/ domingo 19 de julio de 2020

“Estoy harta”, el mensaje de hastío de Angie Michelle meses antes de aparecer muerta

El Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México recordó el escrito que la joven publicó en sus redes sociales

El Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México que difunde la importancia de la no violencia y los derechos humanos, recordó el sensible mensaje que el pasado 8 de marzo, Angie Michelle Vera compartió para unirse a las voces de exigencia y luchar contra el doliente número de mujeres desaparecidas que a diario se reporta en nuestro país y en el estado.

En el mensaje que Michelle publicó en su cuenta de Facebook externó el miedo de saber que podría ser una de estas mujeres que no regresan a casa por morir a manos de “un desgraciado” que, además de la vida, arrebatan metas y sueños por cumplir; lamentablemente el pasado 13 de julio su nombre se sumó a las fauces de una lista que sigue sumando víctimas; porque las mujeres continúan apareciendo sin vida.

“SI MAÑANA ME TOCA A MÍ, QUIERO SER LA ÚLTIMA. ESTOY HARTA”, así es como inicia el texto que compartió Michelle, con letras mayúsculas, en altas, para que resaltaran el enojo y la rabia de todas aquellas mujeres, familias y sociedad que exige justicia ante estos crímenes que se replican una y otra vez. “Estoy cansada de tener miedo. De vivir con miedo”, refuerza el texto.

“Estoy harta de tener que enviar las placas, color de coche, foto del conductor, mi ubicación en tiempo real por si me llega a pasar algo. De tener miedo de salir de mi casa y no saber si regresaré”, prosigue el mensaje que formó parte de un llamado en colectivo en el que se refleja la realidad que a diario se reporta.

Cada línea de su texto dejar ver la obsesiva alerta en cada paso -criticada por algunos- pero provocada por esta ola de violencia que no cesa. “Estoy harta de tener que voltear alrededor a cada rato a ver quién está, quién viene; harta de tener que andar con cara seria, enojada, ‘segura’, fuerte por la calle para que nadie me hable. El miedo de caminar por la calle, tener que ir alerta y hacerme mil historias en la cabeza sin saber que me va a pasar”, continúa.

Destacó que los pensamientos de autodefensa que las mujeres se plantean al salir de casa también son parte de la dinámica diaria. “Estoy harta de caminar con las llaves entre mis dedos por si alguien se me acerca, de pensar con que defenderme. Ese miedo a la gente que va caminando por la misma acera que yo y no saber si están pensando robarme, violarme, matarme, secuestrarme.

Miedo de tener miedo. Miedo de no saber si voy a cumplir mis sueños, mis metas; si seguiré con mi familia y amigos o si ellos seguirán conmigo, todo por esta frustrante e impotente situación en la que se está viviendo”, se lee en su muro, el mismo en el que estos días la llenaron de sensibles mensajes porque hoy, ya no está con ellos.

La angustia de saberse una víctima o de ser una familiar en búsqueda de otra mujer también lo plasmó en sus líneas hace apenas cuatro meses atrás.

“Harta de sentirme tan insegura usando faldas, escotes, short o cualquier prenda que muestre algo de piel porque nos ven como si fuéramos un trozo de carne. Maldito miedo de vestirme con la ropa que me gusta, salir a la calle y que venga un desgraciado enfermo sin oficio y abuse de mí y/o me quite la vida.

Y me mata por dentro la ansiedad, el miedo de que algún día pueda ser alguien de mi familia, una amiga, una conocida, una compañera, una maestra quien aparezca en las noticias o a quien compartan en Facebook. Esa angustia cuando una amiga sale y necesito saber si está bien”, mensaje que más mujeres han compartido en sus cuentas con el objetivo de sensibilizar y hacerse escuchar para recibir, no “likes”, sino justicia y seguridad.

“Estoy harta de ver el miedo que tenemos todas de algún día no volver a nuestras casas. Estoy harta de vivir con el miedo de que algún día pueda ser yo la que desaparezca”, fue parte del grito sobre la situación de violencia y feminicidios que actualmente se vive y que hoy, ante su muerte, las demás mujeres no bajan la voz, al contrario, la hacen sonar con más fuerza para exigir eso que parece no llegar: justicia.

