/ sábado 19 de junio de 2021

Constructoras crean y dejan en el olvido a las unidades habitacionales

Las familias de los desarrollos formados durante el último cuarto de siglo en Texmelucan han enfrentado la falta de servicios por no tener municipalización

San Martín Texmelucan, Pue. Las unidas habitacionales que se ubican en el municipio de Texmelucan enfrentan diversos problemas comunitarios, como escasez de agua potable, alumbrado público, seguridad pública, rehabilitación de inmuebles, bardeado, instalaciones y tanques en mal estado, falta de áreas verdes, parques deteriorados, ante la falta de apoyos y coordinación entre colonos.

De acuerdo con datos de la Dirección de Obras Públicas, Servicios Públicos, Desarrollo Urbano y Ecología del Ayuntamiento texmeluquense, hasta el 2017 se tenían registradas alrededor de 20 unidades y fraccionamientos, de los cuales sólo el 20 por ciento fueron municipalizados, es decir que las empresas constructoras las habían entregado a las autoridades municipales.

Pero al no estar municipalizados, el problema es que no se les puede apoyar para realizar alguna obra pública al interior de las mismas o para llevar a cabo trabajos de rehabilitación de los inmuebles, pero reciben apoyo de la unidad de Bomberos, Seguridad Pública, Protección Civil Municipal y Servicios Públicos cuando los vecinos solicitan un auxilio, denuncian una eventualidad que altera la paz y tranquilidad o realizan una solicitud por escrito. Además de que reciben los beneficios del servicio de seguridad pública, recolección de basura, alumbrado público y agua potable a través del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Texmelucan (Sosapatex).

Sin embargo, quienes habitan las unidades o fraccionamientos habitacionales, son quienes viven a diario las carencias que tienen y los problemas que enfrentan, donde la mayoría de ellos, coinciden que la falta de seguridad pública, escasez de agua y la falta de obra pública debe ser una prioridad del gobierno municipal, pero administraciones municipales entran y salen y la situación sigue igual en dichas zonas vecinales.

ABANDONADOS POR CONSRUCTORAS

La Unidad Habitacional San Damián se ubica en la Colonia San Damián, donde habitan alrededor de 350 familias, éstas no cuentan con bardas de protección en la parte trasera y carecen de seguridad pública permanente, lo que les hace estar vulnerables ante la delincuencia, así por ser edificada hace 25 años, las instalaciones eléctricas y de gas se encuentran en malas condiciones, por lo que constantemente se registran llamados de auxilio a la unidad de bomberos.

Otra es la Unidad Habitacional San Juan, que fue construida desde hace 25 años en cinco etapas, donde viven alrededor de 800 familias; actualmente el 50 por ciento tiene problemas de escasez de agua, derivado de que los colonos no cubren sus pagos por el servicio y esto afecta al comité para solventar los recibos de luz, mientras que el otro 50 por ciento no tienen problemas porque el servicio se los otorga el Sosapatex. Además, carecen de servicio permanente de seguridad pública y el servicio de mantenimiento al alumbrado público, así como la falta de mantenimiento en sus calles ante los baches que han ido en crecimiento.

La Unidad Habitacional San Rafael, instalada a un costado de la carretera estatal Texmelucan-El Verde, en los límites de Hueyatzacoalco y Tlanalapan, fue construida hace 8 años y en ésta habitan 200 familias ante la falta del servicio de alumbrado público. Los vecinos se han tenido que organizar para pagar el servicio ante Comisión Federal de Electricidad y evitar que esté a oscuras la zona, además han tenido que contratar los servicios de seguridad privada para el control de entrada y salida de los vehículos.

En la Unidad Habitacional Mártires 7 de Enero, que se ubica en la Colonia Álvaro Obregón de la Ciudad de San Martín, que fue edificada hace 25 años y donde habitan 300 familias, aproximadamente, los vecinos se han organizado y costean los servicios de vigilancia privada, sin embargo, la falta de mantenimiento de la red de drenaje provoca que en algunos puntos se estanque el agua por horas, además de la falta de mantenimiento en las redes de gas y de los tanques ha provocado alertas por la fuga de gas.

Estos son unos ejemplos de las carencias y problemas que hay en las unidades y fraccionamientos de Texmelucan, pero algunos de ellos, se han convertido en bombas de tiempo, como lo han informado quienes han estado al frente de la Dirección de Protección Civil Municipal del Ayuntamiento, porque la mayoría de ellas al ser inmuebles con más de 20 años de haberse construido, tienen instalaciones eléctricas y de gas deterioradas por las inclemencias del tiempo, así como tanques estacionarios que han caducado.

Las fugas de gas que se registran en ellas, se derivan porque la mayoría de personas de los departamentos no tienen la cultura de revisar, cambiar o rehabilitar sus instalaciones, ni mucho menos los tanques portátiles y estacionarios que tienen la interior de su hogares que en su mayoría están caducados, lo que genera que se registre una fuga y al no saber cómo actuar genera miedo y pánico en quienes los habitan y de los vecinos, por lo que es necesario la supervisión en cada una de las unidades habitacionales para evitar accidentes.

San Martín Texmelucan, Pue. Las unidas habitacionales que se ubican en el municipio de Texmelucan enfrentan diversos problemas comunitarios, como escasez de agua potable, alumbrado público, seguridad pública, rehabilitación de inmuebles, bardeado, instalaciones y tanques en mal estado, falta de áreas verdes, parques deteriorados, ante la falta de apoyos y coordinación entre colonos.

De acuerdo con datos de la Dirección de Obras Públicas, Servicios Públicos, Desarrollo Urbano y Ecología del Ayuntamiento texmeluquense, hasta el 2017 se tenían registradas alrededor de 20 unidades y fraccionamientos, de los cuales sólo el 20 por ciento fueron municipalizados, es decir que las empresas constructoras las habían entregado a las autoridades municipales.

Pero al no estar municipalizados, el problema es que no se les puede apoyar para realizar alguna obra pública al interior de las mismas o para llevar a cabo trabajos de rehabilitación de los inmuebles, pero reciben apoyo de la unidad de Bomberos, Seguridad Pública, Protección Civil Municipal y Servicios Públicos cuando los vecinos solicitan un auxilio, denuncian una eventualidad que altera la paz y tranquilidad o realizan una solicitud por escrito. Además de que reciben los beneficios del servicio de seguridad pública, recolección de basura, alumbrado público y agua potable a través del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Texmelucan (Sosapatex).

Sin embargo, quienes habitan las unidades o fraccionamientos habitacionales, son quienes viven a diario las carencias que tienen y los problemas que enfrentan, donde la mayoría de ellos, coinciden que la falta de seguridad pública, escasez de agua y la falta de obra pública debe ser una prioridad del gobierno municipal, pero administraciones municipales entran y salen y la situación sigue igual en dichas zonas vecinales.

ABANDONADOS POR CONSRUCTORAS

La Unidad Habitacional San Damián se ubica en la Colonia San Damián, donde habitan alrededor de 350 familias, éstas no cuentan con bardas de protección en la parte trasera y carecen de seguridad pública permanente, lo que les hace estar vulnerables ante la delincuencia, así por ser edificada hace 25 años, las instalaciones eléctricas y de gas se encuentran en malas condiciones, por lo que constantemente se registran llamados de auxilio a la unidad de bomberos.

Otra es la Unidad Habitacional San Juan, que fue construida desde hace 25 años en cinco etapas, donde viven alrededor de 800 familias; actualmente el 50 por ciento tiene problemas de escasez de agua, derivado de que los colonos no cubren sus pagos por el servicio y esto afecta al comité para solventar los recibos de luz, mientras que el otro 50 por ciento no tienen problemas porque el servicio se los otorga el Sosapatex. Además, carecen de servicio permanente de seguridad pública y el servicio de mantenimiento al alumbrado público, así como la falta de mantenimiento en sus calles ante los baches que han ido en crecimiento.

La Unidad Habitacional San Rafael, instalada a un costado de la carretera estatal Texmelucan-El Verde, en los límites de Hueyatzacoalco y Tlanalapan, fue construida hace 8 años y en ésta habitan 200 familias ante la falta del servicio de alumbrado público. Los vecinos se han tenido que organizar para pagar el servicio ante Comisión Federal de Electricidad y evitar que esté a oscuras la zona, además han tenido que contratar los servicios de seguridad privada para el control de entrada y salida de los vehículos.

En la Unidad Habitacional Mártires 7 de Enero, que se ubica en la Colonia Álvaro Obregón de la Ciudad de San Martín, que fue edificada hace 25 años y donde habitan 300 familias, aproximadamente, los vecinos se han organizado y costean los servicios de vigilancia privada, sin embargo, la falta de mantenimiento de la red de drenaje provoca que en algunos puntos se estanque el agua por horas, además de la falta de mantenimiento en las redes de gas y de los tanques ha provocado alertas por la fuga de gas.

Estos son unos ejemplos de las carencias y problemas que hay en las unidades y fraccionamientos de Texmelucan, pero algunos de ellos, se han convertido en bombas de tiempo, como lo han informado quienes han estado al frente de la Dirección de Protección Civil Municipal del Ayuntamiento, porque la mayoría de ellas al ser inmuebles con más de 20 años de haberse construido, tienen instalaciones eléctricas y de gas deterioradas por las inclemencias del tiempo, así como tanques estacionarios que han caducado.

Las fugas de gas que se registran en ellas, se derivan porque la mayoría de personas de los departamentos no tienen la cultura de revisar, cambiar o rehabilitar sus instalaciones, ni mucho menos los tanques portátiles y estacionarios que tienen la interior de su hogares que en su mayoría están caducados, lo que genera que se registre una fuga y al no saber cómo actuar genera miedo y pánico en quienes los habitan y de los vecinos, por lo que es necesario la supervisión en cada una de las unidades habitacionales para evitar accidentes.

Policiaca

En asalto, amagan a trabajadores de Elektra; detienen a uno

Los oficiales le aseguraron 30 teléfonos y una motocicleta.

Local

Amenazan a drag queen de Puebla tras denunciar discriminación

Algunos usuarios recordaron que es necesario tomar un curso de equidad de género para poder laborar en este plataforma

Local

La Marcha de las Putas: un reclamo a la violencia machista en Puebla

También pidieron al Congreso local la no criminalización del aborto

Política

La Sedena fabricará sus propios cohetes

Para combatir el déficit, la Sedena invertirá en maquinaria para poder fabricarlos en México

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

Sociedad

Feministas crean el grupo Todas México

Se deslindan de partidos y buscan impulsar políticas para las mujeres a nivel federal, estatal y municipal

Finanzas

Fibra Plus convertirá en bodegas a hoteles, oficinas y plazas impactados por la pandemia

Gustavo Tomé detalla su plan tras la integración con Fibra HD y los ajustes del mercado por la pandemia

Finanzas

Algodoneros advierten caída en la producción por prohibición de agroquímico

La prohibición de semillas transgénicas les afecta, dicen, porque no hay convencionales

Mundo

China prueba un misil hipersónico

Pekín no está sujeto a ningún acuerdo de control de armas y rechaza hablar con EU sobre su arsenal y política nuclear