/ lunes 1 de marzo de 2021

Exedil de Tehuacán firmó millonario contrato sin aval del Cabildo, revela Fiscalía

Por cuarta ocasión Felipe N. fue vinculado a proceso, ahora por unos calentadores solares

Por cuarta ocasión, Felipe de Jesús N., quien estuvo al frente de Tehuacán hasta noviembre de 2019, fue vinculado a proceso por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), solo que ahora presuntamente firmó contratos de obras de calentadores solares por un monto de más de 8 millones de pesos sin el aval del Cabildo, por lo que permanece en prisión preventiva en el penal regional de Tepexi de Rodríguez.

La FGE informó este lunes, a través de un boletín, que, como resultado de la práctica de diversos actos de investigación, logró obtener la vinculación a proceso en contra de Felipe N., señalado de incurrir en supuestos actos fuera de la ley durante sus funciones como presidente municipal de Tehuacán.

La dependencia procuradora de justicia indicó que el 14 de abril de 2020 se radicó en la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción una Carpeta de Investigación ante una denuncia contra el imputado, quien presuntamente durante su mandato como alcalde firmó cinco contratos de obras de calentadores solares por un monto de más de 8 millones de pesos, sin autorización del Cabildo.

Por ende, dicha institución formuló la imputación en contra de Felipe N. por el delito de abuso de autoridad y obtuvo, de nueva cuenta, su vinculación a proceso el 18 de febrero de 2021, por lo que el imputado, quien fue arrestado el pasado 16 de noviembre de 2019 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), permanece en prisión preventiva en el penal regional de Tepexi de Rodríguez, luego de que fue trasladado del Centro de Reinserción Social de Tehuacán.

Cabe destacar que este hecho se suma a los señalamientos en su contra por el uso ilícito de facultades y atribuciones en agravio del Ayuntamiento tehuacanense por un daño superior a los 60 millones de pesos, cuyo proceso penal lo enfrenta desde que pisó por primera vez la cárcel, y por el ejercicio indebido de funciones públicas al designar a principios de noviembre de 2019 a Rodrigo Vargas Sobrado, hermano de su entonces prometida Paulina Vargas Sobrado, como encargado de despacho de la Secretaría General del Ayuntamiento, acción por la que fue vinculado a proceso por segunda vez el pasado 10 de julio.

Por último, a finales de septiembre de 2020, Felipe N. fue señalado por la presunta realización de un pago ilegal, cuya imputación obedeció a la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción, la cual detectó supuestos montos ilícitos por más de 8 millones de pesos realizados por la contratación de servicios de impresión, elaboración de manuales y consultorías, entre otros y cuyas erogaciones corresponden al periodo de octubre de 2018 a julio de 2019, periodo en que fungía como presidente municipal de Tehuacán.

LA DESESTABILIZACIÓN

Fue a principios de noviembre de 2019 cuando el entonces munícipe de Tehuacán quiso imponer a Rodrigo Vargas Sobrado, hermano de Paulina Vargas Sobrado, quien era la prometida de Felipe N., como encargado de despacho de la Secretaría General del Ayuntamiento de Tehuacán, luego de que el hoy imputado, en su calidad de presidente municipal, despidió a Alejando Guerrero Martínez, quien se desempeñaba como titular de dicha área y supuestamente a otros funcionarios más.

A raíz de estos movimientos, un grupo de regidores, encabezados por Guerrero Martínez, quien posteriormente renunció en mayo de 2020, intentó revocar el mandato del presidente municipal, del cual eran cada vez más evidentes sus ausencias, por lo que se presentaron en las instalaciones de Casa de Justicia para interponer una denuncia en contra de Felipe N. ante la Fiscalía Anticorrupción.

Esa vez, Alejandro Guerrero convocó a una sesión extraordinaria de Cabildo a puerta cerrada sin el edil, en la cual se trató como punto principal que los regidores avalaran la revocación de mandato de Felipe N: y la reasignación a sus puestos de los funcionarios despedidos, sin embargo fue interrumpida por un asesor jurídico acompañado de dos policías municipales para notificar al entonces secretario General que había incurrido en usurpación de funcione debido a que Rodrigo Vargas Sobrado había sido nombrado como su relevo, por lo que el intento de “cabildazo” no se concretó, sin embargo, el 16 de noviembre de 2019, Felipe N. fue aprehendido en el AICM, justo el día en que supuestamente pretendía casare en Cuernavaca, Morelos, con Paulina Vargas Sobrado, su exdirectora de Cultura.

Por cuarta ocasión, Felipe de Jesús N., quien estuvo al frente de Tehuacán hasta noviembre de 2019, fue vinculado a proceso por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), solo que ahora presuntamente firmó contratos de obras de calentadores solares por un monto de más de 8 millones de pesos sin el aval del Cabildo, por lo que permanece en prisión preventiva en el penal regional de Tepexi de Rodríguez.

La FGE informó este lunes, a través de un boletín, que, como resultado de la práctica de diversos actos de investigación, logró obtener la vinculación a proceso en contra de Felipe N., señalado de incurrir en supuestos actos fuera de la ley durante sus funciones como presidente municipal de Tehuacán.

La dependencia procuradora de justicia indicó que el 14 de abril de 2020 se radicó en la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción una Carpeta de Investigación ante una denuncia contra el imputado, quien presuntamente durante su mandato como alcalde firmó cinco contratos de obras de calentadores solares por un monto de más de 8 millones de pesos, sin autorización del Cabildo.

Por ende, dicha institución formuló la imputación en contra de Felipe N. por el delito de abuso de autoridad y obtuvo, de nueva cuenta, su vinculación a proceso el 18 de febrero de 2021, por lo que el imputado, quien fue arrestado el pasado 16 de noviembre de 2019 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), permanece en prisión preventiva en el penal regional de Tepexi de Rodríguez, luego de que fue trasladado del Centro de Reinserción Social de Tehuacán.

Cabe destacar que este hecho se suma a los señalamientos en su contra por el uso ilícito de facultades y atribuciones en agravio del Ayuntamiento tehuacanense por un daño superior a los 60 millones de pesos, cuyo proceso penal lo enfrenta desde que pisó por primera vez la cárcel, y por el ejercicio indebido de funciones públicas al designar a principios de noviembre de 2019 a Rodrigo Vargas Sobrado, hermano de su entonces prometida Paulina Vargas Sobrado, como encargado de despacho de la Secretaría General del Ayuntamiento, acción por la que fue vinculado a proceso por segunda vez el pasado 10 de julio.

Por último, a finales de septiembre de 2020, Felipe N. fue señalado por la presunta realización de un pago ilegal, cuya imputación obedeció a la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción, la cual detectó supuestos montos ilícitos por más de 8 millones de pesos realizados por la contratación de servicios de impresión, elaboración de manuales y consultorías, entre otros y cuyas erogaciones corresponden al periodo de octubre de 2018 a julio de 2019, periodo en que fungía como presidente municipal de Tehuacán.

LA DESESTABILIZACIÓN

Fue a principios de noviembre de 2019 cuando el entonces munícipe de Tehuacán quiso imponer a Rodrigo Vargas Sobrado, hermano de Paulina Vargas Sobrado, quien era la prometida de Felipe N., como encargado de despacho de la Secretaría General del Ayuntamiento de Tehuacán, luego de que el hoy imputado, en su calidad de presidente municipal, despidió a Alejando Guerrero Martínez, quien se desempeñaba como titular de dicha área y supuestamente a otros funcionarios más.

A raíz de estos movimientos, un grupo de regidores, encabezados por Guerrero Martínez, quien posteriormente renunció en mayo de 2020, intentó revocar el mandato del presidente municipal, del cual eran cada vez más evidentes sus ausencias, por lo que se presentaron en las instalaciones de Casa de Justicia para interponer una denuncia en contra de Felipe N. ante la Fiscalía Anticorrupción.

Esa vez, Alejandro Guerrero convocó a una sesión extraordinaria de Cabildo a puerta cerrada sin el edil, en la cual se trató como punto principal que los regidores avalaran la revocación de mandato de Felipe N: y la reasignación a sus puestos de los funcionarios despedidos, sin embargo fue interrumpida por un asesor jurídico acompañado de dos policías municipales para notificar al entonces secretario General que había incurrido en usurpación de funcione debido a que Rodrigo Vargas Sobrado había sido nombrado como su relevo, por lo que el intento de “cabildazo” no se concretó, sin embargo, el 16 de noviembre de 2019, Felipe N. fue aprehendido en el AICM, justo el día en que supuestamente pretendía casare en Cuernavaca, Morelos, con Paulina Vargas Sobrado, su exdirectora de Cultura.

Policiaca

Infanticidio en Chignahuapan, mujer asesina a dos menores de edad

Trascendió que una discusión con el padre de los niños desató el crimen

Cultura

Barrio de El Alto, el sitio que fue testigo de la fundación de Puebla | Los tiempos idos

La Plazuela, ubicada entre la 14 Oriente y 14 Norte, ha sido el corazón del barrio durante varios siglos

Policiaca

Entre plástico encuentran cráneo humano en Huauchinango

Vecinos alertaron a las autoridades sobre malos olores que despedía el envoltorio

Estado

Niño de cinco años sufre quemaduras en el 50% de su cuerpo tras descarga eléctrica

El menor de edad fue trasladado al Hospital del Niño Poblano para ser atendido

Policiaca

Lo detienen tras golpear a su esposa en Barranca Honda

El presunto agresor tenía una escopeta y algunas dosis de enervantes

Mundo

Brasil tendrá un nuevo Cristo gigante, más alto que el de Rio

Esta semana fueron erigidos los brazos y la cabeza de la estatua, cuya construcción se inició en 2019 en Encantado, Rio Grande del Sur

Local

Movilidad en Puebla fue 20% mayor en diciembre: Waze

En contraste Guadalajara y Monterrey redujeron hasta 77% sus niveles de tráfico

Local

Pide MC instalar mesa de seguridad al gobierno de Puebla ante elecciones

Ello ante la presencia de grupos criminales en algunos puntos del estado