/ lunes 10 de mayo de 2021

[Video] Madres en pandemia, así es dar a luz en medio de una emergencia sanitaria mundial

La ilusión de recibir a sus bebés se convirtió en una estresante experiencia a la que además de las emociones normales del embarazo se suma el temor del contagio

Miedo y preocupación fueron los sentimientos a los que se enfrentaron algunas mujeres que se convirtieron en madres en medio de la pandemia. La ilusión de recibir a sus bebés se convirtió en una experiencia estresante, ante el temor de contagiarse durante el embarazo, el parto o posterior a este.

Así lo revelaron algunos testimonios de las nuevas mamás, quienes coincidieron en la importancia de recibir acompañamiento psicológico tras la lluvia de emociones que se atraviesa durante el proceso de maternidad, y que se suman a la preocupación de la contingencia sanitaria.

“CUANDO ME DIJERON QUE ME ALIVIARÍA EN EL HOSPITAL DE LA MARGARITA ME DIO MUCHO MIEDO”

Durante la contingencia sanitaria, el Hospital de La Margarita fue de las unidades Covid que más pacientes recibieron durante los picos más altos que se han registrado hasta el momento. Esta situación preocupó a María de la Paz Arellano, quien estuvo a punto de dar a luz en esta unidad durante el primer acmé de la pandemia.

“En todo momento tuve miedo. A mí me tocaba aliviarme en el IMSS de La Margarita pero yo no quería, porque sabía que ahí estaban recibiendo a muchos pacientes Covid. Me daba mucho miedo que me pudiera contagiar y en consecuencia, contagiar a mi bebé”, compartió con el mismo nerviosísimo que sintió hace algunos meses.

Su bebé nació un 20 de abril, fecha en la que la entidad ya registraba un acumulado de mil 652 contagios y 328 defunciones, y aunque las cifras aún eran bajas, la incertidumbre provocada por el virus generó gran tensión en ella. A pesar de la preocupación, Paz logró aliviarse en un hospital privado mediante el programa de colaboración que en aquel momento lanzó la federación. Tras ser dada de alta las medidas de sanidad continuaron y los cuidados con el nuevo integrante de la familia se extremaron.

“Estuve totalmente encerrada. Los únicos que salían a hacer los mandados eran mi esposo y mi cuñada. La limpieza en el hogar fue muy extrema porque como todos trabajan, necesariamente tenían que salir, pero eran muy cuidadosos: antes de entrar a la casa se aplicaban gel y sanitizante para tener mayor confianza de acercarse al bebé”, refirió.

Aunque los cuidados fueron por el bien de toda la familia, lamenta que a la fecha haya amigos y familiares que aún no conozcan a Fernando, su pequeño hijo, sin embargo, asume esta situación con la mejor actitud, porque sabe que fue lo mejor para ella, él bebé y su familia.

“ME DIO DEPRESIÓN, ME LA PASABA LLORANDO”

Las emociones durante y posterior al embarazo son muy intensas para quienes atraviesan este proceso, sin embargo, para Tania Mijeiri de 28 años de edad, este tercer alumbramiento fue diferente, pues debido a la preocupación causada por la pandemia cayó en depresión.

“Mi bebé nació el 12 de enero. El embarazo fue demasiado complicado porque incluso me dio depresión y estuve hospitalizada durante 10 días por las misma situación”, recuerda.

Detalla que durante varios meses se la pasó llorando –aparentemente- sin razón alguna, pero reconoce que el confinamiento y la información que escuchaba de la pandemia le afectaron emocionalmente. Estar resguardada durante más de nueve meses fue muy difícil para ella, pero reconoce que gracias a esto su familia no se ha contagiado del virus.

“Antes de que naciera Atenea tenía planes de hacer mi baby shower, pero al final lo tuve que cancelar. Cuando nació mi hija tampoco pude recibir visitas, por lo mismo, porque eso significaba exponernos. De hecho, la pediatra me advirtió que siguiera con las medidas sanitarias y cuando salí del hospital lo que hice fue regresar al encierro. A mí me daba mucha pena con las vecinas que venías a ver a la bebé, pero yo no podía recibirlas porque primero estaba la salud de mis hijos”, destacó.

