plan rector con metas a cumplir hacia el 2030, que sin duda alcanzará.

La Universidad Iberoamericana ampliará su oferta educativa, terminará de acreditar sus programas de estudio y consolidará el modelo híbrido durante el próximo año. Está lista para seguirse reinventando a pesar de la pandemia de la Covid - 19 y sus efectos, así lo sostuvo su rector, Mario Ernesto Patrón Sánchez en entrevista con El Sol de Puebla.

A escasos días de haber presentado su segundo informe de actividades, denominado “Juntos Transformamos Realidades”, el rector de la universidad jesuita destacó que la resiliencia de toda la comunidad IBERO ha permitido a la casa de estudios superar la contingencia sanitaria y aprovecharla como oportunidad de desarrollo.

“Durante estos años hemos construido capacidad para sobreponernos a la adversidad y por eso es que estoy convencido de que juntos transformamos realidades hacia adentro y hacia afuera, durante este tiempo, en la pandemia, muchas instituciones no lo han logrado”.

Calidad educativa, cuidado de la salud y de las finanzas: claves en la IBERO.

Mario Ernesto Patrón explicó que son tres factores los que han permitido a la universidad sacar el mejor provecho de la contingencia sanitaria: mantener la calidad académica y aumentar la capacidad de investigación institucional, cuidar de la salud y mantener viabilidad financiera.

En el primero de los rubros, dijo, la IBERO logró actualizar 23 de 39 planes de estudio para que correspondan mejor a la realidad social, consiguió mudar todos sus programas académicos a la educación en línea y construir un modelo de atención híbrido, que aprovecha lo mejor de la tecnología.

Presumió que la capacidad de investigación de la institución aumentó, ya que en este año se desarrollaron 27 proyectos, de entre los que destacan la producción de 60 mil caretas hospitalarias por parte del Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica para el personal del sector salud y la operación del comedor comunitario en Valle del Paraíso, una zona semi rural en la que se ofrecen alimentos calientes a población vulnerable (padres de familia desempleados, madres solteras y adultos mayores).

“Además de esa calidad académica, en donde no dimos ni un paso al costado y no dejamos de dar clases ni un solo día, en la siguiente dimensión, que es el cuidado de la salud, creamos una comisión de retorno seguro, construimos más de 29 protocolos de higiene y salubridad y diseñamos toda una estrategia de prevención de riesgos sanitarios y de capacidad de respuesta institucional frente a algún riesgo”.

Mario Ernesto Patrón resaltó que son más de 16 millones de pesos los que se han invertido para adecuar el campus y adquirir la tecnología necesaria para transitar, en un primer momento a la educación a distancia y ahora hacia un modelo híbrido.

Sobre el tercer eje, enfatizó que en todo momento ha habido viabilidad financiera en la institución, que se fijó como meta “que ni un solo estudiante se vaya por motivos económicos”, por eso se integró un Comité de Apoyo Financiero COVID que ha beneficiado a más de 200 familias de estudiantes, se amplió el financiamiento educativo becando al 59 por ciento de alumnos de de licenciatura y a siete de cada 10 de posgrado.

“Ha sido un año muy complejo, la pandemia nos ha enseñado que no hay que perder la perspectiva de horizonte pero esa perspectiva de horizonte, hay que actualizarla momento a momento. En la IBERO se ha podido resignificar porque hemos aprendido a hacer altos en el camino, cada vez que los necesitamos y además de esos altos en el camino, sintetizamos el aprendizaje y si es necesario modificamos nuestra estrategias”.

La calidad académica tiene pertinencia social.

El rector de la IBERO expresó que la institución refrendó su compromiso social al mediar en conflictos socioambientales como el cierre de la planta Bonafont y asesorando al Colectivo Voz de los Desaparecidos en la elaboración de una propuesta de ley.

