/ sábado 15 de enero de 2022

Escarabajo descortezador amenaza zona boscosa de La Malinche

Jóvenes crean colectivo para reforestar la zona dañada y piden a las autoridades olvidarse de los límites territoriales

El escarabajo descortezador mide aproximadamente cinco milímetros, sin embargo, al dejar que se distribuya puede acabar con la vida de cientos de árboles, como ha ocurrido en la montaña de La Malinche, pues tiene una afectación en 62 hectáreas correspondientes a Tlaxcala y 44 del estado de Puebla. Algunos se han podido salvar gracias a fitosaneamientos, pero un gran porcentaje ya murieron.

De acuerdo con colectivos, especialistas y los mismos pobladores que viven a las faldas de La Malinche, esta situación refleja la poca coordinación que ha existido entre el Gobierno de Puebla, el Gobierno de Tlaxcala y la Federación, ya que no existen acciones en concreto para tomar cartas en el asunto debido a los temas territoriales. A su vez, consideran que los temas ambientales no deberían estar sujetos a una división de tierras.

Para adentrarnos al tema, Valentina Campos Cabral, directora del Instituto de Investigaciones en Medio Ambiente Xabier Gorostiaga SJ de la IBERO Puebla, recordó que La Malinche es un Parque Nacional compartido por dos estados y de acuerdo a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, ambos territorios deberían de trabajar con el Gobierno de México en la preservación de su ecosistema, en la recreación, turismo y educación ecológica.

Pese a esto, cree que existen más acciones por parte de Tlaxcala, incluso más activistas, pues el Parque Nacional La Malinche o Matlalcuéyatl tiene más territorio en este estado y por tanto, las autoridades poblanas no tienen tanta movilización.


El escarabajo descortezador mide aproximadamente cinco milímetros. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

Compartió que la presencia del escarabajo es algo natural en áreas con pinos, pues es un insecto propio de los bosques mexicanos. Al estar controlado saca los nutrientes de los árboles que están a punto de morir y los ayuda en el ciclaje de los nutrientes. No obstante, si no se controla, los mata en un tiempo acelerado y ataca a los que están sanos.

¿Qué detonó la plaga?, la especialista considera que fueron varios factores, pero los principales fueron las sequías, la tala no regulada y la falta de un plan de control.

JÓVENES CREAN COLECTIVO "PROYECTO MALINTZI" PARA SALVAR LA MALINCHE

El Proyecto Malintzi San Pablo del Monte es el claro ejemplo de que no existe división entre Tlaxcala y Puebla cuando se quiere hacer algo por el medio ambiente. La mayoría de los jóvenes que trabajan en este grupo independiente son tlaxcaltecas, pero todos estudian o estudiaron en la Benemérita Universidad Autónoma del Estado de Puebla (BUAP).

El colectivo nació en abril del año pasado a raíz de la plaga antes mencionada, pues causó que varias hectáreas en donde ellos solían jugar o simplemente pasaban un buen rato con sus familias se secaron. Esta situación los hizo reflexionar y los unió para que juntaran sus conocimientos y pudieran contrarrestar las pérdidas.

¿Qué hacen en Proyecto Malintzi? Lo que hicieron estos jóvenes fue crear un vivero comunitario en donde están germinando árboles nativos de las faldas de La Malinche para que se utilicen en posteriores reforestaciones, pero no sólo es plantar por plantar, sino que les darán seguimiento para que tengan retención de agua y crezcan sanos; su objetivo es contribuir a la restauración de las zonas dañadas. Además, han impulsado jornadas de recolección de residuos y hasta ofrecen charlas de la diversidad de plantas en La Malinche.

“La preocupación no sólo es nuestra, sino de todas las comunidades de las faldas de La Malinche y no sólo de Tlaxcala, sino de Puebla como Teplatlaxco, Puebla capital y Amozoc, la mayoría hemos empezado con movimientos sociales para que las autoridades se preocupen y trabajen juntos. Nosotros también nos hemos unido a otros colectivos para formar alianzas y que podamos trabajar en el saneamiento de los árboles. Desgraciadamente la plaga ya llegó a un nivel muy grande y ya no podemos controlarlo solo por nuestra cuenta”, explicaron.


