/ jueves 29 de septiembre de 2016

Dueños de bosques ponen en riesgo su vida por tala clandestina

ZACATLÁN, Pue.- "Todo este asunto de la veda trae problemassociales, económicos y ambientales; muchas veces, los que sondueños de sus recursos naturales y quieren defenderlos, tienen quearriesgar su vida. Desafortunadamente las personas que se dedican ala tala clandestina están bien organizadas… bien equipadas, estriste ver que los dueños de los bosques tienen que defenderse deellos o irse corriendo para no poner en riesgo su vida", expusoReyna Fabiola Padilla Díaz, presidente y responsable técnico dela Unión de Ejidos.

Defendió, durante el Segundo Foro sobre la ProblemáticaSocio-Ambiental de la Veda Forestal en el Área de Protección deRecursos Naturales de la Cuenca Hidrográfica del Río Necaxa, que–en Ahuazotepec– sí se ha estado defendiendo el ejido, encircunstancias muy complicadas.

Bajo las circunstancias en las que actualmente se trabaja, en unárea natural protegida, no es posible un manejo, mucho menos lapreservación de los bosques; en el campo es triste ver la brechaentre el ejido de Ahuazotepec y el de Temejaque, porque en esteúltimo parece que hubiese habido una "matarraza", lamentó.

Para la ejidataria, anteriormente, en los ejidos de Ahuazotepecy el de Temejaque, se hacía aprovechamiento a través del métodode desarrollo silvícola, del que se pueden ver renuevos preciosos,pero que los árboles padres ya se aprovecharon por lostalamontes.

"Hay áreas donde ya no hay arbolado adulto, prácticamente todoes joven, actualmente los talamontes van contra el arboladojoven... es triste ver que las nuevas generaciones ya estánagarrando esas nuevas costumbres, con casos donde jóvenes desecundaria que hablan de que van a talar árboles”, según hanpodido encontrar en los talleres de educación ambiental queimparten en las escuelas primarias y secundarias de la zona”,dijo.

Según explicó, lo ven con el ejemplo: sus padres lo hacen.Sobre el empleo, dijo que desafortunadamente las personas de estascomunidades estaban acostumbradas al aprovechamiento, no solo en larealización de cortas, sino en las reforestaciones, las brechas,mantenimiento, etcétera, para darle manejo a su bosque.

Al momento de terminar su ciclo de corte, las personas se quedansin ningún empleo y sin ninguna opción para trabajar durante elresto del año; así es como podemos pensar que la veda propicióel surgimiento de la tala clandestina, porque las personas tienenque subsistir de algo, señaló Padilla Díaz.

"Es cierto, hay casos en los que se corta un árbol pornecesidad, pero también hay casos en los que lo hacen comonegocio, el de las personas que se dedican al clandestinaje endonde son las personas que tienen más recursos en las comunidades.Otra incongruencia –en este panorama– es la presencia deaserraderos en la zona de veda, ¿cómo es que permite aserraderosen esta área y la presencia de industria en esta zona de mayorproblemática de tala clandestina?", cuestionó.

Para la ponente, desde su experiencia, otro de los problemas esla falta de capacitación o información sobre cómo manejar lassituaciones en las que encuentran a alguien talando árboles.Porque no solo se queda en la multa, también existe laproblemática de que les exigen fotografías de la persona talandoárboles, "cuando estas personas están armadas, si uno va asacarle fotografías, imagínense lo que va a pasar",finalizó.

TODAVÍA FALTA

Para el biólogo Jonathan Job Morales García, de la asociacióncivil "Biofutura", nuestro país, en el mundo, es uno de los quecuenta con mayor biodiversidad en sus bosques, sin embargo,también tiene grandes problemas en materia de la conservación ydesarrollo.

"Sí se puede tener un manejo y aprovechamiento de los bosquesen el área, se está haciendo, aunque sea de manera clandestina…el problema es que no se está haciendo bien", indicó.

