/ jueves 11 de marzo de 2021

Bertha, ejemplo de una mujer valiente y emprendedora

Huérfana de padre, desde los 10 años aprendió de su madre a trabajar y salir adelante sin importar el qué dirán

A un costado de la carretera federal a Xalapa, en San Juan Acozac, junta auxiliar del municipio de Los Reyes de Juárez, se ubica una pensión para transporte de carga pesada, donde diariamente los operadores detienen su marcha para descansar o para guardar su equipo de arrastre. Lo que pocos saben es que este negocio es administrado por una mujer que desde muy pequeña aprendió a ser valiente para enfrentar las vicisitudes de la vida.

Con una sonrisa en los labios y una mirada llena de satisfacción, doña Bertha Emigdia Lora Pérez de 65 años de edad, quien tras la muerte de su esposo se hizo cargo de su familia, compartió para El Sol de Puebla su historia de vida en el marco de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

En la intimidad de su cocina, en medio de exquisitos platillos que ella misma prepara, doña Bertha contó que fue hija única y nunca conoció a su padre, por lo que desde muy pequeña tuvo que ingeniárselas para salir adelante.

“Mi mamá lavaba ropa ajena y yo le ayudaba a doblarla. Luego comenzamos a cultivar acelgas, epazote y manzanilla, estos productos agrícolas se comercializaban en el mercado de La Victoria en la ciudad de Puebla”, refirió.

Narró que a la edad de 10 años tuvo la idea de construir unos baños públicos para que la gente se bañara, ya que la mayoría de las personas sólo tenía baños de bola o temazcal que se atrofiaban muy rápido. Afortunadamente el negocio tuvo éxito y prosperó. Sin miedo al qué dirán.

Sin embargo, señaló que por esta serie de emprendimientos fueron duramente criticadas por la sociedad de la época, ya que la idea de que las mujeres no servían para trabajar estaba muy arraigada en la comunidad.

Te recomendamos: "Hoy son héroes de bata blanca", esta es la pareja de médicos a la que el coronavirus le arrebató la vida

“Mi mamá y yo fuimos blanco de muchas críticas en ese tiempo, estamos hablando de la década de los 60. En ese entonces no era bien visto que las mujeres trabajaran, pero mi madre siempre me enseñó a ser valiente”, relató.

Indicó que calificativos en su contra como “marimacho” eran constantes, pues tampoco era bien visto que las mujeres anduvieran en bicicleta como lo hacía ella. “Aprendí a andar en bici porque le llevaba la comida a mi mamá al campo”, especificó.

Describió que a la edad de 20 años contrajo matrimonio, y ya casada también emprendió otros negocios, desde vender dulces hasta una bloquera. Además, por varios años comercializó verduras en el sobre ruedas –mercado ambulante- de Coatzacoalcos, Veracruz.

En el giro de los alimentos montó un restaurante que brindaba el servicio de teléfono público, establecimiento que por muchos años fue la parada obligada de cientos de transportistas que cruzaban por el estado de Puebla con destino al sureste mexicano.

Detalló que a la edad de 42 años quedó viuda y de la noche a la mañana tuvo que hacerse cargo de su familia, ya sin el apoyo de su esposo, lo que significó restructurar su vida y trabajar el doble para sacar a sus hijos adelante.

“Siempre tuve el apoyo incondicional de mi mamá, ella fue mi brazo fuerte y mi ejemplo de valentía”, recordó con nostalgia. Ser mujer no es impedimento para nada.

Leer más: “Como a los 6 años sufrí un caso de abuso sexual”: Regina Blandón

Hoy, doña Bertha, a sus 65 años de edad es una reconocida empresaria que disfruta de su etapa como abuela. Orgullosa de sus cuatro hijos, aseguró sentirse satisfecha y con la mejor actitud para continuar trabajando.

“No hay excusas. Ser mujer no es impedimento para nada, todas somos capaces, sólo hay que ser valientes y ayudarnos entre nosotras”, finalizó.

A un costado de la carretera federal a Xalapa, en San Juan Acozac, junta auxiliar del municipio de Los Reyes de Juárez, se ubica una pensión para transporte de carga pesada, donde diariamente los operadores detienen su marcha para descansar o para guardar su equipo de arrastre. Lo que pocos saben es que este negocio es administrado por una mujer que desde muy pequeña aprendió a ser valiente para enfrentar las vicisitudes de la vida.

Con una sonrisa en los labios y una mirada llena de satisfacción, doña Bertha Emigdia Lora Pérez de 65 años de edad, quien tras la muerte de su esposo se hizo cargo de su familia, compartió para El Sol de Puebla su historia de vida en el marco de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

En la intimidad de su cocina, en medio de exquisitos platillos que ella misma prepara, doña Bertha contó que fue hija única y nunca conoció a su padre, por lo que desde muy pequeña tuvo que ingeniárselas para salir adelante.

