/ jueves 24 de mayo de 2018

[Entrevista] Regresaré las libertades a los ciudadanos, afirma Barbosa

Evita hablar de acusaciones sobre supuesta riqueza y falta de título profesional

Restituir las libertades de los ciudadanos y la división de poderes en la administración pública es el compromiso para Puebla del candidato a la gubernatura del estado por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Luis Miguel Barbosa Huerta.

El senador con licencia acusa, en entrevista con El Sol de Puebla, que la entidad se encuentra dominada por la clase política en el poder, cercana al exgobernador Rafael Moreno Valle, y asegura que acabará con tal sometimiento si gana la elección del próximo 1 de julio.

“El morenovallismo es un esquema de poder que tiene a sus órdenes y bajo su control el poder público en el estado de Puebla… hay que devolver la normalidad política, el derecho que tiene la gente para expresar sus ideas, su derecho de asociación, su derecho de reunión, su derecho de expresarse libremente, de pertenecer o no a un partido (político) pero de participar en política, su derecho de ejercer la crítica”, enfatizó.

Solo así, sostiene, se podrá mejorar la molestia que existe entre los poblanos con la autoridad y que, añade, es generalizada.

“A estas alturas (de la campaña) ya me reuní con muchos segmentos y no he encontrado que se sientan satisfechos con el trato recibido del poder público”, subraya.

Para ello, agrega, también promoverá el respeto a la ley en materia de división de poderes y fortalecimiento de las instituciones, de modo que, aunque sería el gobernador, no utilizaría su posición para hacerlo a su conveniencia.

“No me gustan muchas cosas pero yo no soy alguien que tenga atribuciones para venir a desmantelar al poder público”, completa.

“TOCA AGUANTAR Y TRABAJAR”

En la charla con El Sol de Puebla Barbosa Huerta evita hablar de las acusaciones sobre su supuesta riqueza y falta de título profesional como licenciado en derecho, porque, dice, es parte de la “guerra sucia” con la que buscan restarle preferencia entre los ciudadanos.

Sin embargo, revira diciendo que hizo un pacto de “no agresión” contra su adversario del PRI, Enrique Doger Guerrero, que él violó, “porque llegó a un acuerdo con Moreno Valle”, asevera.

Y luego lo minimiza al recordar que no es su contendiente por la gubernatura, “va en tercer lugar, por favor, así es que yo no me voy a meter con él, para nada, no tiene caso”, completa.

Sobre la abanderada de la alianza “Por Puebla al Frente”, Martha Erika Alonso, el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” es cauto, pues, aunque la reconoce como una mujer valiosa, trabajadora e inteligente, insiste en que cuenta con apoyo oficial e institucional para buscar la gubernatura.

“¿Quién la está ayudando? Pues el morenovallismo, que trae el control de los órganos electorales, de los poderes públicos, que trae recursos públicos, que trae el control del transporte, que trae el control de la prensa… que trae un derroche, opulencia, a la vista de todos”, abunda.

Ante esta situación, admite, no tiene más opción que cuidar su campaña y trabajar por ganar la confianza de cada vez más poblanos, independientemente de la preferencia que puedan tener por el candidato presidencial de la coalición, Andrés Manuel López Obrador.

“No soy ingenuo, nos toca aguantar, aguantar, aguantar y aguantar y estar hablando con la gente todo el tiempo y trabajar, pero no pasa nada”, continúa.

De paso, Luis Miguel Barbosa presume que, aunque es diabético, su estado de salud es bueno.

SUS PLANES

Además de ocuparse del fortalecimiento de las instituciones y la división de poderes, Barbosa Huerta adelanta que la seguridad y la educación serán fundamentales en caso de convertirse en gobernador.

Para combatir el robo de combustible, al ferrocarril y la delincuencia organizada, anticipa, promoverá el mando mixto en las corporaciones policiales del estado en coordinación con las federales, así como la certificación de todos los elementos.

Como meta, expone, se establece que en los primeros 100 días de su mandato se elimine la percepción de impunidad y de vinculación de las autoridades con los delincuentes.