Para el panelista hay mucho más preguntas, ¿realmente ha sidoesta veda la causa de la marginación en las comunidades?,¿realmente tenemos más opciones con esta veda? "Es un temaálgido, con varias vertientes… no sé si quitando la veda vamosa quitar a los taladores clandestinos, si vamos a acabar con estasredes de corrupción o si vamos a acabar el bosque, porque–también– no estamos preparados, dado que –por una parte–hablamos de los árboles padre y, por otro lado, no tenemos latecnificación adecuada en las comunidades", estimó.

Defendió que mientras no se tengan estas herramientas parasaber dónde sí y dónde no (se va a hacer un aprovechamiento),cómo se va a actuar, no tenemos, por ejemplo, los estudios de lafauna o el ensamblaje de los diferentes tipos de fauna en la zona,lo que suma que tampoco se tiene el apoyo de las autoridades, quemuchas veces están coludidas o no participan –de maneradirecta– en la toma de decisiones en las comunidades,debatió.

Postuló que si realmente se quieren hacer modificaciones enesta veda, es necesario analizar toda esta serie de vertientes,para que los habitantes en estas comunidades puedan aprovecharestos recursos de una manera responsable y sea rentable, a la pardel cuidado de otras especies.

[caption id="attachment_475929" align="aligncenter" width="600"]Para el biólogo Jonathan Job Morales de la asociación civil"Biofutura" “nuestro país, en el mundo, es uno de los que cuentacon mayor biodiversidad en sus bosques, sin embargo, también tienegrandes problemas en materia de la conservación ydesarrollo”.[/caption]

ZACATLÁN, Pue.- "Todo este asunto de la veda trae problemassociales, económicos y ambientales; muchas veces, los que sondueños de sus recursos naturales y quieren defenderlos, tienen quearriesgar su vida. Desafortunadamente las personas que se dedican ala tala clandestina están bien organizadas… bien equipadas, estriste ver que los dueños de los bosques tienen que defenderse deellos o irse corriendo para no poner en riesgo su vida", expusoReyna Fabiola Padilla Díaz, presidente y responsable técnico dela Unión de Ejidos.

Defendió, durante el Segundo Foro sobre la ProblemáticaSocio-Ambiental de la Veda Forestal en el Área de Protección deRecursos Naturales de la Cuenca Hidrográfica del Río Necaxa, que–en Ahuazotepec– sí se ha estado defendiendo el ejido, encircunstancias muy complicadas.

Bajo las circunstancias en las que actualmente se trabaja, en unárea natural protegida, no es posible un manejo, mucho menos lapreservación de los bosques; en el campo es triste ver la brechaentre el ejido de Ahuazotepec y el de Temejaque, porque en esteúltimo parece que hubiese habido una "matarraza", lamentó.

Para la ejidataria, anteriormente, en los ejidos de Ahuazotepecy el de Temejaque, se hacía aprovechamiento a través del métodode desarrollo silvícola, del que se pueden ver renuevos preciosos,pero que los árboles padres ya se aprovecharon por lostalamontes.

"Hay áreas donde ya no hay arbolado adulto, prácticamente todoes joven, actualmente los talamontes van contra el arboladojoven... es triste ver que las nuevas generaciones ya estánagarrando esas nuevas costumbres, con casos donde jóvenes desecundaria que hablan de que van a talar árboles”, según hanpodido encontrar en los talleres de educación ambiental queimparten en las escuelas primarias y secundarias de la zona”,dijo.

Según explicó, lo ven con el ejemplo: sus padres lo hacen.Sobre el empleo, dijo que desafortunadamente las personas de estascomunidades estaban acostumbradas al aprovechamiento, no solo en larealización de cortas, sino en las reforestaciones, las brechas,mantenimiento, etcétera, para darle manejo a su bosque.

