/ lunes 1 de julio de 2019

Lomas de Angelópolis “nos comió y dividió el territorio”: pobladores de Ocoyucan

Desde hace catorce años aquí  se levantan muros en extintas zonas de cultivo para dividir áreas habitacionales ricas, de las pobres

Lomas de Angelópolis “nos comió y dividió el territorio” y lo seguirá haciendo, es el comentario que llega a escucharse en repetidas ocasiones cuando pobladores del municipio de Ocoyucan, hablan de la llegada de este exclusivo fraccionamiento de lujo, que desde hace catorce años levanta muros en extintas zonas de cultivo para dividir áreas habitacionales ricas, de las pobres.

Partió el territorio, terminó con el campo, marcó preferencias sociales y acentuó más la desigualdad, son otras expresiones ciudadanas que giran en torno a este polígono privado, donde sus residentes circulan en bulevares de concreto hidráulico, tienen parques con cascadas artificiales, cámaras de videogilancia, controles de acceso, seguridad privada y gozan de una mejor dotación de servicios públicos.

Situación distinta a la reflejada en juntas auxiliares y colonias de la cabecera local, donde las familias transitan por calles con baches, sin alumbrado público o sin pavimentar, sufren de agua potable y son vigilados por apenas cien policías.

Y es que recorrer este municipio, situado a menos de 30 minutos de la ciudad capital de Puebla, representa observar los contrastes marcados entre la opulencia y la marginación.

Foto: Iván Venegas

Lomas de Angelópolis, en esta jurisdicción metropolitana, representa un área habitacional con 6 mil 400 inmuebles, pero que en las próximas dos décadas se perfila a convertirse en una ciudad, al pretender alcanzar las 40 mil viviendas, escenario que comenzó ya a formalizarse, porque en julio del año pasado, Grupo Proyecta, -este consorcio responsable de su expansión- adquirió 230 hectáreas más para aterrizar tal objetivo.

En el tema económico promete a las arcas municipales un ingreso por pago de impuesto predial de 43 millones de pesos, de los 45 millones 132 mil proyectados en este año, a través del cobro de 7 mil 183 cuentas registradas en el municipio, de las cuales 6 mil 400 se ubican en este fraccionamiento.

Mientras en el tema de crecimiento poblacional, del año 2010 a la fecha, su construcción provocó un repunte importante, porque de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en ese entonces, esta entidad administrativa contaba con 25 mil 720 habitantes, a diferencia de los más de 35 mil que se asegura hoy radican.

En el tema agrario, este concepto inmobiliario originó la desaparición de 400 hectáreas de cultivo porque cambiaron su vocación para construir los 48 clústers que lo conforman y dar formalidad a este proyecto que abarca territorio de la cabecera local y la comunidad de Santa María Malacatepec.

Y en la parte académica, se señala que Lomas de Angelópolis y su crecimiento ya trajo consecuencias en el tema urbano en la jurisdicción, porque ya sus vialidades son insuficientes para atender la fluidez de pobladores, al contabilizarse solo dos principales (carretera federal a Atlixco y avenida 11 Sur) y además están en riesgo las prestaciones básicas, como es el agua potable, si las autoridades no regulan su expansión.

ELLOS TIENEN PREFERENCIA

A sus 87 años de vida, doña Aurelia Durán, una vecina de la colonia La Purísima, de la cabecera local, señala que quienes viven en Lomas, tienen más preferencia que ellos, y la razón es porque quien tiene más dinero, tiene más poder.

“Aunque sean ricos, ellos llegaron aquí porque compraron las tierras a bajos precios, abusaron”, asentó la habitante.

Sin embargo, se dice impresionada de atestiguar el crecimiento de ese fraccionamiento, que puede ver desde su vivienda, localizada a menos de dos kilómetros.

Foto: Iván Venegas

Con voz pausada, citó “pronto esas casas llegarán a la mía, porque empezaron haciendo una y ahora son miles”, pero antes de que eso suceda espero ver a las autoridades dándonos apoyo a la gente del pueblo, que seguimos caminando por calles abandonadas.

