/ miércoles 6 de septiembre de 2023

Aumentan 64.9% los robos al transporte de carga en carreteras de Puebla

Al cierre de los primeros siete meses de 2023, el robo al transporte de carga en la entidad superó los mil incidentes

La inseguridad que acecha a los conductores de transporte de carga en las carreteras del estado ha convertido su trabajo en un auténtico calvario. Tan sólo en los primeros siete meses de 2023, de enero a julio, se registraron mil 577 robos a transportistas, cifra que representó un aumento del 64.9 por ciento en relación a los 956 incidentes reportados en el mismo periodo del año inmediato anterior.

A ello se suman las exigentes condiciones laborales que mantienen a los conductores en operación por más de 12 horas seguidas y sin la posibilidad de ver a su familia. No obstante la falta de oportunidades laborales los obliga a permanecer en el sector.

Los líderes de organismos y conductores coincidieron que el sector ha sido relegado por parte de las autoridades, a pesar de que su función es esencial para la economía del país, por lo que les hicieron un llamado para que mejoren su situación.

Robo, un riesgo permanente en carreteras

Aunque Fernando Fernández lleva más de dos décadas siendo conductor de transporte de carga, las emociones de miedo y angustia se hacen presentes cada vez que sale de casa para ir a trabajar. Todos los días pasa alrededor de 12 horas detrás del volante y un mes lejos de su familia transitando las carreteras para movilizar diversas mercancías.

Fernández platicó que al subir al camión tiene que estar alerta de cualquier comportamiento sospechoso a su alrededor, pues puede ser algún delincuente que busque atracarlo.

Explicó que en algunos tramos de carretas que pasan por la entidad poblana no puede hacer ninguna parada, pues la falta de vigilancia lo convierte en blanco de la delincuencia. “Ahorita me paro a desayunar y ya no me paro hasta llegar, no me puedo detener en la carretera porque te duermes y te roban las llantas o te asaltan, no hay un lugar seguro”, reveló.

Tan sólo al cierre de los primeros siete meses de 2023, el robo al transporte de carga en la entidad superó los mil incidentes. Ese dato significó 64.9 por ciento más que lo registrado en el mismo periodo del 2022, según el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

David Román, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV), comentó que han detectado que los atracos se concentran en su mayoría en las carreteras que pasan por San Martín Texmelucan, Puebla, Amozoc y Esperanza. Mientras que la mercancía más robada son los abarrotes, vinos y licores, así como electrónicos y línea blanca.

La razón es que estos artículos pueden venderse de manera más fácil en mercados y tianguis de las zonas. “En los cruces de carreteras estatales con federales es donde hay más incidencia. Observamos que se suben a los vehículos en las carreteras federales y los desvían hacia las poblanas, ahí se descarga la mercancía para vender en algunos tianguis o se mete en otros vehículos para transportarla”, detalló.

Sus estadísticas arrojan más datos, por ejemplo, el mayor registro de tiempo sobre asaltos se da entre las 7 de la mañana y el medio día, cuando las unidades van llenas de mercancía, seguido de las 12 de la tarde y 7 de la noche.

En este sentido, afirmó que las empresas transportadoras de mercancías deben utilizar la tecnología, en específico rastreador GPS y cámaras de vigilancia, para enfrentar este tipo de robos, pues la probabilidad de recuperar el vehículo y ubicar la carga es del 75 por ciento.

En entrevista por separado, Anuar Musalem, subdirector del capítulo Puebla de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), alertó que hay carreteras que carecen de vigilancia de las autoridades de seguridad, las cuales son identificadas por grupos del crimen organizado que estudian sus rutas para posteriormente asaltar las unidades.

Detalló que algunos de los modus operandi de las bandas delincuenciales se basan en romper los parabrisas, obstaculizar el carril o dar “cerrones” para posteriormente interceptar al conductor y robarle la mercancía o incluso el camión.

Rafael Millán es una víctima de la delincuencia en carretera, recordó que el año pasado estaba en la ruta de Hidalgo-Chiapas y un día por la mañana sujetos le aventaron piedras al parabrisas para distraerlo de su camino. Aunque intentó seguir conduciendo, metros más adelante se vio obligado a salir de la vialidad y fue ahí donde los sujetos aprovecharon para atracarlo. “Fue una escena de miedo, pero es algo que muchos compañeros se enfrentan día con día, no nos podemos detener, tenemos que seguir trabajando”, comentó.

Algunos tramos de carretas que pasan por la entidad poblana no puede hacer ninguna parada, señalaron conductores ante la inseguridad. Foto Erik Guzmán | El Sol de Puebla

La pastillita del poder y a seguir: transportista

Otra de las problemáticas a las que se enfrentan los conductores del transporte pesado son las extensas jornadas al volante, pues se ven obligados a manejar más de 12 horas seguidas, con paradas contadas para cubrir sus necesidades básicas, por lo que algunos de ellos recurren a diferentes tipos de estimulantes para mantenerse despiertos.

Uno de los transportistas consultados por esta casa editorial, quien prefirió mantenerse en el anonimato, comentó que su oficio lo obliga a estar despierto para conducir sin descanso y cumplir en tiempo con la entrega de la mercancía, por lo que tiene que tomarse la “pastillita del poder” y seguir.

“Nos toca trabajar jornadas largas, a veces es uno o dos días manejando parejito nada más tomando café, alimento y con la pastilla del poder para avanzar porque no podemos pararnos, tenemos un tiempo de llegada y se tiene que cumplir”, reconoció.

Al momento de esta entrevista, el hombre de aproximadamente 50 años no veía a su familia, que se encontraba en el estado de Puebla, desde un mes atrás, pero siempre le llaman por teléfono para saber cómo está, por dónde anda y qué está haciendo, pues es su única forma de mantener contacto con ellos.

“Nadie nos toma en cuenta, nadie habla de las condiciones a las que nos enfrentamos, el no ver a la familia por dos meses y estar pendientes a que no nos roben o ser víctimas de un accidente porque ahí si nosotros tenemos la culpa, sólo ahí nos ven”, reclamó.

Rafael Millán también hace frente a la extensa jornada laboral, pues está delante del volante más de 20 horas y apenas hace entre dos y tres paradas en sitios que identifica como seguros para poder descansar, ya que el detenerse en otra zona lo pone en riesgo.

“Es muy cansado trabajar en el transporte de carga porque es estar día y noche manejando (…) no podemos pararnos a descansar en cualquier lugar porque nos convertimos en blancos de la delincuencia, ya tenemos ubicados nuestros espacios seguros, pero cuando se llenan pues ni modo, hay que seguirle manejando”, expresó.

Aunque a Millán no le gusta su oficio por las condiciones laborales, señaló que es la única forma en que puede mantener económicamente a su familia. “Aunque no nos guste hay que trabajar, quiera o no este es el sostén de mi familia y ni modo, hay que darle”, dijo.

Por su parte, César Flores Ruiz, secretario general de la Unión de Sindicatos de Puebla, que agrupa a transportistas de diversos materiales, también reconoció que las condiciones laborales a las que se enfrenta son desgastantes, pues opinó que es el único sector que labora más de ocho horas seguidas.

“No podemos tener a gente trabajando más de ocho horas seguidas sin descanso porque si se detienen a descansar corren el riesgo de ser asaltados, ni sus necesidades básicas pueden cubrir, de verdad que es un trabajo demandante y en muchas ocasiones mal pagado y sin seguridad social, ni nada que los proteja”, reclamó.

Es importante mencionar que el año pasado, la senadora morenista Olga Sánchez Cordero presentó una iniciativa sobre la regulación de las horas de conducción de los operadores del autotransporte en la que se pretende modificar la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal y la Ley Federal del Trabajo.

La propuesta señala que el tiempo máximo de conducción en un día no puede exceder las 14 horas, así como que el conductor debe tener una pausa no menor a ocho horas continuas. Además, de que se garantice la presencia de un segundo operador cuando el trayecto supere las nueve horas de conducción. Sin embargo, hasta el momento la iniciativa no se ha analizado ni discutido.

Dentro de la mercancía más robada son los abarrotes, vinos y licores, así como electrónicos y línea blanca. Foto Erik Guzmán | El Sol de Puebla

La propuesta al gobierno

Para David Román, representante de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular, el aumento de policías estatales o de la Guardia Nacional en carreteras ayudaría a mejorar las condiciones de seguridad de los transportistas, así como brindar una pronta atención en caso de reportar algún atraco.

En tanto que a los empleadores los exhortó a equipar con tecnología sus unidades, pues reiteró que contar con un sistema de geolocalización y cámaras de vigilancia permite que, en caso de robo, la unidad sea localizada con mayor rapidez, además de que se conozca el rostro y forma de operar de los delincuentes para tener mayores elementos a la hora de presentar la denuncia correspondiente.

“Si hacemos todo esto y creamos un protocolo robusto entre los centros de monitoreo federales, estatales y los nuestros, tenemos mucha más probabilidad de proteger nuestro patrimonio”, puntualizó.

La propuesta de Anuar Musalem, subdirector del capítulo Puebla de AMTM, es que tanto el gobierno federal como estatal, empresas y asociaciones de transportistas, realicen mesas de trabajo constantes para identificar los focos rojos de inseguridad y las formas de operar para mejorar la seguridad de los camioneros.

Insistió que la presencia de la Guardia Nacional en las vialidades es indispensable para la seguridad de los conductores. Agregó que se debe considerar un programa de paraderos seguros, pues existen pocos lugares para que los operadores se detengan a descansar después de manejar por varias horas.

“El transporte mercantil es la logística de las ciudades y de la sociedad, la mayoría de las cosas que consumimos llega vía terrestre, es importante que empresarios de transporte y gobierno trabajen de la mano”, precisó.

Sobre las condiciones laborales a las que se enfrentan, dijo que se debe de apresurar la legislación en la materia, pero también se tiene que hacer cumplir la ley, pues muchas de las ocasiones se quedan en letra muerta y el beneficio es inexistente.

Finalmente, expuso que a los transportistas se les debe de dar capacitación, brindar seguridad social y demás prestaciones para que desempeñen mejor su trabajo, pues consideró que actualmente sus condiciones laborales son deplorables.

La inseguridad que acecha a los conductores de transporte de carga en las carreteras del estado ha convertido su trabajo en un auténtico calvario. Tan sólo en los primeros siete meses de 2023, de enero a julio, se registraron mil 577 robos a transportistas, cifra que representó un aumento del 64.9 por ciento en relación a los 956 incidentes reportados en el mismo periodo del año inmediato anterior.

A ello se suman las exigentes condiciones laborales que mantienen a los conductores en operación por más de 12 horas seguidas y sin la posibilidad de ver a su familia. No obstante la falta de oportunidades laborales los obliga a permanecer en el sector.

Los líderes de organismos y conductores coincidieron que el sector ha sido relegado por parte de las autoridades, a pesar de que su función es esencial para la economía del país, por lo que les hicieron un llamado para que mejoren su situación.

Robo, un riesgo permanente en carreteras

Aunque Fernando Fernández lleva más de dos décadas siendo conductor de transporte de carga, las emociones de miedo y angustia se hacen presentes cada vez que sale de casa para ir a trabajar. Todos los días pasa alrededor de 12 horas detrás del volante y un mes lejos de su familia transitando las carreteras para movilizar diversas mercancías.

Fernández platicó que al subir al camión tiene que estar alerta de cualquier comportamiento sospechoso a su alrededor, pues puede ser algún delincuente que busque atracarlo.

Explicó que en algunos tramos de carretas que pasan por la entidad poblana no puede hacer ninguna parada, pues la falta de vigilancia lo convierte en blanco de la delincuencia. “Ahorita me paro a desayunar y ya no me paro hasta llegar, no me puedo detener en la carretera porque te duermes y te roban las llantas o te asaltan, no hay un lugar seguro”, reveló.

Tan sólo al cierre de los primeros siete meses de 2023, el robo al transporte de carga en la entidad superó los mil incidentes. Ese dato significó 64.9 por ciento más que lo registrado en el mismo periodo del 2022, según el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

David Román, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV), comentó que han detectado que los atracos se concentran en su mayoría en las carreteras que pasan por San Martín Texmelucan, Puebla, Amozoc y Esperanza. Mientras que la mercancía más robada son los abarrotes, vinos y licores, así como electrónicos y línea blanca.

La razón es que estos artículos pueden venderse de manera más fácil en mercados y tianguis de las zonas. “En los cruces de carreteras estatales con federales es donde hay más incidencia. Observamos que se suben a los vehículos en las carreteras federales y los desvían hacia las poblanas, ahí se descarga la mercancía para vender en algunos tianguis o se mete en otros vehículos para transportarla”, detalló.

