/ martes 14 de marzo de 2017

Empresa poblana queda fuera para participar en construcción del muro 

La ambición de la empresa poblana EcoVelocity de participar enla construcción del muro fronterizo ha terminado casi antes deempezar. Su propietario, Theodore Nicholas Atalla, recibió ya lanegativa por parte del gobierno estadounidense, que permitiríasólo a sus firmas nacionales la intervención en el mayor proyectode Donald Trump. “Era unaoportunidad… Y luego ¡moles! Me dieron en la torre”. Conmarcado acento de Estados Unidos, país al que se mudó desdeEgipto con sólo seis años, Atalla lamenta su sueño frustrado:iluminar el muro que separará esa nación de México con luces LEDfabricadas en Puebla. Desde el umbral de su casa,que le sirve también de oficina, ubicada en un fraccionamientoresidencial de la ciudad de Puebla, Atalla explica con voz cansadacómo hace dos semanas se decidió a participar en la convocatorialanzada por el gobierno estadounidense, a través de suDepartamento de Seguridad Interior, para la edificación de la obraimpulsada por el presidente Trump. EcoVelocity era entonces una pequeña compañíadedicada a la iluminación comercial e industrial pero dispuesta,como recalca su página web, a ejecutar cualquier proyecto“relacionado con la industria mexicana ayudando así a fortalecernuestro país”. Sólo 14 días después se ha convertido, segúnmedios internacionales, en la única empresa mexicana, de más de600 aspirantes, que quiso contribuir a la ejecución de lapolémica cimentación. El egipcio no se sientetraidor a la patria de su esposa, nacida en Puebla, ni ha recibidocomentarios despectivos por su decisión. Aprovecha para subrayar,además, que su intención era iluminar el muro desde México, paralos mexicanos. “Todos –los periodistas- me hablaron, ustedes mehablaron, incluso mi esposa me felicitó”, comenta.

EMPRESA ACREEDORA DEL GOBIERNO DEVERACRUZ

Sus motivos para querer participar son, explica, económicos. Lafirma nació en 2013, poco después de que Atalla se mudara aPuebla. Después de jubilarse en Estados Unidos de una carrerafructífera en la ingeniería civil, quiso iniciar su propiasociedad, que se desarrolló con notables ventas hasta que se topócon el gobierno de Veracruz, encabezado por el ahora prófugo de lajusticia Javier Duarte. Hemos tenidounas ventas chiquitas aquí en Puebla, luego nos metimos con elgobierno –de Veracruz- y nos quemó bien feo”, protesta. “Nossalieron debiendo un montón de dinero, después de que nosapuramos, les dimos los LED y todo, y nos dijeron que nos iban apagar, que nos iban a pagar… y se fuerontodos”. Tras el tropiezo con el gobiernoveracruzano, otra empresa poblana les prometió la instalacióneléctrica de un salón social. Dos meses después Atalla aún noha visto los planos. “Hay mucha corrupción (…) Tengo una largahistoria con México, me gusta la gente de México”, justifica.El hartazgo de Atalla con lasautoridades mexicanas contrasta con la esperanza depositada enTrump. Las medidas proteccionistas al comercio bilateral, como larenegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte(TLCAN), favorecerán, confía, al país donde actualmentereside. “¿A quién benefició –el tratado-?Los mexicanos tienen chamba pero es miserable”, sentencia. “Alo mejor un pobre que no tenga nada de dinero llega a los 200 pesosal día para ayudar a su familia y cree que es lo máximo. Pero¿realmente qué le dieron? Eso es lo que me molesta, hay muchagente sufriendo, tengo muchos amigos aquí y no los tratanjustamente”.

Precisamente, una medida comercial proteccionista – “Dicenque tiene que ser producto americano a fuerza”, rememora- leimpedirá recibir parte de las ganancias de la megaobra de Trump.Aun así, Atalla promete no rendirse. “Voy a solicitar a lasempresas constructoras –estadounidense- a ver si me dan trabajoporque no tengo nada de trabajo”, afirma. “Quería presupuestaralgo de México, no me dieron chance”.