“Mi mamá lavaba ropa ajena y yo le ayudaba a doblarla. Luego comenzamos a cultivar acelgas, epazote y manzanilla, estos productos agrícolas se comercializaban en el mercado de La Victoria en la ciudad de Puebla”, refirió.

Narró que a la edad de 10 años tuvo la idea de construir unos baños públicos para que la gente se bañara, ya que la mayoría de las personas sólo tenía baños de bola o temazcal que se atrofiaban muy rápido. Afortunadamente el negocio tuvo éxito y prosperó. Sin miedo al qué dirán.

Sin embargo, señaló que por esta serie de emprendimientos fueron duramente criticadas por la sociedad de la época, ya que la idea de que las mujeres no servían para trabajar estaba muy arraigada en la comunidad.

Te recomendamos: "Hoy son héroes de bata blanca", esta es la pareja de médicos a la que el coronavirus le arrebató la vida

“Mi mamá y yo fuimos blanco de muchas críticas en ese tiempo, estamos hablando de la década de los 60. En ese entonces no era bien visto que las mujeres trabajaran, pero mi madre siempre me enseñó a ser valiente”, relató.

Indicó que calificativos en su contra como “marimacho” eran constantes, pues tampoco era bien visto que las mujeres anduvieran en bicicleta como lo hacía ella. “Aprendí a andar en bici porque le llevaba la comida a mi mamá al campo”, especificó.

Describió que a la edad de 20 años contrajo matrimonio, y ya casada también emprendió otros negocios, desde vender dulces hasta una bloquera. Además, por varios años comercializó verduras en el sobre ruedas –mercado ambulante- de Coatzacoalcos, Veracruz.

En el giro de los alimentos montó un restaurante que brindaba el servicio de teléfono público, establecimiento que por muchos años fue la parada obligada de cientos de transportistas que cruzaban por el estado de Puebla con destino al sureste mexicano.

Detalló que a la edad de 42 años quedó viuda y de la noche a la mañana tuvo que hacerse cargo de su familia, ya sin el apoyo de su esposo, lo que significó restructurar su vida y trabajar el doble para sacar a sus hijos adelante.

“Siempre tuve el apoyo incondicional de mi mamá, ella fue mi brazo fuerte y mi ejemplo de valentía”, recordó con nostalgia. Ser mujer no es impedimento para nada.

Leer más: “Como a los 6 años sufrí un caso de abuso sexual”: Regina Blandón

Hoy, doña Bertha, a sus 65 años de edad es una reconocida empresaria que disfruta de su etapa como abuela. Orgullosa de sus cuatro hijos, aseguró sentirse satisfecha y con la mejor actitud para continuar trabajando.

“No hay excusas. Ser mujer no es impedimento para nada, todas somos capaces, sólo hay que ser valientes y ayudarnos entre nosotras”, finalizó.

Cultura

Leyendas de Puebla: La casa del que mató al animal

Este icónico edificio, ubicado en el corazón de Puebla, ahora alberga las instalaciones de El Sol de Puebla

Local

“Acudí como ciudadano al evento de mi amigo", niega Doger renuncia al PRI

Hizo un llamado al líder de su partido, Néstor Camarillo a hacer una autocrítica, pues apuntó que su partido está en crisis

Policiaca

Vinculan a proceso a 19 detenidos por robo al sindicato del Ayuntamiento

José Ibrahim fue liberado por el juez de la causa al no encontrar elementos de prueba y ordenó que fuera liberado la madrugada de este martes

Gossip

“La Cotorrisa” llega al Auditorio Metropolitano de Puebla este 31 de octubre

Los standuperos Slobotzky y Ricardo Pérez compartirán anécdotas a su muy particular estilo

Tecnología

Aplicaciones relacionadas con El Juego del Calamar son utilizadas para infectar dispositivos

Debido a la popularidad de la serie, más de 200 aplicaciones relacionadas se han creado

Local

Lilia Cedillo y Eduardo Rivera se reúnen para establecer estrategias de colaboración

La rectora de la BUAP y el alcalde de Puebla sostuvieron su primer encuentro

Local

Inicia proceso para reinstalar los centros de verificación vehicular en Puebla

La Secretaría de Medio Ambiente publicó el manual de operación y funcionamiento para estos centros

Sociedad

INM envía a migrantes detenidos en caravana de vuelta a Tapachula

Al menos 70 extranjeros fueron asegurados al alejarse del grupo principal en la carretera

Salud

Vacuna Pfizer es autorizada por la FDA para niños desde los cinco años

Los niños de Estados Unidos recibirán la vacuna de 10 microgramos y consta de dos dosis