Al momento de terminar su ciclo de corte, las personas se quedansin ningún empleo y sin ninguna opción para trabajar durante elresto del año; así es como podemos pensar que la veda propicióel surgimiento de la tala clandestina, porque las personas tienenque subsistir de algo, señaló Padilla Díaz.

"Es cierto, hay casos en los que se corta un árbol pornecesidad, pero también hay casos en los que lo hacen comonegocio, el de las personas que se dedican al clandestinaje endonde son las personas que tienen más recursos en las comunidades.Otra incongruencia –en este panorama– es la presencia deaserraderos en la zona de veda, ¿cómo es que permite aserraderosen esta área y la presencia de industria en esta zona de mayorproblemática de tala clandestina?", cuestionó.

Para la ponente, desde su experiencia, otro de los problemas esla falta de capacitación o información sobre cómo manejar lassituaciones en las que encuentran a alguien talando árboles.Porque no solo se queda en la multa, también existe laproblemática de que les exigen fotografías de la persona talandoárboles, "cuando estas personas están armadas, si uno va asacarle fotografías, imagínense lo que va a pasar",finalizó.

TODAVÍA FALTA

Para el biólogo Jonathan Job Morales García, de la asociacióncivil "Biofutura", nuestro país, en el mundo, es uno de los quecuenta con mayor biodiversidad en sus bosques, sin embargo,también tiene grandes problemas en materia de la conservación ydesarrollo.

"Sí se puede tener un manejo y aprovechamiento de los bosquesen el área, se está haciendo, aunque sea de manera clandestina…el problema es que no se está haciendo bien", indicó.

Para el panelista hay mucho más preguntas, ¿realmente ha sidoesta veda la causa de la marginación en las comunidades?,¿realmente tenemos más opciones con esta veda? "Es un temaálgido, con varias vertientes… no sé si quitando la veda vamosa quitar a los taladores clandestinos, si vamos a acabar con estasredes de corrupción o si vamos a acabar el bosque, porque–también– no estamos preparados, dado que –por una parte–hablamos de los árboles padre y, por otro lado, no tenemos latecnificación adecuada en las comunidades", estimó.

Defendió que mientras no se tengan estas herramientas parasaber dónde sí y dónde no (se va a hacer un aprovechamiento),cómo se va a actuar, no tenemos, por ejemplo, los estudios de lafauna o el ensamblaje de los diferentes tipos de fauna en la zona,lo que suma que tampoco se tiene el apoyo de las autoridades, quemuchas veces están coludidas o no participan –de maneradirecta– en la toma de decisiones en las comunidades,debatió.

Postuló que si realmente se quieren hacer modificaciones enesta veda, es necesario analizar toda esta serie de vertientes,para que los habitantes en estas comunidades puedan aprovecharestos recursos de una manera responsable y sea rentable, a la pardel cuidado de otras especies.

[caption id="attachment_475929" align="aligncenter" width="600"]Para el biólogo Jonathan Job Morales de la asociación civil"Biofutura" “nuestro país, en el mundo, es uno de los que cuentacon mayor biodiversidad en sus bosques, sin embargo, también tienegrandes problemas en materia de la conservación ydesarrollo”.[/caption]

Estado

Alertan por intenso frío en faldas del Popocatépetl

La temperatura descendió drásticamente hasta llegar a los cero grados centígrados

Local

¡Gratis! Ofrece BUAP defensa legal contra el reemplacamiento en Puebla

El servicio del bufete jurídico de la máxima casa de estudios será gratuito

República

Participa CEMEX en construcción de presa en noroeste de México

Tendrá una capacidad de almacenamiento de 484 millones de metros cúbicos de agua

Futbol

Conoce a Juan Ignacio Dinenno, el nuevo "goleador" por el que apostó Pumas

El argentino llegó hoy a la Ciudad de México para presentarse con el club de la UNAM

Finanzas

Industria manufacturera de México afronta reto de la digitalización

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe destacó recientemente la importancia de este sector