/ jueves 28 de octubre de 2021

Familias de San Martín Texmelucan preservan tradición artesanal del pan de muerto

En esta región, las personas se preparan con la elaboración propia de las piezas que serán colocadas en los altares

San Martín Texmelucan. Las familias Tapia Ambriz, originaria de Texmelucan, y Mota Pérez, de la comunidad de Tlanalapan, continúan realizando el pan de temporada de muertos con la finalidad de que dicha tradición no se pierda y se siga inculcado a las nuevas generaciones.

José Tapia señala que desde hace 15 años realiza el pan tradicional que se elabora días antes del 28 de octubre, para esperar a los fieles difuntos, pero en esta ocasión es especial porque lo colocarán en la ofrenda de su mamá que falleció en este 2021. Para ello, tuvieron un gasto de entre 800 y mil pesos para adquirir los ingredientes y la leña para hornearlo de manera artesanal.

"En esta ocasión juntos hermanas y hermanos, involucramos a los sobrinos y nietos, para que realizarán las diversas figuras y observarán cuál es el proceso que se realiza. Creo que es importante continuar con esta tradición mexicana, porque muchas familias han dejado de hacerlo por el simple hecho que no les enseñaron, no quieren gastar o un lugar para hornear", resaltó.

Los adultos participan en la preparación de la masa y junto con los menores de edad en la elaboración de la hojaldras, conejos o figuras alusivas a los muertos.

Después son colocadas en charolas metálicas, donde son adornadas con ajonjolí o grajea, son metidas al horno artesanal de leña y otros en hornos modernos de gas, entre 10 a 15 minutos, para sacarlas y ver que el pan ya esté listo. Se enfría en las mesas y más tarde se colocan en canastas o chiquihuites para guardarlos.

Ante esta tradición de temporada de muertos hay historias familiares como la de don Fernando Gutiérrez a quien, su papá le contaba que hace 50 años en la casa de su mamá había un horno artesanal, se reunían los hermanos con sus respectivas familias para elaborar el pan, que era colocado en la ofrenda o para ser compartido con vecinos o amigos; después él optó por construir un horno en su casa. Ahí, con su familia, continuó con la tradición con el paso de los años sus hijos construyeron sus hornos en sus patios de sus casas para enseñar a sus hijos y no se pierda esta tradición mexicana.

La familia Mota Pérez desde hace 25 años realizan el tradicional pan de temporada de muertos. Foto: Ascención Benítez | El Sol de Puebla

Por su parte, Sabino Mota indicó que desde hace 25 años realizan el tradicional pan de temporada de muertos, gracias a qué sus abuelos y papás les enseñaron a hijos y nietos a realizarlo en unión familiar y ahora cada integrante de la misma lo sigue realizando en sus hogares con sus hijos para que se siga conservando está tradición mexicana porque en otras familias se perdido.

"Nosotros antes del 28 de octubre acudimos a comprar los ingredientes y preparamos el horno artesanal, y al día siguiente nos juntamos algunos hermanos para preparar la masa, hacer las figuras y hornear, y a la vez convivimos sanamente, gastamos de mil a mil 500 pesos y hacemos de 500 a 800 piezas, dependiendo del tamaño de las hojaldras y colorados", refirió.

Cabe mencionar que algunas familias preparan las figuras de los panes en casa, los colocan en charolas y después las llevan a hornear a las panaderías, mientras que otros han decidido cambiar el horno tradicional por un horno comercial y gas.

San Martín Texmelucan. Las familias Tapia Ambriz, originaria de Texmelucan, y Mota Pérez, de la comunidad de Tlanalapan, continúan realizando el pan de temporada de muertos con la finalidad de que dicha tradición no se pierda y se siga inculcado a las nuevas generaciones.

José Tapia señala que desde hace 15 años realiza el pan tradicional que se elabora días antes del 28 de octubre, para esperar a los fieles difuntos, pero en esta ocasión es especial porque lo colocarán en la ofrenda de su mamá que falleció en este 2021. Para ello, tuvieron un gasto de entre 800 y mil pesos para adquirir los ingredientes y la leña para hornearlo de manera artesanal.

