/ jueves 6 de diciembre de 2018

Consorcios opacan a Pymes en Atlixco

Tras el cierre de las fábricas, el campo, el comercio y la migración se volvieron fuentes económicas de los atlixquenses

Desde hace una década, la libre competencia del mercado abrió sus puertas en el municipio de Atlixco y, por diversas razones, los establecimientos locales o familiares de Atlixco comenzaron a entrar en picada.

EL CONTRASTE

En un periodo de 10 años abrieron al público cuatro cadenas comerciales instaladas en este municipio, de las cuales unas forman parte de plazas o zonas comerciales y de entretenimiento.

A finales de 2008 abrieron al público Plaza Atlixco y Bodega Aurrerá, además de cines. Un par de años después Soriana.

En septiembre de 2018 llegó Liverpool-Atlixco como parte del esquema denominado La Moraleda, el supermercado más grande de la región el cual incluye cines y zona de comida.

Por último, el pasado 13 de noviembre abrió sus puertas la tienda Chedraui en el sur de esta ciudad, una zona clúster inmobiliaria y de almacenes.


Mientras tanto, y por diversas razones, los establecimientos locales o familiares de Atlixco comenzaron a entrar en picada.

Un dato más: entre 2006 y 2010 consiguieron permisos oficiales del Ayuntamiento más de 15 tiendas OXXO. Y el “lado b” es innegable: las tiendas o tendejones de la esquina, sin poder competir, apagaron las luces y se fueron.

La antigua y desaparecida Cámara de Comercio de Atlixco (Canaco) no escatimó en la realidad: “cientos de fuentes de empleos perdidas, pero especialmente el 40 por ciento de nuestros negocios cerraron”.

Tras el cierre de las fábricas, el campo, el comercio local y hasta la migración quedaron convertidos en el sustento económico de las familias atlixquenses.

SECTOR FARMACÉUTICO

En 10 años en la mancha urbana desaparecieron más de 50 farmacias cuyos propietarios eran familias locales. Y entre las razones brincan la competencia desleal de las franquicias y de la evolución del propio sector, lamentó Paolo López Hidalgo, representante de uno de los negocios más antiguos de ese ramo en este lugar.

Recordó entre 1992 y 1994 había en Atlixco un grupo de farmacias: “éramos 56 establecimientos y la mayoría vendía productos de patente. Hoy quedan 3 o 4, el resto son pequeñas ofreciendo genéricos y se desprenden de las grandes marcas”.

El libre mercado permitido por las autoridades locales, sostuvo, rompió con un esquema aparentemente consolidado. “En los noventa quedó constituido incluso una asociación, pero junto con los negocios terminó su ciclo”, explicó.

Hoy proliferan en la ciudad marcas de genéricos los cuales por un precio de 50 pesos reciben consulta médica y algo de medicina.

La botica de la familia López Hidalgo fue fundada hace 85 años y hasta la fecha sigue vigente.

Cabe recordar en este municipio el 85 por ciento de los habitantes no cuenta con protección de un seguro social, es decir, IMSS o ISSSTE.

PYMES, EN PICADA

El presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Atlixco (ACEA), Alfonso Campos, se sumó a la ola de advertencias sobre la desaparición paulatina de los negocios locales y cuyas familias de Atlixco eran las dueñas.

Antes recordó el sector de pequeñas y medianas empresas llamados Pymes que genera hasta un 72 por ciento de los empleos en el país y hasta el 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El comercio en Atlixco, lamentó, está desapareciendo y los empresarios, en caso de no hacer nada, “terminaremos como empleados en algún supermercado o megatiendas que siguen llegando a la ciudad”.


Y para constatarlo, soslayó, es necesario un recorrido mental por la calle Independencia, la más importante de Atlixco, y contar cuántos negocios de atlixquenses prevalecen o aún sobreviven.

“En la primera cuadra nada más cuatro y en la segunda un par. Por ejemplo, farmacia Hidalgo, cuyos dueños son integrante de una familia tradicional de este lugar, perdió más de la mitad en los últimos años”, acotó.

El problema, explicó, tiene varias aristas: “entre ellas la falta de interés real de la autoridad local por ayudar a este sector y a cambio únicamente ofrecen espejitos. Además el asunto partidista invadió cada espacio de la vida pública y esto permeó entre el empresariado. Y como ejemplo algunos dueños dejaron los establecimientos para dedicarse al rentable negocio de la política”.

LA DISPUTA

Algo lejos del panorama anterior está otra lucha. La de quienes no aspiran a un comercio establecido. Pero quizá tampoco a uno informal. Cito: un nuevo conflicto entre vecinos de la colonia Álvaro Obregón, una de las más antiguas de esta ciudad, y vendedores ambulantes del tianguis comenzó a asomarse por el enojo de los primeros por el regreso de esos comerciantes al parque de la Rotonda recientemente remodelado.