Sus estadísticas arrojan más datos, por ejemplo, el mayor registro de tiempo sobre asaltos se da entre las 7 de la mañana y el medio día, cuando las unidades van llenas de mercancía, seguido de las 12 de la tarde y 7 de la noche.

En este sentido, afirmó que las empresas transportadoras de mercancías deben utilizar la tecnología, en específico rastreador GPS y cámaras de vigilancia, para enfrentar este tipo de robos, pues la probabilidad de recuperar el vehículo y ubicar la carga es del 75 por ciento.

En entrevista por separado, Anuar Musalem, subdirector del capítulo Puebla de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), alertó que hay carreteras que carecen de vigilancia de las autoridades de seguridad, las cuales son identificadas por grupos del crimen organizado que estudian sus rutas para posteriormente asaltar las unidades.

Detalló que algunos de los modus operandi de las bandas delincuenciales se basan en romper los parabrisas, obstaculizar el carril o dar “cerrones” para posteriormente interceptar al conductor y robarle la mercancía o incluso el camión.

Rafael Millán es una víctima de la delincuencia en carretera, recordó que el año pasado estaba en la ruta de Hidalgo-Chiapas y un día por la mañana sujetos le aventaron piedras al parabrisas para distraerlo de su camino. Aunque intentó seguir conduciendo, metros más adelante se vio obligado a salir de la vialidad y fue ahí donde los sujetos aprovecharon para atracarlo. “Fue una escena de miedo, pero es algo que muchos compañeros se enfrentan día con día, no nos podemos detener, tenemos que seguir trabajando”, comentó.

Algunos tramos de carretas que pasan por la entidad poblana no puede hacer ninguna parada, señalaron conductores ante la inseguridad. Foto Erik Guzmán | El Sol de Puebla

La pastillita del poder y a seguir: transportista

Otra de las problemáticas a las que se enfrentan los conductores del transporte pesado son las extensas jornadas al volante, pues se ven obligados a manejar más de 12 horas seguidas, con paradas contadas para cubrir sus necesidades básicas, por lo que algunos de ellos recurren a diferentes tipos de estimulantes para mantenerse despiertos.

Uno de los transportistas consultados por esta casa editorial, quien prefirió mantenerse en el anonimato, comentó que su oficio lo obliga a estar despierto para conducir sin descanso y cumplir en tiempo con la entrega de la mercancía, por lo que tiene que tomarse la “pastillita del poder” y seguir.

“Nos toca trabajar jornadas largas, a veces es uno o dos días manejando parejito nada más tomando café, alimento y con la pastilla del poder para avanzar porque no podemos pararnos, tenemos un tiempo de llegada y se tiene que cumplir”, reconoció.

Al momento de esta entrevista, el hombre de aproximadamente 50 años no veía a su familia, que se encontraba en el estado de Puebla, desde un mes atrás, pero siempre le llaman por teléfono para saber cómo está, por dónde anda y qué está haciendo, pues es su única forma de mantener contacto con ellos.

“Nadie nos toma en cuenta, nadie habla de las condiciones a las que nos enfrentamos, el no ver a la familia por dos meses y estar pendientes a que no nos roben o ser víctimas de un accidente porque ahí si nosotros tenemos la culpa, sólo ahí nos ven”, reclamó.

Rafael Millán también hace frente a la extensa jornada laboral, pues está delante del volante más de 20 horas y apenas hace entre dos y tres paradas en sitios que identifica como seguros para poder descansar, ya que el detenerse en otra zona lo pone en riesgo.

“Es muy cansado trabajar en el transporte de carga porque es estar día y noche manejando (…) no podemos pararnos a descansar en cualquier lugar porque nos convertimos en blancos de la delincuencia, ya tenemos ubicados nuestros espacios seguros, pero cuando se llenan pues ni modo, hay que seguirle manejando”, expresó.

Aunque a Millán no le gusta su oficio por las condiciones laborales, señaló que es la única forma en que puede mantener económicamente a su familia. “Aunque no nos guste hay que trabajar, quiera o no este es el sostén de mi familia y ni modo, hay que darle”, dijo.

Por su parte, César Flores Ruiz, secretario general de la Unión de Sindicatos de Puebla, que agrupa a transportistas de diversos materiales, también reconoció que las condiciones laborales a las que se enfrenta son desgastantes, pues opinó que es el único sector que labora más de ocho horas seguidas.

