/ lunes 13 de marzo de 2017

Pinto con libertad; mi pintura es espontánea: Patricia Fabre

Algunas mujeres creen que llegar a los 50 años es el inicio delfin, pues esa edad ya no es idónea para emprender nuevos planes yotras metas personales. Patricia Fabre tiene una visión distinta,pues justo cuando cumplió medio siglo de edad, descubrió que lapintura implicaba “vivir su propia vida”.

Ahora, ella tiene 72 años. Sus ojos verdes recorren el tallerde dos plantas y muestran parte de su obra, que abarca cerca de 400trabajos. Sus manos, con algunas arrugas, toman el pincel ytrabajan en los bastidores varias horas al día.

Con sus 20 años de trayectoria, Fabre reconoce que en Puebla nohay suficiente apoyo para los artistas, aunque refiere que éstosdeben buscar salir adelante recurriendo a la iniciativa privada y alos espacios en los que sea posible. Actualmente, ella expone enSan Pedro Museo de Arte y próximamente lo hará en la UniversidadIberoamericana Puebla y en el zócalo capitalino.

Durante la entrevista, relata parte de su nueva vida, a la quededicará toda su energía y su tiempo.

 ¿Cuándo empezó apintar?

Empecé a pintar muy grande, como hace 20 años. No crea quehace poquito. Yo estudié hasta la preparatoria y por mucho tiempono estuve en esto; fue accidental porque me invitaron a unas clasesde pintura y me insistieron tanto que dije: ‘voy a probar, a versi me gusta’. Me encantó desde la primera vez y no tomé muchotiempo clases, solo como dos años.

Primero fue con pintura de óleo y después tomé clases deacuarela. Yo ya estaba más que entusiasmada. Siempre digo que fueamor a primera vista.

Puedo decir que fue un camino de experimentar y descubrir lo queme gustó.

¿Qué mérito tiene para usted, el tener una carreraconsolidada pese a carecer de estudios?

La verdad yo no me esperaba nada. Al principio solo aprendí ypintaba para mí, pero luego surgió la idea de exponer y de hacerun libro sobre mi trabajo.

Para mí ha sido una gran realización. Lo que no hice en mijuventud llegó en un momento justo e inesperado. Fui ama de casa yme dediqué a mis hijos pero llegó la oportunidad; a veces medicen que fue tarde pero ahora, después de ser madre y abuela, fuesatisfactorio realizarme con algo mío.

Siento pasión y felicidad. Es como una segunda oportunidad, ycon la edad lo disfruto más  y me doy cuenta de lo que significa.Quiero seguir mientras tenga el entusiasmo, la energía y la saludpara hacerlo.

¿Cuál es su inspiración y qué temas leagradan?

Es difícil contestarlo porque no tengo predefinidas algunasfiguras, como árboles, o lo que sea. A mí me dan el pincel, unlápiz o un plumón y yo empiezo a dibujar intuitivamente y adejarme llevar.

Hago líneas básicas y de allí, un poco como el jazz, voyimprovisando. Es en el camino donde defino a dónde ir con lapintura. Mi lenguaje son las formas y el color, entonces esinfinito a dónde puedo ir, agregando sentimiento y emoción.

¿Dónde ha expuesto su obra?

Actualmente está en San Pedro Museo de Arte una muestra de laserie “Sin Límite”. Se expone un mural de 59 metros de largopor 3.30 de alto con mi obra, la cual tiene parte de misinicios.

He expuesto en 60 lugares aproximadamente, tanto en México comoen Estados Unidos. Aquí he expuesto en Cuernavaca, Veracruz, SanMiguel de Allende, Guanajuato, Mérida, Ciudad de México; tambiénen Laredo o en San Antonio Texas.

¿Cuánto tiempo pinta y a cuál corriente de artepertenece?

Debo tener al menos cuatro horas disponibles para poder pintar.Lo hago sobre todo de día. No sé a qué corriente pertenezcoporque pinto con libertad; es una palabra importante para crear. Mipintura es espontánea.

En el 2007 surgió mi verdadero estilo. Me identifico con elblanco y el negro porque representan un balance, aunque le agregorojos y varios colores. Hice tintas pero me quedé con acrílicoporque seca rápido y puedo continuar pintando, aunque tambiéntrabajo con acuarela.

Me identifico con Wassily Kandinsky, Pablo Picasso y JacksonPollock. Tengo un estilo contemporáneo.

Patricia Fabre tiene el apoyo de su familia para pintar, aunqueseñala que no hay suficiente financiamiento de las autoridades.Por el momento, la mayoría de sus obras (que son entre 300 y 400)son hechas con recursos propios.

Sus lecturas y su experiencia le han dicho que la mujer siguerelegada en el campo del arte, pues señala que en caso de loshombres, las obras se venden a más alto costo y las críticas sonmás benevolentes.

Aún con ello, ella dice que ser mujer, tener 72 años y hacerlo que ama, es suficiente motivo para continuar.

Algunas mujeres creen que llegar a los 50 años es el inicio delfin, pues esa edad ya no es idónea para emprender nuevos planes yotras metas personales. Patricia Fabre tiene una visión distinta,pues justo cuando cumplió medio siglo de edad, descubrió que lapintura implicaba “vivir su propia vida”.

Ahora, ella tiene 72 años. Sus ojos verdes recorren el tallerde dos plantas y muestran parte de su obra, que abarca cerca de 400trabajos. Sus manos, con algunas arrugas, toman el pincel ytrabajan en los bastidores varias horas al día.

