imagotipo

Listo el 1 de septiembre el segundo piso de la autopista

  • Belén Cancino
  • en Local

El 1 de septiembre, 40 días después de la fecha programada, se concluirá el Libramiento Elevado de Puebla, reveló el subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Raúl Murrieta Cummings.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario federal adelantó que tras haber revisado los avances de la obra, el también llamado segundo piso de la autopista México-Puebla estará listo el 1 de septiembre.

En la misma publicación en la red social, informó que esa fue la conclusión a la que se llegó el día martes, después de la reunión de evaluación que cada semana encabeza con el delegado de la SCT en Puebla, Raúl Salvador Aguirre Valencia, personal de la Secretaría de Infraestructura y Transportes del Gobierno del Estado y representantes del consorcio constructor integrado por las empresas OHL y Pinfra.

Al respecto, Jorge León Paz, jefe de la Unidad General de Servicios Técnicos de la SCT, admitió que de la semana pasada que la obra presentaba un avance del 92 por ciento, a la fecha ya se han hecho más trabajos, pero también reconoció que todavía hay algunos pendientes.

Explicó que en lo que ya se avanzó, es en reducir los 400 metros lineales aproximadamente que aún no tenían loza y luego añadió que aunque hay algunos tramos de la obra que ya están prácticamente terminados, hay otros en los que aún faltan por ejecutarse algunos trabajos.

Y agregó que se estableció el día 1 de septiembre próximo como la fecha de conclusión de la obra, por considerar que estas últimas labores se prologarán hasta finales del mes de agosto.

Hay que recordar que el delegado de la SCT, Raúl Salvador Aguirre Valencia, ya había revelado a El Sol de Puebla que la obra presentaba “un ligero retraso”, de un mes, mismo que minimizó en comparación con la dimensión de la obra.

Asimismo, es importante recordar que esta obra cuenta con una inversión de 10 mil millones de pesos, de los cuales la mitad fueron aportados por los gobiernos federal y estatal y el resto por el consorcio de las empresas constructoras, OHL y Pinfra, a cambio de la concesión para su operación, por un periodo de 30 años.

Para terminar, es preciso mencionar que el Libramiento Elevado de Puebla tiene una longitud de 15.3 kilómetros, en el tramo comprendido entre la planta Volkswagen y el Estadio Cuauhtémoc y que fue diseñado para soportar tránsito de vehículos pesados a velocidades de hasta 110 kilómetros por hora.