“SOLAMENTE LA CONOCEN POR FOTOS”

A diferencia de aquellos días en los que se podía salir al parque a pasear con el bebé y presentarlo con los amigos, ahora es algo imposible de hacerlo, así lo asegura Ivonne Sarti quien el 8 de mayo del año pasado tuvo a su pequeña hija a quien solamente la conocen por fotos.

“La bebé no ha salido más que para ir al pediatra. De hecho cuando nació no hubo visitas en la casa, por lo mismo, de que estaba muy pequeña. Mis amistades fueron muy conscientes de esto, incluso me decían que no nos visitarían para no arriesgarnos”, comenta.

Agrega que las reuniones virtuales han sido el medio por el cual los familiares han conocido a la pequeña Megan, mientras que otros tantos, han seguido su crecimiento mediante fotografías que los felices padres comparten mediante redes sociales.

Aunque en su familia ya están acostumbrados a las medidas sanitarias, Ivonne reconoce que siguen siendo muy estrictos con los cuidados para evitar algún contagio entre la familia y por ende con la bebé.

Reconoce que si bien, tener un nuevo integrante en la familia es una gran felicidad, también hubo momentos de mucha tristeza y estrés, pero contar con el apoyo de la pareja y la familia es algo que consideró fundamental.

“A veces uno está muy sensible por la situación e incluso pueden llegar a pensar que exageramos, pero contar con el apoyo de la familia y tener acompañamiento psicológico es muy necesario en este procesos que vivimos la mamás”, aseguró.

“SOLO LA FAMILIA CERCANA PODRÁ CONOCER AL BEBÉ”

Erika Romero está cuatro meses de dar a luz, sin embargo, coincide con el resto de las mamás al asegurar que el riesgo es alto, motivo por el cual no podrá permitir visitas durante el nacimiento de su bebé, a pesar de que es una felicidad que desearía compartir con todos los que la quieren.

“Esta situación es como una expectativa-realidad, es decir, aquello en lo que habíamos soñamos y que al final no será como quisiéramos pero, en estas circunstancias, hay que tomar en cuenta el riesgo-beneficio y estamos conscientes de que lo mejor es cuidarnos”.

Foto: Cortesía Erik Romero

Comentó que para no exponer al bebé, decidió regresarse a Puebla para estar en resguardo, debido a que su pareja trabaja en un hospital de Córdoba, lo que representa un riesgo para ambos.

“Mi esposo allá tiene su trabajo y aunque viene los fines de semana, dijimos que era lo mejor para no exponernos, aunque por el lado romántico, es un poco triste porque para nosotros sería mejor compartir la evolución de nuestro bebé a diario”, compartió con melancolía.

A pesar de ello, es consciente de que por ahora se debe priorizar la salud del bebé, y si bien, la pandemia vino a cambiar el panorama de cómo vivir la maternidad, agradece vivir esta etapa especial de su vida ante los matices que este virus trajo a su paso.

Por último, las nuevas mamás coincidieron en la importancia de mantener las medidas sanitarias en todas las etapas del embarazo y recomendaron que aquellas mujeres que estén pasando por cuadros de tristeza o depresión, deben comentárselo a su médico y no minimizar los cambios de ánimo para recibir la atención correspondiente a fin de mantener una salud mental en esta etapa de su vida.

Miedo y preocupación fueron los sentimientos a los que se enfrentaron algunas mujeres que se convirtieron en madres en medio de la pandemia. La ilusión de recibir a sus bebés se convirtió en una experiencia estresante, ante el temor de contagiarse durante el embarazo, el parto o posterior a este.

Así lo revelaron algunos testimonios de las nuevas mamás, quienes coincidieron en la importancia de recibir acompañamiento psicológico tras la lluvia de emociones que se atraviesa durante el proceso de maternidad, y que se suman a la preocupación de la contingencia sanitaria.

“CUANDO ME DIJERON QUE ME ALIVIARÍA EN EL HOSPITAL DE LA MARGARITA ME DIO MUCHO MIEDO”

Durante la contingencia sanitaria, el Hospital de La Margarita fue de las unidades Covid que más pacientes recibieron durante los picos más altos que se han registrado hasta el momento. Esta situación preocupó a María de la Paz Arellano, quien estuvo a punto de dar a luz en esta unidad durante el primer acmé de la pandemia.

“En todo momento tuve miedo. A mí me tocaba aliviarme en el IMSS de La Margarita pero yo no quería, porque sabía que ahí estaban recibiendo a muchos pacientes Covid. Me daba mucho miedo que me pudiera contagiar y en consecuencia, contagiar a mi bebé”, compartió con el mismo nerviosísimo que sintió hace algunos meses.

Su bebé nació un 20 de abril, fecha en la que la entidad ya registraba un acumulado de mil 652 contagios y 328 defunciones, y aunque las cifras aún eran bajas, la incertidumbre provocada por el virus generó gran tensión en ella. A pesar de la preocupación, Paz logró aliviarse en un hospital privado mediante el programa de colaboración que en aquel momento lanzó la federación. Tras ser dada de alta las medidas de sanidad continuaron y los cuidados con el nuevo integrante de la familia se extremaron.

“Estuve totalmente encerrada. Los únicos que salían a hacer los mandados eran mi esposo y mi cuñada. La limpieza en el hogar fue muy extrema porque como todos trabajan, necesariamente tenían que salir, pero eran muy cuidadosos: antes de entrar a la casa se aplicaban gel y sanitizante para tener mayor confianza de acercarse al bebé”, refirió.

Aunque los cuidados fueron por el bien de toda la familia, lamenta que a la fecha haya amigos y familiares que aún no conozcan a Fernando, su pequeño hijo, sin embargo, asume esta situación con la mejor actitud, porque sabe que fue lo mejor para ella, él bebé y su familia.

“ME DIO DEPRESIÓN, ME LA PASABA LLORANDO”

Las emociones durante y posterior al embarazo son muy intensas para quienes atraviesan este proceso, sin embargo, para Tania Mijeiri de 28 años de edad, este tercer alumbramiento fue diferente, pues debido a la preocupación causada por la pandemia cayó en depresión.

“Mi bebé nació el 12 de enero. El embarazo fue demasiado complicado porque incluso me dio depresión y estuve hospitalizada durante 10 días por las misma situación”, recuerda.

Detalla que durante varios meses se la pasó llorando –aparentemente- sin razón alguna, pero reconoce que el confinamiento y la información que escuchaba de la pandemia le afectaron emocionalmente. Estar resguardada durante más de nueve meses fue muy difícil para ella, pero reconoce que gracias a esto su familia no se ha contagiado del virus.

“Antes de que naciera Atenea tenía planes de hacer mi baby shower, pero al final lo tuve que cancelar. Cuando nació mi hija tampoco pude recibir visitas, por lo mismo, porque eso significaba exponernos. De hecho, la pediatra me advirtió que siguiera con las medidas sanitarias y cuando salí del hospital lo que hice fue regresar al encierro. A mí me daba mucha pena con las vecinas que venías a ver a la bebé, pero yo no podía recibirlas porque primero estaba la salud de mis hijos”, destacó.

“SOLAMENTE LA CONOCEN POR FOTOS”

A diferencia de aquellos días en los que se podía salir al parque a pasear con el bebé y presentarlo con los amigos, ahora es algo imposible de hacerlo, así lo asegura Ivonne Sarti quien el 8 de mayo del año pasado tuvo a su pequeña hija a quien solamente la conocen por fotos.