En otro punto de este municipio, donde también se aprecia claramente la diferencia entre Lomas y el resto del territorio, Juana Lilia Valera Cruz, expuso “Lomas no es lo mejor que pudeo pasar a Ocoyucan, no nos ayuda en nada, ni siquiera quieren pagar bien a los que queremos trabajar allá, ya sea en casa o en los jardines”. No obstante, aprovechó para exigir a las autoridades mejores servicios públicos.

Otro poblador que externó su comentario, fue José Alejandro Marín, quien justamente cuidaba su ganado a un costado de un clúster de Lomas y añadió “pues llegó para quedarse esta zona y para crecer, porque la construcción de viviendas sigue, aunque ahora los terrenos ya están siendo vendidos en millones de pesos y no en miles de pesos, como en un principio sucedió, donde una hectárea era pagada en 30 mil pesos”.

El Sol de Puebla al realizar un recorrido por esta jurisdicción, observó que en la zona pudiente de Ocoyucan, pueden diferenciarse viviendas con diseños arquitectónicos bien definidos, verse vehículos de recién modelo circular por sus avenidas internas, personal de vigilancia exigiendo la presentación de una credencial de identificar a visitantes y la presencia de zonas comerciales.

Foto: Iván Venegas

Mientras que, en los polígonos tradicionales, donde se incluye parte de la cabecera local y las juntas auxiliares Santa Martha Hidalgo, San Bernabé Temoxtitla, Santa María Malacatepec, San Francisco Sarabia y San Bernardino Chalchihuapan, es distinto el modo de vida y las necesidades sociales están más presentes, porque pueden fotografiarse viviendas aun con techos de lámina o sin los servicios de agua potable y drenaje.

“LOMAS NOS COMIÓ”

El comisariado ejidal de Santa Clara Ocoyucan, Fidel Ponce, respecto al tema dijo “ya Lomas nos comió, porque las pocas tierras que quedan ya en 10 años ya no serán nuestras, ellos (empresarios) están comprando barato aquí, y pues la realidad es que nosotros les estamos vendiendo la tierra como queremos porque no estamos organizados, ellos ya son propietarios, tienen el poder y pues ya nos chingaron”.

Entrevistado por este medio de comunicación, precisó que la venta de hectáreas ha reducido el padrón de ejidatarios, porque hace una década eran 180 en la cabecera local y ahora son menos de 130.

Sobre el número de hectáreas, ahora en poder de Lomas de Angelópolis, el representante dijo desconocer con exactitud la cantidad, porque comenta que empezaron con 60 en el año 2010, pero de ahí a la fecha han ido acumulando más y más, incluso apenas – sumó- compraron una brecha.

Solo los dueños de ese lugar saben lo que tienen, porque ya tienen el dominio pleno y porque ahora nosotros solo podemos pasar a Lomas y a lo que fueron nuestras tierras, si mostramos la credencial, porque si no, no más no


Se debe comentar que Lomas de Angelópolis, a decir de las diferentes fuentes consultadas, llegó a Ocoyucan en el lustro 2005-2010, cuando representantes de Grupo Proyecta – firma creadora- adquirieron las primeras 60 hectáreas de las 400 que suman actualmente, a precios iniciales de 30 a 60 pesos por metro cuadrado en ese entonces, superficie en la cual comenzó a materializar el proceso de expansión, tras ver mermada la reserva adquirida en el municipio vecino de San Andrés Cholula, donde nace la propuesta inicial.

Actualmente este complejo habitacional tiene marcados 48 clusters en territorio de Ocoyucan, en zonas que antes eran conocidas como los ejidos de La Pesa, Agua de Conejo, Calzulco y Aguayo, donde antes los pobladores cultivaban maíz.

DESARROLLO IMPRESIONANTE

Al emitir su opinión, el presidente municipal electo de Ocoyucan, Rosendo Morales Sánchez, externó “hoy Ocoyucan presenta un crecimiento muy distinto al de hace algunos años, que está presente en la cabecera, sus juntas auxiliares, inspectorías, nuevas colonias y la nueva ciudad de Angelópolis y ahora la población demanda más servicios públicos que deben dotarse”.

