imagotipo

Construyen fraccionamientos carentes de servicios básicos

  • Carolina Vega
  • en Local

Decenas de casas de ladrillo blanco repiten el mismo diseño entre caminos sin pavimentar. El fraccionamiento, llamado Villas de San Facundo II, parece escondido en los campos de cultivo de Cuautlancingo, municipio al que pertenece. No hay ningún centro comercial, escuela pública, hospital u otro servicio básico que valga como referencia para señalar su ubicación en el mapa.

“Está cerca de la planta de Volkswagen, cerca del Periférico”, acierta a indicar Javier Arenas, que, gracias a un crédito de interés social, llegó con su familia cinco años atrás, cuando apenas había comenzado la urbanización de la zona.

Entonces, no existían los fraccionamientos residenciales que rodean estas viviendas. El crecimiento demográfico experimentado por Cuautlancingo, municipio que según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) aumentó su población desde 2010 a un ritmo anual de 7.6 por ciento, cambió el panorama habitacional pero no mejoró la dotación de servicios.

Framboyanes, Caltiare Residencial y Villas Punta Agaves cuentan con perímetros cercados, jardines cuidados y fachadas relucientes. Al anochecer, sin embargo, las circunstancias entre todos los fraccionamientos se igualan.

No hay, enumera Javier como si se tratara de una lección aprendida, alumbrado fuera de las viviendas; una patrulla pasa únicamente algunas noches arriesgando sus llantas entre los hoyos del camino de tierra y el miedo a que la lluvia vuelva a sobrepasar el pobre drenaje es compartido por todos los vecinos.

Villas de San Facundo II no es el único fraccionamiento en el estado ya habitado sin servicios básicos. El rápido crecimiento de la Angelópolis sobrepasó a municipios de su área conurbada como, apuntó Antonio Hidalgo Rojas, presidente de la sección Puebla de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), el propio Cuautlancingo, San Andrés Cholula, San Pedro Cholula o Coronango.

El afán recaudador de algunos ayuntamientos al repartir permisos pareció primar en muchos casos a la elaboración de  planes de desarrollo con al menos cinco años de previsión. “No tienen –los municipios- una planeación adecuada”, reclamó. “Es culpa de ambas partes, tanto de desarrolladores como de los ayuntamientos porque el ayuntamiento no planea y el inversor ve un buen pedazo de tierra, que en ocasiones son cultivos, y empieza a desarrollar sin saber dónde va a pasar la calle del ayuntamiento”.

“PARECE QUE NO EXISTIMOS, ESTAMOS ABANDONADOS”

Frente al fraccionamiento El Encuentro de la Guadalupana todavía existe una amplia extensión de pasto en la que se acumula maleza, muebles rotos, desechos y barro. Este horizonte no se parece en nada al que la empresa inmobiliaria dibujó ocho años atrás a sus compradores.

“Era una maqueta hermosa”, recuerda María, nombre ficticio, quien no dudó en pagar al contado más de 370 mil pesos por una de estas viviendas ubicadas en el municipio de Coronango. “No tenemos alumbrado, falta drenaje, por las noches esto es una boca de lobo. Hay incluso víboras en estos campos”.

Coronango, con cuyo cabildo El Sol de Puebla intentó contactar sin éxito, se expandió demográficamente entre 2010 y 2015 a un ritmo anual de 3.6 por ciento. El crecimiento provocó la apertura de nuevos centros comerciales, mercados y rutas de transporte, pero no para todos los fraccionamientos.

“Nosotros tenemos que darle a los de la basura para el refresco porque no nos incluyen”, ejemplificó la poblana, intentando alejarse del olor que desprendían varias bolsas de desechos acumuladas frente a la puerta de las viviendas. “Parece que no existimos, estamos abandonados”.

CRUCE DE ACUSACIONES ENTRE INMOBILIARIAS Y MUNICIPIOS

La batalla judicial que María inició contra la desarrolladora inmobiliaria resultó en varios miles de pesos gastados en abogados, el temor de desvelar su identidad ante los medios de comunicación y la única conclusión de que la dotación de servicios depende del ayuntamiento.

Esta última instancia, relató, alega la ausencia de registro de las propiedades como obstáculo para responder a las peticiones de los vecinos. “El ayuntamiento dice que no sabe nada”, lamentó.

La Cámara Nacional de la Industria de la Vivienda (Canadevi) mantiene también que, mientras que los desarrolladores inmobiliarios tienen que responder por las comodidades prometidas en el interior del fraccionamiento, el deber de brindar servicios como luz, agua o drenaje recae sobre los municipios.

“Todo eso es responsabilidad del municipio, los servicios en este país son proveídos por los alcaldes, los municipios”, expuso José Pablo García Villar, presidente estatal de la agrupación, quien insistió, sin embargo, en que cada caso particular debe ser analizado en profundidad. “Nosotros para poder realizar un fraccionamiento adquirimos por supuesto los derechos y las factibilidades –permisos para construir en un municipio-”.

El fraccionamiento La Campiña, situado en el municipio de San Gregorio Atzompa, parece haber cumplido los mismos trámites para su construcción, iniciada aproximadamente ocho años atrás. Las viviendas de tejas rojas, rentadas por alrededor de 4 mil pesos mensuales, cuentan con vigilancia privada y una gran valla blanca que las separa de un camino sin pavimentar lleno de hoyos y charcos.