Con sus 20 años de trayectoria, Fabre reconoce que en Puebla nohay suficiente apoyo para los artistas, aunque refiere que éstosdeben buscar salir adelante recurriendo a la iniciativa privada y alos espacios en los que sea posible. Actualmente, ella expone enSan Pedro Museo de Arte y próximamente lo hará en la UniversidadIberoamericana Puebla y en el zócalo capitalino.

Durante la entrevista, relata parte de su nueva vida, a la quededicará toda su energía y su tiempo.

 ¿Cuándo empezó apintar?

Empecé a pintar muy grande, como hace 20 años. No crea quehace poquito. Yo estudié hasta la preparatoria y por mucho tiempono estuve en esto; fue accidental porque me invitaron a unas clasesde pintura y me insistieron tanto que dije: ‘voy a probar, a versi me gusta’. Me encantó desde la primera vez y no tomé muchotiempo clases, solo como dos años.

Primero fue con pintura de óleo y después tomé clases deacuarela. Yo ya estaba más que entusiasmada. Siempre digo que fueamor a primera vista.

Puedo decir que fue un camino de experimentar y descubrir lo queme gustó.

¿Qué mérito tiene para usted, el tener una carreraconsolidada pese a carecer de estudios?

La verdad yo no me esperaba nada. Al principio solo aprendí ypintaba para mí, pero luego surgió la idea de exponer y de hacerun libro sobre mi trabajo.

Para mí ha sido una gran realización. Lo que no hice en mijuventud llegó en un momento justo e inesperado. Fui ama de casa yme dediqué a mis hijos pero llegó la oportunidad; a veces medicen que fue tarde pero ahora, después de ser madre y abuela, fuesatisfactorio realizarme con algo mío.

Siento pasión y felicidad. Es como una segunda oportunidad, ycon la edad lo disfruto más  y me doy cuenta de lo que significa.Quiero seguir mientras tenga el entusiasmo, la energía y la saludpara hacerlo.

¿Cuál es su inspiración y qué temas leagradan?

Es difícil contestarlo porque no tengo predefinidas algunasfiguras, como árboles, o lo que sea. A mí me dan el pincel, unlápiz o un plumón y yo empiezo a dibujar intuitivamente y adejarme llevar.

Hago líneas básicas y de allí, un poco como el jazz, voyimprovisando. Es en el camino donde defino a dónde ir con lapintura. Mi lenguaje son las formas y el color, entonces esinfinito a dónde puedo ir, agregando sentimiento y emoción.

¿Dónde ha expuesto su obra?

Actualmente está en San Pedro Museo de Arte una muestra de laserie “Sin Límite”. Se expone un mural de 59 metros de largopor 3.30 de alto con mi obra, la cual tiene parte de misinicios.

He expuesto en 60 lugares aproximadamente, tanto en México comoen Estados Unidos. Aquí he expuesto en Cuernavaca, Veracruz, SanMiguel de Allende, Guanajuato, Mérida, Ciudad de México; tambiénen Laredo o en San Antonio Texas.

¿Cuánto tiempo pinta y a cuál corriente de artepertenece?

Debo tener al menos cuatro horas disponibles para poder pintar.Lo hago sobre todo de día. No sé a qué corriente pertenezcoporque pinto con libertad; es una palabra importante para crear. Mipintura es espontánea.

En el 2007 surgió mi verdadero estilo. Me identifico con elblanco y el negro porque representan un balance, aunque le agregorojos y varios colores. Hice tintas pero me quedé con acrílicoporque seca rápido y puedo continuar pintando, aunque tambiéntrabajo con acuarela.

Me identifico con Wassily Kandinsky, Pablo Picasso y JacksonPollock. Tengo un estilo contemporáneo.

Patricia Fabre tiene el apoyo de su familia para pintar, aunqueseñala que no hay suficiente financiamiento de las autoridades.Por el momento, la mayoría de sus obras (que son entre 300 y 400)son hechas con recursos propios.

Sus lecturas y su experiencia le han dicho que la mujer siguerelegada en el campo del arte, pues señala que en caso de loshombres, las obras se venden a más alto costo y las críticas sonmás benevolentes.

Aún con ello, ella dice que ser mujer, tener 72 años y hacerlo que ama, es suficiente motivo para continuar.

Policiaca

Apuñalan y matan a sexoservidora en Puebla

Aunque en ocasiones le daban alojamiento en un hotel de la zona, en realidad la mujer vivía en situación de calle

Policiaca

[Video] Le sembraron la droga, acusa youtuber detenido por narcomenudeo en Puebla

El creador de contenido obtuvo su libertad luego de que decretaran ilegal su detención

Local

Barbosa entre los peores gobernadores

De acuerdo con la encuesta aplicada por Massive Caller, el ejecutivo estatal  tiene una aprobación de 24.6%

Local

Crece demanda de oxígeno para pacientes Covid en Puebla

Mediante redes sociales se ha alertado sobre la necesidad de abasto de este elemento

Local

Entregan regidores apoyos económicos a 130 comerciantes ante pandemia

En total proyectan beneficiar a 2 mil 110 vendedores de mercados temporales

Local

Denuncian irregularidades en administración interina

Se pagaron alrededor de 203 millones de pesos a empresas fantasmas y por obras inexistentes, señalan  

Local

Fallecen seis custodios por Covid-19 en Puebla

En total 17 guardias de penales han dado positivo a coronavirus

Mundo

Sin vacuna no hay samba; carnaval de Rio de Janeiro se pospondría por Covid-19

¿Cómo vamos a lidiar con la multitud sin inmunidad colectiva?, aseguran

Estado

En cenizas regresa Willy a Atlixco; él es otra víctima de la pandemia en Estados Unidos

Tras 90 días después de perder la vida en Nueva York Arnulfo Huerta descansará en paz en su tierra