/ domingo 18 de octubre de 2020

Disminuye interés por cursos y talleres en línea

Instructores han tenido que reducir costos para sobrevivir ante la pandemia

A pesar de que en tiempos de confinamiento por Covid-19 se dio el boom de las cursos o talleres online, a siete meses del encierro, escuelas y profesores externaron que la demanda de los mismos ha vivido altas y bajas, pues, aunque en el inicio algunos tuvieron mucho éxito, este no ha sido una constante, situación que los ha llevado a tener que reducir los costos de sus mensualidades para poder sobrevivir ante esta realidad.

A partir de marzo que se anunció la llegada del coronavirus a México, el cierre de escuelas para evitar la propagación del virus hizo que los recursos educativos ofrecidos por diversas páginas y plataformas en línea fueran tomando mayor importancia en el mercado escolar, sin embargo, el desempleo, la reducción de salarios y el cierre de negocios afectó en gran medida la economía que llevó a muchos padres de familia a dejar de invertir en clases extras.

Y es que de acuerdo a Daniela Morales, propietaria y encargada de la Escuela Baby Ballet Marbet en Lomas de Angelópolis (ballet, jazz, gimnasia rítmica, hip hop y Taekwondo), muchos de los inscritos creyeron que el aislamiento sería solo por algunas semanas, por lo que, al principio, los cursos virtuales tuvieron éxito, sin embargo, el interés se fue perdiendo conforme pasaban los días, pues muchos de ellos no estuvieron preparados para ese tipo de enseñanza.

“Ha sido muy complicado, al principio se quisieron animar muchas personas, casi todas las que teníamos porque se estimaba que iba a ser poco tiempo lo del coronavirus, pero conforme iba avanzando el confinamiento las niñas se fueron desanimando, no ponían atención y hubo muchas a las que el sistema en línea no les funcionó y se acabaron yendo”, confesó.

Ante las pérdidas, la propietaria explicó que por más de medio año la matrícula ha sido variable, esto a pesar de que los pagos mensuales tuvieron que reducirse hasta en un 20 por ciento y que los maestros han tenido que trabajar más en sus clases para hacerlas más atractivas.

“La situación ha subido y ha bajado, eso sí, no es lo mismo que el presencial pero no nos hemos quedado sin alumnos, que es lo bueno. Nos hemos estado innovando, nos hemos estado actualizando y buscando estrategias”, argumentó.

Actualmente, la academia cuenta con un promedio de tres a diez estudiantes por clase –dependiendo de la disciplina- escenario que por desgracia llevó a la propietaria a prescindir de poco más de la mitad de su plantilla laboral, por lo que comentó que los ingresos solo sirven para pagar la renta del local y la nómina de sus profesores.

Desde hace más de veinte años, Blanca Alicia Abascal Cordero se ha dedicado a impartir cursos de inglés en escuelas y empresas, así como de manera privada, pero desgraciadamente el Covid-19 truncó su labor y la obligó a incursionar en las clases digitales.

Si bien, esta profesora aseguró que la contratación de sus servicios particulares ha sido variable –con clientes principalmente de Ciudad de México, Puebla y Cholula-, lo cierto es que también replicó que la baja, desgraciadamente se ha debido a que muchos sitios de internet –principalmente en Facebook- ofrecen cursos totalmente gratis.

Este panorama la orilló a reducir sus costos, pues la situación económica actual que se vive en el país y la oferta de clases gratuitas, han propiciado que a la gente no le interese contratarla o que incluso le “regateen” sus precios.

“Hay extranjeros que quieren aprender español o incluso inglés, y si les cobras hora y media por 250 pesos no se les hace caro y lo pagan. Ahorita he tenido que reducir mis costos, ofrezco un paquete de 4 horas y media de clases con prácticas y materiales incluidos por 450 pesos, entonces, de ganar 250 por clase, ahorita estoy ganado 450 pesos por semana, si bien me va con un alumno”, platicó.

A pesar del descuento que ha brindado, la demanda no ha sido tan grande como la esperaba, pues a pesar de que sus alumnos la han recomendado y que ella misma se ha publicitado en diferentes páginas de internet, confiesa que solo cuenta con solo cinco estudiantes por semana.

