/ lunes 15 de octubre de 2018

Huachicol y violencia dejan alcaldes salientes

Al cierre de las administraciones municipales tres presidencias municipales fueron intervenidas por decreto estatal y dos por colaboración de la Secretaría de Seguridad Pública con los Ayuntamientos

Al concluir las administraciones de 4 años y 8 meses, los municipios del centro del estado de Puebla quedan inmersos en violencia e inseguridad, provocada principalmente por la operación de bandas delictivas dedicadas al robo de hidrocarburo, hechos que ubican a Puebla como el primer lugar en robo de combustibles a ductos de Pemex en el país, con un promedio de 6.5 tomas clandestinas diarias en el presente año.

De acuerdo con el reporte de Petróleos Mexicanos (Pemex) publicado en este diario, en el primer semestre del 2018 cerraron con mil 175 puntos de ordeña, lo que representó un récord para un periodo similar en años previos, cuando se detectaron 732 (2016) y 669 (2017).

La situación derivó en que el Gobierno del Estado tomara por decreto el control de la seguridad en los municipios de San Martín Texmelucan, Ciudad Serdán y Tehuacán, mientras que asumió la responsabilidad en Amozoc y Santiago Miahuatlán como colaboración con los Ayuntamientos.

MUNICIPIOS CONTROLADOS

En San Martín Texmelucan la Policía Estatal ingresó el 2 de mayo luego de que entre el 3 de marzo y el 20 de abril fueran realizados tres hallazgos con un saldo de seis cuerpos descuartizados dentro de bolsas de plástico, los cuales contenían mensajes firmados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El operativo de la Policía Estatal derivó en la detención de 36 municipales detenidos, incluidos los mandos policíacos; posteriormente, fueron detenidos dos funcionarios más que ocultaron información sobre la detención de dos sujetos que, de igual modo, habían sido detenidos mientras colocaban una narcomanta. La investigación obligó a que el alcalde, Rafael Núñez Ramírez, terminara pidiendo licencia al mes siguiente.

Toma de la seguridad en Texmelucan por policías estatales

En el caso de Ciudad Serdán, el operativo fue implementado el 21 de junio, vinculándose a proceso a 17 policías como resultado. Este ingreso de los estatales también estuvo enmarcado por hechos violentos generados por bandas que, al ya no poder extraer hidrocarburo en el Triángulo Rojo, implementaron asalto a trenes, secuestro y extorsión.

En Tehuacán el ingreso fue realizado el 23 de agosto, donde fueron vinculados 23 uniformados; el resto permaneció desempeñando sus funciones pero bajo el mando estatal. En este último los mandos policíacos no fueron aprehendidos por no estar en el lugar y haber obtenido un amparo posterior.

Aun así, los hechos delictivos siguieron presentándose en la ciudad, tales como secuestros, extorsión, robo a pequeñas y medianas empresas, hasta la muerte de un estudiante del Instituto Tecnológico de Tehuacán (ITT), ocurrido el 5 de octubre, a la par de un ataque armado a un empresario, lo que derivó en una protesta estudiantil que reunió a más de 9 mil personas el pasado lunes 8 y obligó a autoridades estatales a redefinir la estrategia en el municipio con más policías, retenes, operativos y rotación de personal.

Respecto al municipio de Amozoc, la Secretaría de Seguridad Pública envió a dos mandos, uno para atender la seguridad y otro para la vialidad, sin que ningún policía municipal fuera detenido. La coordinación fue establecida luego de que el 16 de junio seis policías fueran asesinados por una presunta banda de huachicoleros.

El 16 de junio fueron ejecutados seis policías municipales de Amozoc

Aunque el municipio no forma parte del llamado Triángulo Rojo, ha sido señalado como punto de operación de bandas dedicadas a diferentes ilícitos como robo de gas LP y robo de camiones de carga.

El último municipio en quedar bajo el mando del estado fue Santiago Miahuatlán, donde el 1 de octubre el presidente municipal, Luis Alberto Flores Rodríguez, entregó el mando al estado luego de que renunciara toda la corporación local. Dos días antes un comando fuertemente armado ingresó hasta la comandancia y se robó el armamento de los policías en turno. Por ello, ante la falta de posibilidades para hacer frente a estos grupos, los municipales decidieron abandonar la corporación.

Comando asalta Comandancia en Miahuatlán

MUNICIPIOS CON HUACHICOL

Después de la militarización en 2017 del llamado Triángulo Rojo, conformado por Tepeaca, Acatzingo, Acajete, Huixcolotla, Tecamachalco, Quecholac y Palmar de Bravo, la ordeña se fortaleció en la zona del corredor Huejotzingo-Texmelucan, afectando también a municipios como San Salvador El Verde, San Pedro Tlaltenango y Santa Rita Tlahuapan.

