/ lunes 13 de mayo de 2019

Primer aniversario del asesinato del activista Manuel Gaspar Rodríguez

Preparan eventos para exigir justicia, ya que hay dudas en la línea de investigación difundida por la Fiscalía General del Estado

En el marco del primer aniversario del asesinato del activista Manuel Gaspar Rodríguez, organizaciones sociales, incluyendo Amnistía Internacional, preparan una serie de eventos para exigir justicia, toda vez que, a un año de este homicidio, la línea de investigación difundida por la Fiscalía General del Estado (FGE) no es aceptada por sus compañeros de causa y hay dudas sobre la versión del asesino solitario, detenido en diciembre de 2018.

Según dijo a este medio, en diciembre de 2018, Leonel Rivero, abogado de la familia del activista, resultó preocupante que la FGE haya atribuido el asesinato del activista a motivos personales y que se haya descartado cualquier otra línea de investigación relacionada con su rechazo a la operación del relleno sanitario ilegal en Cuetzalan y a diversos proyectos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según el abogado, por la saña y fuerza con que fue cometido el crimen, excede a la de una sola persona sana, como sostienen las autoridades judiciales, aun cuando el detenido confesó motivos personales. Isaú fue recluido en el Centro de Reinserción Social de Tezuitlán, en tanto se resuelve su situación jurídica.

Al cumplirse un año de este asesinato, las organizaciones en las que perteneció, acompañados por Amnistía Internacional preparan una ofrenda, que iniciará las nueve horas, de próximo 14 de mayo, justo donde se pretendió construir la subestación eléctrica, en Cuetzalan.

En el marco del primer aniversario del asesinato del activista Manuel Gaspar Rodríguez, organizaciones sociales, incluyendo Amnistía Internacional, preparan una serie de eventos para exigir justicia, toda vez que, a un año de este homicidio, la línea de investigación difundida por la Fiscalía General del Estado (FGE) no es aceptada por sus compañeros de causa y hay dudas sobre la versión del asesino solitario, detenido en diciembre de 2018.

Según dijo a este medio, en diciembre de 2018, Leonel Rivero, abogado de la familia del activista, resultó preocupante que la FGE haya atribuido el asesinato del activista a motivos personales y que se haya descartado cualquier otra línea de investigación relacionada con su rechazo a la operación del relleno sanitario ilegal en Cuetzalan y a diversos proyectos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según el abogado, por la saña y fuerza con que fue cometido el crimen, excede a la de una sola persona sana, como sostienen las autoridades judiciales, aun cuando el detenido confesó motivos personales. Isaú fue recluido en el Centro de Reinserción Social de Tezuitlán, en tanto se resuelve su situación jurídica.

Al cumplirse un año de este asesinato, las organizaciones en las que perteneció, acompañados por Amnistía Internacional preparan una ofrenda, que iniciará las nueve horas, de próximo 14 de mayo, justo donde se pretendió construir la subestación eléctrica, en Cuetzalan.

Estado

Este es el nuevo horario del tianguis de Texmelucan

El cambio fue aprobado por el Cabildo el pasado  14 de enero 

Estado

Sin rastros de Angélica tras ataque en Chignautla

Ha pasado una semana desde la desaparición de la  mujer

Futbol

Urgen resultados para enamorar a la afición, reconoce La Franja

Los camoteros quieren público en el estadio Cuauhtémoc, pero necesita un buen torneo para hacerlo

Local

Aprueba PAN nuevos nombramientos en medio de conflicto interno

A la sesión se presentó Pablo Rodríguez en su calidad de consejero estatal y acusó a la dirigente del partido de violar los estatutos

Futbol

Vetan el Estadio Jalisco por grito homofóbico

La afición rojinegra le gritó al portero del Puebla en un par de ocasiones

Estado

Acusan de pedir "mordida" a coordinadora de Uso de Suelo de Tehuacán

La funcionaria fue despedida del cargo tras evidenciarse unos mensajes

Sociedad

El 2019 rompe récord en homicidios dolosos con más de 34 mil registrados

La cifra representa un aumento del 2.48 % con respecto a los homicidios dolosos registrados en 2018