Ramón Almazo, integrante del Comité de Vecinos de esa área, recordó en la parte final de la anterior administración encabezada por el panista José Luis Galeazzi Berra hubo un pacto para evitar la venta de objetos en ese espacio considerado histórico para Atlixco.

Sin embargo, recalcó, desde hace un par de semanas quedó roto el pacto y un grupo de personas, la mayoría de los municipios de la región, decidió colocarse en los pasillos de esa rotonda prácticamente todos los días.

“No se trata de evitar el derecho de los ambulantes a ganar dinero o trabajar. Sin embargo, deben respetar las normas establecidas por las autoridades. Aunque el nuevo gobierno no tenga por el momento interés en hacerlas cumplir”, fustigó.

Actualmente más de medio centenar de hombres y mujeres, acompañados varios de ellos de sus hijos menores, ofrecen en esa área desde algodones de dulce, pepitas, frutas y verduras. El último conflicto entre ambas partes sucedió poco después de la inauguración de ese parque en agosto pasado.

VILLA ILUMINADA

Sin alcances para un local o con dificultades para un puesto en el mercado, desde hace siete años llegó la Villa Iluminada. Un verdadero remolino, de apenas mes y medio, para el tema de los pequeños negocios.

En efecto: más de 400 puestos en la vía pública fueron entregados en el recorrido de la Villa Iluminada la cual comenzó hace un par de semanas, según dijo Antonio Montiel, nuevo director de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Atlixco.

La Villa Iluminada es el evento turístico más importante de esta ciudad por una razón: los más de 700 mil turistas convocados en un periodo de 45 días dejan una derrama económica de más de 30 millones de pesos, según las autoridades.

Con el cambio de gobierno, añadió Montiel, las reglas cambiaron para obtener uno de esos ya codiciados lugares: “uno de los primeros filtros será comprobar ser de Atlixco, el segundo no tener antecedentes de problemas con la calidad de los alimentos y los precios, el tercero es tener antigüedad y el cuarto no usar material de plástico”.

A diferencia de los años anteriores, explicó el funcionario, el costo de cada uno de los stand es de 4 mil pesos, y no los 2 mil 500 de años pasados. “El valor del espacio es de 3 mil pesos y los restantes mil pesos serán empleados para uniformarlos y decorarlos bajo un mismo concepto”.

El precio pareció no gustarle a una cantidad de interesados al considerarlo “excesivo” tomando en cuenta la inversión necesaria para emprender el negocio en ese lapso.

El recorrido de la Villa Iluminada consta de casi dos kilómetros en pleno corazón de Atlixco.

Aunque hasta el año pasado, según algunas quejas, los atlisquenses fueron desplazados por foráneos en el momento de repartir los espacios de venta en ese evento.

Antes del arranque del evento, uno de los afectados fue claro y través de un video de 5 minutos subido a su perfil de Facebook castigó: “El comercio ejercido en villa iluminada es en su mayoría externo. Se trata de comerciantes organizados de la ciudad de México, estado de México, Hidalgo, Morelos y hasta de Oaxaca, Chiapas”.

Según el líder, “hasta del norte del país llegan para tener cada vez mayor presencia hasta constituir aproximadamente el 80 por ciento del comercio total de Villa Iluminada quedando para Atlixco únicamente el 20 por ciento restante”.

El anterior escenario, lamentó, puede considerarse “aberrante ya que los atlisquenses pagamos las pequeñas o grandes incomodidades que la celebración provoca y que son conocidas por todos. Y en cambio no estamos tomando la parte correspondiente de los beneficios, excepto hoteles y restaurantes y algunos comercios de forma indirecta”.

Sin embargo, para la edición 2018, el requisito para dar un puesto en la Villa Iluminada era presentar la credencial del INE con el objetivo de certificar una cosa: ser originario de Atlixco.

Desde hace una década, la libre competencia del mercado abrió sus puertas en el municipio de Atlixco y, por diversas razones, los establecimientos locales o familiares de Atlixco comenzaron a entrar en picada.

EL CONTRASTE

En un periodo de 10 años abrieron al público cuatro cadenas comerciales instaladas en este municipio, de las cuales unas forman parte de plazas o zonas comerciales y de entretenimiento.

A finales de 2008 abrieron al público Plaza Atlixco y Bodega Aurrerá, además de cines. Un par de años después Soriana.

En septiembre de 2018 llegó Liverpool-Atlixco como parte del esquema denominado La Moraleda, el supermercado más grande de la región el cual incluye cines y zona de comida.

Por último, el pasado 13 de noviembre abrió sus puertas la tienda Chedraui en el sur de esta ciudad, una zona clúster inmobiliaria y de almacenes.


Mientras tanto, y por diversas razones, los establecimientos locales o familiares de Atlixco comenzaron a entrar en picada.

Un dato más: entre 2006 y 2010 consiguieron permisos oficiales del Ayuntamiento más de 15 tiendas OXXO. Y el “lado b” es innegable: las tiendas o tendejones de la esquina, sin poder competir, apagaron las luces y se fueron.

La antigua y desaparecida Cámara de Comercio de Atlixco (Canaco) no escatimó en la realidad: “cientos de fuentes de empleos perdidas, pero especialmente el 40 por ciento de nuestros negocios cerraron”.

Tras el cierre de las fábricas, el campo, el comercio local y hasta la migración quedaron convertidos en el sustento económico de las familias atlixquenses.

SECTOR FARMACÉUTICO

En 10 años en la mancha urbana desaparecieron más de 50 farmacias cuyos propietarios eran familias locales. Y entre las razones brincan la competencia desleal de las franquicias y de la evolución del propio sector, lamentó Paolo López Hidalgo, representante de uno de los negocios más antiguos de ese ramo en este lugar.

Recordó entre 1992 y 1994 había en Atlixco un grupo de farmacias: “éramos 56 establecimientos y la mayoría vendía productos de patente. Hoy quedan 3 o 4, el resto son pequeñas ofreciendo genéricos y se desprenden de las grandes marcas”.

El libre mercado permitido por las autoridades locales, sostuvo, rompió con un esquema aparentemente consolidado. “En los noventa quedó constituido incluso una asociación, pero junto con los negocios terminó su ciclo”, explicó.

Hoy proliferan en la ciudad marcas de genéricos los cuales por un precio de 50 pesos reciben consulta médica y algo de medicina.

La botica de la familia López Hidalgo fue fundada hace 85 años y hasta la fecha sigue vigente.

Cabe recordar en este municipio el 85 por ciento de los habitantes no cuenta con protección de un seguro social, es decir, IMSS o ISSSTE.

PYMES, EN PICADA

El presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Atlixco (ACEA), Alfonso Campos, se sumó a la ola de advertencias sobre la desaparición paulatina de los negocios locales y cuyas familias de Atlixco eran las dueñas.

Antes recordó el sector de pequeñas y medianas empresas llamados Pymes que genera hasta un 72 por ciento de los empleos en el país y hasta el 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El comercio en Atlixco, lamentó, está desapareciendo y los empresarios, en caso de no hacer nada, “terminaremos como empleados en algún supermercado o megatiendas que siguen llegando a la ciudad”.


Y para constatarlo, soslayó, es necesario un recorrido mental por la calle Independencia, la más importante de Atlixco, y contar cuántos negocios de atlixquenses prevalecen o aún sobreviven.

“En la primera cuadra nada más cuatro y en la segunda un par. Por ejemplo, farmacia Hidalgo, cuyos dueños son integrante de una familia tradicional de este lugar, perdió más de la mitad en los últimos años”, acotó.

El problema, explicó, tiene varias aristas: “entre ellas la falta de interés real de la autoridad local por ayudar a este sector y a cambio únicamente ofrecen espejitos. Además el asunto partidista invadió cada espacio de la vida pública y esto permeó entre el empresariado. Y como ejemplo algunos dueños dejaron los establecimientos para dedicarse al rentable negocio de la política”.

LA DISPUTA

Algo lejos del panorama anterior está otra lucha. La de quienes no aspiran a un comercio establecido. Pero quizá tampoco a uno informal. Cito: un nuevo conflicto entre vecinos de la colonia Álvaro Obregón, una de las más antiguas de esta ciudad, y vendedores ambulantes del tianguis comenzó a asomarse por el enojo de los primeros por el regreso de esos comerciantes al parque de la Rotonda recientemente remodelado.

Ramón Almazo, integrante del Comité de Vecinos de esa área, recordó en la parte final de la anterior administración encabezada por el panista José Luis Galeazzi Berra hubo un pacto para evitar la venta de objetos en ese espacio considerado histórico para Atlixco.

Sin embargo, recalcó, desde hace un par de semanas quedó roto el pacto y un grupo de personas, la mayoría de los municipios de la región, decidió colocarse en los pasillos de esa rotonda prácticamente todos los días.

“No se trata de evitar el derecho de los ambulantes a ganar dinero o trabajar. Sin embargo, deben respetar las normas establecidas por las autoridades. Aunque el nuevo gobierno no tenga por el momento interés en hacerlas cumplir”, fustigó.

