/ martes 14 de julio de 2020

Fricción entre estado y municipio por falta de diálogo afecta a ciudadanos

Un gobierno a la vieja escuela por parte del gobernador y la ausencia de autocrítica han desencadenado la tensión: especialista

La tensa relación que hay entre el gobernador del estado Luis Miguel Barbos Huerta y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, produce dos afectaciones importantes, la primera y más significativa es hacia los ciudadanos, misma que se traduce en falta de obras coordinadas y colaborativas todo ello a consecuencia de falta de capacidad de diálogo y un gobierno a la vieja escuela por parte del gobernador de Puebla; así lo afirmaron especialistas de la UPAEP e Ibero Puebla.

Falta de capacidad de diálogo, un gobierno a la vieja escuela por parte del gobernador de Puebla y la ausencia de autocrítica de la alcaldesa sobre su propio desempeño, es lo que ha desencadenado una relación tirante entre ambos gobiernos, así lo consideró Miguel Calderón Chelius, Coordinador de la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Iberoamericana Puebla y director del Observatorio de Salario.

Al preguntarle al especialista si el gobernador Miguel Barbosa Huerta debería evitar involucrarse en las decisiones del gobierno municipal que encabeza Claudia Rivera a fin de evitar los constantes confortamientos que hay entre ambos, consideró que hay temas que sí son de la competencia del gobernador, pero este debe respetar la autonomía que cada uno representa.

“Sí debe involucrarse, pero debe considerar cuál es el nivel de competencia que tiene él y cuál es el nivel de competencia que tiene el gobierno municipal. Eso también lo refleja Claudia Rivera en la entrevista (que ofreció a El Sol de Puebla) cosa con la que estoy de acuerdo, en que el gobernador trata de hacer un ejercicio de control político de la vieja escuela, es decir, quiere que haya una subordinación al poder del gobernador y que los presidentes municipales se comporten como subordinados de él.

Evidentemente la autoridad más importante en el estado es el gobernador, pero los presidentes municipales no son subordinados de él, representan un nivel de poder más bajo, pero un nivel de poder propio y que además ellos son electos en un proceso electoral en específico y tienen la misma legitimidad que el gobierno del estado, entonces, sí me parece que debería haber mayor diálogo y mayor respeto”, compartió en entrevista.

Calderón Chelius destacó que esta mala relación política entre ambos gobiernos se observó desde el momento en que cada uno asumió su cargo, situación que paulatinamente se ha ido acentuando, a tal grado, que la relación agresiva del gobierno del estado hacia el municipal se ha hecho cada vez más evidente.

“Ha sido una relación muy mala desde el principio. Desde la campaña se notaba el desaliento entre ellos dos (…) y ahí ha faltado la capacidad de diálogo de ambas partes, pero me parece que ha sido muy agresiva la relación del gobierno del estado con el gobierno municipal y eso se nota mucho. Han dejado correr en varios momentos que la van a destituir, le están haciendo una auditoria en estos momentos y, todo eso, me parece que no favorece un clima en el que pueda realmente darse una comunicación y coordinación política adecuada, sobre todo de gobiernos que en principio provienen del mismo instituto político”, agregó el catedrático.

MALA IMAGEN AL PARTIDO

De acuerdo con Claudia Ramón Pérez, catedrática en Ciencias Políticas y doctora en Ciencias de Gobierno y Política de la Universidad Popular Autónoma de Puebla, una segunda repercusión de su actuar se encuentra en torno a Morena y es que deja “mal parado” al partido, hecho que repercutirá de cara en las próximas elecciones.

En entrevista con El Sol de Puebla la especialista indicó que, la tensión entre ambos gobiernos, se hizo evidente cuando el gobierno estatal ordenó la destitución Lourdes Rosales, Secretaria de Seguridad Ciudadana, hecho que la alcaldesa no aceptó, esto, aunado a la serie de discrepancias que llevaron a ambos mandatarios lanzarse señalamientos debilitando la relación política.

