/ lunes 12 de marzo de 2018

Invierte Agua de Puebla 600 mdp en modernización

La meta es que 2021, el 25 por ciento de la ciudad cuente con un servicio continuo de agua

La participación de la iniciativa privada en el otorgamiento de los servicios públicos se está convirtiendo en una alternativa necesaria debido a los bajos presupuestos estatales y federales y a la poca eficiencia con la que operan los organismos que los proporcionan, apostó Héctor Durán Díaz, director general de Agua de Puebla, empresa que en 2014 obtuvo la concesión del servicio de agua potable en la capital del estado por un periodo de 30 años y que a la fecha ha invertido más de 600 millones de pesos en la eficiencia y modernización del sistema.

Foto: Erik Guzmán

La meta que tiene la concesionaria para 2021, puntualizó, es que el 25 por ciento de la ciudad cuente con un servicio continuo de agua y que al restante 75 por ciento se le suministre este líquido cuatro veces por semana.

Reportó que actualmente Agua de Puebla cuenta con 500 mil clientes en la capital del estado, de los cuales 200 mil (40 por ciento) no pagan el servicio del agua, que en promedio se cobra a 14.7 pesos por metro cúbico; defendió que esta tarifa está en el rango de la media nacional.

Lo anterior lo informó al presentar a El Sol de Puebla el cuarto de control y monitoreo de la empresa, el cual que se encarga de vigilar la operación de la infraestructura de los pozos, las plantas tratadoras e incluso procesos administrativos que se llevan a cabo en los diferentes módulos de la empresa.

LA INICIATIVA PRIVADA, UNA
ALTERNATIVA NECESARIA

Para Durán Díaz, la participación de capitales privados en el otorgamientos de los servicios, como en este caso el del agua potable y alcantarillado, es una alternativa necesaria, teniendo en cuenta que han ido disminuyendo los presupuestos de los que disponen los estados y la Federación para brindar los servicios, además dijo que los organismo a través de los cuales lo hacen son poco eficientes.

Foto: Erik Guzmán

“Esta alternativa de la participación privada es tan compleja y tan difícil, es un tema súper sensible; la participación privada no es buena ni mala, es una alternativa cada vez más necesaria, pues cada vez los presupuestos federales y estatales son más reducidos por un lado y por el otro los organismo no son eficientes”, dijo.

Señaló que desde finales de mayo de 2014 (cuando a la empresa se entregó la concesión), ha invertido más de 600 millones de pesos en la eficiencia del servicio y en el mantenimiento, reparación y modernización de la infraestructura hidráulica de la ciudad.

La concesión del agua potable o del cualquier otro servicio permite que se tengan resultados tangibles, pues son proyectos de mediano a largo plazo, lo cual no sucede con los organismos públicos que los ofrecen, pues al frente de los mismos se encuentran políticos por periodos cortos, lo que impide tener los resultados deseados, opinó.

“Ese es el problema: políticos, tres años. Si yo fuera político ahorita ya estaría pensando dónde voy a estar el próximo año, cuando apenas empezamos a dar los primeros pasos; en una administración normal ya estaríamos haciendo maletas y haciendo libros blancos para irnos, este es un tema mediano a largo plazo”, dijo.

GARANZATIZADA EL AGUA
POTABLE PARA 2021

Agua de Puebla tiene definida una ambiciosa meta para 2021: que el 25 por ciento de la capital poblana cuente con un servicio continuo de agua y que al restante 75 por ciento se le suministre este vital líquido cuatro veces por semana.

“Si hacemos bien las cosas, sí (está garantizada el agua para Puebla)”, destacó Durán Díaz, quien indicó que esta proyección que se tiene a tres años requerirá de una fuerte inversión de parte de la concesionaria.

Apuntó que actualmente se ofrece un servicio continuo en el 10 por ciento de la ciudad de Puebla, como en el caso del fraccionamiento Los Héroes, y como sucederá en próximas fechas en un corredor de la Atlixcáyotl, el Centro Histórico y en una parte del norte de la ciudad.

Lo primero que Agua de Puebla hizo cuando obtuvo la concesión en mayo de 2014, dijo su director, fue integrar un catastro de la red de agua potable y drenaje de la ciudad, trabajo que requirió de 18 meses: “se hizo esta radiografía para dar tiros de precisión”.

Acusó que la falta de este estudio provocó que en el pasado se tuvieran crecimientos descontrolados de inmobiliarias y desarrollos con infraestructura deficiente. Dijo que mensualmente Agua de Puebla sostiene una reunión con la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) para delinear cómo y qué características deben tener los nuevos complejos habitacionales: “lo que estamos haciendo es educar a los desarrolladores”.

Con la “radiografía” se detectó que se tenía un déficit de mil 992 litros de agua por segundo y que del volumen total extraído, el 50 por ciento se perdía en fugas y en clandestinaje, puntualizó.