La ambición de la empresa poblana EcoVelocity de participar enla construcción del muro fronterizo ha terminado casi antes deempezar. Su propietario, Theodore Nicholas Atalla, recibió ya lanegativa por parte del gobierno estadounidense, que permitiríasólo a sus firmas nacionales la intervención en el mayor proyectode Donald Trump. “Era unaoportunidad… Y luego ¡moles! Me dieron en la torre”. Conmarcado acento de Estados Unidos, país al que se mudó desdeEgipto con sólo seis años, Atalla lamenta su sueño frustrado:iluminar el muro que separará esa nación de México con luces LEDfabricadas en Puebla. Desde el umbral de su casa,que le sirve también de oficina, ubicada en un fraccionamientoresidencial de la ciudad de Puebla, Atalla explica con voz cansadacómo hace dos semanas se decidió a participar en la convocatorialanzada por el gobierno estadounidense, a través de suDepartamento de Seguridad Interior, para la edificación de la obraimpulsada por el presidente Trump. EcoVelocity era entonces una pequeña compañíadedicada a la iluminación comercial e industrial pero dispuesta,como recalca su página web, a ejecutar cualquier proyecto“relacionado con la industria mexicana ayudando así a fortalecernuestro país”. Sólo 14 días después se ha convertido, segúnmedios internacionales, en la única empresa mexicana, de más de600 aspirantes, que quiso contribuir a la ejecución de lapolémica cimentación. El egipcio no se sientetraidor a la patria de su esposa, nacida en Puebla, ni ha recibidocomentarios despectivos por su decisión. Aprovecha para subrayar,además, que su intención era iluminar el muro desde México, paralos mexicanos. “Todos –los periodistas- me hablaron, ustedes mehablaron, incluso mi esposa me felicitó”, comenta.

EMPRESA ACREEDORA DEL GOBIERNO DEVERACRUZ

Sus motivos para querer participar son, explica, económicos. Lafirma nació en 2013, poco después de que Atalla se mudara aPuebla. Después de jubilarse en Estados Unidos de una carrerafructífera en la ingeniería civil, quiso iniciar su propiasociedad, que se desarrolló con notables ventas hasta que se topócon el gobierno de Veracruz, encabezado por el ahora prófugo de lajusticia Javier Duarte. Hemos tenidounas ventas chiquitas aquí en Puebla, luego nos metimos con elgobierno –de Veracruz- y nos quemó bien feo”, protesta. “Nossalieron debiendo un montón de dinero, después de que nosapuramos, les dimos los LED y todo, y nos dijeron que nos iban apagar, que nos iban a pagar… y se fuerontodos”. Tras el tropiezo con el gobiernoveracruzano, otra empresa poblana les prometió la instalacióneléctrica de un salón social. Dos meses después Atalla aún noha visto los planos. “Hay mucha corrupción (…) Tengo una largahistoria con México, me gusta la gente de México”, justifica.El hartazgo de Atalla con lasautoridades mexicanas contrasta con la esperanza depositada enTrump. Las medidas proteccionistas al comercio bilateral, como larenegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte(TLCAN), favorecerán, confía, al país donde actualmentereside. “¿A quién benefició –el tratado-?Los mexicanos tienen chamba pero es miserable”, sentencia. “Alo mejor un pobre que no tenga nada de dinero llega a los 200 pesosal día para ayudar a su familia y cree que es lo máximo. Pero¿realmente qué le dieron? Eso es lo que me molesta, hay muchagente sufriendo, tengo muchos amigos aquí y no los tratanjustamente”.

Precisamente, una medida comercial proteccionista – “Dicenque tiene que ser producto americano a fuerza”, rememora- leimpedirá recibir parte de las ganancias de la megaobra de Trump.Aun así, Atalla promete no rendirse. “Voy a solicitar a lasempresas constructoras –estadounidense- a ver si me dan trabajoporque no tengo nada de trabajo”, afirma. “Quería presupuestaralgo de México, no me dieron chance”.

Local

Miriam, víctima de violencia vicaria, teme por su vida y pide protección

Acusó que Ramón N., fue puesto en libertad porque un juez de Zacatlán es el hermano de su violentador

Local

Sergio Salomón se pronuncia en contra de prohibir corridas de toros en Puebla

Respecto a los parlamentos abiertos con taurinos, galleros y colectivos animalistas, informó que hasta el momento no hay un ejercicio programado

Policiaca

Detienen a “El Croquis”, presunto feminicida de su expareja en Xochimehuacan

Respecto al tema de la seguridad en las autopistas, Barbosa Huerta aclaró que ese es un asunto de la Guardia Nacional

Deportes

Diablos y Pericos, una rivalidad histórica en la postemporada

Diablos y Pericos se han visto las caras ocho veces previas, siete se han encontrado en primera ronda y una vez en la final

Moda

Balenciaga lo hace otra vez: lanza unos aretes de agujeta que valen miles de pesos

Es un diseño con cordones de poliéster negro con acentos en blanco que recrean el clásico moño de una agujeta amarrada

Política

¿Quién es Jesús Murillo Karam, el autor de la "verdad histórica" en el caso Ayotzinapa?

Murillo Karam es mayormente reconocido por su participación en la investigación sobre la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa en la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014

Local

Diputada propone regular venta de ácido para prevenir ataques contra mujeres

Mónica Silva considera que antes de penar los ataques con ácido, se debe trabajar en la prevención

Política

PRD anuncia plenaria para rechazar reforma electoral de la 4T

El partido del Sol Azteca informó este viernes que busca crear las bases de un gobierno de coalición

Justicia

Detienen a Jesús Murillo Karam, artífice de la "verdad histórica" de Ayotzinapa

La aprehensión del exprocurador se da 24 horas después del informe de la Comisión para la Verdad que concluyó fue un crimen de Estado