Los jóvenes que conforman el Proyecto Malintzi son el claro ejemplo de que no existe división entre Tlaxcala y Puebla. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

Los jóvenes aceptaron que la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) sí ha estado presente en el Parque Nacional, incluso los han invitado para verificar con ellos la situación de los pinos, que aprendan a diferenciar al insecto y su desarrollo. De igual modo, tuvieron el apoyo del gobierno estatal pasado de Tlaxcala, pero con el cambio de administraciones, el trabajo en conjunto sólo se quedó como una promesa.

Con el Gobierno de Puebla quieren trabajar, pero desconocen cuál es el mejor conducto para llegar a ellos y temen que por la dimensión de hectáreas ésta coordinación no pueda concretarse.

Desde su óptica, debería existir un plan en donde trabajen de manera coordinada los tres niveles de gobierno, los colectivos y hasta las comunidades, ya que los mismos pobladores se han unido para el rescate de esta zona. Los habitantes de San Pablo, les han donado materiales y los apoyan en sus actividades para sacar a flote este sueño.

“En vez de echarse la bolita nosotros creemos que trabajando juntos se pueden hacer las cosas bien y realmente el tiempo que llevamos trabajando es muy poco, hay otros colectivos que llevan más tiempo, pero queremos contribuir con nuestros conocimientos y tenemos un plan fijo para hacerlo”.

Hay que mencionar que este proyecto fue seleccionado en octubre del 2021 en la convocatoria “Juventudes transformando México”, para contribuir en el cumplimiento de la agenda 2030 propuesta por la ONU y también el año pasado fueron seleccionados para formar parte del Programa Educativo, Global, Ambiental y Humanitario Roots & Shoots del Instituto Jane Goodall que tiene como objetivo contribuir al ambiente.

Los jóvenes que hacen posible el Proyecto Malintzi son Karla Arenas Cantor, Daniela Ascención Marcial, Andrea de la Luz Ramos, Gilberto Salvador Blas, Alma Delia Tezmol Blas, Ernesto Ascención Marcial, Nancy Gabriela Arenas Cantor, Ulises Ivan Capilla Tlatelpa y José Francisco Pérez Cantor. No obstante, ellos saben que este colectivo no hubiera sido posible sin la ayuda de las familias Ascensión Marcial, Cortés Carrillo, Arenas Cantor y a los participantes del proyecto que han estado presente en todas las es actividades que han encabezado.

INSECTO DESCORTEZADOR, SEGUNDO AGENTE DESPUÉS DE LOS INCENDIOS

De acuerdo con la CONAFOR esta plaga es de importancia nacional, ya que es el segundo agente después de los incendios forestales, de mayor disturbio en bosques por la magnitud de superficie afectada y cantidad de arbolado dañado.

Según los resultados de monitoreo aéreo y el documento “Alerta temprana descortezador” a diciembre del 2021, se determinó que las zonas forestales de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Chiapas, Jalisco, México, Tlaxcala, Querétaro, Durango, Sonora, Hidalgo, Baja California y Puebla, se consideran con riesgo “Muy Alto”.

En 2021 se detectó una posible afectación de 106 hectáreas de bosque a causa del insecto. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla


Mientras que Chihuahua Nayarit, Colima, Tamaulipas, Nuevo León, Veracruz, Baja California Sur, Ciudad de México y Morelos presentan áreas con riesgo “Alto”. Así también, Sinaloa, Coahuila, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí y Guanajuato presentan áreas con riesgo “Moderado”. Las entidades restantes que tienen vegetación forestal de coníferas se determinan con riesgo “Bajo”.

El 17 de diciembre del 2021 la Comisión publicó que personal técnico realizó actividades de monitoreo aéreo y se monitorearon un total de 22 mil 94 hectáreas, en las cuales se detectó una posible afectación a 106 por el insecto, 62 correspondieron a Tlaxcala y 44 a Puebla.

¿CÓMO SON ESTOS INSECTOS Y CUÁL ES LA EVIDENCIA DE DAÑOS?