Este ambiente de desencuentros, comentó la catedrática, deja a la ciudadanía en medio de la problemática hecho por el que indicó, ambos gobiernos deberían considerar el trabajo coordinado.

“La ley es muy clara en cuanto las funciones que corresponde a los distintos órdenes de gobierno y, en una situación como la que estamos viviendo, debería mediar la mesura para poderse atender esta problemática. Me parece que ahí tiene que ser un trabajo coordinado y colaborativo para que pudiera ser más efectivo y que los ciudadanos no estemos en medio de diferencias”, refirió.

Estas diferencias, abundó la doctora, no se quedan dentro del círculo del partido y esto “permea en una falta de coordinación, en una falta de maximizar los recursos disponibles para potenciar al estado o para atender las problemáticas que se dan en el municipio y este es el punto donde la ciudadanía sale afectada y queda entre las diferencias entre ambas autoridades”, mencionó.

En el segundo aspecto, Claudia Ramón indicó que las acciones que toman uno y otro gobierno abonan a que haya una mala imagen hacia el partido, situación que podría dar efectos negativos en las próximas elecciones. “Estas diferencias afectan la percepción sobre el partido. Las encuestas nos muestran que la percepción no es la mejor sobre cómo se están gobernando y esto es lo que deben considerar sobretodo en el contexto de las próximas elecciones”, destacó la catedrática.

La tensa relación que hay entre el gobernador del estado Luis Miguel Barbos Huerta y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, produce dos afectaciones importantes, la primera y más significativa es hacia los ciudadanos, misma que se traduce en falta de obras coordinadas y colaborativas todo ello a consecuencia de falta de capacidad de diálogo y un gobierno a la vieja escuela por parte del gobernador de Puebla; así lo afirmaron especialistas de la UPAEP e Ibero Puebla.

Falta de capacidad de diálogo, un gobierno a la vieja escuela por parte del gobernador de Puebla y la ausencia de autocrítica de la alcaldesa sobre su propio desempeño, es lo que ha desencadenado una relación tirante entre ambos gobiernos, así lo consideró Miguel Calderón Chelius, Coordinador de la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Iberoamericana Puebla y director del Observatorio de Salario.

Al preguntarle al especialista si el gobernador Miguel Barbosa Huerta debería evitar involucrarse en las decisiones del gobierno municipal que encabeza Claudia Rivera a fin de evitar los constantes confortamientos que hay entre ambos, consideró que hay temas que sí son de la competencia del gobernador, pero este debe respetar la autonomía que cada uno representa.

“Sí debe involucrarse, pero debe considerar cuál es el nivel de competencia que tiene él y cuál es el nivel de competencia que tiene el gobierno municipal. Eso también lo refleja Claudia Rivera en la entrevista (que ofreció a El Sol de Puebla) cosa con la que estoy de acuerdo, en que el gobernador trata de hacer un ejercicio de control político de la vieja escuela, es decir, quiere que haya una subordinación al poder del gobernador y que los presidentes municipales se comporten como subordinados de él.

Evidentemente la autoridad más importante en el estado es el gobernador, pero los presidentes municipales no son subordinados de él, representan un nivel de poder más bajo, pero un nivel de poder propio y que además ellos son electos en un proceso electoral en específico y tienen la misma legitimidad que el gobierno del estado, entonces, sí me parece que debería haber mayor diálogo y mayor respeto”, compartió en entrevista.

Calderón Chelius destacó que esta mala relación política entre ambos gobiernos se observó desde el momento en que cada uno asumió su cargo, situación que paulatinamente se ha ido acentuando, a tal grado, que la relación agresiva del gobierno del estado hacia el municipal se ha hecho cada vez más evidente.

“Ha sido una relación muy mala desde el principio. Desde la campaña se notaba el desaliento entre ellos dos (…) y ahí ha faltado la capacidad de diálogo de ambas partes, pero me parece que ha sido muy agresiva la relación del gobierno del estado con el gobierno municipal y eso se nota mucho. Han dejado correr en varios momentos que la van a destituir, le están haciendo una auditoria en estos momentos y, todo eso, me parece que no favorece un clima en el que pueda realmente darse una comunicación y coordinación política adecuada, sobre todo de gobiernos que en principio provienen del mismo instituto político”, agregó el catedrático.