“La bebé no ha salido más que para ir al pediatra. De hecho cuando nació no hubo visitas en la casa, por lo mismo, de que estaba muy pequeña. Mis amistades fueron muy conscientes de esto, incluso me decían que no nos visitarían para no arriesgarnos”, comenta.

Agrega que las reuniones virtuales han sido el medio por el cual los familiares han conocido a la pequeña Megan, mientras que otros tantos, han seguido su crecimiento mediante fotografías que los felices padres comparten mediante redes sociales.

Aunque en su familia ya están acostumbrados a las medidas sanitarias, Ivonne reconoce que siguen siendo muy estrictos con los cuidados para evitar algún contagio entre la familia y por ende con la bebé.

Reconoce que si bien, tener un nuevo integrante en la familia es una gran felicidad, también hubo momentos de mucha tristeza y estrés, pero contar con el apoyo de la pareja y la familia es algo que consideró fundamental.

“A veces uno está muy sensible por la situación e incluso pueden llegar a pensar que exageramos, pero contar con el apoyo de la familia y tener acompañamiento psicológico es muy necesario en este procesos que vivimos la mamás”, aseguró.

“SOLO LA FAMILIA CERCANA PODRÁ CONOCER AL BEBÉ”

Erika Romero está cuatro meses de dar a luz, sin embargo, coincide con el resto de las mamás al asegurar que el riesgo es alto, motivo por el cual no podrá permitir visitas durante el nacimiento de su bebé, a pesar de que es una felicidad que desearía compartir con todos los que la quieren.

“Esta situación es como una expectativa-realidad, es decir, aquello en lo que habíamos soñamos y que al final no será como quisiéramos pero, en estas circunstancias, hay que tomar en cuenta el riesgo-beneficio y estamos conscientes de que lo mejor es cuidarnos”.

Foto: Cortesía Erik Romero

Comentó que para no exponer al bebé, decidió regresarse a Puebla para estar en resguardo, debido a que su pareja trabaja en un hospital de Córdoba, lo que representa un riesgo para ambos.

“Mi esposo allá tiene su trabajo y aunque viene los fines de semana, dijimos que era lo mejor para no exponernos, aunque por el lado romántico, es un poco triste porque para nosotros sería mejor compartir la evolución de nuestro bebé a diario”, compartió con melancolía.

A pesar de ello, es consciente de que por ahora se debe priorizar la salud del bebé, y si bien, la pandemia vino a cambiar el panorama de cómo vivir la maternidad, agradece vivir esta etapa especial de su vida ante los matices que este virus trajo a su paso.

Por último, las nuevas mamás coincidieron en la importancia de mantener las medidas sanitarias en todas las etapas del embarazo y recomendaron que aquellas mujeres que estén pasando por cuadros de tristeza o depresión, deben comentárselo a su médico y no minimizar los cambios de ánimo para recibir la atención correspondiente a fin de mantener una salud mental en esta etapa de su vida.

Local

San Andrés Cholula tendrá cuatro subcomisarias para combatir la inseguridad

No dio a conocer cuánto presupuesto le dejó la administración pasada, pero mencionó que no era motivo para no trabajar

Finanzas

Desabasto de insumos en el sector automotriz durará hasta el segundo semestre del 2022

Esto debido a que las cadenas de suministros siguen teniendo dificultades para el envío

Policiaca

Detienen tres personas mientras asaltaban a un chófer del transporte público

Fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes

Policiaca

Detenidos del cateo en Quecholac fueron enviados a Tehuacán

Su detención fue calificada como legal, estarán bajo investigación.

Local

San Andrés Cholula tendrá cuatro subcomisarias para combatir la inseguridad

No dio a conocer cuánto presupuesto le dejó la administración pasada, pero mencionó que no era motivo para no trabajar

Finanzas

Volkswagen se coloca como el segundo grupo con mayor volumen de ventas

Volkswagen se ha podido mantener estable pese a la pandemia

Política

PRI condena intromisión del poder político en la UNAM

“No puede haber influencia del poder político sobre la cátedra”, enfatizaron diputados del Partido Revolucionario Institucional