“Cuando tomamos la red teníamos una eficiencia del 56 por ciento, es decir que se perdía el 44 por ciento de todo el volumen, ahorita ya lo tenemos en 65 por ciento mediante impermeabilización de taques, cambio de válvulas”, dijo.

TRES DE CADA CINCO
POBLANOS PAGAN EL AGUA

Actualmente tres de cada cinco poblanos paga el agua. Y es que Durán Díaz puntualizó que de los 500 mil usuarios o tomas existentes en la capital, el 60 por ciento sí cumple con el pago.

No obstante, dijo: “creemos que nosotros tenemos una gran oportunidad a mediano plazo, en donde las nuevas generaciones van a estar acostumbradas a que este servicio cuesta y que hay que pagar para que sea sustentable”.

Si bien señaló que Israel y España son los países que se encuentran a la vanguardia en el otorgamiento del servicio y en la infraestructura hidráulica, dijo que los costos que pagan los usuarios son más elevados. En el primero de estos países se pagan 40 pesos por metro cúbico, mientras que en Puebla la tarifa es de 14.7 pesos, en promedio.

“Nuestra gran desventaja como ciudad es que no tenemos un proyecto como lo tienen Monterrey, Querétaro y Guadalajara, en donde tienen grandes presas o acueductos. Nosotros no, nosotros tenemos pozos, agua sulfurosa y es en lo que estamos trabajando. Eso nos obliga a ser más eficientes, a administrar esa escasez que tenemos y eso en la medida nos va a ir haciendo más eficientes”, dijo.

Lo anterior lo informó al ofrecerle un recorrido a este medio de comunicación por la Sala de Monitoreo de Agua de Puebla, cuyo objetivo es vigilar la operación de la infraestructura de los pozos, las plantas tratadoras e incluso procesos administrativos que se llevan a cabo en los diferentes módulos de la empresa, utilizando sistemas de gestión y tecnología de vanguardia.

La participación de la iniciativa privada en el otorgamiento de los servicios públicos se está convirtiendo en una alternativa necesaria debido a los bajos presupuestos estatales y federales y a la poca eficiencia con la que operan los organismos que los proporcionan, apostó Héctor Durán Díaz, director general de Agua de Puebla, empresa que en 2014 obtuvo la concesión del servicio de agua potable en la capital del estado por un periodo de 30 años y que a la fecha ha invertido más de 600 millones de pesos en la eficiencia y modernización del sistema.

Foto: Erik Guzmán

La meta que tiene la concesionaria para 2021, puntualizó, es que el 25 por ciento de la ciudad cuente con un servicio continuo de agua y que al restante 75 por ciento se le suministre este líquido cuatro veces por semana.

Reportó que actualmente Agua de Puebla cuenta con 500 mil clientes en la capital del estado, de los cuales 200 mil (40 por ciento) no pagan el servicio del agua, que en promedio se cobra a 14.7 pesos por metro cúbico; defendió que esta tarifa está en el rango de la media nacional.

Lo anterior lo informó al presentar a El Sol de Puebla el cuarto de control y monitoreo de la empresa, el cual que se encarga de vigilar la operación de la infraestructura de los pozos, las plantas tratadoras e incluso procesos administrativos que se llevan a cabo en los diferentes módulos de la empresa.

LA INICIATIVA PRIVADA, UNA
ALTERNATIVA NECESARIA

Para Durán Díaz, la participación de capitales privados en el otorgamientos de los servicios, como en este caso el del agua potable y alcantarillado, es una alternativa necesaria, teniendo en cuenta que han ido disminuyendo los presupuestos de los que disponen los estados y la Federación para brindar los servicios, además dijo que los organismo a través de los cuales lo hacen son poco eficientes.

Foto: Erik Guzmán

“Esta alternativa de la participación privada es tan compleja y tan difícil, es un tema súper sensible; la participación privada no es buena ni mala, es una alternativa cada vez más necesaria, pues cada vez los presupuestos federales y estatales son más reducidos por un lado y por el otro los organismo no son eficientes”, dijo.

Señaló que desde finales de mayo de 2014 (cuando a la empresa se entregó la concesión), ha invertido más de 600 millones de pesos en la eficiencia del servicio y en el mantenimiento, reparación y modernización de la infraestructura hidráulica de la ciudad.

La concesión del agua potable o del cualquier otro servicio permite que se tengan resultados tangibles, pues son proyectos de mediano a largo plazo, lo cual no sucede con los organismos públicos que los ofrecen, pues al frente de los mismos se encuentran políticos por periodos cortos, lo que impide tener los resultados deseados, opinó.

“Ese es el problema: políticos, tres años. Si yo fuera político ahorita ya estaría pensando dónde voy a estar el próximo año, cuando apenas empezamos a dar los primeros pasos; en una administración normal ya estaríamos haciendo maletas y haciendo libros blancos para irnos, este es un tema mediano a largo plazo”, dijo.