En el caso de Texmelucan, tras la intervención del estado fue capturado el 17 de mayo Ángel N., identificado como el líder de “Los Villegas”, presunta célula delictiva vinculada al CJNG y generadora de violencia en la zona; sin embargo, para principios de agosto reportes ciudadanos indicaron que “El Pelón”, como lo conocen en la región, ya se encontraba en libertad.

Respecto a la situación en Huejotzingo, la nueva administración tendrá que lidiar con el tema de robo de combustible principalmente en la comunidad de Santa Ana Xalmimilulco, en la que se han registrado varios homicidios, derivados de enfrentamientos entre bandas delictivas.

Cabe señalar que estos grupos incluso tomaron la autopista México-Puebla, luego de que el ejército hirió a un huachicolero. El hecho quedó registrado en los primeros días del mes de agosto, justo con la presunta reaparición de “El Pelón”.

Después de ese bloqueo, los operativos de la Policía Federal, Estatal y del Ejército Mexicano, han dado únicamente como resultado el aseguramiento de varias camionetas que sirven para el trasiego de hidrocarburo.

A parte de estos municipios, la actividad de grupos delictivos se ha extendido a zonas de la Sierra Norte como Zacatlán y Chignahuapan, donde el pasado 20 de febrero se registró un enfrentamiento entre huachicoleros y elementos de la Policía Federal que dejó un saldo de un muerto y 20 detenidos.

Apenas el 7 de agosto, una incursión de la Policía Federal al municipio de Venustiano Carranza, en el extremo norte del estado, derivó en la detención de Lucía Bernabé, esposa del presidente municipal, Rafael Valencia Ávila, por presuntos vínculos con una banda de huachicoleros. Su detención fue realizada junto con dos personas más, entre ellos Omar Daniel N. alias “El Kakas“, identificado como principal operador de robo de hidrocarburo en la localidad. La mujer fue puesta en libertad dos días después, tras pagar una fianza de 20 mil pesos.

Al concluir las administraciones de 4 años y 8 meses, los municipios del centro del estado de Puebla quedan inmersos en violencia e inseguridad, provocada principalmente por la operación de bandas delictivas dedicadas al robo de hidrocarburo, hechos que ubican a Puebla como el primer lugar en robo de combustibles a ductos de Pemex en el país, con un promedio de 6.5 tomas clandestinas diarias en el presente año.

De acuerdo con el reporte de Petróleos Mexicanos (Pemex) publicado en este diario, en el primer semestre del 2018 cerraron con mil 175 puntos de ordeña, lo que representó un récord para un periodo similar en años previos, cuando se detectaron 732 (2016) y 669 (2017).

La situación derivó en que el Gobierno del Estado tomara por decreto el control de la seguridad en los municipios de San Martín Texmelucan, Ciudad Serdán y Tehuacán, mientras que asumió la responsabilidad en Amozoc y Santiago Miahuatlán como colaboración con los Ayuntamientos.

MUNICIPIOS CONTROLADOS

En San Martín Texmelucan la Policía Estatal ingresó el 2 de mayo luego de que entre el 3 de marzo y el 20 de abril fueran realizados tres hallazgos con un saldo de seis cuerpos descuartizados dentro de bolsas de plástico, los cuales contenían mensajes firmados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El operativo de la Policía Estatal derivó en la detención de 36 municipales detenidos, incluidos los mandos policíacos; posteriormente, fueron detenidos dos funcionarios más que ocultaron información sobre la detención de dos sujetos que, de igual modo, habían sido detenidos mientras colocaban una narcomanta. La investigación obligó a que el alcalde, Rafael Núñez Ramírez, terminara pidiendo licencia al mes siguiente.

Toma de la seguridad en Texmelucan por policías estatales

En el caso de Ciudad Serdán, el operativo fue implementado el 21 de junio, vinculándose a proceso a 17 policías como resultado. Este ingreso de los estatales también estuvo enmarcado por hechos violentos generados por bandas que, al ya no poder extraer hidrocarburo en el Triángulo Rojo, implementaron asalto a trenes, secuestro y extorsión.

En Tehuacán el ingreso fue realizado el 23 de agosto, donde fueron vinculados 23 uniformados; el resto permaneció desempeñando sus funciones pero bajo el mando estatal. En este último los mandos policíacos no fueron aprehendidos por no estar en el lugar y haber obtenido un amparo posterior.

Aun así, los hechos delictivos siguieron presentándose en la ciudad, tales como secuestros, extorsión, robo a pequeñas y medianas empresas, hasta la muerte de un estudiante del Instituto Tecnológico de Tehuacán (ITT), ocurrido el 5 de octubre, a la par de un ataque armado a un empresario, lo que derivó en una protesta estudiantil que reunió a más de 9 mil personas el pasado lunes 8 y obligó a autoridades estatales a redefinir la estrategia en el municipio con más policías, retenes, operativos y rotación de personal.

Respecto al municipio de Amozoc, la Secretaría de Seguridad Pública envió a dos mandos, uno para atender la seguridad y otro para la vialidad, sin que ningún policía municipal fuera detenido. La coordinación fue establecida luego de que el 16 de junio seis policías fueran asesinados por una presunta banda de huachicoleros.

El 16 de junio fueron ejecutados seis policías municipales de Amozoc

Aunque el municipio no forma parte del llamado Triángulo Rojo, ha sido señalado como punto de operación de bandas dedicadas a diferentes ilícitos como robo de gas LP y robo de camiones de carga.

El último municipio en quedar bajo el mando del estado fue Santiago Miahuatlán, donde el 1 de octubre el presidente municipal, Luis Alberto Flores Rodríguez, entregó el mando al estado luego de que renunciara toda la corporación local. Dos días antes un comando fuertemente armado ingresó hasta la comandancia y se robó el armamento de los policías en turno. Por ello, ante la falta de posibilidades para hacer frente a estos grupos, los municipales decidieron abandonar la corporación.

Comando asalta Comandancia en Miahuatlán

MUNICIPIOS CON HUACHICOL

Después de la militarización en 2017 del llamado Triángulo Rojo, conformado por Tepeaca, Acatzingo, Acajete, Huixcolotla, Tecamachalco, Quecholac y Palmar de Bravo, la ordeña se fortaleció en la zona del corredor Huejotzingo-Texmelucan, afectando también a municipios como San Salvador El Verde, San Pedro Tlaltenango y Santa Rita Tlahuapan.

En el caso de Texmelucan, tras la intervención del estado fue capturado el 17 de mayo Ángel N., identificado como el líder de “Los Villegas”, presunta célula delictiva vinculada al CJNG y generadora de violencia en la zona; sin embargo, para principios de agosto reportes ciudadanos indicaron que “El Pelón”, como lo conocen en la región, ya se encontraba en libertad.

Respecto a la situación en Huejotzingo, la nueva administración tendrá que lidiar con el tema de robo de combustible principalmente en la comunidad de Santa Ana Xalmimilulco, en la que se han registrado varios homicidios, derivados de enfrentamientos entre bandas delictivas.

Cabe señalar que estos grupos incluso tomaron la autopista México-Puebla, luego de que el ejército hirió a un huachicolero. El hecho quedó registrado en los primeros días del mes de agosto, justo con la presunta reaparición de “El Pelón”.

Después de ese bloqueo, los operativos de la Policía Federal, Estatal y del Ejército Mexicano, han dado únicamente como resultado el aseguramiento de varias camionetas que sirven para el trasiego de hidrocarburo.

A parte de estos municipios, la actividad de grupos delictivos se ha extendido a zonas de la Sierra Norte como Zacatlán y Chignahuapan, donde el pasado 20 de febrero se registró un enfrentamiento entre huachicoleros y elementos de la Policía Federal que dejó un saldo de un muerto y 20 detenidos.

Apenas el 7 de agosto, una incursión de la Policía Federal al municipio de Venustiano Carranza, en el extremo norte del estado, derivó en la detención de Lucía Bernabé, esposa del presidente municipal, Rafael Valencia Ávila, por presuntos vínculos con una banda de huachicoleros. Su detención fue realizada junto con dos personas más, entre ellos Omar Daniel N. alias “El Kakas“, identificado como principal operador de robo de hidrocarburo en la localidad. La mujer fue puesta en libertad dos días después, tras pagar una fianza de 20 mil pesos.

Local

[Video] Socavón de Puebla se "traga" la casa que estaba a la orilla del hundimiento

La casa de la familia Sánchez Xalamiahua cedió ante el fenómeno que apareció hace más de dos semanas

Policiaca

“Tu hijo va a estar bien, ya puedes irte en paz”, despiden a Pascuala tras morir arrollada en Bosques de Santa Anita

“Yo corrí y después me caí, cuando desperté mi mami estaba tirada”, recuerda el hijo de la ahora occisa tras el percance

Cultura

Cementos Atoyac, de fábrica a archivo histórico de Puebla | Los tiempos idos

Después de 30 años en La Paz, la fábrica pasó a Rancho Colorado donde las pozas formadas por las canteras sirvieron para llenar de alegría a los poblanos

Doble Vía

¡De taquero a TikTokero! conoce la historia de Hugo Díaz y su salto a la fama en esta red social

Su ingenio para crear contenidos y su buena sazón, lo han llevado a la fama a través de redes sociales

Policiaca

Benefician a 29 reos con la preliberación en Puebla

Informaron que hay cuatro PPL con atención médica por la Covid-19

Local

Solicitan indemnización para familiares de linchados en San Nicolás Buenos Aires

La CDH refirió que el SSP y Ayuntamiento fueron omisos ante el hecho

Deportes

Estiman 7 contagios diarios de Covid durante Juegos Olímpicos

El cálculo asume un escenario con la participación de unas 77 mil personas, entre atletas y otro tipo de personal, aunque no contempla la administración de vacunas entre ellos