/ lunes 3 de agosto de 2020

Aumenta el flujo de viajeros en la CAPU

Aunque la central de autobuses no luce a su máxima capacidad, cada vez se ve un mayor movimiento de personas

Decenas de personas que utilizan como destino o puente la Central de Autobuses de Puebla (CAPU), poco a poco comienzan a normalizar sus viajes.

Aunque la famosa CAPU no luce con capacidad máxima, cada vez son más los individuos que la frecuentan para viajar debido a su trabajo o para ver a familiares.

Antes de entrar, los viajeros deben portar el cubrebocas y colocarse gel antibacterial. Hay dos filas para formarse sin sana distancia y una vez dentro, no hay personal que obligue a los usuarios a usar algún tipo de mascarilla, pero existe un módulo de orientación médica.

Daniel, un joven con rumbo a Chiapas, culpó a la gente por la falta de precaución y dijo que es responsabilidad de cada uno cuidarse para cuidar a los demás.

“Depende de cada lugar las medidas que implementen. Hay muchas personas que no creen, puedes implementar las medidas pero he visto personas que entran aquí y se quitan el cubrebocas, entonces de qué sirve”, comentó en entrevista con El Sol de Puebla.

Además, las medidas sanitarias también varían de cada línea de autobús, por ejemplo: en ADO ya hay una lámina de plástico que separa a los usuarios entre asiento y asiento.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

“Son buenas las medidas porque sanitizan los asientos. Pero depende de las personas, la semana pasada también viajé y me tocó con una persona que no usaba cubrebocas, le dije: se lo puede poder, se enojó, pero se dio cuenta. Los autobuses de ADO también ya tienen más seguridad”.

Pero, hay otros usuarios que piensan que los protocolos de seguridad deberían ser más severos, tal es el caso de Tania.

“Vengo de San Martín (es la primera vez que salgo de la cuarentena) y no tengo miedo, pero yo creo que hay que tener preocupación, si bien las medidas no son 100 por ciento seguras, nosotros como viajeros tenemos que tomar las medidas que se piden. Tenemos que ser conscientes sobre lo que está pasando.

“Las medidas son deficientes, no creo que un gel antibacterial sea suficiente. Yo creo que se debe evitar el contacto, en el caso de cambiar o pasar por boletos en la terminal”.

Muchos de los entrevistados dejaron atrás el temor de viajar, más bien les preocupa que las demás personas no se cuiden o sigan sin creer que existe el coronavirus y eso ponga en riesgo su salud.

“Ahorita vengo de Guerrero a Puebla porque voy a realizar mi servicio social como pasante de enfermería. Sí tenía miedo de viajar porque la gente se amontonó y no han seguido las recomendaciones tanto en los autobuses como en las centrales.

“Los protocolos aquí en la CAPU creo están bien, yo en el autobús que viajé no hay separación entre butaca y butaca”, reveló Javier de 21 años a este medio.

Eréndira, una madre de familia que viaja a Querétaro, dijo que está bien que en la entrada apliquen gel antibacterial, no obstante, detalló que no hay seguridad sanitaria al interior de la central.

“Es voluntario, no te obligan a usar gel y no hay nadie que te vigile si traes cubrebocas o no. La responsabilidad es de nosotros. Hay poca gente aquí. No tengo temor de viajar porque debemos tener el cuidado individual. Yo voy muy segura de que estoy bien y trato de no acércame a la gente”.

Jesús que viaja a Ciudad de México, y viene de Esperanza, tampoco tiene miedo de viajar.

“Dicen por ahí que no temes a dónde ir, que hay que morir donde debes. Las medidas sanitarias, creo deberían ser más. Yo creo que se debe de llenar la mitad del camión”.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

A partir de la semana pasada las líneas de autobuses incrementaron sus corridas a diferentes destinos, sin embargo, ninguna de estas ha disminuido su aforo para los viajes. Un autobús normal de ADO tiene una capacidad máxima de 44 pasajeros. Si el autobús se llena, estas 44 personas comparten el trayecto a escasos metros el uno del otro por al menos cuatro horas, dependiendo del lugar a donde se dirijan.

“Yo vengo de San Martín y sí me da miedo porque los contagios están muy altos, pero debemos estar protegidos. Hay gente que no lo cree y le da igual. A veces unos viajan por el trabajo, tienen que ir y venir. Aquí en la CAPU no hay gel antibacterial, luego se quitan el cubrebocas, realmente les da los mismo”, reclamó Paola, quien tiene que viajar por su trabajo, aunque lo hace dos veces por semana.

José Armando, un viajero del municipio de Huixcolotla recalcó que no debemos juzgar a las personas y ser precavidos:


“Viajo por cuestiones labores, pero debe ser precaución. Ya tiene más de medio año que no venía a Puebla, pero siempre con las precauciones. No tengo tanto temor sino tener precaución. En la línea Del Valle la gente sí toma su gel y se pone cubrebocas y eso te da mucha seguridad. Yo creo que todas las medidas que hoy estamos viendo, no son las asertivas, pero son para concientizar a la gente”.

Los andenes de ADO (viajes al sur y centro del país), Futura, ETL (al norte) y Estrella Roja y AU son los pasillos que más gente congregan.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Solo en ADO hay guardias que miden la temperatura antes de dirigirse a su andén, en las otras líneas la gente pasa directo sin revisión hasta abordar el autobús.

Efraín, que viene de Monterrey con destino a Ciudad Mendoza cree que los protocolos en la CAPU son buenos y no teme contagiarse.

“Casi nunca me enfermo y todavía no he visto casos, aunque sí creo y tomo precauciones. En el autobús que venía sí nos obligaron a usar gel y cubrebocas. Para los que viajan, hagan lo mismo: usen gel y cubrebocas”.


Decenas de personas que utilizan como destino o puente la Central de Autobuses de Puebla (CAPU), poco a poco comienzan a normalizar sus viajes.

Aunque la famosa CAPU no luce con capacidad máxima, cada vez son más los individuos que la frecuentan para viajar debido a su trabajo o para ver a familiares.

Antes de entrar, los viajeros deben portar el cubrebocas y colocarse gel antibacterial. Hay dos filas para formarse sin sana distancia y una vez dentro, no hay personal que obligue a los usuarios a usar algún tipo de mascarilla, pero existe un módulo de orientación médica.

Daniel, un joven con rumbo a Chiapas, culpó a la gente por la falta de precaución y dijo que es responsabilidad de cada uno cuidarse para cuidar a los demás.

“Depende de cada lugar las medidas que implementen. Hay muchas personas que no creen, puedes implementar las medidas pero he visto personas que entran aquí y se quitan el cubrebocas, entonces de qué sirve”, comentó en entrevista con El Sol de Puebla.

Además, las medidas sanitarias también varían de cada línea de autobús, por ejemplo: en ADO ya hay una lámina de plástico que separa a los usuarios entre asiento y asiento.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

“Son buenas las medidas porque sanitizan los asientos. Pero depende de las personas, la semana pasada también viajé y me tocó con una persona que no usaba cubrebocas, le dije: se lo puede poder, se enojó, pero se dio cuenta. Los autobuses de ADO también ya tienen más seguridad”.

Pero, hay otros usuarios que piensan que los protocolos de seguridad deberían ser más severos, tal es el caso de Tania.

“Vengo de San Martín (es la primera vez que salgo de la cuarentena) y no tengo miedo, pero yo creo que hay que tener preocupación, si bien las medidas no son 100 por ciento seguras, nosotros como viajeros tenemos que tomar las medidas que se piden. Tenemos que ser conscientes sobre lo que está pasando.

“Las medidas son deficientes, no creo que un gel antibacterial sea suficiente. Yo creo que se debe evitar el contacto, en el caso de cambiar o pasar por boletos en la terminal”.

Muchos de los entrevistados dejaron atrás el temor de viajar, más bien les preocupa que las demás personas no se cuiden o sigan sin creer que existe el coronavirus y eso ponga en riesgo su salud.

“Ahorita vengo de Guerrero a Puebla porque voy a realizar mi servicio social como pasante de enfermería. Sí tenía miedo de viajar porque la gente se amontonó y no han seguido las recomendaciones tanto en los autobuses como en las centrales.

“Los protocolos aquí en la CAPU creo están bien, yo en el autobús que viajé no hay separación entre butaca y butaca”, reveló Javier de 21 años a este medio.

Eréndira, una madre de familia que viaja a Querétaro, dijo que está bien que en la entrada apliquen gel antibacterial, no obstante, detalló que no hay seguridad sanitaria al interior de la central.

“Es voluntario, no te obligan a usar gel y no hay nadie que te vigile si traes cubrebocas o no. La responsabilidad es de nosotros. Hay poca gente aquí. No tengo temor de viajar porque debemos tener el cuidado individual. Yo voy muy segura de que estoy bien y trato de no acércame a la gente”.

Jesús que viaja a Ciudad de México, y viene de Esperanza, tampoco tiene miedo de viajar.

“Dicen por ahí que no temes a dónde ir, que hay que morir donde debes. Las medidas sanitarias, creo deberían ser más. Yo creo que se debe de llenar la mitad del camión”.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

A partir de la semana pasada las líneas de autobuses incrementaron sus corridas a diferentes destinos, sin embargo, ninguna de estas ha disminuido su aforo para los viajes. Un autobús normal de ADO tiene una capacidad máxima de 44 pasajeros. Si el autobús se llena, estas 44 personas comparten el trayecto a escasos metros el uno del otro por al menos cuatro horas, dependiendo del lugar a donde se dirijan.

“Yo vengo de San Martín y sí me da miedo porque los contagios están muy altos, pero debemos estar protegidos. Hay gente que no lo cree y le da igual. A veces unos viajan por el trabajo, tienen que ir y venir. Aquí en la CAPU no hay gel antibacterial, luego se quitan el cubrebocas, realmente les da los mismo”, reclamó Paola, quien tiene que viajar por su trabajo, aunque lo hace dos veces por semana.

José Armando, un viajero del municipio de Huixcolotla recalcó que no debemos juzgar a las personas y ser precavidos:


“Viajo por cuestiones labores, pero debe ser precaución. Ya tiene más de medio año que no venía a Puebla, pero siempre con las precauciones. No tengo tanto temor sino tener precaución. En la línea Del Valle la gente sí toma su gel y se pone cubrebocas y eso te da mucha seguridad. Yo creo que todas las medidas que hoy estamos viendo, no son las asertivas, pero son para concientizar a la gente”.

Los andenes de ADO (viajes al sur y centro del país), Futura, ETL (al norte) y Estrella Roja y AU son los pasillos que más gente congregan.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Solo en ADO hay guardias que miden la temperatura antes de dirigirse a su andén, en las otras líneas la gente pasa directo sin revisión hasta abordar el autobús.

Efraín, que viene de Monterrey con destino a Ciudad Mendoza cree que los protocolos en la CAPU son buenos y no teme contagiarse.

“Casi nunca me enfermo y todavía no he visto casos, aunque sí creo y tomo precauciones. En el autobús que venía sí nos obligaron a usar gel y cubrebocas. Para los que viajan, hagan lo mismo: usen gel y cubrebocas”.


Local

BUAP oferta más de 3 mil lugares para alumnos de nivel medio superior y superior

Podrán ocupar los lugares los aspirantes que no alcanzaron cupo durante el proceso de admisión 2022

Automotriz

¿Qué es un cinemómetro y cómo funciona?

Sensores como el cinemómetro suelen ser más utilizados al ser más sencilla su aplicación en las rutas

Local

Eduardo Rivera asegura que hay coordinación entre gobiernos ante presuntos narcomensajes

En los presuntos narcomensajes se anuncia un toque de queda en la ciudad para el fin de semana

Cultura

Cuestionario Proust: Pascal Languirand

La leyenda del high energy vive en México desde 2010.

Ciencia

Inventan un "Google maps" de las proteínas 

El mapa, que está alojado en una base de datos gratuita y de libre acceso, podrá predecir la estructura tridimensional de más de 200 millones de proteínas, lo que traerá beneficios aún incuantificables para la ciencia y la medicina

Ecología

La fiebre del mezcal y sus costos ambientales  

La popularidad de esta bebida va en aumento, a pesar de que la sobreexplotación de los cultivos del agave genera un impacto ambiental y atenta contra la diversidad alimentaria. Afortunadamente hay algunas alternativas sustentables

Salud

Buscan más diversidad en el yoga

Una instructora se ha propuesto hacer que esta disciplina algo más diverso racial y socialmente, ya que en muchos países la mayoría de las personas que lo practican son mujeres blancas de clase media

Gossip

“Donde hubo fuego” mostrará las condiciones de trabajo de los bomberos

Donde hubo fuego es un melodrama original que muestra la realidad de sus condiciones de trabajo, a la par de una emocionante trama de peligro y venganza

Gossip

El ecléctico Dr. Shenka, vocalista de Panteón Rococó, ofrece concierto solista

El vocalista de Panteón Rococó quiere aprovechar que su banda no está de gira para ofrecer un concierto