MALA IMAGEN AL PARTIDO

De acuerdo con Claudia Ramón Pérez, catedrática en Ciencias Políticas y doctora en Ciencias de Gobierno y Política de la Universidad Popular Autónoma de Puebla, una segunda repercusión de su actuar se encuentra en torno a Morena y es que deja “mal parado” al partido, hecho que repercutirá de cara en las próximas elecciones.

En entrevista con El Sol de Puebla la especialista indicó que, la tensión entre ambos gobiernos, se hizo evidente cuando el gobierno estatal ordenó la destitución Lourdes Rosales, Secretaria de Seguridad Ciudadana, hecho que la alcaldesa no aceptó, esto, aunado a la serie de discrepancias que llevaron a ambos mandatarios lanzarse señalamientos debilitando la relación política.

Este ambiente de desencuentros, comentó la catedrática, deja a la ciudadanía en medio de la problemática hecho por el que indicó, ambos gobiernos deberían considerar el trabajo coordinado.

“La ley es muy clara en cuanto las funciones que corresponde a los distintos órdenes de gobierno y, en una situación como la que estamos viviendo, debería mediar la mesura para poderse atender esta problemática. Me parece que ahí tiene que ser un trabajo coordinado y colaborativo para que pudiera ser más efectivo y que los ciudadanos no estemos en medio de diferencias”, refirió.

Estas diferencias, abundó la doctora, no se quedan dentro del círculo del partido y esto “permea en una falta de coordinación, en una falta de maximizar los recursos disponibles para potenciar al estado o para atender las problemáticas que se dan en el municipio y este es el punto donde la ciudadanía sale afectada y queda entre las diferencias entre ambas autoridades”, mencionó.

En el segundo aspecto, Claudia Ramón indicó que las acciones que toman uno y otro gobierno abonan a que haya una mala imagen hacia el partido, situación que podría dar efectos negativos en las próximas elecciones. “Estas diferencias afectan la percepción sobre el partido. Las encuestas nos muestran que la percepción no es la mejor sobre cómo se están gobernando y esto es lo que deben considerar sobretodo en el contexto de las próximas elecciones”, destacó la catedrática.

Local

Solo 5% de feminicidios se persiguen en Puebla; Barbosa responde que es el 80%

En lo que va del año se han registrado 38 casos de feminicidios en la entidad, dijo el mandatario poblano

Estado

Sangre y cenizas; el rastro del asesinato a manos de pobladores de Tlacotepec

Tras el linchamiento de un hombre aún no hay detenidos por este homicidio, señalan autoridades

Local

Acepta Claudia Rivera su responsabilidad social para señalar cualquier error de las autoridades

“No me parece adecuado cuando se dan sentencias por otra autoridad diciendo que no existen los feminicidios”, declaró

Local

Rinden protesta los integrantes del Comité de Igualdad Laboral

El objetivo será el acceso al trabajo, capacitación y promoción laboral, entre otros puntos

Salud

Federación reporta mil 486 casos activos de Covid-19 en Puebla

Durante el informe diario se dio a conocer que la entidad poblana tiene un acumulado de 22 mil 673 casos positivos

Sociedad

Comida chatarra, responsable de matar a mitad de mexicanos: Gatell

El funcionario indicó que la mitad de la mortandad en México a lo largo de la última década y media se asocia a la mala nutrición

Cultura

[Podcast] Cofre de Leyendas | Las Brujas de Atlixco

En esta ciudad mágica los abuelos aún advierten a los niños sobre las bolas de fuego en el cielo

Sociedad

Mexico supera los 53 mil muertos por Covid-19

En las últimas horas se registraron además 5 mil 558 nuevos casos confirmados elevando la cifra a un total de 485 mil 836 contagios