/ lunes 1 de junio de 2020

“¿Cómo mantenerse con las manos limpias?, si ni siquiera tengo agua”: vecina de Azumiatla

Así como Dolores muchos otros poblanos combaten el coronavirus con carencia del líquido 

“¿Cómo mantenerse con las manos limpias si ni siquiera tengo agua?”, es lo que se pregunta la señora Dolores, quien tiene sólo tres cubetas para hacerle frente al coronavirus, en su colonia el agua cae a cuentagotas y muy pocas personas tienen la posibilidad de hacer una cisterna o comprar un tinaco durante esta pandemia.

Dolores Sedas Bonilla tiene tres hijos, ella no ha encontrado trabajo desde hace tiempo y su esposo es albañil, viven en la privada Zapote en la colonia Buenos Aires de San Andrés Azumiatla, su casa es un cuarto de tres por dos metros y por estas complicaciones que actualmente viven, no han podido adquirir un tinaco de agua.

Ella y su familia ya estaban acostumbrados a esta escasez del vital líquido, pero hoy en día la situación les preocupa más, ya que al no seguir las medidas de sanidad consideran que están más vulnerables al Covid-19. Y no sólo eso, su situación económica les impide seguir el aislamiento social y guardar la sana distancia.

Uno de sus vecinos tiene cisterna y aunque también a él no le llega constante el agua, de su guardadito le permite a Dolores llenar sus cubetas para que pueda limpiar a sus hijos, lavar sus platos, hacer su comida y utilizarla para el baño. Esto debido a que los dueños de las pipas le cobran 900 pesos al mes por llenarle unos tambos que tiene y actualmente no tiene dinero para hacer ese gasto.

En la calle en donde vive se pueden ver muchas casas con tinacos, la gran mayoría son de los que han regalado las autoridades gubernamentales, pero ella al no tener una credencial oficial con la dirección en donde vive hoy en día, le han negado este apoyo.

“Veo que a muchas señoras les regalan tinacos de agua y ya tienen hasta dos en sus casas, yo no tengo ni uno y yo sí lo necesito. Ojalá puedan apoyarme porque al parecer sólo se los dan a las personas que son amigos de los de la Presidencia Auxiliar”, compartió.

En la privada Zapote también vive la señora Sabina Romero, ella recordó que las autoridades anunciaron la ampliación de drenaje en esta zona y varias colonias de Azumiatla, pero hasta el momento eso no ha pasado. Tampoco han llegado las pipas que reparten agua que prometieron tanto las autoridades locales como estales y lo que han hecho ella y su familia durante la pandemia, es administrar el poco recurso que llega en una fosa de agua.

“Nos prometen y no cumplen y yo la verdad si quiero agua, porque nos hace falta, también tiene poco que apenas nos instalaron la luz (…) en la presidencia hemos ido a pedir ayuda, pero nos dicen que no”, dijo.

En la entrada de esta junta auxiliar en la calle Palmitas vive Alma Lucero García con su esposo y sus dos hijos, ella sí tiene tinaco, pero en últimos días no se llena por completo, por lo que han tenido que pedir el servicio de pipas y esto significa un gasto extra que pudieron haber ocupado en comida durante esta contingencia sanitaria.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

“Cada 8 días se supone que debería de llegar, pero llega muy poquita y pues sí tenemos que cuidar mucho el agua para que no se nos acabe. La ocupo en la ropa, trastes, en el baño, es muy importante. Y es que si no llega como nos vamos a lavar las manos, por ejemplo, ahorita está vacío mi tinaco”, compartió.

En esta misma calle vive don Pedro Díaz quien se dedica al campo y a la albañilería, el señor aceptó que aún sigue escéptico en torno a la enfermedad del coronavirus, sin embargo, esta situación ha hecho que no tenga trabajo, y sin empleo, no puede “darse el lujo” de contratar pipas de agua para su campo y su casa.

“A veces llega y a veces no y pues es importante porque yo me dedico al campo y ahorita ya va a empezar la temporada de calabacitas y de elotes y sino le echo agua pues no va a dar. También es importante para mi casa y pues antes si no llegaba contratábamos pipas, pero ahorita con lo del coronavirus no hay chamba de albañilería que es lo que también hago y pues no podemos darnos ese lujo”, comentó.

“¿Cómo mantenerse con las manos limpias si ni siquiera tengo agua?”, es lo que se pregunta la señora Dolores, quien tiene sólo tres cubetas para hacerle frente al coronavirus, en su colonia el agua cae a cuentagotas y muy pocas personas tienen la posibilidad de hacer una cisterna o comprar un tinaco durante esta pandemia.

Dolores Sedas Bonilla tiene tres hijos, ella no ha encontrado trabajo desde hace tiempo y su esposo es albañil, viven en la privada Zapote en la colonia Buenos Aires de San Andrés Azumiatla, su casa es un cuarto de tres por dos metros y por estas complicaciones que actualmente viven, no han podido adquirir un tinaco de agua.

Ella y su familia ya estaban acostumbrados a esta escasez del vital líquido, pero hoy en día la situación les preocupa más, ya que al no seguir las medidas de sanidad consideran que están más vulnerables al Covid-19. Y no sólo eso, su situación económica les impide seguir el aislamiento social y guardar la sana distancia.

Uno de sus vecinos tiene cisterna y aunque también a él no le llega constante el agua, de su guardadito le permite a Dolores llenar sus cubetas para que pueda limpiar a sus hijos, lavar sus platos, hacer su comida y utilizarla para el baño. Esto debido a que los dueños de las pipas le cobran 900 pesos al mes por llenarle unos tambos que tiene y actualmente no tiene dinero para hacer ese gasto.

En la calle en donde vive se pueden ver muchas casas con tinacos, la gran mayoría son de los que han regalado las autoridades gubernamentales, pero ella al no tener una credencial oficial con la dirección en donde vive hoy en día, le han negado este apoyo.

“Veo que a muchas señoras les regalan tinacos de agua y ya tienen hasta dos en sus casas, yo no tengo ni uno y yo sí lo necesito. Ojalá puedan apoyarme porque al parecer sólo se los dan a las personas que son amigos de los de la Presidencia Auxiliar”, compartió.

En la privada Zapote también vive la señora Sabina Romero, ella recordó que las autoridades anunciaron la ampliación de drenaje en esta zona y varias colonias de Azumiatla, pero hasta el momento eso no ha pasado. Tampoco han llegado las pipas que reparten agua que prometieron tanto las autoridades locales como estales y lo que han hecho ella y su familia durante la pandemia, es administrar el poco recurso que llega en una fosa de agua.

“Nos prometen y no cumplen y yo la verdad si quiero agua, porque nos hace falta, también tiene poco que apenas nos instalaron la luz (…) en la presidencia hemos ido a pedir ayuda, pero nos dicen que no”, dijo.

En la entrada de esta junta auxiliar en la calle Palmitas vive Alma Lucero García con su esposo y sus dos hijos, ella sí tiene tinaco, pero en últimos días no se llena por completo, por lo que han tenido que pedir el servicio de pipas y esto significa un gasto extra que pudieron haber ocupado en comida durante esta contingencia sanitaria.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

“Cada 8 días se supone que debería de llegar, pero llega muy poquita y pues sí tenemos que cuidar mucho el agua para que no se nos acabe. La ocupo en la ropa, trastes, en el baño, es muy importante. Y es que si no llega como nos vamos a lavar las manos, por ejemplo, ahorita está vacío mi tinaco”, compartió.

En esta misma calle vive don Pedro Díaz quien se dedica al campo y a la albañilería, el señor aceptó que aún sigue escéptico en torno a la enfermedad del coronavirus, sin embargo, esta situación ha hecho que no tenga trabajo, y sin empleo, no puede “darse el lujo” de contratar pipas de agua para su campo y su casa.

“A veces llega y a veces no y pues es importante porque yo me dedico al campo y ahorita ya va a empezar la temporada de calabacitas y de elotes y sino le echo agua pues no va a dar. También es importante para mi casa y pues antes si no llegaba contratábamos pipas, pero ahorita con lo del coronavirus no hay chamba de albañilería que es lo que también hago y pues no podemos darnos ese lujo”, comentó.

Local

Suman 26 denuncias por delitos contra el medio ambiente en Puebla

La capital poblana es la que más registró este tipo de hechos

Policiaca

Muere en vía pública por aparentes causas naturales

Este domingo por la mañana en calles del Infonavit San Bartolo se encontró el cuerpo de un hombre de 60 años

Local

Orgullo poblano: Danza de los Tecuanes llega a Estados Unidos

Armando llevaba 25 años en EU, regresó a Puebla para reencontrarse con sus raíces

Local

Aumentan Tarjetas de Residencia Temporal a extranjeros en Puebla

Durante nueve meses se otorgaron 35 mil 412 tarjetas a extranjeros en todo México

Local

Suman 26 denuncias por delitos contra el medio ambiente en Puebla

La capital poblana es la que más registró este tipo de hechos

Mundo

Honduras inicia elecciones presidenciales con llamado a la no violencia

Más de 5 millones de hondureños han sido llamados a votar para elegir nuevo presidente, tres vicepresidentes, así como alcaldes municipales

Policiaca

Muere en vía pública por aparentes causas naturales

Este domingo por la mañana en calles del Infonavit San Bartolo se encontró el cuerpo de un hombre de 60 años

Ciencia

Científicos encuentran “una pared” en el centro de la Vía Láctea

La zona molecular central es una región del espacio en el centro de la galaxia que contiene al menos 600 millones de masas solares

Local

Orgullo poblano: Danza de los Tecuanes llega a Estados Unidos

Armando llevaba 25 años en EU, regresó a Puebla para reencontrarse con sus raíces