GARANZATIZADA EL AGUA
POTABLE PARA 2021

Agua de Puebla tiene definida una ambiciosa meta para 2021: que el 25 por ciento de la capital poblana cuente con un servicio continuo de agua y que al restante 75 por ciento se le suministre este vital líquido cuatro veces por semana.

“Si hacemos bien las cosas, sí (está garantizada el agua para Puebla)”, destacó Durán Díaz, quien indicó que esta proyección que se tiene a tres años requerirá de una fuerte inversión de parte de la concesionaria.

Apuntó que actualmente se ofrece un servicio continuo en el 10 por ciento de la ciudad de Puebla, como en el caso del fraccionamiento Los Héroes, y como sucederá en próximas fechas en un corredor de la Atlixcáyotl, el Centro Histórico y en una parte del norte de la ciudad.

Lo primero que Agua de Puebla hizo cuando obtuvo la concesión en mayo de 2014, dijo su director, fue integrar un catastro de la red de agua potable y drenaje de la ciudad, trabajo que requirió de 18 meses: “se hizo esta radiografía para dar tiros de precisión”.

Acusó que la falta de este estudio provocó que en el pasado se tuvieran crecimientos descontrolados de inmobiliarias y desarrollos con infraestructura deficiente. Dijo que mensualmente Agua de Puebla sostiene una reunión con la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) para delinear cómo y qué características deben tener los nuevos complejos habitacionales: “lo que estamos haciendo es educar a los desarrolladores”.

Con la “radiografía” se detectó que se tenía un déficit de mil 992 litros de agua por segundo y que del volumen total extraído, el 50 por ciento se perdía en fugas y en clandestinaje, puntualizó.

“Cuando tomamos la red teníamos una eficiencia del 56 por ciento, es decir que se perdía el 44 por ciento de todo el volumen, ahorita ya lo tenemos en 65 por ciento mediante impermeabilización de taques, cambio de válvulas”, dijo.

TRES DE CADA CINCO
POBLANOS PAGAN EL AGUA

Actualmente tres de cada cinco poblanos paga el agua. Y es que Durán Díaz puntualizó que de los 500 mil usuarios o tomas existentes en la capital, el 60 por ciento sí cumple con el pago.

No obstante, dijo: “creemos que nosotros tenemos una gran oportunidad a mediano plazo, en donde las nuevas generaciones van a estar acostumbradas a que este servicio cuesta y que hay que pagar para que sea sustentable”.

Si bien señaló que Israel y España son los países que se encuentran a la vanguardia en el otorgamiento del servicio y en la infraestructura hidráulica, dijo que los costos que pagan los usuarios son más elevados. En el primero de estos países se pagan 40 pesos por metro cúbico, mientras que en Puebla la tarifa es de 14.7 pesos, en promedio.

“Nuestra gran desventaja como ciudad es que no tenemos un proyecto como lo tienen Monterrey, Querétaro y Guadalajara, en donde tienen grandes presas o acueductos. Nosotros no, nosotros tenemos pozos, agua sulfurosa y es en lo que estamos trabajando. Eso nos obliga a ser más eficientes, a administrar esa escasez que tenemos y eso en la medida nos va a ir haciendo más eficientes”, dijo.

Lo anterior lo informó al ofrecerle un recorrido a este medio de comunicación por la Sala de Monitoreo de Agua de Puebla, cuyo objetivo es vigilar la operación de la infraestructura de los pozos, las plantas tratadoras e incluso procesos administrativos que se llevan a cabo en los diferentes módulos de la empresa, utilizando sistemas de gestión y tecnología de vanguardia.

Local

[Video] Nancy de la Sierra llama "gatos" a sus adversarios

Se filtra un audio donde la candidata de Morena denuesta a sus homólogos al Senado de la República

Estado

Crecida de río inunda casas y cultivos en Esperanza

Autoridades de Protección Civil cuantifican los daños

Policiaca

Crimen atrás del Mercado Hidalgo, lo matan de cuatro disparos

El asesinato ocurrió cerca de la zona donde se vende carbón

Estado

Roban taxi en Ciudad Serdán pese a presencia policial

Los trabajadores del volante se inconformaron frente al palacio municipal

Estado

Crecida de río inunda casas y cultivos en Esperanza

Autoridades de Protección Civil cuantifican los daños

Política

INE llama a garantizar condiciones de paz y seguridad en elecciones

La violencia debe ser una de las prioridades de los gobiernos que serán electos el próximo 1 de julio, considera el consejero presidente Lorenzo Córdova

Finanzas

AlphaCredit emite certificados bursátiles para financiar crédito al consumo

La empresa emitió certificados bursátiles por mil 800 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores