/ lunes 1 de noviembre de 2021

Calaveras con calabazas naturales, una tradición en Texmelucan

Por las noches de Todos Santos se observan luces por las calles oscuras, en busca de mantener la tradición de las comunidades

Para seguir conservando las tradiciones mexicanas, algunos papás gastan entre 20 a 50 pesos para comprar y hacer una calavera de calabaza natural para que sus hijos puedan salir a las calles a pedir la tradicional calaverita, mientras que otros padres de familia prefieren comprar una calavera de plástico, una bolsa con la leyenda de Halloween o una caja de zapatos.

Es a partir de este 28 de Octubre hasta el 2 de noviembre, que en las calles de las diferentes comunidades del municipio de Texmelucan, durante la noche se pueden observar diversos grupitos de niñas y niños que llevan entre sus manos una calabaza natural con ojos y boca de donde se desprende una luz naranja o amarilla, durante su paso piden a las personas mayores, jóvenes y señoritas su calaverita, y quienes deciden apoyarlos, lo hacen con una moneda, mientras que al acudir a los negocios o comercios reciben dulces.

Previo a esto, padres de familia acuden a los mercados, comercios de frutas y verduras, con productores del campo para adquirir una calabaza natural, donde son comercializadas desde 20 hasta 50 pesos de acuerdo al tamaño.

A decir de los campesinos y comerciantes, la venta de este producto natural es baja, porque muchos de los papás prefieren comprar una calabaza naranja de plástico, una caja de zapatos o una bolsa con la leyenda Halloween.

En casa, los papás con una navaja o cuchillo cortan a un costado de la calabaza un cuadro por donde sacan el relleno y la pepita, hasta dejar el hueco, después en la parte frontal cortan figuras de ojos y boca, y en la parte de abajo un pequeño orificio en donde se coloca una vela o pedazo de cera, la cual será encendida durante la noche para que se vea como una lucecita andante, lo que permite a los infantes tener una mejor captación de dulces o dinero.

Para ejemplo, la comunidad de San Rafael Tlanalapan es una de las localidades que aún conservan la tradición mexicana, donde los infantes salen a las calles a pedir “La Calaverita” durante la temporada de Todos Santos, donde alrededor de 2 mil niñas y niños utilizan la calabaza natural que es iluminada con un pedazo de vela o cera, y que durante la noche engalanan las calles con lucecitas que se ven a lo lejos.

Para seguir conservando las tradiciones mexicanas, algunos papás gastan entre 20 a 50 pesos para comprar y hacer una calavera de calabaza natural para que sus hijos puedan salir a las calles a pedir la tradicional calaverita, mientras que otros padres de familia prefieren comprar una calavera de plástico, una bolsa con la leyenda de Halloween o una caja de zapatos.

Es a partir de este 28 de Octubre hasta el 2 de noviembre, que en las calles de las diferentes comunidades del municipio de Texmelucan, durante la noche se pueden observar diversos grupitos de niñas y niños que llevan entre sus manos una calabaza natural con ojos y boca de donde se desprende una luz naranja o amarilla, durante su paso piden a las personas mayores, jóvenes y señoritas su calaverita, y quienes deciden apoyarlos, lo hacen con una moneda, mientras que al acudir a los negocios o comercios reciben dulces.

Previo a esto, padres de familia acuden a los mercados, comercios de frutas y verduras, con productores del campo para adquirir una calabaza natural, donde son comercializadas desde 20 hasta 50 pesos de acuerdo al tamaño.

A decir de los campesinos y comerciantes, la venta de este producto natural es baja, porque muchos de los papás prefieren comprar una calabaza naranja de plástico, una caja de zapatos o una bolsa con la leyenda Halloween.

En casa, los papás con una navaja o cuchillo cortan a un costado de la calabaza un cuadro por donde sacan el relleno y la pepita, hasta dejar el hueco, después en la parte frontal cortan figuras de ojos y boca, y en la parte de abajo un pequeño orificio en donde se coloca una vela o pedazo de cera, la cual será encendida durante la noche para que se vea como una lucecita andante, lo que permite a los infantes tener una mejor captación de dulces o dinero.

Para ejemplo, la comunidad de San Rafael Tlanalapan es una de las localidades que aún conservan la tradición mexicana, donde los infantes salen a las calles a pedir “La Calaverita” durante la temporada de Todos Santos, donde alrededor de 2 mil niñas y niños utilizan la calabaza natural que es iluminada con un pedazo de vela o cera, y que durante la noche engalanan las calles con lucecitas que se ven a lo lejos.

Local

BUAP oferta más de 3 mil lugares para alumnos de nivel medio superior y superior

Podrán ocupar los lugares los aspirantes que no alcanzaron cupo durante el proceso de admisión 2022

Automotriz

¿Qué es un cinemómetro y cómo funciona?

Sensores como el cinemómetro suelen ser más utilizados al ser más sencilla su aplicación en las rutas

Local

Eduardo Rivera asegura que hay coordinación entre gobiernos ante presuntos narcomensajes

En los presuntos narcomensajes se anuncia un toque de queda en la ciudad para el fin de semana

Finanzas

Trabajadores de VW amagan con ausentarse en la segunda consulta del convenio salarial

Los trabajadores de Volkswagen rechazan el aumento salarial del 9 por ciento, ya que buscan una cifra de dos dígitos

Local

Bienestar animal no sólo implica el cuidado de las mascotas, sino de todas las especies: veterinario

Este 17 de agosto se conmemora el Día del Veterinario, profesión que desde hace 32 años ejerce Jorge Sánchez Romero

Cultura

Cuestionario Proust: Pascal Languirand

La leyenda del high energy vive en México desde 2010.

Ciencia

Inventan un "Google maps" de las proteínas 

El mapa, que está alojado en una base de datos gratuita y de libre acceso, podrá predecir la estructura tridimensional de más de 200 millones de proteínas, lo que traerá beneficios aún incuantificables para la ciencia y la medicina

Ecología

La fiebre del mezcal y sus costos ambientales  

La popularidad de esta bebida va en aumento, a pesar de que la sobreexplotación de los cultivos del agave genera un impacto ambiental y atenta contra la diversidad alimentaria. Afortunadamente hay algunas alternativas sustentables

Salud

Buscan más diversidad en el yoga

Una instructora se ha propuesto hacer que esta disciplina algo más diverso racial y socialmente, ya que en muchos países la mayoría de las personas que lo practican son mujeres blancas de clase media