/ jueves 8 de marzo de 2018

Dan el último adiós a los hermanos asesinados de Acajete

Uno de ellos deja en la orfandad a un pequeñito de 2 años de edad

Alrededor de las 12:30 horas de ayer miércoles, familiares y amigos despidieron los cuerpos de los hermanos José Luis y Alejandro Rivera López, quienes la madrugada del domingo pasado fueron asesinados dentro de su vivienda, en el municipio de Acajete.

Desde la tarde-noche del martes, los cuerpos llegaron al domicilio donde fueron velados para que sus familiares pudieran estar con ellos y darles el último adiós.

José Luis “Pepo”, como lo conocían los amigos y familiares cercanos, dejó en la orfandad a un pequeño que apenas cumplió 2 años de edad, en el mes de diciembre. Él, en conjunto con su padre y su hermano, se hacía cargo de un negocio familiar, transportando el material de construcción que vendía en el local de nombre “Rigo”, ubicado en el mismo municipio de Acajete.

Por su parte, Alejandro, de 26 años de edad, estaba a punto de concluir la carrera de Medicina en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Recientemente había concluido una estadía de internado en el Hospital Civil de Guadalajara, por lo que tenía pocos meses de haber regresado a Puebla. De igual manera, el pasado mes de enero había ingresado a laborar a la Secretaría de Salud en el Hospital General de Libres.

INVESTIGAN AJUSTE DE CUENTAS

Policías ministeriales manifiestan que al parecer no se trató de un intento de robo, como se ha venido manejando, ya que al momento de hacer las revisiones correspondientes detectaron que se pudo tratar de un ajuste de cuentas, ya que al momento de hacer revisión en la vivienda se pudo encontrar dinero, así como pertenencias de estos dos masculinos.

Inclusive, vecinos que pidieron que se reservaran sus nombres, manifestaron que al momento de que los hampones lograron salir de la vivienda, se escucharon detonaciones de arma de fuego durante cinco minutos, de ahí que sobre la misma calle fueron encontrados más de 50 casquillos, aproximadamente.

De igual forma, revelaron que una camioneta blanca se estacionó en la esquina de la calle, misma que fue abordada por los delincuentes para huir con rumbo desconocido. Explicaron que los rechinidos de las llantas, las detonaciones y el ladrido de los perros fueron los que despertaron a quienes viven en la zona.

Alrededor de las 12:30 horas de ayer miércoles, familiares y amigos despidieron los cuerpos de los hermanos José Luis y Alejandro Rivera López, quienes la madrugada del domingo pasado fueron asesinados dentro de su vivienda, en el municipio de Acajete.

Desde la tarde-noche del martes, los cuerpos llegaron al domicilio donde fueron velados para que sus familiares pudieran estar con ellos y darles el último adiós.

José Luis “Pepo”, como lo conocían los amigos y familiares cercanos, dejó en la orfandad a un pequeño que apenas cumplió 2 años de edad, en el mes de diciembre. Él, en conjunto con su padre y su hermano, se hacía cargo de un negocio familiar, transportando el material de construcción que vendía en el local de nombre “Rigo”, ubicado en el mismo municipio de Acajete.

Por su parte, Alejandro, de 26 años de edad, estaba a punto de concluir la carrera de Medicina en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Recientemente había concluido una estadía de internado en el Hospital Civil de Guadalajara, por lo que tenía pocos meses de haber regresado a Puebla. De igual manera, el pasado mes de enero había ingresado a laborar a la Secretaría de Salud en el Hospital General de Libres.

INVESTIGAN AJUSTE DE CUENTAS

Policías ministeriales manifiestan que al parecer no se trató de un intento de robo, como se ha venido manejando, ya que al momento de hacer las revisiones correspondientes detectaron que se pudo tratar de un ajuste de cuentas, ya que al momento de hacer revisión en la vivienda se pudo encontrar dinero, así como pertenencias de estos dos masculinos.

Inclusive, vecinos que pidieron que se reservaran sus nombres, manifestaron que al momento de que los hampones lograron salir de la vivienda, se escucharon detonaciones de arma de fuego durante cinco minutos, de ahí que sobre la misma calle fueron encontrados más de 50 casquillos, aproximadamente.

De igual forma, revelaron que una camioneta blanca se estacionó en la esquina de la calle, misma que fue abordada por los delincuentes para huir con rumbo desconocido. Explicaron que los rechinidos de las llantas, las detonaciones y el ladrido de los perros fueron los que despertaron a quienes viven en la zona.

Policiaca

Eran madre e hija, mujeres encobijadas en San Miguel Espejo

De acuerdo con el avance de las investigaciones, habría sido por un ajuste de cuentes y no un crimen pasional

Turismo

Fin de semana navideño: checa las actividades decembrinas en Puebla

Iluminarias, espectáculos, shows, compras, platillos de temporada y un abanico de actividades son parte de la apuesta para este mes en el estado

Finanzas

¡A ponerse a dieta! Pieza de pan subirá hasta 2 pesos

La materia prima sigue subiendo y eso obliga a modificar los precios, explica la Upmipan

Finanzas

Insuficiente, incremento salarial de 22% para cubrir necesidades básicas : CCE

Empresas poblanas resentirán el incremento por falta de estabilidad financiera

Finanzas

Rotamundos, startup poblana gana concurso mundial de turismo

Esta startup también trabaja para la digitalización, capacitación, estandarización y comercialización