Sobre los feminicidios resalta que solicitará la emisión de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), como el protocolo con el que el Estado puede solicitar el auxilio del gobierno federal para evitar más violencia contra las poblanas.

Y, en materia educativa, el candidato a la gubernatura reitera que recontratará a los maestros que hayan sido cesados a causa de la reforma educativa, aunque aclaró que está a favor de mecanismos para el mejoramiento del sistema.

“SOY DE CUERO GRUESO”

Al filo de la charla con El Sol de Puebla el candidato se describe como un hombre amigable, no obstante, admite su sospecha de que actualmente la mayoría de las críticas en su contra no son genuinas, sino dirigidas desde los medios de comunicación por el exgobernador Rafael Moreno Valle.

Sin embargo, Barbosa Huerta afirma que, de convertirse en gobernador, sabrá superar esta situación y llevará una relación buena pero imparcial con los medios de comunicación, “sé tratar a la prensa, sé construir relaciones duraderas con la prensa y sé distinguir cuando eso tiene relaciones de un origen que tiene que ver con otro tipo de cosas; no me equivoco pero eso no es intolerancia… tendré una relación respetuosa con la prensa, lo van a ver, respetuosa, buena, inteligente, franca. Sé distinguir una crítica y la aguanto, soy de cuero grueso y más”, finaliza.

Restituir las libertades de los ciudadanos y la división de poderes en la administración pública es el compromiso para Puebla del candidato a la gubernatura del estado por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Luis Miguel Barbosa Huerta.

El senador con licencia acusa, en entrevista con El Sol de Puebla, que la entidad se encuentra dominada por la clase política en el poder, cercana al exgobernador Rafael Moreno Valle, y asegura que acabará con tal sometimiento si gana la elección del próximo 1 de julio.

“El morenovallismo es un esquema de poder que tiene a sus órdenes y bajo su control el poder público en el estado de Puebla… hay que devolver la normalidad política, el derecho que tiene la gente para expresar sus ideas, su derecho de asociación, su derecho de reunión, su derecho de expresarse libremente, de pertenecer o no a un partido (político) pero de participar en política, su derecho de ejercer la crítica”, enfatizó.

Solo así, sostiene, se podrá mejorar la molestia que existe entre los poblanos con la autoridad y que, añade, es generalizada.

“A estas alturas (de la campaña) ya me reuní con muchos segmentos y no he encontrado que se sientan satisfechos con el trato recibido del poder público”, subraya.

Para ello, agrega, también promoverá el respeto a la ley en materia de división de poderes y fortalecimiento de las instituciones, de modo que, aunque sería el gobernador, no utilizaría su posición para hacerlo a su conveniencia.

“No me gustan muchas cosas pero yo no soy alguien que tenga atribuciones para venir a desmantelar al poder público”, completa.

“TOCA AGUANTAR Y TRABAJAR”

En la charla con El Sol de Puebla Barbosa Huerta evita hablar de las acusaciones sobre su supuesta riqueza y falta de título profesional como licenciado en derecho, porque, dice, es parte de la “guerra sucia” con la que buscan restarle preferencia entre los ciudadanos.

Sin embargo, revira diciendo que hizo un pacto de “no agresión” contra su adversario del PRI, Enrique Doger Guerrero, que él violó, “porque llegó a un acuerdo con Moreno Valle”, asevera.

Y luego lo minimiza al recordar que no es su contendiente por la gubernatura, “va en tercer lugar, por favor, así es que yo no me voy a meter con él, para nada, no tiene caso”, completa.

Sobre la abanderada de la alianza “Por Puebla al Frente”, Martha Erika Alonso, el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” es cauto, pues, aunque la reconoce como una mujer valiosa, trabajadora e inteligente, insiste en que cuenta con apoyo oficial e institucional para buscar la gubernatura.

“¿Quién la está ayudando? Pues el morenovallismo, que trae el control de los órganos electorales, de los poderes públicos, que trae recursos públicos, que trae el control del transporte, que trae el control de la prensa… que trae un derroche, opulencia, a la vista de todos”, abunda.

Ante esta situación, admite, no tiene más opción que cuidar su campaña y trabajar por ganar la confianza de cada vez más poblanos, independientemente de la preferencia que puedan tener por el candidato presidencial de la coalición, Andrés Manuel López Obrador.

“No soy ingenuo, nos toca aguantar, aguantar, aguantar y aguantar y estar hablando con la gente todo el tiempo y trabajar, pero no pasa nada”, continúa.

De paso, Luis Miguel Barbosa presume que, aunque es diabético, su estado de salud es bueno.

SUS PLANES

Además de ocuparse del fortalecimiento de las instituciones y la división de poderes, Barbosa Huerta adelanta que la seguridad y la educación serán fundamentales en caso de convertirse en gobernador.

Para combatir el robo de combustible, al ferrocarril y la delincuencia organizada, anticipa, promoverá el mando mixto en las corporaciones policiales del estado en coordinación con las federales, así como la certificación de todos los elementos.

Como meta, expone, se establece que en los primeros 100 días de su mandato se elimine la percepción de impunidad y de vinculación de las autoridades con los delincuentes.

Sobre los feminicidios resalta que solicitará la emisión de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), como el protocolo con el que el Estado puede solicitar el auxilio del gobierno federal para evitar más violencia contra las poblanas.

Y, en materia educativa, el candidato a la gubernatura reitera que recontratará a los maestros que hayan sido cesados a causa de la reforma educativa, aunque aclaró que está a favor de mecanismos para el mejoramiento del sistema.

“SOY DE CUERO GRUESO”

Al filo de la charla con El Sol de Puebla el candidato se describe como un hombre amigable, no obstante, admite su sospecha de que actualmente la mayoría de las críticas en su contra no son genuinas, sino dirigidas desde los medios de comunicación por el exgobernador Rafael Moreno Valle.

Sin embargo, Barbosa Huerta afirma que, de convertirse en gobernador, sabrá superar esta situación y llevará una relación buena pero imparcial con los medios de comunicación, “sé tratar a la prensa, sé construir relaciones duraderas con la prensa y sé distinguir cuando eso tiene relaciones de un origen que tiene que ver con otro tipo de cosas; no me equivoco pero eso no es intolerancia… tendré una relación respetuosa con la prensa, lo van a ver, respetuosa, buena, inteligente, franca. Sé distinguir una crítica y la aguanto, soy de cuero grueso y más”, finaliza.

Local

Dan nueva prórroga para el pago de control vehicular en Puebla

El período de gracia podría durar hasta mediados de octubre

Estado

Descubren tiradero de medicamentos en Santa María Coapan

Los insumos médicos sirven para tratar la hipertensión y epilepsia

Local

¡Renovarse o morir! Centro Hunab Ku se ayuda de la web ante caída en ventas | Juntos Crecemos

"Atraemos lo que decimos y pensamos", decreta Carolina Largaespada que enfrenta con entusiasmo la crisis por la pandemia

Local

Diputados federales se asoman en las redes con miras a la elección del 2021

El artículo 134 de la Constitución prohíbe la promoción personalizada de funcionarios, pero caminan sobre la línea de lo cuestionable

Futbol

Rector busca un precedente, planea un desafío a la Liga por caso Lobos

El abogado Ricardo Cerezo señala que si la BUAP va a las instancias federales tras justicia para La Manada hará sufrir a los dueños del balón

Celebridades

Intensamente | Sí habrá película sobre la 4T: Damián Alcázar

Es uno de los actores más respetados de México, no solo por su trabajo actoral, sino por sus convicciones políticas, que defiende siempre con pasión y convencimiento

Sociedad

Penal Puente Grande ya estaba subutilizado

Desde julio y agosto, el Gobierno federal comenzó con el traslado de presos al penal de Buenavista

Finanzas

Se recuperan 653 mil empleos en agosto

El sector informal ya retomó 70% del terreno perdido, las fuentes formales llevan menos de la mitad