A OTROS SI LES HA FAVORECIDO

Empero a estos contextos, Jesica Sánchez, directora de The Piano Studio expuso que a pesar de que en marzo tuvieron muchas bajas por cuestiones económicas, a partir de agosto han logrado tener un repunte en inscripciones que, si bien, no se compara un escenario sin pandemia, les ha permitido tener una pequeña alza.

“Gracias a Dios han aumentado, el método que llevamos se adaptó completamente para educación en línea, tuvimos varias capacitaciones con los maestros para estar innovando y adaptar todas nuestras clases virtuales. A partir de agosto y septiembre que empezó de manera oficial el nuevo ciclo escolar, empezamos nuevamente a tener inscripciones pues muchas mamás ya se adaptaron a la versión en línea y no quieren que sus hijos se sigan perdiendo esa parte extra y complementaria”, advirtió.

Otra característica que los llevó a tener aumento de matrícula fue que muchos niños se encuentran haciendo “homeschool”, lo que les permitió abrir clases por las mañanas.

Finalmente, Jesica Sánchez asevero que si bien, no bajaron costos en mensualidades, tampoco los incrementaron, simplemente los mantuvieron y crearon un programa de apoyo en las inscripciones para que su comunidad pudiera continuar.

A pesar de que en tiempos de confinamiento por Covid-19 se dio el boom de las cursos o talleres online, a siete meses del encierro, escuelas y profesores externaron que la demanda de los mismos ha vivido altas y bajas, pues, aunque en el inicio algunos tuvieron mucho éxito, este no ha sido una constante, situación que los ha llevado a tener que reducir los costos de sus mensualidades para poder sobrevivir ante esta realidad.

A partir de marzo que se anunció la llegada del coronavirus a México, el cierre de escuelas para evitar la propagación del virus hizo que los recursos educativos ofrecidos por diversas páginas y plataformas en línea fueran tomando mayor importancia en el mercado escolar, sin embargo, el desempleo, la reducción de salarios y el cierre de negocios afectó en gran medida la economía que llevó a muchos padres de familia a dejar de invertir en clases extras.

Y es que de acuerdo a Daniela Morales, propietaria y encargada de la Escuela Baby Ballet Marbet en Lomas de Angelópolis (ballet, jazz, gimnasia rítmica, hip hop y Taekwondo), muchos de los inscritos creyeron que el aislamiento sería solo por algunas semanas, por lo que, al principio, los cursos virtuales tuvieron éxito, sin embargo, el interés se fue perdiendo conforme pasaban los días, pues muchos de ellos no estuvieron preparados para ese tipo de enseñanza.

“Ha sido muy complicado, al principio se quisieron animar muchas personas, casi todas las que teníamos porque se estimaba que iba a ser poco tiempo lo del coronavirus, pero conforme iba avanzando el confinamiento las niñas se fueron desanimando, no ponían atención y hubo muchas a las que el sistema en línea no les funcionó y se acabaron yendo”, confesó.

Ante las pérdidas, la propietaria explicó que por más de medio año la matrícula ha sido variable, esto a pesar de que los pagos mensuales tuvieron que reducirse hasta en un 20 por ciento y que los maestros han tenido que trabajar más en sus clases para hacerlas más atractivas.

“La situación ha subido y ha bajado, eso sí, no es lo mismo que el presencial pero no nos hemos quedado sin alumnos, que es lo bueno. Nos hemos estado innovando, nos hemos estado actualizando y buscando estrategias”, argumentó.

Actualmente, la academia cuenta con un promedio de tres a diez estudiantes por clase –dependiendo de la disciplina- escenario que por desgracia llevó a la propietaria a prescindir de poco más de la mitad de su plantilla laboral, por lo que comentó que los ingresos solo sirven para pagar la renta del local y la nómina de sus profesores.

Desde hace más de veinte años, Blanca Alicia Abascal Cordero se ha dedicado a impartir cursos de inglés en escuelas y empresas, así como de manera privada, pero desgraciadamente el Covid-19 truncó su labor y la obligó a incursionar en las clases digitales.

