imagotipo

Exigen ciudadanos mejorar las condiciones de la cancha de La Margarita

  • Pilar Pérez
  • en Local

Desde hace seis meses la cancha de pasto sintético de la Unidad Deportiva La Margarita manzana 41 se ha privado de los torneos de futbol que los colonos realizan cada año, y es que las pésimas condiciones en las que se encuentra, por el evidente descuido, provocarían lesiones en los jugadores y arruinarían el balón, por lo que sus deportistas se han visto en la penosa necesidad de organizar no más que “retas”.

Con el pasto levantado, basura, restos de envases de cerveza, el enrejado roto y todos los muros, incluyendo las porterías, llenas de grafiti, son las condiciones en las que los colonos, jóvenes en su mayoría, tienen que practicar deporte, tal como lo evidenció este medio con un video a través de su sitio web y con una fotografía en la edición impresa el día de ayer.

Dos equipos juveniles, integrados por seis jugadores cada uno, utilizan la cancha por lo menos una vez al día, aunque la diversión y el interés deportivo se ven limitados por la precaución que tienen que extremar para que el pasto sintético no se atore entre sus pies obligándolos a caer.

Desde hace por lo menos seis meses correr en este terreno se torna difícil. Las orillas del pasto sintético levantado son un peligro para los jugadores pues es fácil que se tropiecen, la tierra que se acumula en estos mismos hoyos provoca, también, resbalones, por eso “hay que adaptarse a las condiciones”.

Algunos de los jóvenes que acuden con frecuencia a jugar “retas” afirman que es muy difícil practicar deporte en la explanada porque hay mucha tierra, se tropiezan constantemente y con las lluvias, como ahora, el piso de torna resbaloso, lo que puede provocar todo tipo de lesiones incluidas las fracturas.

Estas son algunas de las quejas de los usuarios y no es para menos, pues además de la basura que hay acumulada en las orillas de la cancha, el pasto sintético levantado y la tierra que está dentro de los hoyos un terreno así provoca dificultades, hasta para caminar, a los propios jugadores.

Cuestionados por este medio los colonos atribuyen este escenario al descuido de la cancha, pues están seguros que hasta hace algunos meses existía un comité que se encargaba de dar mantenimiento; sin embargo, ahora se dejó como un espacio libre para el vandalismo y desconocen qué sucedió con la cooperativa de vecinos que se hacía cargo del lugar.

De la misma forma dijeron desconocer si en estos seis meses las autoridades han presentado alguna propuesta para recuperar la cancha que les es de mucha utilidad para ejercitarse y convivir sanamente entre ellos.

Algunos acusan que esta cancha, en ocasiones, es utilizada por gente ajena a la unidad habitacional, no saben quién da los permisos, pero consideran que deben ser arregladas para que las utilicen los niños ya que consideraron injusta la situación del piso en esta explanada y de la cual nadie se hace responsable.

A pesar de estas condiciones los jóvenes no han dejado de asistir a la cancha, aunque ahora lo hacen con menos frecuencia y sin la esperanza de organizar un torneo con vecinos de las colonias aledañas, como Tres Cruces o La Joya, por mencionar las dos principales que se reunían en el terreno.

 

VEDA IMPIDE A FUNCIONARIOS HABLAR

En un acercamiento por separado, el director del Instituto Municipal del Deporte, Ignacio Basaguren, evitó dar a conocer la cantidad de canchas que en la capital poblana se encuentran en mal estado, las acciones o presupuesto que se han dirigido a la atención de las mismas, con base en que todo este tipo de acciones de gobierno no se pueden divulgar debido a la veda electoral que vencerá en poco más de una semana.

Cabe mencionar que Adán Domínguez Sánchez y Oswaldo Jiménez López, quienes forman parte de la Comisión de Deporte y Juventud, tampoco emitieron comentarios en este sentido.