El reproche de la cifras y el desinterés por dar soluciones en un país donde se siguen sumando víctimas, también se hizo presente: “Tengo miedo de vivir, de vivir en mi amado país que me vio nacer, me ha visto crecer, pero a la que ya no quiero tanto en estos días, y que me aterra que también me vea morir asesinada. 10 SON EL NÚMERO DE FEMINICIDIOS DIARIOS EN MÉXICO. D I E Z. TENGO MIEDO DE SER MUJER. Quiero vivir. Ya no es vida el tener que cuidar todo lo qué haces, a dónde vas, cómo te vistes, con quien estás, a qué hora sales”, agregó.

Su deseo más grande era que jamás tuviera que salir en la búsqueda de alguna amiga o conocida, o peor aún, que su fotografía jamás tuviera que difundirse con la frase de “Se busca”, pero tristemente, no se cumplió.

“De corazón espero que jamás tengan que compartir un cartel con mi foto, con la de su hermana, de su madre, de su novia, de su amiga...espero jamás tener que buscarlas.

Dejemos de ser tan fríos ante el dolor y la angustia que sufren las familias porque incluso cuando no ha sido la mía, me duele y me da una tristeza inmensa el saber que es la situación que viven diario muchas mujeres.

Quiero salir y vivir con la certeza de que nada malo me va a pasar. Quiero vivir y que todas vivamos. Que lo hagamos LIBRES y sin miedo”.

Angie Michelle Vera, la joven de 19 años que fue reportada como desaparecida el pasado 12 de julio fue hallada sin vida en Ocotla, perteneciente al municipio de San Nicolás de los Ranchos, Puebla.



El Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México que difunde la importancia de la no violencia y los derechos humanos, recordó el sensible mensaje que el pasado 8 de marzo, Angie Michelle Vera compartió para unirse a las voces de exigencia y luchar contra el doliente número de mujeres desaparecidas que a diario se reporta en nuestro país y en el estado.

En el mensaje que Michelle publicó en su cuenta de Facebook externó el miedo de saber que podría ser una de estas mujeres que no regresan a casa por morir a manos de “un desgraciado” que, además de la vida, arrebatan metas y sueños por cumplir; lamentablemente el pasado 13 de julio su nombre se sumó a las fauces de una lista que sigue sumando víctimas; porque las mujeres continúan apareciendo sin vida.

“SI MAÑANA ME TOCA A MÍ, QUIERO SER LA ÚLTIMA. ESTOY HARTA”, así es como inicia el texto que compartió Michelle, con letras mayúsculas, en altas, para que resaltaran el enojo y la rabia de todas aquellas mujeres, familias y sociedad que exige justicia ante estos crímenes que se replican una y otra vez. “Estoy cansada de tener miedo. De vivir con miedo”, refuerza el texto.

“Estoy harta de tener que enviar las placas, color de coche, foto del conductor, mi ubicación en tiempo real por si me llega a pasar algo. De tener miedo de salir de mi casa y no saber si regresaré”, prosigue el mensaje que formó parte de un llamado en colectivo en el que se refleja la realidad que a diario se reporta.

Cada línea de su texto dejar ver la obsesiva alerta en cada paso -criticada por algunos- pero provocada por esta ola de violencia que no cesa. “Estoy harta de tener que voltear alrededor a cada rato a ver quién está, quién viene; harta de tener que andar con cara seria, enojada, ‘segura’, fuerte por la calle para que nadie me hable. El miedo de caminar por la calle, tener que ir alerta y hacerme mil historias en la cabeza sin saber que me va a pasar”, continúa.

Destacó que los pensamientos de autodefensa que las mujeres se plantean al salir de casa también son parte de la dinámica diaria. “Estoy harta de caminar con las llaves entre mis dedos por si alguien se me acerca, de pensar con que defenderme. Ese miedo a la gente que va caminando por la misma acera que yo y no saber si están pensando robarme, violarme, matarme, secuestrarme.

Miedo de tener miedo. Miedo de no saber si voy a cumplir mis sueños, mis metas; si seguiré con mi familia y amigos o si ellos seguirán conmigo, todo por esta frustrante e impotente situación en la que se está viviendo”, se lee en su muro, el mismo en el que estos días la llenaron de sensibles mensajes porque hoy, ya no está con ellos.

La angustia de saberse una víctima o de ser una familiar en búsqueda de otra mujer también lo plasmó en sus líneas hace apenas cuatro meses atrás.

“Harta de sentirme tan insegura usando faldas, escotes, short o cualquier prenda que muestre algo de piel porque nos ven como si fuéramos un trozo de carne. Maldito miedo de vestirme con la ropa que me gusta, salir a la calle y que venga un desgraciado enfermo sin oficio y abuse de mí y/o me quite la vida.

Y me mata por dentro la ansiedad, el miedo de que algún día pueda ser alguien de mi familia, una amiga, una conocida, una compañera, una maestra quien aparezca en las noticias o a quien compartan en Facebook. Esa angustia cuando una amiga sale y necesito saber si está bien”, mensaje que más mujeres han compartido en sus cuentas con el objetivo de sensibilizar y hacerse escuchar para recibir, no “likes”, sino justicia y seguridad.

“Estoy harta de ver el miedo que tenemos todas de algún día no volver a nuestras casas. Estoy harta de vivir con el miedo de que algún día pueda ser yo la que desaparezca”, fue parte del grito sobre la situación de violencia y feminicidios que actualmente se vive y que hoy, ante su muerte, las demás mujeres no bajan la voz, al contrario, la hacen sonar con más fuerza para exigir eso que parece no llegar: justicia.

El reproche de la cifras y el desinterés por dar soluciones en un país donde se siguen sumando víctimas, también se hizo presente: “Tengo miedo de vivir, de vivir en mi amado país que me vio nacer, me ha visto crecer, pero a la que ya no quiero tanto en estos días, y que me aterra que también me vea morir asesinada. 10 SON EL NÚMERO DE FEMINICIDIOS DIARIOS EN MÉXICO. D I E Z. TENGO MIEDO DE SER MUJER. Quiero vivir. Ya no es vida el tener que cuidar todo lo qué haces, a dónde vas, cómo te vistes, con quien estás, a qué hora sales”, agregó.

Su deseo más grande era que jamás tuviera que salir en la búsqueda de alguna amiga o conocida, o peor aún, que su fotografía jamás tuviera que difundirse con la frase de “Se busca”, pero tristemente, no se cumplió.

“De corazón espero que jamás tengan que compartir un cartel con mi foto, con la de su hermana, de su madre, de su novia, de su amiga...espero jamás tener que buscarlas.

Dejemos de ser tan fríos ante el dolor y la angustia que sufren las familias porque incluso cuando no ha sido la mía, me duele y me da una tristeza inmensa el saber que es la situación que viven diario muchas mujeres.

Quiero salir y vivir con la certeza de que nada malo me va a pasar. Quiero vivir y que todas vivamos. Que lo hagamos LIBRES y sin miedo”.

Angie Michelle Vera, la joven de 19 años que fue reportada como desaparecida el pasado 12 de julio fue hallada sin vida en Ocotla, perteneciente al municipio de San Nicolás de los Ranchos, Puebla.



Local

Panistas valoran a Ana Teresa Aranda para dirigir al PAN en Puebla

Un grupo de albiazules inconformes con la permanencia de Genoveva Huerta, ven a la diputada federal como la mejor opción

Local

Vacuna Covid Puebla, mañana inicia inoculación a mayores de 18 años en 104 municipios

Los jóvenes de la capital poblana tendrán que esperar, pues no está dentro del listado de municipios donde se aplicarán vacunas contra Covid 19

Policiaca

Tras balacera en Tlaltenango, vinculan a proceso de uno de los delincuentes

Es acusado de robo de vehículo agravado, homicidio en grado de tentativa y delitos cometidos contra funcionarios públicos

Virales

¿Quieres lucir a la moda en Fortnite? Descubre cómo Balenciaga lo hará posible

Las prendas también pueden comprarse en la vida real con precios fuera de esta realidad

Finanzas

Recorta Hacienda 30% apoyo a Pymes

El gasto para respaldar a micronegocios, a través de la Secretaría de Economía, caerá 126 mdp en 2022

Local

A medias, paridad de género en el Congreso de Puebla

De las 21 mujeres que llegaron a la legislatura, solo una es coordinadora de bancada 

Sociedad

Haitianos piden asilo: “Moriremos como hombres, no como basura”

Los migrantes llegan a gastar hasta mil 600 dólares en su viaje de la ciudad de Tapachula, Chiapas, a Acuña, en el estado de Coahuila

Sociedad

Atentado en Salamanca: Le mandan bomba el día de su cumpleaños

Aunque aún no se conoce la causa, el gobernador de Guanajuato calificó el ataque como “un acto terrorista”

Cultura

Mario Vargas Llosa narra su historia en la serie Una vida en palabras

El escritor narra a su hijo primogénito Álvaro los momentos alegres, difíciles y hostiles que ha pasado en su vida