"En esta ocasión juntos hermanas y hermanos, involucramos a los sobrinos y nietos, para que realizarán las diversas figuras y observarán cuál es el proceso que se realiza. Creo que es importante continuar con esta tradición mexicana, porque muchas familias han dejado de hacerlo por el simple hecho que no les enseñaron, no quieren gastar o un lugar para hornear", resaltó.

Los adultos participan en la preparación de la masa y junto con los menores de edad en la elaboración de la hojaldras, conejos o figuras alusivas a los muertos.

Después son colocadas en charolas metálicas, donde son adornadas con ajonjolí o grajea, son metidas al horno artesanal de leña y otros en hornos modernos de gas, entre 10 a 15 minutos, para sacarlas y ver que el pan ya esté listo. Se enfría en las mesas y más tarde se colocan en canastas o chiquihuites para guardarlos.

Ante esta tradición de temporada de muertos hay historias familiares como la de don Fernando Gutiérrez a quien, su papá le contaba que hace 50 años en la casa de su mamá había un horno artesanal, se reunían los hermanos con sus respectivas familias para elaborar el pan, que era colocado en la ofrenda o para ser compartido con vecinos o amigos; después él optó por construir un horno en su casa. Ahí, con su familia, continuó con la tradición con el paso de los años sus hijos construyeron sus hornos en sus patios de sus casas para enseñar a sus hijos y no se pierda esta tradición mexicana.

La familia Mota Pérez desde hace 25 años realizan el tradicional pan de temporada de muertos. Foto: Ascención Benítez | El Sol de Puebla

Por su parte, Sabino Mota indicó que desde hace 25 años realizan el tradicional pan de temporada de muertos, gracias a qué sus abuelos y papás les enseñaron a hijos y nietos a realizarlo en unión familiar y ahora cada integrante de la misma lo sigue realizando en sus hogares con sus hijos para que se siga conservando está tradición mexicana porque en otras familias se perdido.

"Nosotros antes del 28 de octubre acudimos a comprar los ingredientes y preparamos el horno artesanal, y al día siguiente nos juntamos algunos hermanos para preparar la masa, hacer las figuras y hornear, y a la vez convivimos sanamente, gastamos de mil a mil 500 pesos y hacemos de 500 a 800 piezas, dependiendo del tamaño de las hojaldras y colorados", refirió.

Cabe mencionar que algunas familias preparan las figuras de los panes en casa, los colocan en charolas y después las llevan a hornear a las panaderías, mientras que otros han decidido cambiar el horno tradicional por un horno comercial y gas.

Local

Murales que reflejan la nueva realidad

El incentivar el uso del cubrebocas queda plasmado en estos murales

Local

Hyelove: conquistando paladares con bolis artesanales

Es un negocio familiar que arrancó vendiendo bolis en las calles, pero en unos días más tendrán un espacio fijo.

Local

Intervienen ciclovías para dar más seguridad

Puebla ocupó el octavo lugar nacional con más muertes de peatones y ciclistas en accidentes viales en el último año

Estado

Muere bebé de cinco meses en Tehuacán

Los elementos ministeriales llevaron a cabo el peritaje correspondiente y después de tres horas efectuaron el levantamiento del cuerpo

Local

Parque Amalucan estará culminado antes del 12 de febrero

El mejoramiento del parque Amalucan lleva un avance del 50 por ciento

Policiaca

Las noticias policiacas de hoy 16 de enero en Puebla

Las noticias policiacas de Puebla en un solo lugar

Deportes

Puebla tuvo problemas para completar convocatoria

La mayoría de los casos del mal reportados por el club atacaron en su mayoría el primer equipo, que se las ingenió para juntar a 18 futbolistas para jugar el domingo

Deportes

Un debut mejor de lo esperado

La entrenadora de las regias apuntaba a un arranque de torneo complicado; pero se encontró con unas Rayadas listas para defender el título desde el primer día

Sociedad

Familia LeBarón pide intervenció de CNDH por casos infiltrados en Chihuahua

Adrián LeBarón, informó que no han podido tener acceso a los avances de la investigación, por lo que pidió la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos