/ miércoles 26 de febrero de 2020

Hace un mes cumplió 29 años de edad el chofer de Uber asesinado en Huejotzingo 

Familiares rechazan la versión de una riña como el móvil principal del homicidio 

La delincuencia en la localidad de Santa Ana Xalmimilulco no solo frustró el camino y el futuro de tres estudiantes de Medicina, sino también, destruyó la felicidad que, a lo largo de ocho años, Josué Emanuel N, chofer de Uber asesinado junto con los tres universitarios, edificó a lado de su esposa y su hijo de siete años edad, los cuales, ayer en compañía de casi cien personas, le dieron el último adiós. Entre lágrimas e impotencia, los deudos de Josué lo único que clamaron fue ¡justicia!

Sí, justicia para el hijo, hermano, padre y amigo que a decir de sus conocidos siempre se caracterizó por ser un hombre trabajador, tranquilo y sin ningún tipo de vicio o adicción.

Josué llevaba en la sangre el ejemplo familiar: esfuerzo, trabajo y honestidad. Al igual que sus abuelos, padres y tíos, sabía que la única forma de obtener dinero y el sustento de cada día, era trabajando.

“Es mi sobrino, él siempre había manejado, trabajaba en los colectivos de aquí, era bien tranquilo, no se metía con nadie, no fumaban, no tomaba, no se drogaba. Nosotros así somos, trabajadores; tuvo la mala fortuna de encontrarse donde no; somos como los pájaros, salimos a volar, pero no sabemos si vamos a regresar”, contó un tío del chofer afuera del domicilio de la víctima ubicado en San Lorenzo Almecatla, localidad perteneciente al municipio de Cuautlancingo, donde sus restos fueron velados.

Tras varios rezos y las mañanitas al son del mariachi, ya que apenas en enero el joven había cumplido 29 años, el ataúd de Josué partió hacia la casa de la familia de su esposa, donde por escasos diez minutos permaneció para recibir un breve homenaje.

Entre porras y lágrimas, el cortejo fúnebre siguió por las calles de la comunidad, hasta llegar a la iglesia, donde tras recibir la bendición del sacerdote, el cuerpo del joven fue llevado al panteón, donde al borde del desmayo, esposa, madre, hijo, hermanos y todos sus familiares, le dijeron adiós, no sin antes exigir justicia.

“Hacemos un llamado al gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa, que haya justicia y que se aplique la ley, y a los jueces, que no se vendan. Él era mi sobrino”, exigió un tío de la víctima. A la par, otros deudos se limitaron a decir que lo único que tienen en este momento, es coraje, resentimiento y tristeza.

“Él solo salió a trabajar, no sabemos en realidad qué haya ocurrido, solo queremos justicia”, declaró una prima del hoy fallecido.

  • 7 Años, la edad del menor que queda en la orfandad

Era bien tranquilo, no se metía con nadie

Familiar de Josué

SUSCRÍBETE A NUESTRO YOUTUBE

La delincuencia en la localidad de Santa Ana Xalmimilulco no solo frustró el camino y el futuro de tres estudiantes de Medicina, sino también, destruyó la felicidad que, a lo largo de ocho años, Josué Emanuel N, chofer de Uber asesinado junto con los tres universitarios, edificó a lado de su esposa y su hijo de siete años edad, los cuales, ayer en compañía de casi cien personas, le dieron el último adiós. Entre lágrimas e impotencia, los deudos de Josué lo único que clamaron fue ¡justicia!

Sí, justicia para el hijo, hermano, padre y amigo que a decir de sus conocidos siempre se caracterizó por ser un hombre trabajador, tranquilo y sin ningún tipo de vicio o adicción.

Josué llevaba en la sangre el ejemplo familiar: esfuerzo, trabajo y honestidad. Al igual que sus abuelos, padres y tíos, sabía que la única forma de obtener dinero y el sustento de cada día, era trabajando.

“Es mi sobrino, él siempre había manejado, trabajaba en los colectivos de aquí, era bien tranquilo, no se metía con nadie, no fumaban, no tomaba, no se drogaba. Nosotros así somos, trabajadores; tuvo la mala fortuna de encontrarse donde no; somos como los pájaros, salimos a volar, pero no sabemos si vamos a regresar”, contó un tío del chofer afuera del domicilio de la víctima ubicado en San Lorenzo Almecatla, localidad perteneciente al municipio de Cuautlancingo, donde sus restos fueron velados.

Tras varios rezos y las mañanitas al son del mariachi, ya que apenas en enero el joven había cumplido 29 años, el ataúd de Josué partió hacia la casa de la familia de su esposa, donde por escasos diez minutos permaneció para recibir un breve homenaje.

Entre porras y lágrimas, el cortejo fúnebre siguió por las calles de la comunidad, hasta llegar a la iglesia, donde tras recibir la bendición del sacerdote, el cuerpo del joven fue llevado al panteón, donde al borde del desmayo, esposa, madre, hijo, hermanos y todos sus familiares, le dijeron adiós, no sin antes exigir justicia.

“Hacemos un llamado al gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa, que haya justicia y que se aplique la ley, y a los jueces, que no se vendan. Él era mi sobrino”, exigió un tío de la víctima. A la par, otros deudos se limitaron a decir que lo único que tienen en este momento, es coraje, resentimiento y tristeza.

“Él solo salió a trabajar, no sabemos en realidad qué haya ocurrido, solo queremos justicia”, declaró una prima del hoy fallecido.

  • 7 Años, la edad del menor que queda en la orfandad

Era bien tranquilo, no se metía con nadie

Familiar de Josué

SUSCRÍBETE A NUESTRO YOUTUBE

Policiaca

Caen dos presuntos distribuidores de droga de “La Güera” en Amozoc

Su zona de influencia sería la colonia El Arenal y San Salvador Chachapa

Mundo

Marchas antirraciales se extienden por EU

Sexta noche de protestas por casos de brutalidad policíaca en varias ciudades del país

Política

Votarán desde el extranjero más de 33 mil mexicanos

De los votantes en el extranjero, 66 por ciento prefieren el voto electrónico, mientras que 33 por ciento apuestan por vía postal

Mundo

Guerra diplomática se intensifica contra Rusia

Ucrania intercambia expulsiones de diplomáticos; Republica Checa también echa a 18 funcionarios

Sociedad

Crecen 4% los contagios por Semana Santa

La epidemia activa pasó de 29 mil 370 a 30 mil 540 casos activos, mientras que en términos generales desde la llegada de la pandemia de Covid-19 a nuestro país cobró la vida de 212 mil 228 casos.

Sociedad

Nula presencia del Ejército en la frontera sur

En los límites de México y Guatemala, la presencia de la GN y en INM es cada vez más escasa, principalmente al caer el sol

Sociedad

La violencia de los Mara no se detiene

Miembros de la Mara quitan a las familias los fondos para la reconstrucción de la zona