Los descortezadores son pequeños escarabajos que habitan debajo de la corteza del árbol y se alimentan del tejido que conduce los nutrientes del mismo. La forma del cuerpo varía de robusto a delgado; y su color va desde rojizo, café rojizo, café, hasta el negro.

Para saber si un pino está infectado se debe de observar la presencia de grumos de resina o escurrimiento de la misma en el fuste y/o ramas; presencia de desechos, con apariencia de aserrín, en la corteza; cambios de coloración del follaje a verde amarillento o rojizo; presencia de galerías en la parte interna de la corteza. Los arboles afectados son de los géneros Pinus, Abies, Cupressus, Juniperus y Pseudotsuga.

Lo anterior es con la última alerta mensual de Insectos Descortezadores de diciembre del 2021.

Este medio solicitó al área de comunicación de la Secretaría del Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial del Estado de Puebla una opinión acerca de esta situación, si existía un plan para colaborar o disminuir la plaga; confirmaron que había un problema con este insecto, pero que “la mayor parte se encontraba en Tlaxcala”. Comentaron que si en algún momento la Federación o el Gobierno de Tlaxcala requerían su apoyo colaborarán, pero que el primer paso corresponde a la CONAFOR.



El escarabajo descortezador mide aproximadamente cinco milímetros, sin embargo, al dejar que se distribuya puede acabar con la vida de cientos de árboles, como ha ocurrido en la montaña de La Malinche, pues tiene una afectación en 62 hectáreas correspondientes a Tlaxcala y 44 del estado de Puebla. Algunos se han podido salvar gracias a fitosaneamientos, pero un gran porcentaje ya murieron.

De acuerdo con colectivos, especialistas y los mismos pobladores que viven a las faldas de La Malinche, esta situación refleja la poca coordinación que ha existido entre el Gobierno de Puebla, el Gobierno de Tlaxcala y la Federación, ya que no existen acciones en concreto para tomar cartas en el asunto debido a los temas territoriales. A su vez, consideran que los temas ambientales no deberían estar sujetos a una división de tierras.

Para adentrarnos al tema, Valentina Campos Cabral, directora del Instituto de Investigaciones en Medio Ambiente Xabier Gorostiaga SJ de la IBERO Puebla, recordó que La Malinche es un Parque Nacional compartido por dos estados y de acuerdo a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, ambos territorios deberían de trabajar con el Gobierno de México en la preservación de su ecosistema, en la recreación, turismo y educación ecológica.

Pese a esto, cree que existen más acciones por parte de Tlaxcala, incluso más activistas, pues el Parque Nacional La Malinche o Matlalcuéyatl tiene más territorio en este estado y por tanto, las autoridades poblanas no tienen tanta movilización.


El escarabajo descortezador mide aproximadamente cinco milímetros. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

Compartió que la presencia del escarabajo es algo natural en áreas con pinos, pues es un insecto propio de los bosques mexicanos. Al estar controlado saca los nutrientes de los árboles que están a punto de morir y los ayuda en el ciclaje de los nutrientes. No obstante, si no se controla, los mata en un tiempo acelerado y ataca a los que están sanos.

¿Qué detonó la plaga?, la especialista considera que fueron varios factores, pero los principales fueron las sequías, la tala no regulada y la falta de un plan de control.

JÓVENES CREAN COLECTIVO "PROYECTO MALINTZI" PARA SALVAR LA MALINCHE

El Proyecto Malintzi San Pablo del Monte es el claro ejemplo de que no existe división entre Tlaxcala y Puebla cuando se quiere hacer algo por el medio ambiente. La mayoría de los jóvenes que trabajan en este grupo independiente son tlaxcaltecas, pero todos estudian o estudiaron en la Benemérita Universidad Autónoma del Estado de Puebla (BUAP).

El colectivo nació en abril del año pasado a raíz de la plaga antes mencionada, pues causó que varias hectáreas en donde ellos solían jugar o simplemente pasaban un buen rato con sus familias se secaron. Esta situación los hizo reflexionar y los unió para que juntaran sus conocimientos y pudieran contrarrestar las pérdidas.

¿Qué hacen en Proyecto Malintzi? Lo que hicieron estos jóvenes fue crear un vivero comunitario en donde están germinando árboles nativos de las faldas de La Malinche para que se utilicen en posteriores reforestaciones, pero no sólo es plantar por plantar, sino que les darán seguimiento para que tengan retención de agua y crezcan sanos; su objetivo es contribuir a la restauración de las zonas dañadas. Además, han impulsado jornadas de recolección de residuos y hasta ofrecen charlas de la diversidad de plantas en La Malinche.

“La preocupación no sólo es nuestra, sino de todas las comunidades de las faldas de La Malinche y no sólo de Tlaxcala, sino de Puebla como Teplatlaxco, Puebla capital y Amozoc, la mayoría hemos empezado con movimientos sociales para que las autoridades se preocupen y trabajen juntos. Nosotros también nos hemos unido a otros colectivos para formar alianzas y que podamos trabajar en el saneamiento de los árboles. Desgraciadamente la plaga ya llegó a un nivel muy grande y ya no podemos controlarlo solo por nuestra cuenta”, explicaron.


Los jóvenes que conforman el Proyecto Malintzi son el claro ejemplo de que no existe división entre Tlaxcala y Puebla. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

Los jóvenes aceptaron que la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) sí ha estado presente en el Parque Nacional, incluso los han invitado para verificar con ellos la situación de los pinos, que aprendan a diferenciar al insecto y su desarrollo. De igual modo, tuvieron el apoyo del gobierno estatal pasado de Tlaxcala, pero con el cambio de administraciones, el trabajo en conjunto sólo se quedó como una promesa.

Con el Gobierno de Puebla quieren trabajar, pero desconocen cuál es el mejor conducto para llegar a ellos y temen que por la dimensión de hectáreas ésta coordinación no pueda concretarse.

Desde su óptica, debería existir un plan en donde trabajen de manera coordinada los tres niveles de gobierno, los colectivos y hasta las comunidades, ya que los mismos pobladores se han unido para el rescate de esta zona. Los habitantes de San Pablo, les han donado materiales y los apoyan en sus actividades para sacar a flote este sueño.

“En vez de echarse la bolita nosotros creemos que trabajando juntos se pueden hacer las cosas bien y realmente el tiempo que llevamos trabajando es muy poco, hay otros colectivos que llevan más tiempo, pero queremos contribuir con nuestros conocimientos y tenemos un plan fijo para hacerlo”.

Hay que mencionar que este proyecto fue seleccionado en octubre del 2021 en la convocatoria “Juventudes transformando México”, para contribuir en el cumplimiento de la agenda 2030 propuesta por la ONU y también el año pasado fueron seleccionados para formar parte del Programa Educativo, Global, Ambiental y Humanitario Roots & Shoots del Instituto Jane Goodall que tiene como objetivo contribuir al ambiente.

Los jóvenes que hacen posible el Proyecto Malintzi son Karla Arenas Cantor, Daniela Ascención Marcial, Andrea de la Luz Ramos, Gilberto Salvador Blas, Alma Delia Tezmol Blas, Ernesto Ascención Marcial, Nancy Gabriela Arenas Cantor, Ulises Ivan Capilla Tlatelpa y José Francisco Pérez Cantor. No obstante, ellos saben que este colectivo no hubiera sido posible sin la ayuda de las familias Ascensión Marcial, Cortés Carrillo, Arenas Cantor y a los participantes del proyecto que han estado presente en todas las es actividades que han encabezado.

INSECTO DESCORTEZADOR, SEGUNDO AGENTE DESPUÉS DE LOS INCENDIOS

De acuerdo con la CONAFOR esta plaga es de importancia nacional, ya que es el segundo agente después de los incendios forestales, de mayor disturbio en bosques por la magnitud de superficie afectada y cantidad de arbolado dañado.

Según los resultados de monitoreo aéreo y el documento “Alerta temprana descortezador” a diciembre del 2021, se determinó que las zonas forestales de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Chiapas, Jalisco, México, Tlaxcala, Querétaro, Durango, Sonora, Hidalgo, Baja California y Puebla, se consideran con riesgo “Muy Alto”.

En 2021 se detectó una posible afectación de 106 hectáreas de bosque a causa del insecto. Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla


Mientras que Chihuahua Nayarit, Colima, Tamaulipas, Nuevo León, Veracruz, Baja California Sur, Ciudad de México y Morelos presentan áreas con riesgo “Alto”. Así también, Sinaloa, Coahuila, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí y Guanajuato presentan áreas con riesgo “Moderado”. Las entidades restantes que tienen vegetación forestal de coníferas se determinan con riesgo “Bajo”.

El 17 de diciembre del 2021 la Comisión publicó que personal técnico realizó actividades de monitoreo aéreo y se monitorearon un total de 22 mil 94 hectáreas, en las cuales se detectó una posible afectación a 106 por el insecto, 62 correspondieron a Tlaxcala y 44 a Puebla.

¿CÓMO SON ESTOS INSECTOS Y CUÁL ES LA EVIDENCIA DE DAÑOS?

Los descortezadores son pequeños escarabajos que habitan debajo de la corteza del árbol y se alimentan del tejido que conduce los nutrientes del mismo. La forma del cuerpo varía de robusto a delgado; y su color va desde rojizo, café rojizo, café, hasta el negro.

Para saber si un pino está infectado se debe de observar la presencia de grumos de resina o escurrimiento de la misma en el fuste y/o ramas; presencia de desechos, con apariencia de aserrín, en la corteza; cambios de coloración del follaje a verde amarillento o rojizo; presencia de galerías en la parte interna de la corteza. Los arboles afectados son de los géneros Pinus, Abies, Cupressus, Juniperus y Pseudotsuga.

Lo anterior es con la última alerta mensual de Insectos Descortezadores de diciembre del 2021.

Este medio solicitó al área de comunicación de la Secretaría del Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial del Estado de Puebla una opinión acerca de esta situación, si existía un plan para colaborar o disminuir la plaga; confirmaron que había un problema con este insecto, pero que “la mayor parte se encontraba en Tlaxcala”. Comentaron que si en algún momento la Federación o el Gobierno de Tlaxcala requerían su apoyo colaborarán, pero que el primer paso corresponde a la CONAFOR.



Local

Denuncia agresiones físicas candidata a presidencia auxiliar en Xochimehuacan

Aseveró que interpondrá una denuncia ante las instancias correspondientes para que este acto no se quede impune

Estado

Muere bebé de cinco meses en Tehuacán

Los elementos ministeriales llevaron a cabo el peritaje correspondiente y después de tres horas efectuaron el levantamiento del cuerpo

Local

Evacuan Angelópolis tras activación de alerta sísmica por movimiento en Oaxaca

El fenóimeno tuvo lugar a 43 kilómetros al sureste de la localidad de Crucecita

Estado

Desaparecen tres mujeres durante el fin de semana en Tehuacán

Concepción Angélica N. fue ubicada horas después, pero debido a que presentaba crisis nerviosa tuvo que ser valorada por el médico legista

Cultura

Leyendas de Puebla: El subterráneo de la Calle del Rancho de Toledo

Las desapariciones de varones que salían de sus casas y nunca más se volvían a ver, fue una constante en el siglo XVIII

Local

Evacuan Angelópolis tras activación de alerta sísmica por movimiento en Oaxaca

El fenóimeno tuvo lugar a 43 kilómetros al sureste de la localidad de Crucecita

Doble Vía

Invitados abandonan a quinceañera y usuarios en redes lo vuelven gran festejo

Muchos volvieron a quedarse fuera del salón ante la gran cantidad de gente que acudió

Policiaca

Se desprende plafón de cine en plaza de Municipio Libre y deja dos lesionadas

Ante los hechos se solicitó la ayuda de los elementos de Protección Civil Estatal y de los paramédicos

Estado

Hijo de edil de Tehuacán se ve envuelto en accidente automovilístico

El conductor de una camioneta, quien viajaba en estado etílico, terminó por ocasionar un segundo accidente en el mismo lugar