“No podemos tener a gente trabajando más de ocho horas seguidas sin descanso porque si se detienen a descansar corren el riesgo de ser asaltados, ni sus necesidades básicas pueden cubrir, de verdad que es un trabajo demandante y en muchas ocasiones mal pagado y sin seguridad social, ni nada que los proteja”, reclamó.

Es importante mencionar que el año pasado, la senadora morenista Olga Sánchez Cordero presentó una iniciativa sobre la regulación de las horas de conducción de los operadores del autotransporte en la que se pretende modificar la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal y la Ley Federal del Trabajo.

La propuesta señala que el tiempo máximo de conducción en un día no puede exceder las 14 horas, así como que el conductor debe tener una pausa no menor a ocho horas continuas. Además, de que se garantice la presencia de un segundo operador cuando el trayecto supere las nueve horas de conducción. Sin embargo, hasta el momento la iniciativa no se ha analizado ni discutido.

Dentro de la mercancía más robada son los abarrotes, vinos y licores, así como electrónicos y línea blanca. Foto Erik Guzmán | El Sol de Puebla

La propuesta al gobierno

Para David Román, representante de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular, el aumento de policías estatales o de la Guardia Nacional en carreteras ayudaría a mejorar las condiciones de seguridad de los transportistas, así como brindar una pronta atención en caso de reportar algún atraco.

En tanto que a los empleadores los exhortó a equipar con tecnología sus unidades, pues reiteró que contar con un sistema de geolocalización y cámaras de vigilancia permite que, en caso de robo, la unidad sea localizada con mayor rapidez, además de que se conozca el rostro y forma de operar de los delincuentes para tener mayores elementos a la hora de presentar la denuncia correspondiente.

“Si hacemos todo esto y creamos un protocolo robusto entre los centros de monitoreo federales, estatales y los nuestros, tenemos mucha más probabilidad de proteger nuestro patrimonio”, puntualizó.

La propuesta de Anuar Musalem, subdirector del capítulo Puebla de AMTM, es que tanto el gobierno federal como estatal, empresas y asociaciones de transportistas, realicen mesas de trabajo constantes para identificar los focos rojos de inseguridad y las formas de operar para mejorar la seguridad de los camioneros.

Insistió que la presencia de la Guardia Nacional en las vialidades es indispensable para la seguridad de los conductores. Agregó que se debe considerar un programa de paraderos seguros, pues existen pocos lugares para que los operadores se detengan a descansar después de manejar por varias horas.

“El transporte mercantil es la logística de las ciudades y de la sociedad, la mayoría de las cosas que consumimos llega vía terrestre, es importante que empresarios de transporte y gobierno trabajen de la mano”, precisó.

Sobre las condiciones laborales a las que se enfrentan, dijo que se debe de apresurar la legislación en la materia, pero también se tiene que hacer cumplir la ley, pues muchas de las ocasiones se quedan en letra muerta y el beneficio es inexistente.

Finalmente, expuso que a los transportistas se les debe de dar capacitación, brindar seguridad social y demás prestaciones para que desempeñen mejor su trabajo, pues consideró que actualmente sus condiciones laborales son deplorables.

Policiaca

Detienen a Saúl Adán, 'El Princess', por homicidio de estudiante poblano

El pasado 12 de julio el imputado y tres hombres más habrían pateado y golpeado con palos y tubos en repetidas ocasiones al estudiante

Local

En nogada, Bomba o Tisha, conoce las creaciones más exóticas de la Feria del Molote 2024

Esta feria estará disponible hasta el próximo 21 de julio en la Plaza de la Concordia de San Pedro Cholula

Policiaca

Apuñalan a conductor de taxi de plataforma en Xochimehuacán

Las autoridades municipales confirmaron la recuperación del automóvil en la calle 49 Poniente y 19 Norte

Local

TEPJF resolverá impugnaciones contra senaduría de Néstor Camarillo el próximo lunes

El priista declaró ser descendiente de personas indígenas de la comunidad

Policiaca

Le arrebatan la vida a balazos a joven en Tlaola

La comunidad de Xaltepuxtla se encuentra consternada por este acto violento

Estado

Pena y tristeza genera conflicto por la Carrera de la Tortilla

En la primera ocasión fueron 160 mujeres originarias de Coapan las que tuvieron su intervención