imagotipo

Conflicto en Oaxaca genera pérdidas en franquicias poblanas

  • Carolina Vega
  • en Local

Más de 50 millones de pesos han perdido ya las franquicias poblanas que operan en el estado de Oaxaca debido al conflicto magisterial, estimó el vicepresidente en Puebla de la Red Mexicana de Franquicias, Francisco Lobato Galindo.

Hasta 35 marcas con alrededor de 150 sucursales ubicadas en la vecina entidad federativa permanecen desde la semana pasada operando sin clientes. “Las ventas se encuentran prácticamente a cero”, lamentó el empresario ayer en entrevista vía telefónica con El Sol de Puebla.

El temor de la población a brotes de violencia entre maestros y gobierno federal y la imposibilidad de recibir suministros debido al bloqueo de vías de comunicación ocasionan fuertes afectaciones económicas a franquicias del sector farmacéutico, restaurantero y hotelero.

Ninguna de las compañías poblanas con presencia en Oaxaca fue víctima, sin embargo, de saqueos y otros hechos violentos. Aunque los enfrentamientos entre profesores y gobierno federal se concentran en ciudades como Nochixtlán, la población de todo el estado se encuentra atemorizada, por lo que prefiere no abandonar sus casas para disfrutar del ocio en, por ejemplo, restaurantes u hoteles.

Los bloqueos en carreteras impiden también que la mercancía llegue a los establecimientos. “El tema es que el estallido social sí está afectando no solo a las ciudades donde existen los enfrentamientos, sino que por falta de suministro es todo el estado”, insistió Lobato Galindo.

Para la Red Mexicana de Franquicias el conflicto magisterial responde a un problema meramente político entre el partido que ostenta el poder ejecutivo federal y sus “antiguos aliados”, como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

“No se vale que haya un solo muerto por un problema político”, reclamó su vicepresidente. “Resulta inadmisible el uso de armas de fuego contra los ciudadanos sin importar lo radicalizados que éstos estén”.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, ya anunció la aplicación de apoyos, que contemplan créditos hasta por dos millones de pesos, a empresas afectadas por los sucesos violentos ocurridos en Oaxaca y Chiapas. “Básicamente son los esquemas de inversión que hemos siempre desarrollado de apoyo para pequeñas y medianas empresas”, afirmó el funcionario federal.