Explicó que el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría se dedicó a acompañar la labor de quienes buscan a sus seres queridos, teniendo en cuenta que Puebla se encuentra en los primeros cinco lugares en desaparición de personas.

“Lo lograron los colectivos, hoy tenemos una ley de desaparición local, publicada en el Diario Oficial, que de alguna manera establece el marco de obligaciones que tiene el gobierno, pero también un marco de derechos que tienen los familiares de víctimas de desaparición. Es una ley que por sí sola no resuelve todo, pero si es un marco que otorga más prerrogativas y oportunidades de defensa”.

Añadió que a través del Instituto de Investigaciones en Medio Ambiente, la universidad se convirtió en la primera institución privada en Puebla en ser acreditada como un campus sustentable por la acreditadora internacional Green Metric, mientras que desde el Laboratorio de Economía Social y Solidaria se generan proyectos para dar paso a nuevas pautas de desarrollo regional.

“Si queremos formar jóvenes, sobre todo conscientes de la realidad pero también críticos sobre ella, pues es fundamental que a nuestra calidad académica le demos pertinencia social”.

La IBERO no va a parar de reinventarse.


Sobre el futuro de la institución, dijo que son grandes retos los que faltan por cumplir: construir un modelo educativo híbrido funcional para el largo plazo, terminar de actualizar los planes de estudio, generar equilibrio financiero y ampliar la oferta en los programas de formación profesional.

“Estamos ya en el diseño de nuevas ofertas de formación socio profesional.

Recientemente aprobamos un programa dual, con la Cámara de Comercio Alemana, de Ingeniería Metalúrgica, y un nuevo posgrado en justicia alternativa y resolución de conflictos”.

“La universidad no va a parar de reinventarse y seguir siendo pertinente frente a los nuevos signos de los tiempos. La crisis económica vino para quedarse un buen tiempo, si bien tenemos signos de recuperación, esta crisis nos acompañará al menos tres o cuatro años, la universidad debe seguir apostando a generar equilibrios financieros sin poner en riesgo la viabilidad económica y siendo solidaria con la economía de estudiantes”.

En conclusión, dijo, la IBERO en Puebla no solo está fuerte, sino que tiene perspectiva de horizonte y un plan rector con metas a cumplir hacia el 2030, que sin duda alcanzará.

Local

Puebla, primer lugar con mayor número de asaltos en carreteras

Inegi reportó 176 asaltos en carreteras del estado de enero a diciembre del año pasado

Local

[Fotoreportaje] Taller de piezas navideñas reabre tras pandemia

El taller se mantuvo cerrado por casi dos años, su fundadora doña Margarita perdió la vida a consecuencia de Covid19

Local

Suman 26 denuncias por delitos contra el medio ambiente en Puebla

La capital poblana es la que más registró este tipo de hechos

Local

Paracaidistas construyen cerca de ductos en Cuautlancingo; iniciarán notificaciones

En la zona se pretendía erigir un parque público, lo que las autoridades han impedido

Local

Síndicos podrían emitir órdenes de protección para mujeres víctimas de violencia

Diputada proponer modificar la Ley para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado de Puebla para hacer esto posible

Doble Vía

¿Central Park es una “versión chafa” del Bosque de Chapultepec? Influencer opina

Este pulmón verde de Nueva York es referido en películas como un de los sitios más hermosos de la ciudad que nunca duerme

Sociedad

Van 11 detenidos por investigaciones del tiroteo en Guaymas: FGR

Una rueda de seguridad conjunta entre autoridades de seguridad reveló los avances en las investigaciones por el atentado donde murió la activista Marisol Cuadras

Mundo

Miedo en el mundo por Ómicron; países cierran fronteras

Países como Israel han cerrado por completos sus fronteras a los extranjeros, otras naciones intensifican medidas

Local

DIF Cuautlancingo apoyará a la mujer para erradicar la violencia

Cuautlancingo se ubica entre los cinco municipios con mayor violencia en contra de la mujer