imagotipo

Enfrenta a científicos la realidad del cambio climático

  • Carolina Vega
  • en Local

La realidad del cambio climático enfrentó ayer a renombrados científicos en un simposio sobre sus consecuencias ambientales organizado por el Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos Sección Puebla.

Mientras Carlos Gay García, investigador de la UNAM, advertía sobre el peligro del dióxido de carbono, Guillermo García Cano, fundador de una empresa especializada en innovaciones tecnológicas, intentaba desmentir cualquier indicio de problema ambiental.

La conferencia “El compromiso de México alrededor del calentamiento global” organizada en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) prometía un análisis en torno a los compromisos adquiridos por el gobierno mexicano para combatir el deterioro del medio ambiente.

Sin embargo, la cuestión que más atención robó de los asistentes, en su mayoría académicos y estudiantes de ciencias ambientales, fue ¿existe o no el cambio climático? La respuesta de Guillermo García Cano, creador de Inova, S.A. de C.V., compañía especializada en innovación tecnológica para, por ejemplo, plantas generadoras de electricidad, fue un no rotundo.

“Se ha dado por llamar cambio climático, ya no se llama calentamiento global porque hay una pausa de 17 ó 18 años durante la cual el dióxido de carbono ha seguido aumentando pero la temperatura no”, alegó el también investigador químico, quien no dudó en presentarse como “escéptico” frente a este fenómeno. “A todos los gobiernos les encanta poder controlar y, sobre todo, poder cobrar impuestos”.

La insinuación de que los ambientalistas o políticos que apoyan la existencia del cambio climático, como el ex presidente de Estados Unidos Al Gore, obedecen a otros intereses distintos de la verdad científica hizo murmurar desde su asiento a Carlos García Gay, coordinador del Programa de Investigación en Cambio Climático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“EL CAMBIO CLIMÁTICO ES UNA COSA DE ENTENDER Y SABER, NO DE CREER”

Las correcciones realizadas por García Gay a su colega y las réplicas de éste acerca de cifras, gráficas o citas que demostraban o negaban, según cada interpretación, la conspiración para construir una teoría del cambio climático divertían, y sorprendían, a los asistentes.

“El cambio climático es una cosa de entender y saber, no de creer, creer es para otros niveles como la metafísica, los santos, etc.”, defendió García Gay en su intervención. La “pausa” en el calentamiento del planeta nombrada por García Cano se explica, respondió, por la efectividad de políticas que controlan el efecto invernadero.

Aunque la conferencia de este último se titulaba “El ABC del Cambio Climático”, fue en realidad un alegato para concienciar a la población de México y del mundo sobre los peligros del calentamiento global. “La interpretación del ingeniero García Cano es la del 3 por ciento y la interpretación que les daría yo es del 97 por ciento de la comunidad científica”, acusó.