imagotipo

Busca Naciones Unidas para la Infancia ayudar a halconcitos de Puebla

  • Redacción
  • en Local

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ya ha manifestado su interés por sumarse a las acciones que está llevando a cabo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el gobierno estatal para combatir la utilización de menores de edad en actividades ilícitas relacionadas con la venta de combustible robado.

Así lo informó la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Patricia Vázquez del Mercado, quien indicó que ya ha sido buscada por el organismo encargado de proteger los derechos de los niños para emprender acciones conjuntas en contra de este fenómeno delictivo y social.

Esta semana el primer visitador de la CNDH, Ismael Eslava Pérez, informó que la Comisión tiene abierto un proceso de investigación por la utilización de menores de edad por parte de las personas dedicadas a la extracción ilegal de hidrocarburo de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En ese sentido, la funcionaria estatal explicó que dicho organismo nacional está facultado para hacer las investigaciones correspondientes, al tiempo de aplaudir que ya se estén tomando acciones contra el uso de niños, pues destacó la importancia de atacar el problema lo más pronto posible.

“La Comisión de Derechos Humanos tiene las facultades para hacer las investigaciones que considere, en realidad me parece además que estamos en mucha comunicación con el comisionado presidente, siempre nos avisa, nos alerta cuando hay un tema para que tomemos las acciones que corresponden a la Secretaría de Educación, igual que Unicef me buscaron y me manifestaron todo el interés para apoyar y emprender acciones conjuntas”, dijo.

Leer más: “Mi sueño es ser huachicolero”, relato de un halconcito

El pasado 28 de febrero el gobernador Antonio Gali Fayad reveló que los grupos delincuenciales dedicados al robo de combustible, específicamente los que operan en Palmar de Bravo, están provocando deserción escolar al reclutar a niños para que funjan como “halcones”, trabajo por el que reciben 12 mil pesos mensuales y que consiste en vigilar y avisarles a los huachicoleros sobre cualquier tipo de presencia de las autoridades militares o policiales.

Dos semanas después el gobierno estatal presentó una denuncia por explotación de menores ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de quienes se encargan de iniciar y encaminar a los infantes y adolescentes en dicha actividad.

A principios de este mes la delegada de Prospera en Puebla, Graciela Juárez, reveló que entre 2015 y 2016, alrededor de 3 mil niños que viven en los municipios del Triángulo Rojo abandonaron sus estudios, por lo que dejaron de percibir el apoyo económico del programa.