Sobre Lomas, señaló que es un desarrollo inmobiliario impresionante, porque se tiene información que, en los próximos 20 años, este conjunto podría albergar no menos de 40 mil viviendas, y por ello debe supervisarse que su desarrollo sea bajo los lineamientos del Plan de Desarrollo del Estado de Puebla y del correspondiente a Ocoyucan para evitar crecimientos desordenados.

DESORDEN EN EL CRECIMIENTO URBANO

Para el urbanista e investigador de la Facultad de Arquitectura de la UPAEP, Octavio Flores Hidalgo, el crecimiento del fraccionamiento de Lomas de Angelópolis en Ocoyucan incrementó la rentabilidad en una zona exclusiva de su territorio, en donde además se ofrecen privilegios espaciales, pero también ha traído consecuencias como tráfico vehicular, falta de accesos y un crecimiento no normado en este municipio, que antes de esta inversión, era considerado como uno de los más pobres y marginados de la zona metropolitana de Puebla.

A eso añadió que su expansión ha cubierto superficies agrarias y ocasionando fragilidad del suelo, pero motivó una transformación urbana donde existen contrastes económicos fuertes, y la cual debe ser normada y guiada por el gobierno del estado y el Ayuntamiento de Ocoyucan, aunque este último muestre un atraso en la materia, porque carece de un Programa de Desarrollo Municipal. Por lo tanto, se pronunció porque las autoridades apuesten a incorporar reglamentación en materia de construcción, porque el crecimiento habitacional en la zona metropolitana avanza de forma desmedida y eso implica también mayores demandas ciudadanas, principalmente en materia de servicios públicos.

Lomas de Angelópolis “nos comió y dividió el territorio” y lo seguirá haciendo, es el comentario que llega a escucharse en repetidas ocasiones cuando pobladores del municipio de Ocoyucan, hablan de la llegada de este exclusivo fraccionamiento de lujo, que desde hace catorce años levanta muros en extintas zonas de cultivo para dividir áreas habitacionales ricas, de las pobres.

Partió el territorio, terminó con el campo, marcó preferencias sociales y acentuó más la desigualdad, son otras expresiones ciudadanas que giran en torno a este polígono privado, donde sus residentes circulan en bulevares de concreto hidráulico, tienen parques con cascadas artificiales, cámaras de videogilancia, controles de acceso, seguridad privada y gozan de una mejor dotación de servicios públicos.

Situación distinta a la reflejada en juntas auxiliares y colonias de la cabecera local, donde las familias transitan por calles con baches, sin alumbrado público o sin pavimentar, sufren de agua potable y son vigilados por apenas cien policías.

Y es que recorrer este municipio, situado a menos de 30 minutos de la ciudad capital de Puebla, representa observar los contrastes marcados entre la opulencia y la marginación.

Foto: Iván Venegas

Lomas de Angelópolis, en esta jurisdicción metropolitana, representa un área habitacional con 6 mil 400 inmuebles, pero que en las próximas dos décadas se perfila a convertirse en una ciudad, al pretender alcanzar las 40 mil viviendas, escenario que comenzó ya a formalizarse, porque en julio del año pasado, Grupo Proyecta, -este consorcio responsable de su expansión- adquirió 230 hectáreas más para aterrizar tal objetivo.

En el tema económico promete a las arcas municipales un ingreso por pago de impuesto predial de 43 millones de pesos, de los 45 millones 132 mil proyectados en este año, a través del cobro de 7 mil 183 cuentas registradas en el municipio, de las cuales 6 mil 400 se ubican en este fraccionamiento.

Mientras en el tema de crecimiento poblacional, del año 2010 a la fecha, su construcción provocó un repunte importante, porque de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en ese entonces, esta entidad administrativa contaba con 25 mil 720 habitantes, a diferencia de los más de 35 mil que se asegura hoy radican.

En el tema agrario, este concepto inmobiliario originó la desaparición de 400 hectáreas de cultivo porque cambiaron su vocación para construir los 48 clústers que lo conforman y dar formalidad a este proyecto que abarca territorio de la cabecera local y la comunidad de Santa María Malacatepec.

Y en la parte académica, se señala que Lomas de Angelópolis y su crecimiento ya trajo consecuencias en el tema urbano en la jurisdicción, porque ya sus vialidades son insuficientes para atender la fluidez de pobladores, al contabilizarse solo dos principales (carretera federal a Atlixco y avenida 11 Sur) y además están en riesgo las prestaciones básicas, como es el agua potable, si las autoridades no regulan su expansión.

ELLOS TIENEN PREFERENCIA

A sus 87 años de vida, doña Aurelia Durán, una vecina de la colonia La Purísima, de la cabecera local, señala que quienes viven en Lomas, tienen más preferencia que ellos, y la razón es porque quien tiene más dinero, tiene más poder.

“Aunque sean ricos, ellos llegaron aquí porque compraron las tierras a bajos precios, abusaron”, asentó la habitante.

Sin embargo, se dice impresionada de atestiguar el crecimiento de ese fraccionamiento, que puede ver desde su vivienda, localizada a menos de dos kilómetros.

Foto: Iván Venegas

Con voz pausada, citó “pronto esas casas llegarán a la mía, porque empezaron haciendo una y ahora son miles”, pero antes de que eso suceda espero ver a las autoridades dándonos apoyo a la gente del pueblo, que seguimos caminando por calles abandonadas.

En otro punto de este municipio, donde también se aprecia claramente la diferencia entre Lomas y el resto del territorio, Juana Lilia Valera Cruz, expuso “Lomas no es lo mejor que pudeo pasar a Ocoyucan, no nos ayuda en nada, ni siquiera quieren pagar bien a los que queremos trabajar allá, ya sea en casa o en los jardines”. No obstante, aprovechó para exigir a las autoridades mejores servicios públicos.

Otro poblador que externó su comentario, fue José Alejandro Marín, quien justamente cuidaba su ganado a un costado de un clúster de Lomas y añadió “pues llegó para quedarse esta zona y para crecer, porque la construcción de viviendas sigue, aunque ahora los terrenos ya están siendo vendidos en millones de pesos y no en miles de pesos, como en un principio sucedió, donde una hectárea era pagada en 30 mil pesos”.

El Sol de Puebla al realizar un recorrido por esta jurisdicción, observó que en la zona pudiente de Ocoyucan, pueden diferenciarse viviendas con diseños arquitectónicos bien definidos, verse vehículos de recién modelo circular por sus avenidas internas, personal de vigilancia exigiendo la presentación de una credencial de identificar a visitantes y la presencia de zonas comerciales.

Foto: Iván Venegas

Mientras que, en los polígonos tradicionales, donde se incluye parte de la cabecera local y las juntas auxiliares Santa Martha Hidalgo, San Bernabé Temoxtitla, Santa María Malacatepec, San Francisco Sarabia y San Bernardino Chalchihuapan, es distinto el modo de vida y las necesidades sociales están más presentes, porque pueden fotografiarse viviendas aun con techos de lámina o sin los servicios de agua potable y drenaje.

“LOMAS NOS COMIÓ”

El comisariado ejidal de Santa Clara Ocoyucan, Fidel Ponce, respecto al tema dijo “ya Lomas nos comió, porque las pocas tierras que quedan ya en 10 años ya no serán nuestras, ellos (empresarios) están comprando barato aquí, y pues la realidad es que nosotros les estamos vendiendo la tierra como queremos porque no estamos organizados, ellos ya son propietarios, tienen el poder y pues ya nos chingaron”.

Entrevistado por este medio de comunicación, precisó que la venta de hectáreas ha reducido el padrón de ejidatarios, porque hace una década eran 180 en la cabecera local y ahora son menos de 130.

Sobre el número de hectáreas, ahora en poder de Lomas de Angelópolis, el representante dijo desconocer con exactitud la cantidad, porque comenta que empezaron con 60 en el año 2010, pero de ahí a la fecha han ido acumulando más y más, incluso apenas – sumó- compraron una brecha.

Solo los dueños de ese lugar saben lo que tienen, porque ya tienen el dominio pleno y porque ahora nosotros solo podemos pasar a Lomas y a lo que fueron nuestras tierras, si mostramos la credencial, porque si no, no más no


Se debe comentar que Lomas de Angelópolis, a decir de las diferentes fuentes consultadas, llegó a Ocoyucan en el lustro 2005-2010, cuando representantes de Grupo Proyecta – firma creadora- adquirieron las primeras 60 hectáreas de las 400 que suman actualmente, a precios iniciales de 30 a 60 pesos por metro cuadrado en ese entonces, superficie en la cual comenzó a materializar el proceso de expansión, tras ver mermada la reserva adquirida en el municipio vecino de San Andrés Cholula, donde nace la propuesta inicial.

Actualmente este complejo habitacional tiene marcados 48 clusters en territorio de Ocoyucan, en zonas que antes eran conocidas como los ejidos de La Pesa, Agua de Conejo, Calzulco y Aguayo, donde antes los pobladores cultivaban maíz.

DESARROLLO IMPRESIONANTE

Al emitir su opinión, el presidente municipal electo de Ocoyucan, Rosendo Morales Sánchez, externó “hoy Ocoyucan presenta un crecimiento muy distinto al de hace algunos años, que está presente en la cabecera, sus juntas auxiliares, inspectorías, nuevas colonias y la nueva ciudad de Angelópolis y ahora la población demanda más servicios públicos que deben dotarse”.

Sobre Lomas, señaló que es un desarrollo inmobiliario impresionante, porque se tiene información que, en los próximos 20 años, este conjunto podría albergar no menos de 40 mil viviendas, y por ello debe supervisarse que su desarrollo sea bajo los lineamientos del Plan de Desarrollo del Estado de Puebla y del correspondiente a Ocoyucan para evitar crecimientos desordenados.

DESORDEN EN EL CRECIMIENTO URBANO

Para el urbanista e investigador de la Facultad de Arquitectura de la UPAEP, Octavio Flores Hidalgo, el crecimiento del fraccionamiento de Lomas de Angelópolis en Ocoyucan incrementó la rentabilidad en una zona exclusiva de su territorio, en donde además se ofrecen privilegios espaciales, pero también ha traído consecuencias como tráfico vehicular, falta de accesos y un crecimiento no normado en este municipio, que antes de esta inversión, era considerado como uno de los más pobres y marginados de la zona metropolitana de Puebla.

A eso añadió que su expansión ha cubierto superficies agrarias y ocasionando fragilidad del suelo, pero motivó una transformación urbana donde existen contrastes económicos fuertes, y la cual debe ser normada y guiada por el gobierno del estado y el Ayuntamiento de Ocoyucan, aunque este último muestre un atraso en la materia, porque carece de un Programa de Desarrollo Municipal. Por lo tanto, se pronunció porque las autoridades apuesten a incorporar reglamentación en materia de construcción, porque el crecimiento habitacional en la zona metropolitana avanza de forma desmedida y eso implica también mayores demandas ciudadanas, principalmente en materia de servicios públicos.

Local

En vilo la descentralización de la SEP, reconoce titular en Puebla

El Secretario de Educación federal visitará la entidad el próximo  11 de diciembre para analizar el tema

Policiaca

[Fotos] Error humano, posible causa de explosión de polvorín en Santa Cruz Alpuyeca

Se reportan graves cuatro de los heridos, además de siete heridos en la explosión que fue visible en Puebla y Amozoc

En el ring

Andy Ruiz se ve superado y Anthony Joshua recupera el campeonato

El boxeador de origen mexicano se vio lento y sin ritmo durante el llamado Combate de las Dunas

Mundo

Tercer día de huelga en Francia paraliza al transporte público

Los usuarios de los transportes públicos seguirán teniendo muchas dificultades para desplazarse

Local

Pide Barbosa ratificar renuncia de Víctor Carrancá como titular de la Fiscalía

Posteriormente el Congreso elegirá a los perfiles que sean propuestos por el ejecutivo

Policiaca

Se registra incendio en IMSS de San Bartolo

Hasta el momento se desconoce el motivo y las personas que pudieron haber provocado este incendio

Mundo

Descartan tsunami en Panamá tras sismo de magnitud 5.3

Protección Civil reiteró sus recomendaciones de reaccionar con calma y poner en práctica las medidas de prevención