Si bien, esta profesora aseguró que la contratación de sus servicios particulares ha sido variable –con clientes principalmente de Ciudad de México, Puebla y Cholula-, lo cierto es que también replicó que la baja, desgraciadamente se ha debido a que muchos sitios de internet –principalmente en Facebook- ofrecen cursos totalmente gratis.

Este panorama la orilló a reducir sus costos, pues la situación económica actual que se vive en el país y la oferta de clases gratuitas, han propiciado que a la gente no le interese contratarla o que incluso le “regateen” sus precios.

“Hay extranjeros que quieren aprender español o incluso inglés, y si les cobras hora y media por 250 pesos no se les hace caro y lo pagan. Ahorita he tenido que reducir mis costos, ofrezco un paquete de 4 horas y media de clases con prácticas y materiales incluidos por 450 pesos, entonces, de ganar 250 por clase, ahorita estoy ganado 450 pesos por semana, si bien me va con un alumno”, platicó.

A pesar del descuento que ha brindado, la demanda no ha sido tan grande como la esperaba, pues a pesar de que sus alumnos la han recomendado y que ella misma se ha publicitado en diferentes páginas de internet, confiesa que solo cuenta con solo cinco estudiantes por semana.

A OTROS SI LES HA FAVORECIDO

Empero a estos contextos, Jesica Sánchez, directora de The Piano Studio expuso que a pesar de que en marzo tuvieron muchas bajas por cuestiones económicas, a partir de agosto han logrado tener un repunte en inscripciones que, si bien, no se compara un escenario sin pandemia, les ha permitido tener una pequeña alza.

“Gracias a Dios han aumentado, el método que llevamos se adaptó completamente para educación en línea, tuvimos varias capacitaciones con los maestros para estar innovando y adaptar todas nuestras clases virtuales. A partir de agosto y septiembre que empezó de manera oficial el nuevo ciclo escolar, empezamos nuevamente a tener inscripciones pues muchas mamás ya se adaptaron a la versión en línea y no quieren que sus hijos se sigan perdiendo esa parte extra y complementaria”, advirtió.

Otra característica que los llevó a tener aumento de matrícula fue que muchos niños se encuentran haciendo “homeschool”, lo que les permitió abrir clases por las mañanas.

Finalmente, Jesica Sánchez asevero que si bien, no bajaron costos en mensualidades, tampoco los incrementaron, simplemente los mantuvieron y crearon un programa de apoyo en las inscripciones para que su comunidad pudiera continuar.

Estado

Lo buscan, regidor de Xochitlán mata a su sobrino de un balazo

El ahora finado había apuñalado al hijo del funcionario

Estado

Adeudan municipios 2 millones de pesos al Cereso de Tehuacán

Hasta ahora la operatividad del lugar se ha mantenido con los recursos que se tienen propios del municipio

Estado

Camioneta sale del camino, vuelca y deja una docena de lesionados

Seis personas que presentaban múltiples fracturas tuvieron que ser trasladadas de urgencia a un nosocomio de Tehuacán

Policiaca

Los paran por conducir en sentido contrario y descubren que eran secuestradores

Maleantes plagian a pajera de comerciantes, pedirían 3 millones de pesos por su rescate

Policiaca

Suman nueve linchamientos en Puebla en lo que va del 2020

Para el asesinato de la víctimas no hubo mayor prueba que el dicho de los pobladores

Policiaca

En Izúcar, la gente retuvo a un ladrón

El sujeto fue acusado de robo a una casa en la comunidad de Teruel

Turismo

Descuentos de hasta 40 % ofrecen hoteleros de San Pedro Cholula 

Empresarios del sector reportan menor del 10 por ciento de llegada de visitantes

Local

Detección temprana para vencer al cáncer | #JuntosCrecemos

Isabel despertó un día y sintió algo extraño en su pecho, fue entonces que supo que no debía esperar para ir al médico

Policiaca

Culpable, la sentencia contra ganadero por la muerte del niño Santi

En 2019, una bala perdida le arrebató la vida al  infante “viene - viene” que ayudaba a su abuelo en un estacionamiento de Cholula