/ sábado 19 de diciembre de 2020

Huachigas, la nueva amenaza en la zona cero en Texmelucan

Entre enero y septiembre de 2020 fueron detectadas 409 tomas clandestinas en este municipio

San Martín Texmelucan, Pue. Al cumplirse 10 años de la tragedia del 19 de diciembre del 2010, la vida y actividad de las personas en la calle 11 de noviembre de San Martín Texmelucan se lleva de manera normal y el miedo a una explosión ha disminuido, aunque sigue siendo latente por la presencia de bandas dedicadas, ahora, al robo de gas LP.

En la misma zona, donde la madrugada de aquel domingo un incendio y explosión por una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos dejó como saldo 30 muertos, 52 lesionados y cientos de viviendas dañadas, actualmente se observa tranquilidad, aunque muy pocos regresaron a vivir y otros solo van de vez en cuando.

Sin embargo, un nuevo riesgo emergió con el robo de gas LP desde el año pasado, pero tras los operativos de la Guardia Nacional y la detención de personas dedicadas a ese ilícito ha logrado que el temor sea mínimo, aunque la preocupación siga latente por la inseguridad.

De acuerdo con un reporte del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) entre enero y septiembre de este 2020 fueron detectadas mil 175 tomas clandestinas en el estado, de las cuales San Martín Texmelucan concentró 409, colocándose como el municipio con más puntos de ordeña.

LA TRAGEDIA

Eran las 5:30 de la mañana del domingo 19 de diciembre de 2010 cuando se escuchó una fuerte explosión en la ciudad de Texmelucan, después se observaban llamas de 10 metros de altura a lo largo y ancho de la calle 11 de noviembre, más tarde, una columna de humo y fuego sobre el río Atoyac, desde el puente rojo hasta la zona del mercado del Hoyo, que movilizó a la unidad de bomberos de Texmelucan, Cruz Roja, Seguridad Pública y Tránsito Municipal, quienes trataron de controlar la situación, pero la dimensión del peligro era mayor.

Miles de familias de la ciudad, colonias aledañas y unidades habitacionales de Texmelucan entraron en pánico, desesperados por las explosiones y el rugir de las sirenas, salieron de sus hogares sólo con pijamas, chanclas, pantuflas, playeras, shorts, sudaderas y cobijas, unos a pie y otros en vehículos, porque todos pensaban en ese momento que “San Martín se iba acabar, porque el Complejo Petroquímico Independencia estaba a punto de explotar”, muchos se refugiaron en municipios alejados como Tlahuapan, El Verde, Teotlalcingo, Tlalancaleca, Chiautzingo y Huejotzingo, así como de municipios de Tlaxcala, y hubo quienes se fueron hasta la ciudad de Puebla y México.

La ayuda comenzó a llegar a las 8:00 de la mañana cuando la tragedia de Texmelucan ya era noticia a nivel internacional. Para atender el siniestro fue necesaria la movilización de cientos de bomberos, brigadas de Protección Civil del Estado de México, Puebla, Tlaxcala y Pemex, quienes cerca de las 9:00 de la mañana ya tenía control de la desgracia y cerca de las 11:00 horas las llamas ya habían sido sofocadas.

Cinco horas y media después de iniciado el fuego, el panorama devastador: vehículos calcinados, hogares derrumbados, muebles quemados, personas desesperadas intentando buscar a sus familiares y gran cantidad de ceniza.

Los trabajos de rescate en manos de voluntarios, autoridades municipales, estatales, personal de Pemex, bomberos y Ejército Mexicano, dio como resultado 30 personas fallecidas, 52 resultaron lesionadas, 34 viviendas con pérdidas totales, 140 casas con pérdidas parciales, 72 autos calcinados, 2 escuelas dañadas, dos puentes vehiculares dañados y varios kilómetros del Río Atoyac fueron afectados.

El reporte del gobierno federal, tras las investigaciones realizadas, dictaminaban que el percance se registró por una fuga de combustóleo en los ductos de Pemex que atraviesa por Texmelucan a la altura de la Avenida Lardizábal de la colonia La Purísima, la cual buscó salida sobre la calle 11 de noviembre y desembocar sobre el Río Atoyac, y fue tal vez la chispa de algún motor la que provocó la desgracia.

Mientras que Petróleos Mexicanos informaba que pago 103.5 millones de pesos para resarcir los daños: indemnizaciones por fallecimiento, 13 millones 796 mil 066 pesos, pago de afectaciones de casa habitación, 61 millones 661 mil106 pesos, vehículos siniestrados, 3 millones 688 mil 488 pesos, enseres domésticos, 18 millones 080 mil 827 pesos, afectaciones a cultivos y canales de riego, 3 millones 253 mil 742 pesos, indemnizaciones a lesionados 44 mil 774 pesos, pago de animales domésticos 448 mil 695 pesos, indemnizaciones a compañías, 755 mil 769 pesos, otros conceptos como pago de servicios funerarios y ambulancias 1 millón 757 mil 482 pesos.

NUEVA COTIDIANIDAD

Actualmente, la actividad en la calle 11 de noviembre se lleva de manera normal, las personas caminan sin temor alguno, los vehículos particulares y transporte público circulan sin problema, de las 23 casas dañadas, 20 de ellas fueron reconstruidas, hay dos terrenos aún en venta y uno cercado. Solo el 50 por ciento de inmuebles estaban habitadas por sus dueños, 40 por ciento están rentados y el 10 por ciento, deshabitados.

La zona se ha reactivado económicamente, debido a que existen 15 negocios, entre tiendas de abarrotes, fondas, fotografías y video, taller mecánico, taller de soldadura, lavado de coches, refaccionaria y venta de motocicletas.

Vecinos comentan que desde que el gobierno federal cerró los ductos de Pemex e implementó operativos en la zona se terminó el robo de combustible, por lo que desde el año pasado (2019) la circulación de vehículos cargados de combustible, el paradero de camiones y tractocamiones que esperaban para cargar combustible robado, así como el enfrentamiento con armas de fuego entre bandas dedicadas al robo de hidrocarburo, se han terminado y con ello, ha disminuido el temor.

San Martín Texmelucan, Pue. Al cumplirse 10 años de la tragedia del 19 de diciembre del 2010, la vida y actividad de las personas en la calle 11 de noviembre de San Martín Texmelucan se lleva de manera normal y el miedo a una explosión ha disminuido, aunque sigue siendo latente por la presencia de bandas dedicadas, ahora, al robo de gas LP.

En la misma zona, donde la madrugada de aquel domingo un incendio y explosión por una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos dejó como saldo 30 muertos, 52 lesionados y cientos de viviendas dañadas, actualmente se observa tranquilidad, aunque muy pocos regresaron a vivir y otros solo van de vez en cuando.

Sin embargo, un nuevo riesgo emergió con el robo de gas LP desde el año pasado, pero tras los operativos de la Guardia Nacional y la detención de personas dedicadas a ese ilícito ha logrado que el temor sea mínimo, aunque la preocupación siga latente por la inseguridad.

De acuerdo con un reporte del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) entre enero y septiembre de este 2020 fueron detectadas mil 175 tomas clandestinas en el estado, de las cuales San Martín Texmelucan concentró 409, colocándose como el municipio con más puntos de ordeña.

LA TRAGEDIA

Eran las 5:30 de la mañana del domingo 19 de diciembre de 2010 cuando se escuchó una fuerte explosión en la ciudad de Texmelucan, después se observaban llamas de 10 metros de altura a lo largo y ancho de la calle 11 de noviembre, más tarde, una columna de humo y fuego sobre el río Atoyac, desde el puente rojo hasta la zona del mercado del Hoyo, que movilizó a la unidad de bomberos de Texmelucan, Cruz Roja, Seguridad Pública y Tránsito Municipal, quienes trataron de controlar la situación, pero la dimensión del peligro era mayor.

Miles de familias de la ciudad, colonias aledañas y unidades habitacionales de Texmelucan entraron en pánico, desesperados por las explosiones y el rugir de las sirenas, salieron de sus hogares sólo con pijamas, chanclas, pantuflas, playeras, shorts, sudaderas y cobijas, unos a pie y otros en vehículos, porque todos pensaban en ese momento que “San Martín se iba acabar, porque el Complejo Petroquímico Independencia estaba a punto de explotar”, muchos se refugiaron en municipios alejados como Tlahuapan, El Verde, Teotlalcingo, Tlalancaleca, Chiautzingo y Huejotzingo, así como de municipios de Tlaxcala, y hubo quienes se fueron hasta la ciudad de Puebla y México.

La ayuda comenzó a llegar a las 8:00 de la mañana cuando la tragedia de Texmelucan ya era noticia a nivel internacional. Para atender el siniestro fue necesaria la movilización de cientos de bomberos, brigadas de Protección Civil del Estado de México, Puebla, Tlaxcala y Pemex, quienes cerca de las 9:00 de la mañana ya tenía control de la desgracia y cerca de las 11:00 horas las llamas ya habían sido sofocadas.

Cinco horas y media después de iniciado el fuego, el panorama devastador: vehículos calcinados, hogares derrumbados, muebles quemados, personas desesperadas intentando buscar a sus familiares y gran cantidad de ceniza.

Los trabajos de rescate en manos de voluntarios, autoridades municipales, estatales, personal de Pemex, bomberos y Ejército Mexicano, dio como resultado 30 personas fallecidas, 52 resultaron lesionadas, 34 viviendas con pérdidas totales, 140 casas con pérdidas parciales, 72 autos calcinados, 2 escuelas dañadas, dos puentes vehiculares dañados y varios kilómetros del Río Atoyac fueron afectados.

El reporte del gobierno federal, tras las investigaciones realizadas, dictaminaban que el percance se registró por una fuga de combustóleo en los ductos de Pemex que atraviesa por Texmelucan a la altura de la Avenida Lardizábal de la colonia La Purísima, la cual buscó salida sobre la calle 11 de noviembre y desembocar sobre el Río Atoyac, y fue tal vez la chispa de algún motor la que provocó la desgracia.

Mientras que Petróleos Mexicanos informaba que pago 103.5 millones de pesos para resarcir los daños: indemnizaciones por fallecimiento, 13 millones 796 mil 066 pesos, pago de afectaciones de casa habitación, 61 millones 661 mil106 pesos, vehículos siniestrados, 3 millones 688 mil 488 pesos, enseres domésticos, 18 millones 080 mil 827 pesos, afectaciones a cultivos y canales de riego, 3 millones 253 mil 742 pesos, indemnizaciones a lesionados 44 mil 774 pesos, pago de animales domésticos 448 mil 695 pesos, indemnizaciones a compañías, 755 mil 769 pesos, otros conceptos como pago de servicios funerarios y ambulancias 1 millón 757 mil 482 pesos.

NUEVA COTIDIANIDAD

Actualmente, la actividad en la calle 11 de noviembre se lleva de manera normal, las personas caminan sin temor alguno, los vehículos particulares y transporte público circulan sin problema, de las 23 casas dañadas, 20 de ellas fueron reconstruidas, hay dos terrenos aún en venta y uno cercado. Solo el 50 por ciento de inmuebles estaban habitadas por sus dueños, 40 por ciento están rentados y el 10 por ciento, deshabitados.

La zona se ha reactivado económicamente, debido a que existen 15 negocios, entre tiendas de abarrotes, fondas, fotografías y video, taller mecánico, taller de soldadura, lavado de coches, refaccionaria y venta de motocicletas.

Vecinos comentan que desde que el gobierno federal cerró los ductos de Pemex e implementó operativos en la zona se terminó el robo de combustible, por lo que desde el año pasado (2019) la circulación de vehículos cargados de combustible, el paradero de camiones y tractocamiones que esperaban para cargar combustible robado, así como el enfrentamiento con armas de fuego entre bandas dedicadas al robo de hidrocarburo, se han terminado y con ello, ha disminuido el temor.

Local

Denuncia agresiones físicas candidata a presidencia auxiliar en Xochimehuacan

Aseveró que interpondrá una denuncia ante las instancias correspondientes para que este acto no se quede impune

Estado

Muere bebé de cinco meses en Tehuacán

Los elementos ministeriales llevaron a cabo el peritaje correspondiente y después de tres horas efectuaron el levantamiento del cuerpo

Local

Evacuan Angelópolis tras activación de alerta sísmica por movimiento en Oaxaca

El fenóimeno tuvo lugar a 43 kilómetros al sureste de la localidad de Crucecita

Estado

Desaparecen tres mujeres durante el fin de semana en Tehuacán

Concepción Angélica N. fue ubicada horas después, pero debido a que presentaba crisis nerviosa tuvo que ser valorada por el médico legista

Cultura

Leyendas de Puebla: El subterráneo de la Calle del Rancho de Toledo

Las desapariciones de varones que salían de sus casas y nunca más se volvían a ver, fue una constante en el siglo XVIII

Local

Evacuan Angelópolis tras activación de alerta sísmica por movimiento en Oaxaca

El fenóimeno tuvo lugar a 43 kilómetros al sureste de la localidad de Crucecita

Doble Vía

Invitados abandonan a quinceañera y usuarios en redes lo vuelven gran festejo

Muchos volvieron a quedarse fuera del salón ante la gran cantidad de gente que acudió

Policiaca

Se desprende plafón de cine en plaza de Municipio Libre y deja dos lesionadas

Ante los hechos se solicitó la ayuda de los elementos de Protección Civil Estatal y de los paramédicos

Estado

Hijo de edil de Tehuacán se ve envuelto en accidente automovilístico

El conductor de una camioneta, quien viajaba en estado etílico, terminó por ocasionar un segundo accidente en el mismo lugar