“Cuando llueve se sale el agua por todas las tapaderas, un presidente -municipal- puso pavimento pero tan finito que no duró nada, se puso feo enseguida”, describió Pedro, encargado del mantenimiento del fraccionamiento. “Los municipios son buenos para chingar la lana pero nada más”.

La ecuación entre permisos municipales, inversionistas y servicios no es, defendió el edil de esta jurisdicción, Horacio Tlahuel Abraján, tan sencilla. El Ayuntamiento de San Gregorio Atzompa sí contempla asfaltar la vialidad el próximo año, al igual que hizo con la instalación de las luminarias.

“Lo único que falta es la pavimentación pero a la calle sí se le ha estado dando servicios, se ha ido emparejando y, de hecho, uno de los proyectos próximos en esa calle”, alegó. “Desafortunadamente, por muchas necesidades hay prioridades”.

Respetar el plan de desarrollo urbano, que indica qué áreas pueden ser explotadas para fines habitacionales y cuáles no, y cumplir con las licencias oportunas son los dos requisitos para construir en San Gregorio Atzompa.

“Hay desarrolladores, más bien empresas que sólo llegan a construir pero no se ponen a analizar o se preocupan por los servicios (…)”, acusó. “Desafortunamente, -estos desarrolladores – a veces recurren a los presidentes auxiliares y ellos son los que empiezan a hacer la gestión y a veces no se entera el presidente municipal, muchas veces otorgan los permisos sin considerar que no está en la zona adecuada, que no tiene servicios, que no dan las licencias como debe de ser”.

PIDEN CONDICIONAR LICENCIAS A DOTACIÓN DE SERVICIOS

Condicionar las licencias de construcción a la provisión de servicios debe ser, propuso el presidente del Colegio de Arquitectos de Puebla, Luis González Arenal, la primera medida que deben tomar los municipios para acabar con los fraccionamientos sin servicios pero habitados.

“Para los desarrolladores es muy cómodo comprar el maizal, hacer su fraccionamiento y venderlo”, declaró. “El problema es para los que compraron y después se le revierte el problema al Ayuntamiento, que debe dar servicios”.

El Ayuntamiento de Cuautlancingo, según señaló su presidente, Félix Casiano, ya endureció la expedición de licencias, tras detectar, tal y como publicó El Sol de Puebla en su edición del pasado, al menos tres fraccionamientos que no cuentan con servicios básicos como el agua.

La planificación territorial, y no la recaudación, debe ser además, llamó González Arenal,  la prioridad de los ayuntamientos poblanos. “Lo que tienen que entender los ayuntamientos es que si tienen planes, tienen recursos. Si no tienes planes, no tienes de dónde sacar el dinero”, afirmó.

Quitan candado a deuda de corto plazo en Puebla

Quitan candado a deuda de corto plazo en Puebla

Préstamos no requerirán autorización de legisladores o Finanzas

Verónica De La Luz

local

Lista en enero reconstrucción  del centro escolar de Izúcar

Lista en enero reconstrucción del centro escolar de Izúcar

La edificación lleva un avance del 65 por ciento

Poblanos, 14 de cada 100 pavos que se consumen esta temporada en el país

Poblanos, 14 de cada 100 pavos que se consumen esta temporada en el país

La producción loca es artesanal

Lamenta Martha Erika que edil de Tecamachalco no escuche a regidoras

Lamenta Martha Erika que edil de Tecamachalco no escuche a regidoras

El edil ofreció disculpas públicas

Mantiene hotel City Express proyecto para Atlixco pese a daños por sismo

Mantiene hotel City Express proyecto para Atlixco pese a daños por sismo

Nuevo hospedaje se abrirá el primer trimestre de 2018

Dan último adiós a los peregrinos fallecidos en choque en la México-Puebla

Dan último adiós a los peregrinos fallecidos en choque en la México-Puebla

Su última morada: el panteón de Santa María Nepopualco

destacados

Hermana del presidente de Honduras muere en accidente aéreo

Hermana del presidente de Honduras muere en accidente aéreo

Se desplomó el sábado cuando volaba desde Tegucigalpa a la ciudad de Comayagua

Si llego a la presidencia combatiré el crimen organizado sin amnistías: Margarita Zavala

Si llego a la presidencia combatiré el crimen organizado sin amnistías: Margarita Zavala

La aspirante independiente estuvo en San Luis Potosí en busca de firmas para su candidatura

El Mercado San Juan, diversidad para esta Navidad

El Mercado San Juan, diversidad para esta Navidad

Pavo, pato, lechón, conejo, cabrito y borrego, entre lo más consumido durante esta temporada

Trabajaremos para que mujeres tengan piso parejo: Meade en gira por Puebla

Trabajaremos para que mujeres tengan piso parejo: Meade en gira por Puebla

Agradeció que jóvenes lo acompañaran y apoyen en este camino

Sancionan e inhabilitan a primer empleado de Pemex involucrado en caso Odebrecht

Sancionan e inhabilitan a primer empleado de Pemex involucrado en caso Odebrecht

La Secretaría de la Función Pública también le impuso una sanción económica superior a los 119 millones de pesos