Actualmente más de medio centenar de hombres y mujeres, acompañados varios de ellos de sus hijos menores, ofrecen en esa área desde algodones de dulce, pepitas, frutas y verduras. El último conflicto entre ambas partes sucedió poco después de la inauguración de ese parque en agosto pasado.

VILLA ILUMINADA

Sin alcances para un local o con dificultades para un puesto en el mercado, desde hace siete años llegó la Villa Iluminada. Un verdadero remolino, de apenas mes y medio, para el tema de los pequeños negocios.

En efecto: más de 400 puestos en la vía pública fueron entregados en el recorrido de la Villa Iluminada la cual comenzó hace un par de semanas, según dijo Antonio Montiel, nuevo director de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Atlixco.

La Villa Iluminada es el evento turístico más importante de esta ciudad por una razón: los más de 700 mil turistas convocados en un periodo de 45 días dejan una derrama económica de más de 30 millones de pesos, según las autoridades.

Con el cambio de gobierno, añadió Montiel, las reglas cambiaron para obtener uno de esos ya codiciados lugares: “uno de los primeros filtros será comprobar ser de Atlixco, el segundo no tener antecedentes de problemas con la calidad de los alimentos y los precios, el tercero es tener antigüedad y el cuarto no usar material de plástico”.

A diferencia de los años anteriores, explicó el funcionario, el costo de cada uno de los stand es de 4 mil pesos, y no los 2 mil 500 de años pasados. “El valor del espacio es de 3 mil pesos y los restantes mil pesos serán empleados para uniformarlos y decorarlos bajo un mismo concepto”.

El precio pareció no gustarle a una cantidad de interesados al considerarlo “excesivo” tomando en cuenta la inversión necesaria para emprender el negocio en ese lapso.

El recorrido de la Villa Iluminada consta de casi dos kilómetros en pleno corazón de Atlixco.

Aunque hasta el año pasado, según algunas quejas, los atlisquenses fueron desplazados por foráneos en el momento de repartir los espacios de venta en ese evento.

Antes del arranque del evento, uno de los afectados fue claro y través de un video de 5 minutos subido a su perfil de Facebook castigó: “El comercio ejercido en villa iluminada es en su mayoría externo. Se trata de comerciantes organizados de la ciudad de México, estado de México, Hidalgo, Morelos y hasta de Oaxaca, Chiapas”.

Según el líder, “hasta del norte del país llegan para tener cada vez mayor presencia hasta constituir aproximadamente el 80 por ciento del comercio total de Villa Iluminada quedando para Atlixco únicamente el 20 por ciento restante”.

El anterior escenario, lamentó, puede considerarse “aberrante ya que los atlisquenses pagamos las pequeñas o grandes incomodidades que la celebración provoca y que son conocidas por todos. Y en cambio no estamos tomando la parte correspondiente de los beneficios, excepto hoteles y restaurantes y algunos comercios de forma indirecta”.

Sin embargo, para la edición 2018, el requisito para dar un puesto en la Villa Iluminada era presentar la credencial del INE con el objetivo de certificar una cosa: ser originario de Atlixco.

Local

Exhiben salario millonario de Leoncio Paisano, exalcalde de San Andrés Cholula

Karina Pérez Popoca, enumeró una serie de bonos que el panista se otorgó durante su administración

Policiaca

[Video] Raptan a pequeña, la arrebataron de los brazos de su madre en Puebla

Autoridades investigan el caso, en el que trasciende que el padre fue el presunto responsable

Local

No habrá “influyentismo” del gobierno federal en gabinete de Puebla: AMLO

Destacó que el ajuste de proyectos y recorte de personal en el sector cultural se hacen por los excesos cometidos

Política

Niño cuidaba sus chivos, horas después aparece decapitado; ocurrió en Guerrero

Alfonso “N” de 12 años de edad, fue localizado a dos kilómetros de Ometepec, en el paraje conocido como Árbol de Hoja Dura

Sociedad

Tormenta tropical Alvin toma forma en el océano Pacífico

Se esperan lluvias fuertes en Nayarit, Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Estado de México y Guerrero

Justicia

Hay 72 acusaciones de tortura en investigaciones de caso Iguala: CNDH

Según el informe de la CNDH, publicado en 2018, se han violado las garantías de los inculpados por el caso Ayotzinapa

Mundo

Cuerpos de migrante e hija ahogados en río Bravo regresan a El Salvador

Los cuerpos viajarán vía terrestre de Matamoros, Tamaulipas a Monterrey Nuevo León, para posteriormente ser repatriados vía aérea a El Salvador

Local

Amaga Héctor Alonso con batalla legal para revertir destitución de Morena

“No voy a ceder en las pretensiones de taparnos la boca”